/ martes 1 de noviembre de 2016

La leyenda del maniquí Pascualita que aseguran tiene vida

El Sol de Chihuahua

Unos dicen que por las noches se cambia de vestido, otrosaseguran que al admirarla los ha seguido con la mirada, algunosincluso han acudido por la madrugada a llevarle serenata y existeun caso en que llegaron a considerarla una santa, estas son sóloalgunas de las versiones que giran en torno a la leyenda de"Chonita", el maniquí mejor conocido en la localidad como"Pascualita".

Cuentan grupos musicales que le han compuesto corridos y quehasta el premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez,incluyó la historia de la leyenda en su libro "La Santa", por lasimilitud que hace en sus páginas, sobre las características dela protagonista. La tienda donde se confeccionan vestidos de noviay quinceañeras tiene ya 91 años de haberse establecido en elCentro de la ciudad y desde hace 80 que tiene en su aparadorprincipal el vistoso maniquí, sobre el cual hay la versión de quela verdadera Pascualita, doña Pascualita Esparza Perales dePérez, embalsamó el cuerpo de su hija para exhibirlo en sutienda.

"No sé sabe de dónde, ni quién, ni cuándo salió estaversión, sólo se sabe que Pascualita nunca la desmintió y puedodecir que la madre de esta leyenda efectivamente es Pascualita,pero los padres son la imaginación del pueblo de Chihuahua", dijoel señor Mario González Piñón, actual gerente de la tienda "LaPopular". Hace 22 años Arturo Arroyo, el último descendiente quese sabe que existe de Pascualita, tomó la decisión de vender elnegocio, porque el giro textil no era su especialidad y fue lafamilia González Piñón la que adquirió la empresa y hasta ahoracontinúa al frente.

¿Quién es Pascualita? 

Pascualita nació en el año de 1887 en la localidad deChalchiuites, Zacatecas, lugar donde estudió hasta primaria, perollevaba consigo el sentido de la administración empresarial y unaconcepción visionaria por la estética en el vestuario de todotipo, especialmente la infantil y la femenina, don que desarrollódesde pequeña, pues confeccionaba su ropa personal y para algunosmiembros de su familia.

En 1908, cuando ella tenía 21 años, llegó con su familia aesta ciudad, en ese entonces ya se había casado con el señorEnrique Pérez Loera en 1904 en su pueblo natal. En 1912 setrasladaron a El Paso, Texas, donde establecieron una tienda deabarrotes, la cual administró, y en 1917 regresó a Chihuahua paraabrir una tienda de telas y accesorios sobre la avenida MelchorOcampo, entre las calles Libertad y Victoria.

Su regreso fue con la señora Refugio, a quien le gustaba cosery elaborar ropones de bautizo, de ahí le llegó la idea de empezara confeccionar vestidos de novia; con el paso del tiempo el negociose trasladó a la calle Victoria, frente a la botica Central, eneste lugar sufrió la pérdida de su esposo, lo que la obligó atomar más en serio su empresa. Años después se mudó al inmuebleubicado en calle Libertad 608, donde después de dos años unincendio terminó con todas sus pertenencias y sus recursoseconómicos, ahí hizo una pausa y se dispuso a vender medicinas ytítulos de capitalización para sostenerse ella y su hijo, pero enpoco tiempo se asoció con el empresario Luis Treviño pararegresar a su oficio y reubicó el negocio en la avenida Ocampo,entre Victoria y Libertad. Aquí operó por un lapso de dos años,posteriormente entró en sociedad con doña Amalia Abbud Ochoa parareabrir la tienda en las calles Libertad y Tercera, dondepermaneció por tres años, hasta que deshizo la sociedad y en 1945compró la propiedad ubicada en Victoria y Ocampo, donde seestableció en 1954 definitivamente bajo el nombre "La Popular",con el lema de "La casa de la novia en Chihuahua" o simplemente "Lacasa de Pascualita".

¿Cómo llego Pascualita a Chihuahua?

En uno de sus viajes a la prestigiada tienda "Puerto deLiverpool", de la Ciudad de México, donde compraba telas ymaterial para confeccionar sus vestidos, Pascualita encontró unmaniquí hecho de cera justo cuando ella salía de hacer suscompras. "Según la leyenda, el maniquí viene de París, Francia,y en aquella época en que Pascualita lo encontró, lucía muyhermoso, tanto que se enamoró de él y lo quería como modelo paraque luciera los vestidos de su tienda", relata GonzálezPiñón.

Pascualita regresó al interior y buscó al gerente al que lepidió que se lo vendieran, el funcionario le explicó que eraimposible hacer la venta, pues la escultura acababa de llegar deFrancia y era toda una novedad por su rostro y manos de cera, "noestá en venta el maniquí", le dijeron a pesar de sussúplicas.

