/ miércoles 9 de septiembre de 2020

¡Cuidado! Estos son los errores comunes al educar a los hijos

Guiarlos con amor y, sobre todo, a través de una conducta positiva es un estilo de crianza basada en el respeto, que generará buenos resultados

“Educar a los hijos es una verdadera maestría y los padres de familia tienen muy poca o ninguna idea al respecto, porque generalmente se educa bajo los lineamientos de la herencia familiar y sobre la marcha”, expone Jaqueline Machado Garduño, profesional de la salud mental.

Refiere que no permitir que el niño se exprese, no escucharlo por falta de tiempo o por ejercer una autoridad mal entendida, no fortalecer sus cualidades, no respetar su individualidad y sobreprotegerlo son algunos errores comunes al educar a los hijos.

La especialista dice que los hijos requieren de una estructura que permita rigidez, sin fracturar su personalidad y una flexibilidad que no sobrepase la ligereza, es decir, sin llegar al grado de permitirles hacer lo que se les dé la gana.

Foto: pikist.com

APRENDE RECORRIENDO EL CAMINO

Algunos padres consideran que golpear a los hijos de vez en cuando es imprescindible para corregirlos, pero esto resulta contraproducente; lo mismo gritarles para dar órdenes o llamarles la atención. Asegura que con estas acciones los niños reciben el mensaje como algo malo y se activa una reacción estresante, instintiva en el ser humano y, en lugar de educarlo, lo enseñan a asustarse sin entender.

Habla con ellos tranquilamente, pregunta qué es lo que pasa, por qué hizo lo que te molestó. Después, con serenidad y paciencia, escúchalo. Para tu hijo tendrá un valor incalculable que lo escuches atentamente, que te preocupes y te emocione; siempre que te cuente algo o te dé su opinión, agradécele su confianza.

Otra variable en la educación de los hijos es pasar poco tiempo con ellos o estar en cuerpo, pero con la mente ausente, asegura. Pasar tiempo de calidad con los hijos es fundamental para su desarrollo tanto físico e intelectual, como afectivo y emocional. Recuerda que el tiempo pasa, los hijos crecen y esos minutos desperdiciados nunca regresan.

En la crianza de los hijos los padres pueden vivir miedo, enojo, tristeza o alegría. La clave, dice, es que aprendas a relacionarte con tus emociones para no perjudicar a tus hijos, ya que, en estados de frustración, los papás trasmiten una carga emocional que no les corresponde y afecta su desarrollo.

En los casos de divorcio o separación, los padres deben evitar colocar a los niños en el centro del conflicto, deben procurar que esta decisión, tomada en pareja, no les afecte a los hijos. Un niño necesita la atención de los padres durante su crecimiento, por eso, ambos deben siempre mantenerse cerca y atentos a su desarrollo.

Es muy común el comportamiento de padres sobreprotectores en aquellos que solo están dedicados a la crianza de los hijos o trabajan fuera de casa y delegan su cuidado a otras personas. Esto provoca una gran afectación en los niños, que limita su desarrollo emocional y sexual; asegura que, en muchos casos, desarrollan codependencia y relaciones tóxicas con uno o ambos padres y este error se entrelaza con la falta de respeto a la individualidad del hijo.

Este comportamiento sobreprotector proviene en algunos casos del sentimiento de culpa que se genera en los papás por no estar físicamente todo el tiempo con sus hijos o por el temor a que les ocurra algo sin su supervisión. La psicóloga enfatiza que esto hace que los padres permitan a los niños ser groseros o les compensen dándoles todo para comprar su cariño, pero esto provoca que siempre quieran más y, en el peor de los casos, se hacen susceptibles a caer en adicciones.

Por otro lado, la crianza de los hijos puede ser más complicada cuando te preocupa no tener suficiente dinero para cuidar a tu familia. Pero esto merma tu salud y te crea estados emocionales negativos. Tu deber es protegerlos del contexto sin ocultarles la realidad, explícales la situación sin causarles frustración, para no generarles incapacidad de resiliencia.

