/ sábado 14 de agosto de 2021

La justicia novohispana se remodela | TURISTEANDO CON EL BARÓN ROJO

Un bello inmueble localizado en la esquina sur-oriente de la Catedral angelopolitana, exactamente a una cuadra al sur del zócalo citadino

Hola queridos lectores nuevamente les agradezco el favor de su atención por seguirme sábado a sábado en mis notas históricas. En esta ocasión, realizando mis cotidianos vuelos de reconocimiento por el centro citadino, logré aterrizar sobre el techo de un bello inmueble localizado en la esquina sur-oriente de la Catedral angelopolitana, exactamente a una cuadra al sur del zócalo citadino; se trata del palacio de justicia.

UNA BELLA JOYA DEL BARROCO

Este precioso y enorme inmueble está localizado en la esquina de la 5 Oriente con la calle 2 Sur, es la sede de la Tribunal Superior de Justicia en la entidad. En este inmueble se llevan a cabo los juicios más complicados y difíciles que se presentan en todo el estado de Puebla, lo que no se resuelve aquí, entonces se traslada a la Suprema Corte de la Nación en la Ciudad de México.

El inmueble fue construido, según crónicas, en el año de 1762 por mandato del obispo Domingo Pantaleón Álvarez de Abreu, integrado a los colegios construidos durante el arzobispado de Juan de Palafox y Mendoza. En la parte superior del portal principal están tallados en cantera sus escudos respectivos: a la izquierda, el del obispo y a la derecha, el del arzobispo.

Este enorme inmueble funcionó como parte de los colegios palafoxianos. Foto: Cortesía | Eduardo Zamora

Este enorme inmueble funcionó como parte de los colegios palafoxianos que integraban la manzana completa: San Pantaleón, San Juan, San Pedro y San Pablo, los cuatro dedicados a la impartición de estudios superiores seglares de distinto tipo, preferentemente enfocados a beneficiar a las clases pobres de la naciente ciudad.

En este específicamente se enseñaban Derecho Canónico y Derecho Civil, función que se llevó a cabo hasta el año de 1862, cuando se aplican las Leyes de Reforma y el inmueble se le expropia a la iglesia, al igual que los otros tres, siendo este último vendido a particulares, adquirido por el gobierno del estado en 1867 y destinado a ser la sede del poder judicial.

EL INMUEBLE

Esta bella casona cuenta con un gran patio arcado de dos plantas, pero con la característica de que tiene en medio de estas un entrepiso, esto es, aprovechando la altura de los techos de la planta baja se construyeron habitaciones, quedando estas debajo del segundo piso (este mismo principio de arquitectura lo muestra el tercer patio del Edificio Carolino, un bello y tenebroso lugar popularmente conocido como “las catacumbas”).

Cada cuerpo de estas habitaciones cuenta con su propia escalera oculta para su acceso. Foto: Cortesía | Eduardo Zamora

Cada cuerpo de estas habitaciones cuenta con su propia escalera oculta para su acceso, esto se acostumbraba así para no restarle belleza a la enorme escalinata ceremonial, localizada al centro de la arcada del fondo del patio, una bella obra de arquitectura que le agrega un aire ceremonial: una amplia escalera en su primer acceso y una elegante bifurcación en dos bellas escalinatas laterales.

En la parte superior, coronando estas escaleras, se encuentra la estatua de la justicia, como siempre, con su venda en los ojos, porque la justicia debe de ser ciega, en la mano derecha la balanza romana, porque debe de ser justa y equilibrada, y en su mano izquierda la espada, símbolo de la aplicación de la justicia, haciendo remembranza a un párrafo del evangelio según san Mateo, donde Jesús les dice a sus discípulos “no les traigo paz, les traigo espadas”.

LA ARQUITECTURA NOVOHISPANA POBLANA

Además, esta bella obra magna cuenta con un gran pasillo arcado en su segundo piso, bellamente adornado con barandales de hierro forjado, con remates en bronce y cobre, todo el trabajo en madera realizado en cedro y ébano, el pozo de la escalera cuenta con un enorme y elegante farol de hierro forjado que, a mi parecer, por el tamaño, tal vez tenga un peso de más de 200 kilos y con una altura de casi un metro. Ni de broma me gustaría estar cerca de él durante un temblor. Ha de ser impresionante el ver cómo se balancearía esa enorme mole de hierro.

