/ miércoles 2 de diciembre de 2020

Detecta los hábitos de las personas infelices y aprende a evitarlos

Es imposible ser feliz todo el tiempo, sin embargo, existen algunas prácticas que te pueden llevar a una infelicidad crónica; aquí te decimos las más comunes

Uno de los principales motivos por los que el ser humano actúa es para tratar de encontrar la felicidad y esta, de acuerdo con la definición del diccionario, es “el estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno. Cosa, circunstancia o suceso que produce ese estado”.

Quizá ustedes estarán de acuerdo conmigo: no creo que exista nadie en este mundo que pueda ser feliz todo el tiempo, pues los hombres y mujeres, por naturaleza, nos encontramos en una búsqueda constante de satisfacción; cuando por fin alcanzas aquello que deseabas, entonces buscas algo más y si no lo logras te quedas siempre con una esa sensación de que algo te falta.

“El origen de la felicidad está en la base de la fertilidad, la fertilidad es la producción de frutos y los frutos tienen que ver con una ofrenda a la naturaleza, luego entonces, la felicidad tiene que ver con la productividad, con el sentimiento de armonía, conexión balance y equilibrio con la vida y el propósito de esta”, asegura Jaquelin Machado, especialista en desarrollo de consciencia.

Foto: Cookie_studio

Cuando esto no sucede surge la infelicidad, es decir, la carencia de un propósito de vida y, por lo tanto, una desarmonía y un desequilibrio que, a su vez, provocan la infertilidad, que tiene que ver con la falta de capacidad para producir frutos, los cuales simbólicamente representan todo aquello que deseas, sea o material o espiritual, agrega.

RODEARTE DE PERSONAS INFELICES DAÑA LA SALUD

Existen muchos factores que pueden influir en que alguien sea infeliz y una de ellas, definitivamente, es el rodearte de personas infelices, lo cual puede llegar a dañar incluso tu salud, porque se provoca un desequilibrio en tu estabilidad emocional y en la claridad en tus pensamientos; necesitas de una estructura interna muy fuerte para no desbalancearte, explica.

“Al tener esta estructura interna puedes aportar un poco de consuelo y consejos a las personas infelices que te rodean, sin embargo, es importante que una persona que se mantiene internamente en armonía busque sus estados de recarga de energía, para no desestabilizarse y sobre todo comprender que no se puede estar todo el tiempo en un estado de felicidad, porque la vida es un balance y una danza”, afirma.

Foto: Kues

Todos tenemos momentos de desequilibrio y desarmonía en que nos sentimos infelices, pero si esto se convierte en un estado crónico se requiere de otro tipo de atención. Las personas infelices son por lo general negativas y con un toque de amargura, resentimiento, conflicto e intriga y contaminan los ambientes en los que se encuentran y las personas con las que tienen trato, agrega Machado.

La infelicidad es básicamente la carencia de un propósito de vida y, por lo tanto, una desarmonía y desequilibrio que, a su vez, provocan falta de capacidad para rendir frutos.

DE QUÉ DEPENDE LA FELICIDAD

La felicidad es un estado interno de una profunda paz dicha y gratitud, que te conecta con la fuente divina creadora de todo lo que es y esta no depende de la posición social, del dinero que ganas, ni de los recursos materiales y financieros que tienes, aunque sí te hace creer, como un velo ilusorio, que eso te da la felicidad, asevera.

Foto: Karlyukav

Enfatiza que muchos factores externos pueden complementar ese estado, pero ninguno de ellos es garantía de la felicidad, pues en cuanto hay una desestabilización, por lo general entras en estados de pánico angustia y estrés.

Tu felicidad o la falta de esta depende, en gran medida, de tus hábitos, tanto físicos como de pensamiento y para evitar caer en un estado crónico de infelicidad debes estar pendiente de que no se vuelvan parte de ti ciertas prácticas que se han detectado comunes en personas infelices y que Jaquelin Machado nos explica.

1. No tienen un propósito claro de vida. Se dejan llevar como veleta hacia dónde van los demás y las circunstancias externas, y luego se resienten porque no obtienen lo que él o ella no tienen claro en su vida.