“Los hijos necesitan ser resilientes para levantarse frente a los obstáculos y sacar lo mejor de sí mismos ante situaciones de vida adversas (eventos traumáticos como abandonos, accidentes, enfermedades)”, advierte.

Los problemas de los papás no son problemas de los hijos. Usarlos como escudo para agredir a la pareja, por celos, competencia o conflictos de otra índole solo afecta la estabilidad emocional del niño.

Foto: Racool_studio | Freepik.com

CAMBIA DESDE TU INTERIOR

La educación verdadera y profunda de los hijos es un gran desafío cargado de olas emocionales que conducen a una crisis que, sí sabes sobrellevar, te permitirá resolver los bloqueos que no te dejan ver la situación que estás provocando. Entonces podrás pasar a la acción para solucionarlo, lo que requiere un gran compromiso.

“Educar a los hijos no está exento de cometer errores, pero ser consciente de ello te llevará a afrontar tus propios miedos y conflictos, para así abrazar lo que te asusta, pero a la vez te libera. Comprométete contigo mismo, si cambias desde tu interior realmente podrás educar a tus hijos para que ellos encuentren su propio sendero”, concluye.

  • Si se requiere, tu responsabilidad es pedir ayuda profesional para estar acompañado durante tu labor de crianza y así poder dar la mejor versión de ti a tus hijos

“Educar a los hijos es una verdadera maestría y los padres de familia tienen muy poca o ninguna idea al respecto, porque generalmente se educa bajo los lineamientos de la herencia familiar y sobre la marcha”, expone Jaqueline Machado Garduño, profesional de la salud mental.

Refiere que no permitir que el niño se exprese, no escucharlo por falta de tiempo o por ejercer una autoridad mal entendida, no fortalecer sus cualidades, no respetar su individualidad y sobreprotegerlo son algunos errores comunes al educar a los hijos.

La especialista dice que los hijos requieren de una estructura que permita rigidez, sin fracturar su personalidad y una flexibilidad que no sobrepase la ligereza, es decir, sin llegar al grado de permitirles hacer lo que se les dé la gana.

Foto: pikist.com

APRENDE RECORRIENDO EL CAMINO

Algunos padres consideran que golpear a los hijos de vez en cuando es imprescindible para corregirlos, pero esto resulta contraproducente; lo mismo gritarles para dar órdenes o llamarles la atención. Asegura que con estas acciones los niños reciben el mensaje como algo malo y se activa una reacción estresante, instintiva en el ser humano y, en lugar de educarlo, lo enseñan a asustarse sin entender.

Habla con ellos tranquilamente, pregunta qué es lo que pasa, por qué hizo lo que te molestó. Después, con serenidad y paciencia, escúchalo. Para tu hijo tendrá un valor incalculable que lo escuches atentamente, que te preocupes y te emocione; siempre que te cuente algo o te dé su opinión, agradécele su confianza.

Otra variable en la educación de los hijos es pasar poco tiempo con ellos o estar en cuerpo, pero con la mente ausente, asegura. Pasar tiempo de calidad con los hijos es fundamental para su desarrollo tanto físico e intelectual, como afectivo y emocional. Recuerda que el tiempo pasa, los hijos crecen y esos minutos desperdiciados nunca regresan.

En la crianza de los hijos los padres pueden vivir miedo, enojo, tristeza o alegría. La clave, dice, es que aprendas a relacionarte con tus emociones para no perjudicar a tus hijos, ya que, en estados de frustración, los papás trasmiten una carga emocional que no les corresponde y afecta su desarrollo.

En los casos de divorcio o separación, los padres deben evitar colocar a los niños en el centro del conflicto, deben procurar que esta decisión, tomada en pareja, no les afecte a los hijos. Un niño necesita la atención de los padres durante su crecimiento, por eso, ambos deben siempre mantenerse cerca y atentos a su desarrollo.

Es muy común el comportamiento de padres sobreprotectores en aquellos que solo están dedicados a la crianza de los hijos o trabajan fuera de casa y delegan su cuidado a otras personas. Esto provoca una gran afectación en los niños, que limita su desarrollo emocional y sexual; asegura que, en muchos casos, desarrollan codependencia y relaciones tóxicas con uno o ambos padres y este error se entrelaza con la falta de respeto a la individualidad del hijo.

