/ jueves 2 de julio de 2020

Sigue estos consejos y mantén tus hierbas frescas

Te decimos cómo hacerlo para que conserven sus propiedades por más tiempo y puedas aportar sabor y color a tus alimentos

Las hierbas son un aliado para agregar sabor y color a nuestros platillos, pero al ser un alimento fresco tienen un período de vida corto, alrededor de 4 días. Por eso es importante almacenarlas adecuadamente para que, además de mantener sus propiedades, se conserven verdes y hermosas.

Para decidir cómo guardarlas, primero define para qué las vas a utilizar, si para agregarlas a un platillo y darle sabor o para decorar ensaladas y otros alimentos. Aprende a almacenarlas para que, aunque compres poquito, no terminen en la basura.

SUMERGIR EL TALLO EN AGUA

Así como florero, en un recipiente de cristal sumerge el tallo de las hierbas, pero deja las hojas al descubierto. Después refrigera. De esta manera tus hierbas se conservarán durante más días en buenas condiciones; pero los tallos y hojas que entran en contacto con el agua se vuelven viscosos y ya no se pueden usar. Dejar tu ramo descubierto provoca alrededor del 20% de merma, si utilizarás tus hierbas en cuatro días, prueba con este método.

Foto: Azerbaijan_stockers | Freepik

SUMERGIR EL TALLO EN AGUA Y CUBRIR

Es el método más popular, sin embargo, al almacenar así las hierbas frescas solo se mantienen en buenas condiciones por dos días, máximo. Sumerge el tallo de las hierbas en un frasco limpio relleno de agua, después cubre todo con una bolsa de plástico y guárdalo en el refrigerador. La idea es que el tallo absorba el agua y así mantenga las hojas crujientes, hidratadas y frescas.

ENVOLVER EN SERVILLETA SECA DENTRO DE UNA BOLSA

Refrigerar. La bolsa debe ser hermética y la servilleta o toalla de papel debe estar seca para que absorba la humedad que, en exceso, provoca que se marchiten. Más o menos al tercer día la servilleta estará bastante húmeda, y aunque las hierbas aún se conservan verdes, los tallos ya no están crujientes y pierden estructura. En ese momento las hierbas están perfectas para utilizarlas en tus platillos pero no para decorar ensaladas ni guarniciones.

Foto: Mrsiraphol | Freepik

ENVOLVER EN SERVILLETA HÚMEDA DENTRO DE UNA BOLSA

Este método es el que conserva más tiempo la calidad de las hierbas frescas. El procedimiento es el mismo que el anterior, solo que las toallas se humedecen antes de envolver el ramo. Puede ser una toalla de papel o tela, pero debes asegurarte de que solo esté húmeda (que no escurra agua ni esté mojada para que no se forme moho en las hojas). Después debe guardarse en una bolsa de cierre hermético y refrigerarse. Tras casi una semana tus hierbas (cilantro, perejil, etcétera) seguirán frescas y un 20% se habrá marchitado.

Foto: Freepik

GUARDARLAS EN LA BOLSA DEL SÚPER O MERCADO

Así tal cual, en su bolsita de plástico del súper, sin lavar, recortar o secar, las puedes dejar. Solo basta con enrollar un poco la bolsa y colocar la abertura hacia abajo para que no entre demasiado frío. Te sorprenderá cuan verdes, húmedas y crujientes se conservan las hierbas. Hay un poco de merma porque los ramitos que están cerca de la abertura de la bolsa se marchitan y la humedad que se guarda puede hacer viscosas algunas hojas, pero es poco desperdicio. Si tienes prisa, es el método indicado para ti.

Las hierbas son un aliado para agregar sabor y color a nuestros platillos, pero al ser un alimento fresco tienen un período de vida corto, alrededor de 4 días. Por eso es importante almacenarlas adecuadamente para que, además de mantener sus propiedades, se conserven verdes y hermosas.

Para decidir cómo guardarlas, primero define para qué las vas a utilizar, si para agregarlas a un platillo y darle sabor o para decorar ensaladas y otros alimentos. Aprende a almacenarlas para que, aunque compres poquito, no terminen en la basura.