Un gran patio colonial arcado, contando al centro su característica fuente barroca ornamental. Foto: Cortesía | Eduardo Zamora

Toda esta construcción es un bello ejemplo de lo que yo he llamado “la escuela de la arquitectura poblana”: un gran patio colonial arcado, contando al centro su característica fuente barroca ornamental, sin faltar su bella escalera monumental.

Dentro de las habitaciones del entrepiso cuenta con una gran biblioteca, totalmente elaborada en madera, con una elegante escalera de caracol del mismo material, además de sus elegantes barandas del segundo piso, todo esto formando un bello regalo para la vista, digna de ser visitada.

Actualmente se encuentra en fase de remodelación, pero en cuanto sea nuevamente abierto al público tengan la seguridad de que escribiré una nota para su conocimiento.

Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, el Barón Rojo. Nos leemos el próximo sábado.

Dentro de las habitaciones del entrepiso cuenta con una gran biblioteca, totalmente elaborada en madera. Foto: Cortesía | Eduardo Zamora

  • WhatsApp: 22 14 15 85 38
  • Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Hola queridos lectores nuevamente les agradezco el favor de su atención por seguirme sábado a sábado en mis notas históricas. En esta ocasión, realizando mis cotidianos vuelos de reconocimiento por el centro citadino, logré aterrizar sobre el techo de un bello inmueble localizado en la esquina sur-oriente de la Catedral angelopolitana, exactamente a una cuadra al sur del zócalo citadino; se trata del palacio de justicia.

UNA BELLA JOYA DEL BARROCO

Este precioso y enorme inmueble está localizado en la esquina de la 5 Oriente con la calle 2 Sur, es la sede de la Tribunal Superior de Justicia en la entidad. En este inmueble se llevan a cabo los juicios más complicados y difíciles que se presentan en todo el estado de Puebla, lo que no se resuelve aquí, entonces se traslada a la Suprema Corte de la Nación en la Ciudad de México.

El inmueble fue construido, según crónicas, en el año de 1762 por mandato del obispo Domingo Pantaleón Álvarez de Abreu, integrado a los colegios construidos durante el arzobispado de Juan de Palafox y Mendoza. En la parte superior del portal principal están tallados en cantera sus escudos respectivos: a la izquierda, el del obispo y a la derecha, el del arzobispo.

Este enorme inmueble funcionó como parte de los colegios palafoxianos. Foto: Cortesía | Eduardo Zamora

Este enorme inmueble funcionó como parte de los colegios palafoxianos que integraban la manzana completa: San Pantaleón, San Juan, San Pedro y San Pablo, los cuatro dedicados a la impartición de estudios superiores seglares de distinto tipo, preferentemente enfocados a beneficiar a las clases pobres de la naciente ciudad.

En este específicamente se enseñaban Derecho Canónico y Derecho Civil, función que se llevó a cabo hasta el año de 1862, cuando se aplican las Leyes de Reforma y el inmueble se le expropia a la iglesia, al igual que los otros tres, siendo este último vendido a particulares, adquirido por el gobierno del estado en 1867 y destinado a ser la sede del poder judicial.

EL INMUEBLE

Esta bella casona cuenta con un gran patio arcado de dos plantas, pero con la característica de que tiene en medio de estas un entrepiso, esto es, aprovechando la altura de los techos de la planta baja se construyeron habitaciones, quedando estas debajo del segundo piso (este mismo principio de arquitectura lo muestra el tercer patio del Edificio Carolino, un bello y tenebroso lugar popularmente conocido como “las catacumbas”).

Cada cuerpo de estas habitaciones cuenta con su propia escalera oculta para su acceso. Foto: Cortesía | Eduardo Zamora

Cada cuerpo de estas habitaciones cuenta con su propia escalera oculta para su acceso, esto se acostumbraba así para no restarle belleza a la enorme escalinata ceremonial, localizada al centro de la arcada del fondo del patio, una bella obra de arquitectura que le agrega un aire ceremonial: una amplia escalera en su primer acceso y una elegante bifurcación en dos bellas escalinatas laterales.