Este comportamiento sobreprotector proviene en algunos casos del sentimiento de culpa que se genera en los papás por no estar físicamente todo el tiempo con sus hijos o por el temor a que les ocurra algo sin su supervisión. La psicóloga enfatiza que esto hace que los padres permitan a los niños ser groseros o les compensen dándoles todo para comprar su cariño, pero esto provoca que siempre quieran más y, en el peor de los casos, se hacen susceptibles a caer en adicciones.

Por otro lado, la crianza de los hijos puede ser más complicada cuando te preocupa no tener suficiente dinero para cuidar a tu familia. Pero esto merma tu salud y te crea estados emocionales negativos. Tu deber es protegerlos del contexto sin ocultarles la realidad, explícales la situación sin causarles frustración, para no generarles incapacidad de resiliencia.

“Los hijos necesitan ser resilientes para levantarse frente a los obstáculos y sacar lo mejor de sí mismos ante situaciones de vida adversas (eventos traumáticos como abandonos, accidentes, enfermedades)”, advierte.

Los problemas de los papás no son problemas de los hijos. Usarlos como escudo para agredir a la pareja, por celos, competencia o conflictos de otra índole solo afecta la estabilidad emocional del niño.

Foto: Racool_studio | Freepik.com

CAMBIA DESDE TU INTERIOR

La educación verdadera y profunda de los hijos es un gran desafío cargado de olas emocionales que conducen a una crisis que, sí sabes sobrellevar, te permitirá resolver los bloqueos que no te dejan ver la situación que estás provocando. Entonces podrás pasar a la acción para solucionarlo, lo que requiere un gran compromiso.

“Educar a los hijos no está exento de cometer errores, pero ser consciente de ello te llevará a afrontar tus propios miedos y conflictos, para así abrazar lo que te asusta, pero a la vez te libera. Comprométete contigo mismo, si cambias desde tu interior realmente podrás educar a tus hijos para que ellos encuentren su propio sendero”, concluye.

  • Si se requiere, tu responsabilidad es pedir ayuda profesional para estar acompañado durante tu labor de crianza y así poder dar la mejor versión de ti a tus hijos

Local

Morena no pedirá desafuero contra Saúl Huerta, anticipa Ignacio Mier

Las señalamientos contra el diputado de Morena ocurrieron fuera de su función como legislador, argumenta el coordinador de este partido en San Lázaro

Local

Ordenan a Morena revelar encuesta que dio como ganadora a Claudia Rivera

La Sala Regional Ciudad de México determinó que existe omisión de la Comisión Nacional de Elecciones de proporcionar el dictamen

Estado

Líder sindical de Tehuacán se compra camioneta de más de un millón de pesos, acusan

Los agremiados señalaron que desde su llegada, Verónica Jiménez García ha realizado despidos injustificados y que ha colocado a familiares y personas allegadas

Sociedad

Michoacán, al borde de la crisis humanitaria

Visita del nuncio apostólico expresa una preocupación personal del papa, señala especialista

Gossip

Canal 5 estrena Club Mundo Kids, nueva serie didáctica con marionetas

El programa sabatino infantil se transmite por el canal 5.1 en su primera temporada

Exposiciones

Inauguran exposición fotográfica de Jonathan Klip "Entre ahuehuetes"

Momentos e historias de este espacio son los que Jonathan Klip presenta en la muestra Entre Ahuehuetes

Celebridades

Mare Advertencia Lírica aprovecha la música para retratar su realidad

La rapera creció en un hogar donde siempre había un libro a la mano

Gossip

Rumbo al Oscar: Ellos buscan la estatuilla a mejor actor

Riz Ahmed y Steven Yeun debutan en esta premiación

Gossip

Juan Ignacio Cane reconoce fortaleza de Luis Miguel

Juan Ignacio Cane participa en la segunda temporada de la bioserie del cantante