SUMERGIR EL TALLO EN AGUA

Así como florero, en un recipiente de cristal sumerge el tallo de las hierbas, pero deja las hojas al descubierto. Después refrigera. De esta manera tus hierbas se conservarán durante más días en buenas condiciones; pero los tallos y hojas que entran en contacto con el agua se vuelven viscosos y ya no se pueden usar. Dejar tu ramo descubierto provoca alrededor del 20% de merma, si utilizarás tus hierbas en cuatro días, prueba con este método.

Foto: Azerbaijan_stockers | Freepik

SUMERGIR EL TALLO EN AGUA Y CUBRIR

Es el método más popular, sin embargo, al almacenar así las hierbas frescas solo se mantienen en buenas condiciones por dos días, máximo. Sumerge el tallo de las hierbas en un frasco limpio relleno de agua, después cubre todo con una bolsa de plástico y guárdalo en el refrigerador. La idea es que el tallo absorba el agua y así mantenga las hojas crujientes, hidratadas y frescas.

ENVOLVER EN SERVILLETA SECA DENTRO DE UNA BOLSA

Refrigerar. La bolsa debe ser hermética y la servilleta o toalla de papel debe estar seca para que absorba la humedad que, en exceso, provoca que se marchiten. Más o menos al tercer día la servilleta estará bastante húmeda, y aunque las hierbas aún se conservan verdes, los tallos ya no están crujientes y pierden estructura. En ese momento las hierbas están perfectas para utilizarlas en tus platillos pero no para decorar ensaladas ni guarniciones.

Foto: Mrsiraphol | Freepik

ENVOLVER EN SERVILLETA HÚMEDA DENTRO DE UNA BOLSA

Este método es el que conserva más tiempo la calidad de las hierbas frescas. El procedimiento es el mismo que el anterior, solo que las toallas se humedecen antes de envolver el ramo. Puede ser una toalla de papel o tela, pero debes asegurarte de que solo esté húmeda (que no escurra agua ni esté mojada para que no se forme moho en las hojas). Después debe guardarse en una bolsa de cierre hermético y refrigerarse. Tras casi una semana tus hierbas (cilantro, perejil, etcétera) seguirán frescas y un 20% se habrá marchitado.

Foto: Freepik

GUARDARLAS EN LA BOLSA DEL SÚPER O MERCADO

Así tal cual, en su bolsita de plástico del súper, sin lavar, recortar o secar, las puedes dejar. Solo basta con enrollar un poco la bolsa y colocar la abertura hacia abajo para que no entre demasiado frío. Te sorprenderá cuan verdes, húmedas y crujientes se conservan las hierbas. Hay un poco de merma porque los ramitos que están cerca de la abertura de la bolsa se marchitan y la humedad que se guarda puede hacer viscosas algunas hojas, pero es poco desperdicio. Si tienes prisa, es el método indicado para ti.

Finanzas

Reapertura económica en Puebla: así será la nueva normalidad de establecimientos

Autoridades estatales advierten sanciones en caso que se incumplan las medidas sanitarias

Policiaca

Vinculan a proceso a presunto agresor de poblana

Le fue imputada la medida cautelar de prisión preventiva

Virales

Tuitera sugiere “vaquita” con sus seguidores y las redes la llaman #LadyPedinche

Usuarios le reprocharon su comentario pues en su cuenta con frecuencia se dedica a criticar al gobierno de AMLO y la 4T

Futbol

¡Lo cumplen! Ormeño guía a la cima a La Franja a costa de Chivas

Los blanquiazules suman siete puntos en el Guard1anes 2020 y llegan a siete juegos sin perder

Sociedad

México supera las 52 mil muertes por coronavirus

En las últimas 24 horas se reportaron 6 mil 495 contagios para un acumulado de 475 mil 902 casos positivos de Covid-19

Ecología

[Video] Recibe Africam Safari la Nueva Normalidad con nacimiento de un elefante

Con este ejemplar, el parque amplía su oferta de estos amables gigantes con trompa a 14

Salud

Mujeres con Covid-19 pueden seguir amamantando

Resaltaron la importancia de proteger, fomentar y continuar con la lactancia materna durante la pandemia

Cultura

Este será el protocolo para participar en las misas durante la Nueva Normalidad

A partir de este lunes 10 de agosto se comenzará la reapertura gradual y ordenada de los templos en el estado