/ lunes 5 de junio de 2017

Rescatando la Puebla porfiriana

Por Jorge Eduardo Zamora Martínez

Hola queridos lectores, gracias nuevamente por recibirme cadadomingo en la calidad y la calidez de sus hogares, ya en el iniciode este sexto mes del año, pero además para su servidor es unagran fecha pues esta edición se publica exactamente para cumplirdos años de estar con ustedes, 104 columnas publicadas con muchaalegría y cariño, porque me han permitido hacer lo que más meapasiona, el compartir lo que el tiempo ha sembrado en misrecuerdos, queridos lectores, muchas gracias, porque esta columnala hacen ustedes, con sus lecturas, con sus comentarios, con suscontribuciones, y mucho más, mil gracias.

En esta ocasión les voy a narrar la historia, más bien laaventura de un visionario, que cambió la odontología por elsueño de su vida, la restauración de una gran casa porfiriana,rescatándola del abandono y la destrucción, para hacer de ella elsueño de cientos, que digo, de miles de turistas que nos honrancon su visita, he aquí su historia: MESÓN DE SAN SEBASTIÁN Esteinmueble se localiza en el número 6 de la calle que se llamó “ala vera de la cruz”, actual 9 Oriente-Poniente, esta callellamada así porque partía desde el actual Bulevar del 5 de Mayo,al costado del templo de la Santa Cruz, hoy templo de La Concordia( 3 Sur y 9 Poniente), hasta la calle de matadero del carnero,actual mercado del Parral, edificación del Siglo XVI, en el cualel registro en las crónicas del archivo de propiedades de laciudad del año de 1567, su primer dueño y constructor fue elespañol don Juan Rodríguez Navarrete, quien se desempeñaba comofiel del peso de la harina, labor que consistía en ser el pesadoroficial de este producto, algo así, como un notario públicopesador de harina, para el año de 1583.

Se tiene registro de que compartió la propiedad con su cuñadoAntón Martín, alguacil de la ciudad, quien tiempo después seerige como único dueño, quien la hereda a su hijo Alonso Martin,quien es el que termina de edificarla y le da el toque final decasona de estilo barroco, se ignora quiénes fueron los siguientespropietarios de ésta, e incluso si cumplió alguna funciónreligiosa, ya que se tiene registro de que en casi toda estamanzana las casas fueron propiedad de la iglesia, pero con laimplementación de las Leyes de Reforma, se les expropia a ésta, yson puestas en venta a particulares; es a partir de este momento enque la casa pasa a ser propiedad por cinco generaciones de lafamilia Cisneros, quien al paso del tiempo le van dando distintosusos, desde almacén de granos, cochera de carruajes y diligencias,casa habitación, hostal, viviendas económicas unifamiliares,etc.

https://cdn.oem.com.mx/elsoldepuebla/2017/06/puebla3.jpg

LA RECUPERACIÓN Es hasta el año de 1995, en que la casa pasa aser propiedad del doctor Jorge Cebada López, quien la adquiere desus propios familiares, y se dedica de tiempo completo a larestauración de la misma, ya que uno de los últimos usos que sele dio a la casa es el de vivienda popular, lo que se logrómediante la construcción de varios cuartos individuales sinrespetar la arquitectura original de la misma. Como dato curioso,se le construyeron tantas habitaciones en calidad de pegotes, quesu demolición llevó al doctor a contratar más de 200 viajes decamiones de volteo para sacar tantísimo escombro, y poderrecuperar sus dos grandes patios, el principal, con pasillosarcados y el posterior, convirtiéndolo en una gran terraza dedescanso.

SAN SEBASTIÁN EN EL SIGLO XXI Actualmente y después de unaextraordinaria labor de restauración, con enormes costoseconómicos y físicos, se recupera esta hermosa casona, dándoleel uso de hotel, donde su propietario le otorga un toque netamenteporfiriano, logrando un agradable ambiente totalmente de principiosdel Siglo XX, es tan fabulosa la ambientación lograda, que variasveces sus habitaciones han sido escenario de documentales ypelículas de la época de don Porfirio. Como un detalle único enPuebla, no existe otro hotel en la ciudad en el que todas sus 24habitaciones sean totalmente diferentes una de la otra, ya queestán amuebladas al más puro estilo francés y Art Nouveau, ycomo otro detalle que la distingue, las habitaciones no tienennumeración, sino nombres de santos; así nos encontramos con lahabitación San José, San Francisco, San Miguel, San Fernando,etc., todo enmarcado en un hermoso ambiente colonial barroco, perocon todos los servicios de un hotel moderno.

