/ viernes 10 de julio de 2020

Periquitos australianos, aves muy dóciles y relajantes como mascotas

Son amorosos y muy divertidos, pero requieren de tu atención y cuidados

¿Eres amante de las aves? Tal vez te gustaría tener en casa un periquito australiano, son fáciles de cuidar y te encantará su capacidad para imitar tus palabras, además su cantar te ayudará a relajarte.

“Los periquitos australianos son muy dóciles y sociables, por lo que pueden aprender a permanecer en convivencia directa con su propietario, pero requiere tiempo y dedicación para el entrenamiento. Además, son excelentes silbadores y aprenden a imitar sonidos y palabras.”, expone Carolina Flores, especialista en mascotas no convencionales, coordinadora de la clínica Miau&Guau de Petco en La Noria.

Refiere que el periquito común o silvestre tiene plumas amarillas con rayas negras en la parte trasera de la cabeza y del cuerpo, y completamente amarillas en la frente y en la garganta. Una hilera de puntos negros se sienta a través de la garganta, y plumas de color amarillo-verdoso se encuentran en la parte ventral.

Dicen que existen dos tipos de periquitos autorizados para tener como mascota y son el periquito inglés, un pájaro con la cabeza y el pecho más grandes, y el periquito americano, que es un pájaro más activo y con una cola más corta.

“Para reconocer su sexo hay que observar la coloración de la ‘cera’, ubicada en la parte superior del pico: en los machos es azul y en las hembras rosada o café. En animales jóvenes se presenta perlada”, explica.

Si te gustan muchos las aves y tienes el tiempo para ofrecerles la atención necesaria, puedes considerar tenerlos en pares o en grupos. Por su tamaño, los periquitos australianos requieren ciertos cuidados, así como un buen ambiente para vivir dentro de la comodidad de tu casa.

La doctora Carolina con periquitos australianos. Foto: Cortesía Carolina Flores

LOS CUIDADOS

Lo primero que debes hacer es buscar un lugar cálido y libre de corrientes de aire para colocar su jaula. Debe estar lejos de estufas o tanques de gas.

La especialista dice que, para un solo periquito, la jaula debe tener como mínimo de 46 centímetros de ancho y largo. Si tiene otro, debe aumentar al doble el tamaño (la longitud de la jaula es más importante que la altura). El espacio entre las barras debe ser aproximadamente de 0.95 centímetros.

Dentro de la jaula debe tener columpios, perchas y nidos como accesorios, siempre que sean de plástico para su fácil limpieza y desinfección.

En la base de la charola se puede usar periódico o toallas de papel, para facilitar el retiro de las excretas y subraya que la limpieza de la jaula puede hacerse cada semana con agua y jabón, y desinfectar con un poco de cloro, siempre que se enjuague bien antes de reintroducir al periquito en ella.

Para mantener su plumaje saludable debes ofrecerle baños o rociarlo con agua con ayuda de un atomizador, por lo menos dos veces por semana.

“El periquito puede tomar el sol diariamente, siempre y cuando a una parte de la jaula le de sombra. Por las noches se tapa con mantas para mantenerlo tibio y sin estrés”, advierte.

Para alimentarlos, lo mejor es utilizar los piensos o mezcla de granos y semillas comerciales (Kaytee Exact o Forti Diet), esto para enriquecer su dieta, ya que vienen adicionados con las vitaminas y minerales que necesitan. Si rellenas su comedero por las mañanas ellos comerán durante el día.

Periquito. Foto: pxfuel.com

LA SALUD DEL PERIQUITO

La doctora refiere que, si ya tienes un periquito australiano pero quieres otro, lo que se debe hacer es cuarentenarlo para estar seguros de que no presenta algún signo de enfermedad y contaminar a los demás.

Las señales de alarma para acudir al médico veterinario (especialista en animales exóticos) son: se nota esponjado todo el tiempo, tiembla constantemente, se la pasa en el piso de la jaula y no perchando, tiene respiración agitada o diarrea.

“No requieren ningún tipo de vacuna, pero es importante realizar un examen de heces (coproparasitoscópico) cada 6 meses para determinar si requiere desparasitación, hacerlo sin ser necesario podría alterar su flora intestinal y causar diarreas”, puntualiza.

  • Si te gustan muchos las aves y tienes el tiempo para ofrecerles la atención necesaria, puedes considerar tenerlos en pares o en grupos

¿Eres amante de las aves? Tal vez te gustaría tener en casa un periquito australiano, son fáciles de cuidar y te encantará su capacidad para imitar tus palabras, además su cantar te ayudará a relajarte.

“Los periquitos australianos son muy dóciles y sociables, por lo que pueden aprender a permanecer en convivencia directa con su propietario, pero requiere tiempo y dedicación para el entrenamiento. Además, son excelentes silbadores y aprenden a imitar sonidos y palabras.”, expone Carolina Flores, especialista en mascotas no convencionales, coordinadora de la clínica Miau&Guau de Petco en La Noria.

