/ martes 27 de julio de 2021

Conoce el Ventilador Pulmonar Covid diseñado por un poblano y galardonado dos veces

Este producto médico fue manufacturado por manos mexicanas en un período récord, ante la emergencia sanitaria por el coronavirus

"Durante los meses más duros de la pandemia por el coronavirus, los ventiladores que impulsan el oxígeno a los pulmones de los pacientes críticos, se convirtieron en una esperanza de vida para muchas personas; su desabasto orilló a que surgieran innovaciones médicas en las que, todos los involucrados, tuvieron que trabajar a contra reloj.

Rigoberto Cordero César, diseñador industrial egresado de la Universidad Iberoamericana, diseñó un ventilador pulmonar para terapia intensiva 100% mexicano, cuyo mérito es que fue un proyecto elaborado en tan solo 6 meses a partir de que se declaró la pandemia en nuestro país, a finales de marzo de 2020, y además, ha sido galardonado con dos importantes premios.

El diseño de este ventilador pulmonar de terapia intensiva categoría mundial, fue galardonado con el "Premio Nacional del Diseño: Diseña México 2020", en la categoría médica, y recientemente obtuvo Mención de Plata (segundo lugar) en el "Premio a! Diseño 2020", categoría Covid, de la revista homónima.

Foto: Coredesign

Cordero César cuenta con más de 20 años de práctica profesional en los que se ha centrado en el diseño de productos que hacen la diferencia, junto con su equipo de trabajo del despacho Coredesign, del cual es titular. Ha trabajado para empresas, universidades y centros de investigación tanto en México como en Estados Unidos, entre ellas el Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica (IDIT) de Puebla y el Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica (INAOE). Además de su estudio de diseño de productos Coredesing (www.coredesign.us) con oficinas en México y Dallas, Texas, es propietario de la empresa manufacturera Holistic Manufacturing (www.holistic.com.mx).

CÓMO SURGE EL PROYECTO

"Tengo 10 años trabajando con una empresa poblana que produce y manufactura equipo médico. Desde finales de 2019 tenían la intención de hacer un ventilador de transporte, para subirlo a una ambulancia o a un helicóptero, pero el proyecto estaba parado. A principios del 2020 vieron una oportunidad comercial por la falta de ventiladores pulmonares y decidieron desarrollar de manera rápida un ventilador de terapia intensiva que se pudiera fabricar en México", explica.

Refiere que el proyecto se dividió en dos partes: el diseño completo del concepto del sistema del ventilador, lo que incluye toda la interface, la carcasa, los elementos de seguridad, etcétera; y el diseño de los mecanismos interiores, el desarrollo de la parte electrónica y la interface gráfica de lo cual se encargó la empresa que lo produce.

Foto: Coredesign

"Nosotros empezamos desde cero, desde conceptualizar el tamaño que acordamos que tendría, una caja de 30 x 30 x 30 centímetros, y ahí empezamos a generar conceptos de diseño, el tema es que además de fabricarlo en México teníamos que hacer piezas de manufactura lo más simples posibles para que se tuviera el aparato listo en agosto de 2020", expone.

"Un diseño de estos se hace en un año y medio o dos con todo lo que conlleva, pero había que desarrollarlo en 3 o 4 meses, así que los primeros conceptos de diseño fueron bocetos hechos a mano que le mande al cliente por whatsapp y de los 6 que le mande eligió la línea que quería seguir. En condiciones normales defines bien el concepto y haces una presentación decente para llevársela al cliente", añade

EL DISEÑO DEL PROYECTO

Dice que del diseño del concepto pasaron al diseño por computadora por medio de renders para ver alternativas y que el cliente definiera, y después se hizo la ingeniería del producto, es decir, despiezarlo, como ellos le llaman, para saber cuántas piezas tiene, como van ensambladas o colocadas y de qué materiales.

Foto: Coredesign

El render es una imagen generada en computadora para presentar el diseño, hay varias calidades desde foto realista, es decir, como si fuera una foto del producto, o los más sencillos que no se ven tan reales pero puedes visualizar el producto en colores planos, y lo que lleva adentro y afuera.

