/ miércoles 4 de diciembre de 2019

Estos son los progresos en la lucha contra el SIDA

La única manera de saber que se ha contraído esta enfermedad es a través de una prueba de laboratorio

La Organización Mundial de la salud (OMS) define el VIH como una infección que deteriora progresivamente el sistema inmunitario, alterando o anulando su función de combatir infecciones y enfermedades. El término sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) se utiliza en casos avanzados de VIH, dados por la aparición de una o varias infecciones o cánceres relacionados.

A partir de 1988 -año en el que nació el Día Mundial de la Lucha contra el Sida en la reunión mundial sobre programas de prevención del sida-, las agencias de las Naciones Unidas, los gobiernos y la sociedad civil se reúnen cada año para luchar en determinadas áreas relacionadas con el sida. Desde entonces, se hicieron importantes progresos en la respuesta a esta epidemia mundial.

Según las estimaciones de ONUSIDA, hay casi 38 millones de personas que viven con VIH. De ellas, el 51% son mujeres. Gracias a los esfuerzos de la medicina, a través de los más de 35 años de esta pandemia, se ha logrado bajar la mortalidad, y cada vez que hay más gente que recibe su tratamiento: más de 24 millones de pacientes reciben terapia antirretroviral (ARV). Esto se traduce en un aumento significativo si se compara con los datos de la misma organización de hace nueve años, cuando aproximadamente 7 millones de personas accedían al tratamiento que les salvó la vida.

Hay alrededor de 8 millones de personas no saben que están infectadas con el VIH. En cuanto a las muertes relacionadas con el sida en todo el mundo, también han disminuido en más de la mitad desde 2004. Unas 770,000 personas murieron a causa de la enfermedad el año pasado.

Más de la mitad de las nuevas infecciones se encuentran entre los grupos de alto riesgo y sus parejas sexuales. Mientras que el riesgo de infectarse con el VIH es 22 veces mayor entre los hombres homosexuales y los usuarios de drogas intravenosas, 21 veces mayor para las trabajadoras sexuales y 12 veces mayor para las personas transgénero.

En el caso de las adolescentes cada semana, alrededor de 6,000 mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años contraen la infección por el VIH. Más de un tercio (35%) de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida y en algunas regiones, las mujeres que son víctimas de la violencia son 1.5 veces más proclives a contraer la infección por el VIH que las mujeres que no han sufrido dicha violencia.

El VIH no tiene síntomas. Por lo tanto, la única manera de saber si alguien contrajo el VIH es a través de un test que consiste en un análisis de sangre. Existen dos tipos de test: el llamado ELISA, que es una extracción de sangre y se realiza en un laboratorio, y el test rápido, para el que se depositan unas gotas de sangre de la yema de un dedo sobre una tira reactiva y cuyo resultado se obtiene veinte minutos después. En ambos casos, si el resultado es positivo, debe ser confirmado con una prueba de laboratorio denominada Western Blot.

*Médico cirujano y senólogo

Titular de Cirugía Ambulatoria IMSS UMAA

Máster en Patología Mamaria y Senología

Teléfono: 2-46-16-62

La Organización Mundial de la salud (OMS) define el VIH como una infección que deteriora progresivamente el sistema inmunitario, alterando o anulando su función de combatir infecciones y enfermedades. El término sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) se utiliza en casos avanzados de VIH, dados por la aparición de una o varias infecciones o cánceres relacionados.

A partir de 1988 -año en el que nació el Día Mundial de la Lucha contra el Sida en la reunión mundial sobre programas de prevención del sida-, las agencias de las Naciones Unidas, los gobiernos y la sociedad civil se reúnen cada año para luchar en determinadas áreas relacionadas con el sida. Desde entonces, se hicieron importantes progresos en la respuesta a esta epidemia mundial.

Según las estimaciones de ONUSIDA, hay casi 38 millones de personas que viven con VIH. De ellas, el 51% son mujeres. Gracias a los esfuerzos de la medicina, a través de los más de 35 años de esta pandemia, se ha logrado bajar la mortalidad, y cada vez que hay más gente que recibe su tratamiento: más de 24 millones de pacientes reciben terapia antirretroviral (ARV). Esto se traduce en un aumento significativo si se compara con los datos de la misma organización de hace nueve años, cuando aproximadamente 7 millones de personas accedían al tratamiento que les salvó la vida.

Hay alrededor de 8 millones de personas no saben que están infectadas con el VIH. En cuanto a las muertes relacionadas con el sida en todo el mundo, también han disminuido en más de la mitad desde 2004. Unas 770,000 personas murieron a causa de la enfermedad el año pasado.

Más de la mitad de las nuevas infecciones se encuentran entre los grupos de alto riesgo y sus parejas sexuales. Mientras que el riesgo de infectarse con el VIH es 22 veces mayor entre los hombres homosexuales y los usuarios de drogas intravenosas, 21 veces mayor para las trabajadoras sexuales y 12 veces mayor para las personas transgénero.

En el caso de las adolescentes cada semana, alrededor de 6,000 mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años contraen la infección por el VIH. Más de un tercio (35%) de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida y en algunas regiones, las mujeres que son víctimas de la violencia son 1.5 veces más proclives a contraer la infección por el VIH que las mujeres que no han sufrido dicha violencia.

El VIH no tiene síntomas. Por lo tanto, la única manera de saber si alguien contrajo el VIH es a través de un test que consiste en un análisis de sangre. Existen dos tipos de test: el llamado ELISA, que es una extracción de sangre y se realiza en un laboratorio, y el test rápido, para el que se depositan unas gotas de sangre de la yema de un dedo sobre una tira reactiva y cuyo resultado se obtiene veinte minutos después. En ambos casos, si el resultado es positivo, debe ser confirmado con una prueba de laboratorio denominada Western Blot.

*Médico cirujano y senólogo

Titular de Cirugía Ambulatoria IMSS UMAA

Máster en Patología Mamaria y Senología

Teléfono: 2-46-16-62

Policiaca

Víctimas de la delincuencia; han asesinado a 29 taxistas desde 2016

Trece de los crímenes se cometieron en la capital poblana

Estado

Al 70% construcción de universidad de  AMLO en Chiautzingo

El inmueble continúa en obra y espera albergar a 160 alumnos en el próximo ciclo escolar

Local

Covid-19 infecta a 60 trabajadores del ISSSTE en Puebla

Personal denunció la falta de equipo de protección personal para combatir la pandemia

Local

Ayuntamiento de Puebla no clausurará negocios ante la reapertura

Informaron que la apertura de calles en el Centro Histórico se realizará hasta que el semáforo epidemiológico pase a naranja

Mundo

España reconfina a más de 200 mil personas por Covid-19

El país ya abrió sus puertas a los turistas y ayer registró 17 muertes en un día, el mayor número diario de muertes desde el 19 de junio

Estado

Despiden mixtecos a obispo de Huajuapan

A casi 20 años de su llegada a la Diócesis que abarca Puebla y Oaxaca, el jerarca presentó complicaciones por cáncer

Mundo

Museo del Louvre reabre sus puertas este lunes ante Covid-19

Los visitantes tendrán que llevar mascarilla, no habrá consignas ni bar, y los recorridos estarán marcados con flechas y sin retorno posible

Local

Concesionarios aprueban regulación de propaganda en el transporte público

Señalan que en términos económicos no era un negocio trabajar con partidos políticos

Local

Conexión a internet, un problema para lives de cabildos

Los alcaldes avalan la reforma del Congreso, aunque afirman que todavía no son notificados