¿Y dónde está lo romántico?, pues al más puro estilo deldirector de orquesta Paul Muriat, el amor está en cadahabitación, así es, todas lucen una bella y minimalistadecoración, tan realista, que al traspasar las puertas de cada unate transportan, sin necesitar una máquina del tiempo, a las másbellas épocas del México que se nos fue, desde la Francia de donPorfirio, pasando por el art decó de los treinta, y terminando conel swing de los cincuenta. En tu primera oportunidad, te invito aque visites esta bella vitrina del tiempo, y adéntrate en suromanticismo histórico.

https://cdn.oem.com.mx/elsoldepuebla/2017/06/puebla4.jpg

Aprovecho para agradecer al doctor Jorge Cebada López lasamplias facilidades prestadas para la realización de estanota.

En este momento, doy paso a la respuesta que dejé planteada lasemana pasada, la cual fue: en las fuentes coloniales, ¿cómo sediferencian las fuentes de servicio a la gente, de las fuentesornamentales?, respuesta: muy sencillo, al visualizar una fuente,que generalmente son de piezas de cantera, fíjate en el dintelsuperior, éstas tienen en sus uniones unas grapas de metal,soldadas con plomo derretido, son para evitar que la presión delpeso del agua reviente la fuente floreándola y desprendiendo laslajas de cantera, a este efecto se le llama barril de Pascal, queindica que en un recipiente, la presión se reparte igualmente entodas direcciones, esto es en las fuentes de servicio, lasornamentales carecen de estas grapas, ya que generalmente contienenmuy poca cantidad de agua; otro detalle, si las grapas son dehierro forjado son anteriores al año de 1912.

Para la semana siguiente les dejo planteada esta pregunta, lacual escribo recordando una de mis primeras notas: en las casasporfirianas, en la parte baja del dintel del zaguán había unasenormes bolas de piedra de cantera, ¿cómo se llamaban y para quéservían?

Te recuerdo querido lector, que ya puedes escucharme, en latransmisión de mi programa en vivo a través de la HR, “CALLES YDETALLES con el Barón Rojo”; a través de tu dispositivo,visualiza la página de Cinco Radio, accesa al botón radio en vivoy estaciones, haz clic en el botón la HR1090, y después en elbotón rojo a la izquierda escuchar en vivo. Todos los domingos alas 12 del día, espero tus llamadas y comentarios al 2-73-33-01 y2-73-33-02.

Si deseas una agradable plática de historia de Puebla, puedescontactarme a mi correo profelalo2002@hotmail.com, o a mi cuenta deTwitter @elbaronrojo62, o a mis páginas de Facebook, vía inboxEduardo Zamora Martínez y Lalo Zamora, y muy pronto, te ofrecerétardes bohemias con el BARÓN rojo, una agradable plática llena dehistoria poblana, ¿en dónde?, aquí en mi hangar localizado en elCentro Histórico, estate pendiente. Mil gracias y hasta lapróxima.

https://cdn.oem.com.mx/elsoldepuebla/2017/06/Puebla5.jpg

Por Jorge Eduardo Zamora Martínez

Hola queridos lectores, gracias nuevamente por recibirme cadadomingo en la calidad y la calidez de sus hogares, ya en el iniciode este sexto mes del año, pero además para su servidor es unagran fecha pues esta edición se publica exactamente para cumplirdos años de estar con ustedes, 104 columnas publicadas con muchaalegría y cariño, porque me han permitido hacer lo que más meapasiona, el compartir lo que el tiempo ha sembrado en misrecuerdos, queridos lectores, muchas gracias, porque esta columnala hacen ustedes, con sus lecturas, con sus comentarios, con suscontribuciones, y mucho más, mil gracias.