"Hacer la ingeniería es toda una chamba porque primero tienes que hacer en computadora todo el diseño de las piezas del sistema y ahí depende tu habilidad, que tan bueno seas para poder despiezar un producto. Así desarrollamos una primera propuesta", señala.

LOS PROTOTIPOS

Para hacer los prototipos se apoyaron en una empresa de Puebla que tiene proceso de corte con láser y doblados de lámina metálica. Todas las piezas de plástico las diseñaron e imprimieron en impresoras 3D que tienen en el despacho y en conjunto con todas las piezas metálicas que les iba entregando el proveedor, ensamblaron varios prototipos.

Foto: Coredesign

"El primer prototipo fue prácticamente una maqueta recortada con estireno y acrílico, un modelo muy rápido para que ellos vieran el volumen (volumétrico). La segunda ya le metimos un poquito de impresión 3D y otras piezas de acrílico. Y de ahí nos seguimos haciendo prototipos y refinándolos. Hicimos 12 cuando lo normal son 3 o 4. Estas maquetas y modelos son para que el cliente vaya viendo si sus componentes interiores caben, ellos le van metiendo la parte electrónica para irlos haciendo funcionales", detalla.

Enfatiza que para poder sacar a tiempo el proyecto además de hacerlo con excelencia tuvieron que trabajar codo con codo, porque mientras trabajaban en el diseño, el productor desarrollaba la electrónica. El ventilador lleva 7 computadoras, el software que controla todo lo de adentro, había que monitorear la entrada y salida de oxígeno, que prendiera, que apagara, por lo que hicieron varios prototipos de tarjetas electrónicas, de controles, configuraciones, etcétera.

Relata que otro tema fue, por ejemplo, colocar la pantalla LCD que lleva el ventilador, porque hay que pensar que debe ser fácil manipularlo para arreglarlo o reemplazarlo, y tuvieron que modificar piezas para que se pudiera quitar o sustituir fácilmente y esto mismo, lo tuvieron que hacer con cada parte, unión y pieza del aparato.

Foto: Coredesign

EL PRODUCTO FINAL

"Nosotros manejamos el concepto de diseño para manufactura y ensamble, es decir, desde el momento que estás haciendo el diseño, piensas en el proceso y en los problemas que pudiera haber, de tal manera que desde el inicio empiezas a corregir detalles o los haces más simple para que cada pieza se pueda producir y a la hora de la manufactura cada una se pueda colocar, pegar, ensamblar, etcétera y que el resultado sea igual al render que presentaste", explica.

"Cuando el diseño estuvo listo hicimos los planos a detalle de todas las piezas que lleva el producto para que cada uno de los fabricantes los tuviera e hiciera su parte y así el producto final se elaborara sin problemas; todas las piezas que hicimos ya iban alineadas para que se pudieran fabricar y se pudieran ensamblar fácilmente. Durante todo el proceso nos aseguramos de minimizar riesgos, por eso al proveedor se le mandó un plano con medidas, una pieza física y un producto ya fabricado (que funcionaba), para que él lo reprodujera. Se hizo un primer lote de 2 mil ventiladores, de los cuales se vendió una parte al sector público", concluye.

· VENTILAMEX es un ventilador pulmonar para terapia intensiva categoría mundial de IDEM Medical, una empresa mexicana que distribuye dispositivos médicos de las áreas de cuidados críticos especializada en productos para asistencia respiratoria. Ventilamex es capaz de soportar pacientes pediátricos y adultos.

"Durante los meses más duros de la pandemia por el coronavirus, los ventiladores que impulsan el oxígeno a los pulmones de los pacientes críticos, se convirtieron en una esperanza de vida para muchas personas; su desabasto orilló a que surgieran innovaciones médicas en las que, todos los involucrados, tuvieron que trabajar a contra reloj.

Rigoberto Cordero César, diseñador industrial egresado de la Universidad Iberoamericana, diseñó un ventilador pulmonar para terapia intensiva 100% mexicano, cuyo mérito es que fue un proyecto elaborado en tan solo 6 meses a partir de que se declaró la pandemia en nuestro país, a finales de marzo de 2020, y además, ha sido galardonado con dos importantes premios.