Foto: Master1305

2. Se quejan continuamente por todo y por todos. Este tipo de personas justifican el no haber logrado lo que querían y culpa de su infelicidad ya sea la situación económica precaria, a la familia, al jefe, al país, a la mala suerte con los hombres o las mujeres, al no ser lo suficientemente inteligentes y así cualquier pretexto.

3. Son críticos y envidiosos. Continuamente juzgan y critican, lo cual alimenta un ego narcisista que los desconecta cada vez más de sí mismos. Están cargados de envidia, tienen un toque de humor negro hacia la vida, hacia los otros; incluso pueden tener una posición social privilegiada o todo lo contrario y de todas maneras se sienten superiores o inferiores a los demás.

4. Les falta gratitud. Normalmente se despiertan con pensamientos caóticos y se duermen igual, sin dar gracias por el simple hecho incluso de estar vivos, se evaden con alcohol anfetaminas y otras sustancias, también con excesos de comida, adicciones a la pornografía, al trabajo, al sexo y así varios más todo lo que es una adicción genera un hábito de infelicidad y una dependencia tóxica. Se encuentran desconectados de lo divino y lo espiritual que todo ser humano lleva dentro, no tienen una disciplina que los conecte y reconecte con su interior.

5. Inconscientemente atraen a otros. Otro hábito que ejercen, muchas veces de forma inconsciente, es querer jalar a los demás a su propia infelicidad, ayudarlos a encontrar motivos para no ser feliz y vivir como víctimas de la vida.

Uno de los principales motivos por los que el ser humano actúa es para tratar de encontrar la felicidad y esta, de acuerdo con la definición del diccionario, es “el estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno. Cosa, circunstancia o suceso que produce ese estado”.

Quizá ustedes estarán de acuerdo conmigo: no creo que exista nadie en este mundo que pueda ser feliz todo el tiempo, pues los hombres y mujeres, por naturaleza, nos encontramos en una búsqueda constante de satisfacción; cuando por fin alcanzas aquello que deseabas, entonces buscas algo más y si no lo logras te quedas siempre con una esa sensación de que algo te falta.

“El origen de la felicidad está en la base de la fertilidad, la fertilidad es la producción de frutos y los frutos tienen que ver con una ofrenda a la naturaleza, luego entonces, la felicidad tiene que ver con la productividad, con el sentimiento de armonía, conexión balance y equilibrio con la vida y el propósito de esta”, asegura Jaquelin Machado, especialista en desarrollo de consciencia.

Foto: Cookie_studio

Cuando esto no sucede surge la infelicidad, es decir, la carencia de un propósito de vida y, por lo tanto, una desarmonía y un desequilibrio que, a su vez, provocan la infertilidad, que tiene que ver con la falta de capacidad para producir frutos, los cuales simbólicamente representan todo aquello que deseas, sea o material o espiritual, agrega.

RODEARTE DE PERSONAS INFELICES DAÑA LA SALUD

Existen muchos factores que pueden influir en que alguien sea infeliz y una de ellas, definitivamente, es el rodearte de personas infelices, lo cual puede llegar a dañar incluso tu salud, porque se provoca un desequilibrio en tu estabilidad emocional y en la claridad en tus pensamientos; necesitas de una estructura interna muy fuerte para no desbalancearte, explica.

“Al tener esta estructura interna puedes aportar un poco de consuelo y consejos a las personas infelices que te rodean, sin embargo, es importante que una persona que se mantiene internamente en armonía busque sus estados de recarga de energía, para no desestabilizarse y sobre todo comprender que no se puede estar todo el tiempo en un estado de felicidad, porque la vida es un balance y una danza”, afirma.

Foto: Kues

Todos tenemos momentos de desequilibrio y desarmonía en que nos sentimos infelices, pero si esto se convierte en un estado crónico se requiere de otro tipo de atención. Las personas infelices son por lo general negativas y con un toque de amargura, resentimiento, conflicto e intriga y contaminan los ambientes en los que se encuentran y las personas con las que tienen trato, agrega Machado.

La infelicidad es básicamente la carencia de un propósito de vida y, por lo tanto, una desarmonía y desequilibrio que, a su vez, provocan falta de capacidad para rendir frutos.