No obstante Pascualita utilizó un último recurso, que fue elde amenazar al gerente con no volver a surtirse de telas en estatienda si el maniquí no le era vendido; después de hacer unbalance mental sobre los ingresos que perdería en caso de que laclienta no regresara, prefirió cotizar el maniquí, el cual desdesu llegada a Chihuahua cautivó a los chihuahuenses.

Desde los primeros días corrió la versión de que se tratabade un humano, por lo expresivo de sus ojos y la originalidad que ledaban su cabello, uñas y pestañas de humano, incluso personal delAyuntamiento acudió para cerciorarse, para lo cual le quitaron laspiernas y brazos, para demostrar a los espectadores que no teníavida y que de sus ojos no brotaban lágrimas. Su llegadaconmocionó al pueblo chihuahuense, todos querían ver a Chonita(bautizada así por Pascualita, porque fue traída el día de laConcepción, un 8 de diciembre) y con el paso de los años hansalido a relucir una serie de historias y relatos en torno aella.

"A veces llegan muchachas que piden específicamente el vestidoque trae puesto el maniquí, porque a sus madres o abuelas lestrajo buena suerte en sus respectivos matrimonios". Indica queindudablemente el maniquí era muy bello al momento en que llegóhace 80 años y llamaba mucho la atención, pues sus ojos siemprefueron muy expresivos, las manos estaban muy bien logradas, así suexpresión corporal, por eso a alguien se le ocurrió que no podíaser un maniquí sino una persona embalsamada, de ahí inició laleyenda y le incluyeron detalles.

Flores y mariachis para Pascualita

Fue hace aproximadamente quince años cuando una pareja empezóa discutir cerca del aparador, entonces la mujer dejó a suacompañante y cuando cruzaba la calle, éste sacó un arma y ledisparó, la versión cuenta que cuando estaba a punto de caer, lamujer gritó "sálvame Pascualita" y quedó tendida en el suelo. Alos pocos minutos fue llevada a un hospital cercano, donde losmédicos le atendieron y lograron salvarle la vida, desde entoncesesta mujer empezó a considerar a "Chonita" como una santa a la quepor un largo lapso de tiempo le llevó veladoras y le rezaba.

"También me ha tocado hallar en el aparador flores y encontréuna madrugada a un grupo musical que le llevó serenata". MarioGonzález Piñón añadió que el grupo musical Los Archis,originario de Tamaulipas, que fuera famoso a finales de los ochentay principios de los noventa, incluso le compusieron un corridodespués de haber escuchado la leyenda, posteriormente susintegrantes la visitaron cuando realizaban una gira por el estado yúltimamente surgió otra composición por un conjunto local.

La leyenda y el buen servicio hizo resaltar el negocio, lahistoria se ha contado en el programa radial del gobierno "La horaNacional" y se han escrito artículos en muchos periódicos delpaís, "hace poco nos trajeron un recorte de un periódico deSaltillo, Coahuila, pero hay publicaciones escritas en países comoChina, Alemania y Estados Unidos, por mencionar algunas", comentó.Indicó que lo del libro La Santa, de García Márquez, ladescripción que se hace de la protagonista es idéntica aPascualita, aunque no se atrevió a asegurar que realmente hayatomado al maniquí como modelo, pues sería cuestión que él mismolo confirmara.

Otras mujeres que llegan como clientes, la miran como un amuletoo instrumento de buena suerte, porque quieren el vestido que traepuesto. "Chonita" o "Pascualita", desde su llegada a Chihuahua,siempre ha permanecido en el mismo aparador durante 60 años, porel material de cera con el que se fabricó, se le debe prestar unmantenimiento periódico cada determinado tiempo y es realizado porpersonal que llega directamente del Distrito Federal.

El Sol de Chihuahua

Unos dicen que por las noches se cambia de vestido, otrosaseguran que al admirarla los ha seguido con la mirada, algunosincluso han acudido por la madrugada a llevarle serenata y existeun caso en que llegaron a considerarla una santa, estas son sóloalgunas de las versiones que giran en torno a la leyenda de"Chonita", el maniquí mejor conocido en la localidad como"Pascualita".

Cuentan grupos musicales que le han compuesto corridos y quehasta el premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez,incluyó la historia de la leyenda en su libro "La Santa", por lasimilitud que hace en sus páginas, sobre las características dela protagonista. La tienda donde se confeccionan vestidos de noviay quinceañeras tiene ya 91 años de haberse establecido en elCentro de la ciudad y desde hace 80 que tiene en su aparadorprincipal el vistoso maniquí, sobre el cual hay la versión de quela verdadera Pascualita, doña Pascualita Esparza Perales dePérez, embalsamó el cuerpo de su hija para exhibirlo en sutienda.