El diseño de este ventilador pulmonar de terapia intensiva categoría mundial, fue galardonado con el "Premio Nacional del Diseño: Diseña México 2020", en la categoría médica, y recientemente obtuvo Mención de Plata (segundo lugar) en el "Premio a! Diseño 2020", categoría Covid, de la revista homónima.

Foto: Coredesign

Cordero César cuenta con más de 20 años de práctica profesional en los que se ha centrado en el diseño de productos que hacen la diferencia, junto con su equipo de trabajo del despacho Coredesign, del cual es titular. Ha trabajado para empresas, universidades y centros de investigación tanto en México como en Estados Unidos, entre ellas el Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica (IDIT) de Puebla y el Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica (INAOE). Además de su estudio de diseño de productos Coredesing (www.coredesign.us) con oficinas en México y Dallas, Texas, es propietario de la empresa manufacturera Holistic Manufacturing (www.holistic.com.mx).

CÓMO SURGE EL PROYECTO

"Tengo 10 años trabajando con una empresa poblana que produce y manufactura equipo médico. Desde finales de 2019 tenían la intención de hacer un ventilador de transporte, para subirlo a una ambulancia o a un helicóptero, pero el proyecto estaba parado. A principios del 2020 vieron una oportunidad comercial por la falta de ventiladores pulmonares y decidieron desarrollar de manera rápida un ventilador de terapia intensiva que se pudiera fabricar en México", explica.

Refiere que el proyecto se dividió en dos partes: el diseño completo del concepto del sistema del ventilador, lo que incluye toda la interface, la carcasa, los elementos de seguridad, etcétera; y el diseño de los mecanismos interiores, el desarrollo de la parte electrónica y la interface gráfica de lo cual se encargó la empresa que lo produce.

Foto: Coredesign

"Nosotros empezamos desde cero, desde conceptualizar el tamaño que acordamos que tendría, una caja de 30 x 30 x 30 centímetros, y ahí empezamos a generar conceptos de diseño, el tema es que además de fabricarlo en México teníamos que hacer piezas de manufactura lo más simples posibles para que se tuviera el aparato listo en agosto de 2020", expone.

"Un diseño de estos se hace en un año y medio o dos con todo lo que conlleva, pero había que desarrollarlo en 3 o 4 meses, así que los primeros conceptos de diseño fueron bocetos hechos a mano que le mande al cliente por whatsapp y de los 6 que le mande eligió la línea que quería seguir. En condiciones normales defines bien el concepto y haces una presentación decente para llevársela al cliente", añade

EL DISEÑO DEL PROYECTO

Dice que del diseño del concepto pasaron al diseño por computadora por medio de renders para ver alternativas y que el cliente definiera, y después se hizo la ingeniería del producto, es decir, despiezarlo, como ellos le llaman, para saber cuántas piezas tiene, como van ensambladas o colocadas y de qué materiales.

Foto: Coredesign

El render es una imagen generada en computadora para presentar el diseño, hay varias calidades desde foto realista, es decir, como si fuera una foto del producto, o los más sencillos que no se ven tan reales pero puedes visualizar el producto en colores planos, y lo que lleva adentro y afuera.

"Hacer la ingeniería es toda una chamba porque primero tienes que hacer en computadora todo el diseño de las piezas del sistema y ahí depende tu habilidad, que tan bueno seas para poder despiezar un producto. Así desarrollamos una primera propuesta", señala.

LOS PROTOTIPOS

Para hacer los prototipos se apoyaron en una empresa de Puebla que tiene proceso de corte con láser y doblados de lámina metálica. Todas las piezas de plástico las diseñaron e imprimieron en impresoras 3D que tienen en el despacho y en conjunto con todas las piezas metálicas que les iba entregando el proveedor, ensamblaron varios prototipos.

