/ miércoles 1 de mayo de 2019

¿Qué es y para qué sirve la terapia de imanes?

La técnica es practicada desde la antigüedad por egipcios y chinos y árabes

La terapia de imanes es un método de salud no invasivo muy socorrido en la actualidad por ser una alternativa de la medicina tradicional.

“Es un método de prevención y sanación”, dice la terapista Nieves Lizaola, quien asegura es practicado desde la antigüedad por los egipcios y otros culturas como la china, la hindú y la árabe.

Consiste en pasar por el cuerpo diferentes imanes para detectar anomalías o problemas en el organismo, lo que hacen es atravesarlo y penetrar a profundidad. Una vez detectados los fallos o debilidades, el especialista coloca los imanes sobre la zona dañada para corregirla y restaurar la salud del paciente.

Lizaola dice que “trabaja contraponiendo las cargas de imanes que generan un circuito energético a nivel molecular, particularmente en las moléculas de hidrógeno, así se genera un ordenamiento que produce un balance en el PH del agua de cada célula, ayudando al sistema inmunológico con la eliminación de agentes patógenos, lo que hace que se controle y elimine la enfermedad desde su origen”.

Asimismo la especialista asegura que la terapia de imanes “previene, restablece y mantiene el cuerpo de la persona en un estado óptimo de buena salud”.

De igual forma aclara que esta terapia de ninguna manera sustituye los tratamientos alópatas, subraya que “es un método amigable” que se complementa con otros como los alópatas y también, homeopáticos, ayurvédicos, naturistas y tradicionales.

Dependiendo de las condiciones particulares de cada paciente, la sesión puede variar de entre 20 a 45 minutos, con un intervalo de siete a ocho días antes de la nueva aplicación.

Quienes han experimentado este tipo de terapia aseguran haber tenido mejoría al tratar diversos padecimientos como dolores de huesos, migrañas, problemas de contracturas, problemas de circulación, problemas en la oxigenación de los tejidos, para sanar lesiones en las articulaciones; también es usada como analgésico, antiinflamatorio, para aliviar dolores crónicos y para regeneración del calcio y el colágeno.

Podemos decir que la terapia de imanes tiene resultados positivos en el organismo y es un método de acompañamiento que te hará sentir más saludable. Aparta tu cita.

CONTACTO

Terapeuta Nieves Lizaola

Rio Bravo #5913 col. Jardines de San Manuel

Facebook: Salud Bioalternativa

La terapia de imanes es un método de salud no invasivo muy socorrido en la actualidad por ser una alternativa de la medicina tradicional.

“Es un método de prevención y sanación”, dice la terapista Nieves Lizaola, quien asegura es practicado desde la antigüedad por los egipcios y otros culturas como la china, la hindú y la árabe.

Consiste en pasar por el cuerpo diferentes imanes para detectar anomalías o problemas en el organismo, lo que hacen es atravesarlo y penetrar a profundidad. Una vez detectados los fallos o debilidades, el especialista coloca los imanes sobre la zona dañada para corregirla y restaurar la salud del paciente.

Lizaola dice que “trabaja contraponiendo las cargas de imanes que generan un circuito energético a nivel molecular, particularmente en las moléculas de hidrógeno, así se genera un ordenamiento que produce un balance en el PH del agua de cada célula, ayudando al sistema inmunológico con la eliminación de agentes patógenos, lo que hace que se controle y elimine la enfermedad desde su origen”.

Asimismo la especialista asegura que la terapia de imanes “previene, restablece y mantiene el cuerpo de la persona en un estado óptimo de buena salud”.

De igual forma aclara que esta terapia de ninguna manera sustituye los tratamientos alópatas, subraya que “es un método amigable” que se complementa con otros como los alópatas y también, homeopáticos, ayurvédicos, naturistas y tradicionales.

Dependiendo de las condiciones particulares de cada paciente, la sesión puede variar de entre 20 a 45 minutos, con un intervalo de siete a ocho días antes de la nueva aplicación.

Quienes han experimentado este tipo de terapia aseguran haber tenido mejoría al tratar diversos padecimientos como dolores de huesos, migrañas, problemas de contracturas, problemas de circulación, problemas en la oxigenación de los tejidos, para sanar lesiones en las articulaciones; también es usada como analgésico, antiinflamatorio, para aliviar dolores crónicos y para regeneración del calcio y el colágeno.

Podemos decir que la terapia de imanes tiene resultados positivos en el organismo y es un método de acompañamiento que te hará sentir más saludable. Aparta tu cita.

CONTACTO

Terapeuta Nieves Lizaola

Rio Bravo #5913 col. Jardines de San Manuel

Facebook: Salud Bioalternativa

Policiaca

Amenazan de muerte a ministerial que denunció hostigamiento laboral en Fiscalía de Puebla

"Me dijo que dejara de estar chin.. o me iba a poner en la ma...lo dijo enfrente de todos los compañeros", relata Javier a El Sol de Puebla

Local

Nuevo semáforo Covid en México, parámetros y consecuencias

En el semáforo rojo no se impondrá el cierre absoluto de las actividades económicas y sociales

Local

Irresponsable dejar a padres decidir regreso a clases presenciales: académico

El Doctor en Investigación Educativa advierte del riesgo de seguir incrementando la desigualdad en el acceso a la educación

Local

Corrupción al descubierto en Huauchinango

Unidades del transporte público cargaban combustible pagado por el ayuntamiento

Local

Detectan otro intento de estafa con Bienestar

Los mensajes de fraude han sido recibidos vía WhatsApp por vecinos de la región de Acatlán de Osorio

Local

Ordenan reabrir queja contra alcalde electo de Huauchinango

El TEEP ordenó al ayuntamiento de Santiago Miahuatlán pagar el salario de 138 mil pesos a la regidora María de Jesús Evelia Rosas

Estado

Advierten fraude inmobiliario en Zacatlán, Puebla

Diputado de Morena acusa que proyecto "Eco-Desarrollo La Cima" de Inmobihogar no avala la dotación de los servicios de agua potable, drenaje y energía

Estado

Desestiman al Inegi por fosa común en Teziulán

El Instituto Nacional de Estadística señala que más de 300 personas fueron sepultadas durante el 2020, sin haber sido identificadas