"No sé sabe de dónde, ni quién, ni cuándo salió estaversión, sólo se sabe que Pascualita nunca la desmintió y puedodecir que la madre de esta leyenda efectivamente es Pascualita,pero los padres son la imaginación del pueblo de Chihuahua", dijoel señor Mario González Piñón, actual gerente de la tienda "LaPopular". Hace 22 años Arturo Arroyo, el último descendiente quese sabe que existe de Pascualita, tomó la decisión de vender elnegocio, porque el giro textil no era su especialidad y fue lafamilia González Piñón la que adquirió la empresa y hasta ahoracontinúa al frente.

¿Quién es Pascualita? 

Pascualita nació en el año de 1887 en la localidad deChalchiuites, Zacatecas, lugar donde estudió hasta primaria, perollevaba consigo el sentido de la administración empresarial y unaconcepción visionaria por la estética en el vestuario de todotipo, especialmente la infantil y la femenina, don que desarrollódesde pequeña, pues confeccionaba su ropa personal y para algunosmiembros de su familia.

En 1908, cuando ella tenía 21 años, llegó con su familia aesta ciudad, en ese entonces ya se había casado con el señorEnrique Pérez Loera en 1904 en su pueblo natal. En 1912 setrasladaron a El Paso, Texas, donde establecieron una tienda deabarrotes, la cual administró, y en 1917 regresó a Chihuahua paraabrir una tienda de telas y accesorios sobre la avenida MelchorOcampo, entre las calles Libertad y Victoria.

Su regreso fue con la señora Refugio, a quien le gustaba cosery elaborar ropones de bautizo, de ahí le llegó la idea de empezara confeccionar vestidos de novia; con el paso del tiempo el negociose trasladó a la calle Victoria, frente a la botica Central, eneste lugar sufrió la pérdida de su esposo, lo que la obligó atomar más en serio su empresa. Años después se mudó al inmuebleubicado en calle Libertad 608, donde después de dos años unincendio terminó con todas sus pertenencias y sus recursoseconómicos, ahí hizo una pausa y se dispuso a vender medicinas ytítulos de capitalización para sostenerse ella y su hijo, pero enpoco tiempo se asoció con el empresario Luis Treviño pararegresar a su oficio y reubicó el negocio en la avenida Ocampo,entre Victoria y Libertad. Aquí operó por un lapso de dos años,posteriormente entró en sociedad con doña Amalia Abbud Ochoa parareabrir la tienda en las calles Libertad y Tercera, dondepermaneció por tres años, hasta que deshizo la sociedad y en 1945compró la propiedad ubicada en Victoria y Ocampo, donde seestableció en 1954 definitivamente bajo el nombre "La Popular",con el lema de "La casa de la novia en Chihuahua" o simplemente "Lacasa de Pascualita".

¿Cómo llego Pascualita a Chihuahua?

En uno de sus viajes a la prestigiada tienda "Puerto deLiverpool", de la Ciudad de México, donde compraba telas ymaterial para confeccionar sus vestidos, Pascualita encontró unmaniquí hecho de cera justo cuando ella salía de hacer suscompras. "Según la leyenda, el maniquí viene de París, Francia,y en aquella época en que Pascualita lo encontró, lucía muyhermoso, tanto que se enamoró de él y lo quería como modelo paraque luciera los vestidos de su tienda", relata GonzálezPiñón.

Pascualita regresó al interior y buscó al gerente al que lepidió que se lo vendieran, el funcionario le explicó que eraimposible hacer la venta, pues la escultura acababa de llegar deFrancia y era toda una novedad por su rostro y manos de cera, "noestá en venta el maniquí", le dijeron a pesar de sussúplicas.

No obstante Pascualita utilizó un último recurso, que fue elde amenazar al gerente con no volver a surtirse de telas en estatienda si el maniquí no le era vendido; después de hacer unbalance mental sobre los ingresos que perdería en caso de que laclienta no regresara, prefirió cotizar el maniquí, el cual desdesu llegada a Chihuahua cautivó a los chihuahuenses.

Desde los primeros días corrió la versión de que se tratabade un humano, por lo expresivo de sus ojos y la originalidad que ledaban su cabello, uñas y pestañas de humano, incluso personal delAyuntamiento acudió para cerciorarse, para lo cual le quitaron laspiernas y brazos, para demostrar a los espectadores que no teníavida y que de sus ojos no brotaban lágrimas. Su llegadaconmocionó al pueblo chihuahuense, todos querían ver a Chonita(bautizada así por Pascualita, porque fue traída el día de laConcepción, un 8 de diciembre) y con el paso de los años hansalido a relucir una serie de historias y relatos en torno aella.