DE QUÉ DEPENDE LA FELICIDAD

La felicidad es un estado interno de una profunda paz dicha y gratitud, que te conecta con la fuente divina creadora de todo lo que es y esta no depende de la posición social, del dinero que ganas, ni de los recursos materiales y financieros que tienes, aunque sí te hace creer, como un velo ilusorio, que eso te da la felicidad, asevera.

Foto: Karlyukav

Enfatiza que muchos factores externos pueden complementar ese estado, pero ninguno de ellos es garantía de la felicidad, pues en cuanto hay una desestabilización, por lo general entras en estados de pánico angustia y estrés.

Tu felicidad o la falta de esta depende, en gran medida, de tus hábitos, tanto físicos como de pensamiento y para evitar caer en un estado crónico de infelicidad debes estar pendiente de que no se vuelvan parte de ti ciertas prácticas que se han detectado comunes en personas infelices y que Jaquelin Machado nos explica.

1. No tienen un propósito claro de vida. Se dejan llevar como veleta hacia dónde van los demás y las circunstancias externas, y luego se resienten porque no obtienen lo que él o ella no tienen claro en su vida.

Foto: Master1305

2. Se quejan continuamente por todo y por todos. Este tipo de personas justifican el no haber logrado lo que querían y culpa de su infelicidad ya sea la situación económica precaria, a la familia, al jefe, al país, a la mala suerte con los hombres o las mujeres, al no ser lo suficientemente inteligentes y así cualquier pretexto.

3. Son críticos y envidiosos. Continuamente juzgan y critican, lo cual alimenta un ego narcisista que los desconecta cada vez más de sí mismos. Están cargados de envidia, tienen un toque de humor negro hacia la vida, hacia los otros; incluso pueden tener una posición social privilegiada o todo lo contrario y de todas maneras se sienten superiores o inferiores a los demás.

4. Les falta gratitud. Normalmente se despiertan con pensamientos caóticos y se duermen igual, sin dar gracias por el simple hecho incluso de estar vivos, se evaden con alcohol anfetaminas y otras sustancias, también con excesos de comida, adicciones a la pornografía, al trabajo, al sexo y así varios más todo lo que es una adicción genera un hábito de infelicidad y una dependencia tóxica. Se encuentran desconectados de lo divino y lo espiritual que todo ser humano lleva dentro, no tienen una disciplina que los conecte y reconecte con su interior.

5. Inconscientemente atraen a otros. Otro hábito que ejercen, muchas veces de forma inconsciente, es querer jalar a los demás a su propia infelicidad, ayudarlos a encontrar motivos para no ser feliz y vivir como víctimas de la vida.

Local

[Fotos] Así se vive el primer día de la reactivación económica de Puebla en el 2021

Tras el segundo confinamiento en medio de la pandemia de Covid-19 de nueva cuenta comercios, plazas y restaurantes recibieron a compradores y comensales

Policiaca

Roban hasta tres veces en una semana en la Telesecundaria Álvaro Gálvez

La contingencia sanitaria no ha impedido que los delincuentes sigan desvalijando la escuela ubicada en Lomas de San Miguel

Estado

Agreden a encuestadoras en Ajalpan, el municipio marcado por linchamiento de 2015

En ese año dos hermanos que trabajaban como encuestadores fueron golpeados y quemados aún con vida por pobladores del lugar

Deportes

[Video] Desde España, El Juli pide respeto a la corrida de toros en Puebla

En un mensaje directo a Claudia Rivera Vivanco, pidió respeto y libertad por la cultura taurina

Doble Vía

[Video] Poblano compra procesador de voz y recibe un trozo de madera

También fue objeto de engaño al recibir otro de sus compas en línea

Policiaca

En las vías férreas hallan cadáver de una mujer en Esperanza

Al parecer la occisa tropezó y se golpeó la cabeza con unas piedras

Local

Habrá reordenamiento vial en la cabecera de San Pedro Cholula

Estas acciones se implementan para mantener el orden de crecimiento habitacional en la comuna

Local

Cancelan el tradicional Carnaval de San Pedro Cholula

El edil informó que los organizadores de la celebración tomaron la decisión