En la parte superior, coronando estas escaleras, se encuentra la estatua de la justicia, como siempre, con su venda en los ojos, porque la justicia debe de ser ciega, en la mano derecha la balanza romana, porque debe de ser justa y equilibrada, y en su mano izquierda la espada, símbolo de la aplicación de la justicia, haciendo remembranza a un párrafo del evangelio según san Mateo, donde Jesús les dice a sus discípulos “no les traigo paz, les traigo espadas”.

LA ARQUITECTURA NOVOHISPANA POBLANA

Además, esta bella obra magna cuenta con un gran pasillo arcado en su segundo piso, bellamente adornado con barandales de hierro forjado, con remates en bronce y cobre, todo el trabajo en madera realizado en cedro y ébano, el pozo de la escalera cuenta con un enorme y elegante farol de hierro forjado que, a mi parecer, por el tamaño, tal vez tenga un peso de más de 200 kilos y con una altura de casi un metro. Ni de broma me gustaría estar cerca de él durante un temblor. Ha de ser impresionante el ver cómo se balancearía esa enorme mole de hierro.

Un gran patio colonial arcado, contando al centro su característica fuente barroca ornamental. Foto: Cortesía | Eduardo Zamora

Toda esta construcción es un bello ejemplo de lo que yo he llamado “la escuela de la arquitectura poblana”: un gran patio colonial arcado, contando al centro su característica fuente barroca ornamental, sin faltar su bella escalera monumental.

Dentro de las habitaciones del entrepiso cuenta con una gran biblioteca, totalmente elaborada en madera, con una elegante escalera de caracol del mismo material, además de sus elegantes barandas del segundo piso, todo esto formando un bello regalo para la vista, digna de ser visitada.

Actualmente se encuentra en fase de remodelación, pero en cuanto sea nuevamente abierto al público tengan la seguridad de que escribiré una nota para su conocimiento.

Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, el Barón Rojo. Nos leemos el próximo sábado.

Dentro de las habitaciones del entrepiso cuenta con una gran biblioteca, totalmente elaborada en madera. Foto: Cortesía | Eduardo Zamora

  • WhatsApp: 22 14 15 85 38
  • Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Local

Reunión de 'yunquistas' y 'aristócratas', la premiación del CCE: Barbosa

Miguel Barbosa aseguró que la reunión del CCE fue con miras a definir a Eduardo Rivera como candidato en 2024

Local

Casonas del Centro Histórico serán repobladas

Se explicó que las casas tienen dueños, pero se espera que también ellos puedan vender y reactivarlas

Policiaca

Encuentran cadáver de un hombre en el fondo de barranca en Azumiatla

El ahora occiso, de aproximadamente 38 años de edad, no ha podido ser identificado

Virales

Tierno abuelito lleva comida a su nieta al trabajo en su bicicleta: se hace viral en TikTok

Su gran ánimo, el amor hacia su familia y la actitud que demuestra ante las diversas situaciones de la vida han cautivado a los internautas

Gossip

La leyenda regresa: Top Gun Maverick se anticipa este fin de semana

Aunque su estreno en México está programado para el 25 de mayo, habrá funciones de preestreno de Top Gun Maverick

Gossip

Tiktokers inician carrera en la música a través de Raw Music

La disquera Universal Music México y la agencia de influencers Raw Talent unieron fuerzas para impulsar a jóvenes en la industria musical

Gossip

CNCO afina su estilo con La equivocada, el himno de los corazones rotos

El grupo vocal prepara una colaboración con Beéle, en sonido urbano; estrenan el sencillo La equivocada

Finanzas

También hay metaverso económico y transformará al mundo

Un estudio apunta que el entorno digital transformará sectores de la economía

Justicia

Extitular de Salud de SLP saldrá libre al regresar 22 mpd

Mónica N, acusada de daños al erario, aceptó su responsabilidad y reparó el daño al regresar los 22 mdp