"A veces llegan muchachas que piden específicamente el vestidoque trae puesto el maniquí, porque a sus madres o abuelas lestrajo buena suerte en sus respectivos matrimonios". Indica queindudablemente el maniquí era muy bello al momento en que llegóhace 80 años y llamaba mucho la atención, pues sus ojos siemprefueron muy expresivos, las manos estaban muy bien logradas, así suexpresión corporal, por eso a alguien se le ocurrió que no podíaser un maniquí sino una persona embalsamada, de ahí inició laleyenda y le incluyeron detalles.

Flores y mariachis para Pascualita

Fue hace aproximadamente quince años cuando una pareja empezóa discutir cerca del aparador, entonces la mujer dejó a suacompañante y cuando cruzaba la calle, éste sacó un arma y ledisparó, la versión cuenta que cuando estaba a punto de caer, lamujer gritó "sálvame Pascualita" y quedó tendida en el suelo. Alos pocos minutos fue llevada a un hospital cercano, donde losmédicos le atendieron y lograron salvarle la vida, desde entoncesesta mujer empezó a considerar a "Chonita" como una santa a la quepor un largo lapso de tiempo le llevó veladoras y le rezaba.

"También me ha tocado hallar en el aparador flores y encontréuna madrugada a un grupo musical que le llevó serenata". MarioGonzález Piñón añadió que el grupo musical Los Archis,originario de Tamaulipas, que fuera famoso a finales de los ochentay principios de los noventa, incluso le compusieron un corridodespués de haber escuchado la leyenda, posteriormente susintegrantes la visitaron cuando realizaban una gira por el estado yúltimamente surgió otra composición por un conjunto local.

La leyenda y el buen servicio hizo resaltar el negocio, lahistoria se ha contado en el programa radial del gobierno "La horaNacional" y se han escrito artículos en muchos periódicos delpaís, "hace poco nos trajeron un recorte de un periódico deSaltillo, Coahuila, pero hay publicaciones escritas en países comoChina, Alemania y Estados Unidos, por mencionar algunas", comentó.Indicó que lo del libro La Santa, de García Márquez, ladescripción que se hace de la protagonista es idéntica aPascualita, aunque no se atrevió a asegurar que realmente hayatomado al maniquí como modelo, pues sería cuestión que él mismolo confirmara.

Otras mujeres que llegan como clientes, la miran como un amuletoo instrumento de buena suerte, porque quieren el vestido que traepuesto. "Chonita" o "Pascualita", desde su llegada a Chihuahua,siempre ha permanecido en el mismo aparador durante 60 años, porel material de cera con el que se fabricó, se le debe prestar unmantenimiento periódico cada determinado tiempo y es realizado porpersonal que llega directamente del Distrito Federal.

Local

Oposición debe ir en alianza para ganarle a Morena en 2024: Juan Carlos Lastiri

Juan Carlos Lastiri considera que las dirigencias estatales de la oposición deberían valorar incluir a Movimiento Ciudadano en la alianza

Local

Volkswagen niega utilización de dispositivos para alterar el ciclo de lluvias

Volkswagen señala que no hay evidencia de que lo expuesto en el video provenga de sus instalaciones

Policiaca

Liberan a exconductor de Uber involucrado en el asesinato de una alumna de la BUAP

José "N" quedó en libertad la noche de ayer, luego de que un Tribunal de Enjuiciamiento determinara que no hay pruebas suficientes para relacionarlo con el asesinato

Estado

Personal de Pemex retoma trabajos de sellado en el gasoducto de Tepatlaxco

Sólo nueve personas ocuparon el albergue instalado en el Deportivo Ángeles Blancos

Doble Vía

Aún existe un videocentro en México y esta es su ubicación

Con la llegada de las plataformas de streaming estos establecimientos comenzaron a cerrar, terminando así con toda una tradición de las familias mexicanas

Mundo

Julio registra récord de temperatura a nivel mundial; ONU advierte una nueva normalidad

Este año se identificaron diversas las olas de calor que provocaron históricas temperaturas en diferentes países

Finanzas

Baja 5 pesos el precio del tanque de gas LP de 20 kilos

En lo que va del 2022, el precio del tanque de gas LP de 20 kilos lleva un aumento de 75.8 pesos

Policiaca

Rescatan a un grupo de migrantes y detienen a cuatro 'polleros' en el motel El Conde

Los migrantes de origen centroamericano viajaban hacinados en el interior de dos tráileres

Salud

Identifican primer caso de viruela del mono transmitido de un humano a un perro

El perro tiene cuatro años de edad y presentó diversas lesiones tras dar positivo a la viruela del mono