En esta ocasión les voy a narrar la historia, más bien laaventura de un visionario, que cambió la odontología por elsueño de su vida, la restauración de una gran casa porfiriana,rescatándola del abandono y la destrucción, para hacer de ella elsueño de cientos, que digo, de miles de turistas que nos honrancon su visita, he aquí su historia: MESÓN DE SAN SEBASTIÁN Esteinmueble se localiza en el número 6 de la calle que se llamó “ala vera de la cruz”, actual 9 Oriente-Poniente, esta callellamada así porque partía desde el actual Bulevar del 5 de Mayo,al costado del templo de la Santa Cruz, hoy templo de La Concordia( 3 Sur y 9 Poniente), hasta la calle de matadero del carnero,actual mercado del Parral, edificación del Siglo XVI, en el cualel registro en las crónicas del archivo de propiedades de laciudad del año de 1567, su primer dueño y constructor fue elespañol don Juan Rodríguez Navarrete, quien se desempeñaba comofiel del peso de la harina, labor que consistía en ser el pesadoroficial de este producto, algo así, como un notario públicopesador de harina, para el año de 1583.

Se tiene registro de que compartió la propiedad con su cuñadoAntón Martín, alguacil de la ciudad, quien tiempo después seerige como único dueño, quien la hereda a su hijo Alonso Martin,quien es el que termina de edificarla y le da el toque final decasona de estilo barroco, se ignora quiénes fueron los siguientespropietarios de ésta, e incluso si cumplió alguna funciónreligiosa, ya que se tiene registro de que en casi toda estamanzana las casas fueron propiedad de la iglesia, pero con laimplementación de las Leyes de Reforma, se les expropia a ésta, yson puestas en venta a particulares; es a partir de este momento enque la casa pasa a ser propiedad por cinco generaciones de lafamilia Cisneros, quien al paso del tiempo le van dando distintosusos, desde almacén de granos, cochera de carruajes y diligencias,casa habitación, hostal, viviendas económicas unifamiliares,etc.

https://cdn.oem.com.mx/elsoldepuebla/2017/06/puebla3.jpg

LA RECUPERACIÓN Es hasta el año de 1995, en que la casa pasa aser propiedad del doctor Jorge Cebada López, quien la adquiere desus propios familiares, y se dedica de tiempo completo a larestauración de la misma, ya que uno de los últimos usos que sele dio a la casa es el de vivienda popular, lo que se logrómediante la construcción de varios cuartos individuales sinrespetar la arquitectura original de la misma. Como dato curioso,se le construyeron tantas habitaciones en calidad de pegotes, quesu demolición llevó al doctor a contratar más de 200 viajes decamiones de volteo para sacar tantísimo escombro, y poderrecuperar sus dos grandes patios, el principal, con pasillosarcados y el posterior, convirtiéndolo en una gran terraza dedescanso.

SAN SEBASTIÁN EN EL SIGLO XXI Actualmente y después de unaextraordinaria labor de restauración, con enormes costoseconómicos y físicos, se recupera esta hermosa casona, dándoleel uso de hotel, donde su propietario le otorga un toque netamenteporfiriano, logrando un agradable ambiente totalmente de principiosdel Siglo XX, es tan fabulosa la ambientación lograda, que variasveces sus habitaciones han sido escenario de documentales ypelículas de la época de don Porfirio. Como un detalle único enPuebla, no existe otro hotel en la ciudad en el que todas sus 24habitaciones sean totalmente diferentes una de la otra, ya queestán amuebladas al más puro estilo francés y Art Nouveau, ycomo otro detalle que la distingue, las habitaciones no tienennumeración, sino nombres de santos; así nos encontramos con lahabitación San José, San Francisco, San Miguel, San Fernando,etc., todo enmarcado en un hermoso ambiente colonial barroco, perocon todos los servicios de un hotel moderno.

¿Y dónde está lo romántico?, pues al más puro estilo deldirector de orquesta Paul Muriat, el amor está en cadahabitación, así es, todas lucen una bella y minimalistadecoración, tan realista, que al traspasar las puertas de cada unate transportan, sin necesitar una máquina del tiempo, a las másbellas épocas del México que se nos fue, desde la Francia de donPorfirio, pasando por el art decó de los treinta, y terminando conel swing de los cincuenta. En tu primera oportunidad, te invito aque visites esta bella vitrina del tiempo, y adéntrate en suromanticismo histórico.

https://cdn.oem.com.mx/elsoldepuebla/2017/06/puebla4.jpg

Aprovecho para agradecer al doctor Jorge Cebada López lasamplias facilidades prestadas para la realización de estanota.