Foto: Coredesign

"El primer prototipo fue prácticamente una maqueta recortada con estireno y acrílico, un modelo muy rápido para que ellos vieran el volumen (volumétrico). La segunda ya le metimos un poquito de impresión 3D y otras piezas de acrílico. Y de ahí nos seguimos haciendo prototipos y refinándolos. Hicimos 12 cuando lo normal son 3 o 4. Estas maquetas y modelos son para que el cliente vaya viendo si sus componentes interiores caben, ellos le van metiendo la parte electrónica para irlos haciendo funcionales", detalla.

Enfatiza que para poder sacar a tiempo el proyecto además de hacerlo con excelencia tuvieron que trabajar codo con codo, porque mientras trabajaban en el diseño, el productor desarrollaba la electrónica. El ventilador lleva 7 computadoras, el software que controla todo lo de adentro, había que monitorear la entrada y salida de oxígeno, que prendiera, que apagara, por lo que hicieron varios prototipos de tarjetas electrónicas, de controles, configuraciones, etcétera.

Relata que otro tema fue, por ejemplo, colocar la pantalla LCD que lleva el ventilador, porque hay que pensar que debe ser fácil manipularlo para arreglarlo o reemplazarlo, y tuvieron que modificar piezas para que se pudiera quitar o sustituir fácilmente y esto mismo, lo tuvieron que hacer con cada parte, unión y pieza del aparato.

Foto: Coredesign

EL PRODUCTO FINAL

"Nosotros manejamos el concepto de diseño para manufactura y ensamble, es decir, desde el momento que estás haciendo el diseño, piensas en el proceso y en los problemas que pudiera haber, de tal manera que desde el inicio empiezas a corregir detalles o los haces más simple para que cada pieza se pueda producir y a la hora de la manufactura cada una se pueda colocar, pegar, ensamblar, etcétera y que el resultado sea igual al render que presentaste", explica.

"Cuando el diseño estuvo listo hicimos los planos a detalle de todas las piezas que lleva el producto para que cada uno de los fabricantes los tuviera e hiciera su parte y así el producto final se elaborara sin problemas; todas las piezas que hicimos ya iban alineadas para que se pudieran fabricar y se pudieran ensamblar fácilmente. Durante todo el proceso nos aseguramos de minimizar riesgos, por eso al proveedor se le mandó un plano con medidas, una pieza física y un producto ya fabricado (que funcionaba), para que él lo reprodujera. Se hizo un primer lote de 2 mil ventiladores, de los cuales se vendió una parte al sector público", concluye.

· VENTILAMEX es un ventilador pulmonar para terapia intensiva categoría mundial de IDEM Medical, una empresa mexicana que distribuye dispositivos médicos de las áreas de cuidados críticos especializada en productos para asistencia respiratoria. Ventilamex es capaz de soportar pacientes pediátricos y adultos.

Local

Grupos feministas protestan a favor del aborto en Puebla

El gobierno de Puebla desplegó a 20 mujeres policías estatales que resguardaron el recinto para evitar intervenciones en el espacio público.

Policiaca

Obtiene suspensión provisional policía que atropello a repartidor

El juez de la causa otorgó la suspensión provisional del proceso por un término de 30 días

Salud

Con servicio privado de ambulancia buscan colaborar en la pandemia

La inversión no es sencilla al tener que invertir una fuerte cantidad de dinero para tener una ambulancia en óptimas condiciones

OMG!

El juego del calamar, ¿la serie basada en una historia real?

La historia fue escrita en 2008, pero su autor encontró el éxito hasta que Netflix volteó a verlo en 2018

Estado

En 2020, hubo siete niñas embarazadas de entre 10 y 12 años en Tehuacán

En esta ciudad de Puebla se contabilizaron un total de 658 embarazos adolescentes el año pasado

Policiaca

Se quedará en prisión Leoncio N, ex edil de San Andrés Cholula

El vienes pasado había sido puesto en libertad, para inmediatamente ser aprehendido

Local

Emite volcán Popocatépetl 221 exhalaciones en las ultimas 24 horas

A lo largo de los últimos días, el cráter se ha mantenido activo

Estado

Inaugura Angélica Alvarado el Corredor Gastronómico y Cultural de Huejotzingo

Productores de la región estarán ofertando artesanías, productos locales como las berries, sidras, lácteos y gastronomía local