Refiere que el periquito común o silvestre tiene plumas amarillas con rayas negras en la parte trasera de la cabeza y del cuerpo, y completamente amarillas en la frente y en la garganta. Una hilera de puntos negros se sienta a través de la garganta, y plumas de color amarillo-verdoso se encuentran en la parte ventral.

Dicen que existen dos tipos de periquitos autorizados para tener como mascota y son el periquito inglés, un pájaro con la cabeza y el pecho más grandes, y el periquito americano, que es un pájaro más activo y con una cola más corta.

“Para reconocer su sexo hay que observar la coloración de la ‘cera’, ubicada en la parte superior del pico: en los machos es azul y en las hembras rosada o café. En animales jóvenes se presenta perlada”, explica.

Si te gustan muchos las aves y tienes el tiempo para ofrecerles la atención necesaria, puedes considerar tenerlos en pares o en grupos. Por su tamaño, los periquitos australianos requieren ciertos cuidados, así como un buen ambiente para vivir dentro de la comodidad de tu casa.

La doctora Carolina con periquitos australianos. Foto: Cortesía Carolina Flores

LOS CUIDADOS

Lo primero que debes hacer es buscar un lugar cálido y libre de corrientes de aire para colocar su jaula. Debe estar lejos de estufas o tanques de gas.

La especialista dice que, para un solo periquito, la jaula debe tener como mínimo de 46 centímetros de ancho y largo. Si tiene otro, debe aumentar al doble el tamaño (la longitud de la jaula es más importante que la altura). El espacio entre las barras debe ser aproximadamente de 0.95 centímetros.

Dentro de la jaula debe tener columpios, perchas y nidos como accesorios, siempre que sean de plástico para su fácil limpieza y desinfección.

En la base de la charola se puede usar periódico o toallas de papel, para facilitar el retiro de las excretas y subraya que la limpieza de la jaula puede hacerse cada semana con agua y jabón, y desinfectar con un poco de cloro, siempre que se enjuague bien antes de reintroducir al periquito en ella.

Para mantener su plumaje saludable debes ofrecerle baños o rociarlo con agua con ayuda de un atomizador, por lo menos dos veces por semana.

“El periquito puede tomar el sol diariamente, siempre y cuando a una parte de la jaula le de sombra. Por las noches se tapa con mantas para mantenerlo tibio y sin estrés”, advierte.

Para alimentarlos, lo mejor es utilizar los piensos o mezcla de granos y semillas comerciales (Kaytee Exact o Forti Diet), esto para enriquecer su dieta, ya que vienen adicionados con las vitaminas y minerales que necesitan. Si rellenas su comedero por las mañanas ellos comerán durante el día.

Periquito. Foto: pxfuel.com

LA SALUD DEL PERIQUITO

La doctora refiere que, si ya tienes un periquito australiano pero quieres otro, lo que se debe hacer es cuarentenarlo para estar seguros de que no presenta algún signo de enfermedad y contaminar a los demás.

Las señales de alarma para acudir al médico veterinario (especialista en animales exóticos) son: se nota esponjado todo el tiempo, tiembla constantemente, se la pasa en el piso de la jaula y no perchando, tiene respiración agitada o diarrea.

“No requieren ningún tipo de vacuna, pero es importante realizar un examen de heces (coproparasitoscópico) cada 6 meses para determinar si requiere desparasitación, hacerlo sin ser necesario podría alterar su flora intestinal y causar diarreas”, puntualiza.

  • Si te gustan muchos las aves y tienes el tiempo para ofrecerles la atención necesaria, puedes considerar tenerlos en pares o en grupos

Finanzas

Cierre del Centro Histórico fue en vano y solo provocó pérdidas económicas: empresarios

“Es una irresponsabilidad lo que hicieron, porque mantuvieron cerrado todo este tiempo y ahora dicen que siempre no se va a hacer lo que se tenía planeado”, destacaron

Policiaca

Daría un giro caso del niño baleado y muerto presuntamente por su hermano

Tras primeras pesquisas, habría inconsistencias en las declaraciones de los progenitores

Estado

Constructoras crean y dejan en el olvido a las unidades habitacionales

Las familias de los desarrollos formados durante el último cuarto de siglo en Texmelucan han enfrentado la falta de servicios por no tener municipalización

Doble Vía

¿No sabes qué regalarle a papá? Checa nuestro top 5 de obsequios

Promueve el consumo local, además de salir de lo común, debido a que algunos son de gran utilidad para el día a día

Deportes

¡Play Ball! Y la acción volvió de nuevo a la Liga Zaragoza

Los pequeños batallaron un poco para mantener el paño cubriendo boca y nariz, pero siempre se enfocaron en cumplir

Local

Obras en el Zócalo de Puebla serán de restauración: Sedatu

Al cancelarse la remodelación del mercado Amalucan, la entidad es la primera que no aprueba un proyecto federal

Círculos

Exhiben en Haras obra pictórica de grandes maestros oaxaqueños

Este fin de semana se podrá admirar la exposición, en el marco del Campeonato Nacional de Salto que finaliza el domingo 20 de junio

Local

Al mercado de Amalucan solo le hace falta una manita de gato: clientes

Compradores habituales aplaudieron la decisión, pues aseguran que no era necesaria una intervención