En este momento, doy paso a la respuesta que dejé planteada lasemana pasada, la cual fue: en las fuentes coloniales, ¿cómo sediferencian las fuentes de servicio a la gente, de las fuentesornamentales?, respuesta: muy sencillo, al visualizar una fuente,que generalmente son de piezas de cantera, fíjate en el dintelsuperior, éstas tienen en sus uniones unas grapas de metal,soldadas con plomo derretido, son para evitar que la presión delpeso del agua reviente la fuente floreándola y desprendiendo laslajas de cantera, a este efecto se le llama barril de Pascal, queindica que en un recipiente, la presión se reparte igualmente entodas direcciones, esto es en las fuentes de servicio, lasornamentales carecen de estas grapas, ya que generalmente contienenmuy poca cantidad de agua; otro detalle, si las grapas son dehierro forjado son anteriores al año de 1912.

Para la semana siguiente les dejo planteada esta pregunta, lacual escribo recordando una de mis primeras notas: en las casasporfirianas, en la parte baja del dintel del zaguán había unasenormes bolas de piedra de cantera, ¿cómo se llamaban y para quéservían?

Te recuerdo querido lector, que ya puedes escucharme, en latransmisión de mi programa en vivo a través de la HR, “CALLES YDETALLES con el Barón Rojo”; a través de tu dispositivo,visualiza la página de Cinco Radio, accesa al botón radio en vivoy estaciones, haz clic en el botón la HR1090, y después en elbotón rojo a la izquierda escuchar en vivo. Todos los domingos alas 12 del día, espero tus llamadas y comentarios al 2-73-33-01 y2-73-33-02.

Si deseas una agradable plática de historia de Puebla, puedescontactarme a mi correo profelalo2002@hotmail.com, o a mi cuenta deTwitter @elbaronrojo62, o a mis páginas de Facebook, vía inboxEduardo Zamora Martínez y Lalo Zamora, y muy pronto, te ofrecerétardes bohemias con el BARÓN rojo, una agradable plática llena dehistoria poblana, ¿en dónde?, aquí en mi hangar localizado en elCentro Histórico, estate pendiente. Mil gracias y hasta lapróxima.

https://cdn.oem.com.mx/elsoldepuebla/2017/06/Puebla5.jpg

Local

Oposición debe ir en alianza para ganarle a Morena en 2024: Juan Carlos Lastiri

Juan Carlos Lastiri considera que las dirigencias estatales de la oposición deberían valorar incluir a Movimiento Ciudadano en la alianza

Local

Volkswagen niega utilización de dispositivos para alterar el ciclo de lluvias

Volkswagen señala que no hay evidencia de que lo expuesto en el video provenga de sus instalaciones

Policiaca

Liberan a exconductor de Uber involucrado en el asesinato de una alumna de la BUAP

José "N" quedó en libertad la noche de ayer, luego de que un Tribunal de Enjuiciamiento determinara que no hay pruebas suficientes para relacionarlo con el asesinato

Cultura

Clavillazo, el comediante poblano que conquistó a un país | Los tiempos idos

Nacido hace 112 años en Teziutlán, Puebla, se convirtió en un actor aclamado por el público y formó parte esencial de la Época de Oro del Cine Mexicano

Doble Vía

‘Los versos satánicos’: ¿De qué trata y por qué atacaron a su autor Salman Rushdie?

Salman Rushdie se encontraba en el Instituto Chautauqua de Nueva York dando una conferencia cuando recibió varias puñaladas

Local

Oposición debe ir en alianza para ganarle a Morena en 2024: Juan Carlos Lastiri

Juan Carlos Lastiri considera que las dirigencias estatales de la oposición deberían valorar incluir a Movimiento Ciudadano en la alianza

Local

Bajos niveles de presas podrían provocar baja producción de cultivos el próximo año

La presa de Valsequillo es la que más preocupa por los bajos niveles de agua que ha registrado en los últimos años

Sociedad

CNDH se olvida de la pobreza franciscana: compra autos último modelo

Realiza compras de impresoras, escáneres, sillones y otros muebles con elevado sobreprecio

Sociedad

Votan contra la unión igualitaria en Aguascalientes

Sólo asistieron 3 integrantes de la Comisión de Derechos Humanos al Congreso de Aguascalientes