/ sábado 25 de junio de 2022

Tragedia en la calle de Mercaderes | TURISTEANDO CON EL BARÓN ROJO

Un torrencial aguacero desbordó el cauce del río San Francisco en 1927 lo que provocó gran destrucción y fue el motivo por el que las autoridades decidieron entubarlo y hoy es el bulevar 5 de Mayo

Hola queridos lectores, gracias nuevamente por recibirme en sus hogares en este ya muy lluvioso mes de junio. Este sábado les entregó un relato mucho muy histórico de un hecho que sucedió el 3 de octubre de 1927 y fue la tragedia que obligó a las autoridades a entubar el río de San Francisco, hoy boulevard 5 de mayo. Pasemos a la crónica de esta nota.

El día 2 de octubre de 1927, en plena temporada alta de lluvias, se suscitó en el margen del río de San Francisco una inundación y posteriormente un desbordamiento de las aguas del torrente que provocó una verdadera tragedia.

Para las 12:00 horas de ese día, el torrencial aguacero, saturó estrepitosamente el cauce del río San Francisco que para esas fechas corría por todo el margen norte del Centro Histórico. En sitios actuales, sería desde la fuente de la china poblana, por todo el boulevard 5 de Mayo, pasando enfrente de la capilla de dolores, sobre la 8 Oriente y la 8 Norte. El volumen de agua fue tan destructor, que invadió todas las calles aledañas.

A las 15:00 horas, el agua del afluente ya era imposible de contener por el cauce del rio. Foto: Archivo | El Sol de Puebla

A las 15:00 horas, el agua del afluente ya era imposible de contener por el cauce del rio, y estas se desbordaron sobre la actual calle 2 norte, antes calle de Mercaderes, desde el hospital del IMSS, hasta la 4 y 2 Oriente.

Esto provocó una avalancha de lodo y desperdicios, y causó la destrucción de casi todas las casonas de esta calle. El agua destruyó ventanales, puertas y hasta derrumbó portones de zaguanes, algunos con un peso bruto de casi media tonelada sus dos hojas.

Fue tal la magnitud de la destrucción, que las autoridades se dieron cuenta del peligro latente que se podría presentar de continuar el río de San Francisco en esta situación. Fue hasta las avenidas 4 y 2 Oriente donde las aguas encontraron desfogue y se encaminaron al cauce del río.

A partir de esta tragedia las autoridades municipales y estatales decidieron ponerle fin a esta amenaza. Foto: Archivo | El Sol de Puebla

A partir de esta tragedia las autoridades municipales y estatales decidieron ponerle fin a esta amenaza. Entonces tomaron la decisión de entubar el río San Francisco y convertir su afluente en una calle amplia para conectar, por este medio, la parte norte de la ciudad con el sur del Centro Histórico.

Esta nota apareció en la portada del periódico La Opinión de Puebla al día siguiente, 3 de octubre de 1927. Lamentablemente, se atravesaron en la ciudad y en el estado, muchos motivos políticos y armados que retrasaron la construcción del actual boulevard, que se llevó a cabo hasta el año de 1964.

En la primera etapa, el entubamiento se construyó solo hasta la actual 11 Oriente. En 1975, se continuó la segunda etapa, hasta la 25 oriente. Fue a mediados del año 1982 que se termina la obra hasta el bulevar Valsequillo.

Qué te parece esta historia querido lector, interesante ¿verdad? Esta es la nota del momento preciso en que se decide la suerte del Río San Francisco.

Algunos ingenuos que pretenden exigir a las autoridades que él río sea nuevamente abierto. Foto: Archivo | El Sol de Puebla

Actualmente he leído en las redes sociales, las intenciones de algunos ingenuos que pretenden exigir a las autoridades que él río sea nuevamente abierto y se convierta en una afluente natural. Sueño de ilusos, de ser así esta obra costaría una millonada espantosa, ni siquiera un gobierno estatal podría sostener una inversión de este tamaño, se requeriría el apoyo del gobierno federal, y eso, al menos para un servidor, sería verdaderamente imposible de realizar si tomamos en cuenta que fue el presidente Manuel Ávila Camacho, en 1945, destinó una partida presupuestal para iniciar las obras de entubamiento, lo que nada más sirvió para el pago de casas expropiadas y trazar así el cauce del boulevard 5 de Mayo. Luego le tocó al gobernador Rafael Ávila Camacho, destinar un presupuesto definido para continuar este gasto, pero bueno, se vale soñar.

  • Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, el Barón rojo, y nos leemos el próximo sábado.
  • WhatsApp: 22 14 15 85 38
  • Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Hola queridos lectores, gracias nuevamente por recibirme en sus hogares en este ya muy lluvioso mes de junio. Este sábado les entregó un relato mucho muy histórico de un hecho que sucedió el 3 de octubre de 1927 y fue la tragedia que obligó a las autoridades a entubar el río de San Francisco, hoy boulevard 5 de mayo. Pasemos a la crónica de esta nota.

El día 2 de octubre de 1927, en plena temporada alta de lluvias, se suscitó en el margen del río de San Francisco una inundación y posteriormente un desbordamiento de las aguas del torrente que provocó una verdadera tragedia.

Para las 12:00 horas de ese día, el torrencial aguacero, saturó estrepitosamente el cauce del río San Francisco que para esas fechas corría por todo el margen norte del Centro Histórico. En sitios actuales, sería desde la fuente de la china poblana, por todo el boulevard 5 de Mayo, pasando enfrente de la capilla de dolores, sobre la 8 Oriente y la 8 Norte. El volumen de agua fue tan destructor, que invadió todas las calles aledañas.

A las 15:00 horas, el agua del afluente ya era imposible de contener por el cauce del rio. Foto: Archivo | El Sol de Puebla

A las 15:00 horas, el agua del afluente ya era imposible de contener por el cauce del rio, y estas se desbordaron sobre la actual calle 2 norte, antes calle de Mercaderes, desde el hospital del IMSS, hasta la 4 y 2 Oriente.

Esto provocó una avalancha de lodo y desperdicios, y causó la destrucción de casi todas las casonas de esta calle. El agua destruyó ventanales, puertas y hasta derrumbó portones de zaguanes, algunos con un peso bruto de casi media tonelada sus dos hojas.

Fue tal la magnitud de la destrucción, que las autoridades se dieron cuenta del peligro latente que se podría presentar de continuar el río de San Francisco en esta situación. Fue hasta las avenidas 4 y 2 Oriente donde las aguas encontraron desfogue y se encaminaron al cauce del río.

A partir de esta tragedia las autoridades municipales y estatales decidieron ponerle fin a esta amenaza. Foto: Archivo | El Sol de Puebla

A partir de esta tragedia las autoridades municipales y estatales decidieron ponerle fin a esta amenaza. Entonces tomaron la decisión de entubar el río San Francisco y convertir su afluente en una calle amplia para conectar, por este medio, la parte norte de la ciudad con el sur del Centro Histórico.

Esta nota apareció en la portada del periódico La Opinión de Puebla al día siguiente, 3 de octubre de 1927. Lamentablemente, se atravesaron en la ciudad y en el estado, muchos motivos políticos y armados que retrasaron la construcción del actual boulevard, que se llevó a cabo hasta el año de 1964.

En la primera etapa, el entubamiento se construyó solo hasta la actual 11 Oriente. En 1975, se continuó la segunda etapa, hasta la 25 oriente. Fue a mediados del año 1982 que se termina la obra hasta el bulevar Valsequillo.

Qué te parece esta historia querido lector, interesante ¿verdad? Esta es la nota del momento preciso en que se decide la suerte del Río San Francisco.

Algunos ingenuos que pretenden exigir a las autoridades que él río sea nuevamente abierto. Foto: Archivo | El Sol de Puebla

Actualmente he leído en las redes sociales, las intenciones de algunos ingenuos que pretenden exigir a las autoridades que él río sea nuevamente abierto y se convierta en una afluente natural. Sueño de ilusos, de ser así esta obra costaría una millonada espantosa, ni siquiera un gobierno estatal podría sostener una inversión de este tamaño, se requeriría el apoyo del gobierno federal, y eso, al menos para un servidor, sería verdaderamente imposible de realizar si tomamos en cuenta que fue el presidente Manuel Ávila Camacho, en 1945, destinó una partida presupuestal para iniciar las obras de entubamiento, lo que nada más sirvió para el pago de casas expropiadas y trazar así el cauce del boulevard 5 de Mayo. Luego le tocó al gobernador Rafael Ávila Camacho, destinar un presupuesto definido para continuar este gasto, pero bueno, se vale soñar.

  • Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, el Barón rojo, y nos leemos el próximo sábado.
  • WhatsApp: 22 14 15 85 38
  • Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Policiaca

Sujeto asesinó a su propia madre y a su pareja en la unidad habitacional Solidaridad Nacional

La madre de José Hugo llegó desde el estado de Veracruz sólo para sacar de la cárcel a su hijo, quien terminó asesinándola en complicidad con otro sujeto

Finanzas

Logran acuerdo salarial o van a huelga tras segunda consulta en Volkswagen

Si no logran un acuerdo, a partir del 9 de septiembre estallaría la huelga

Justicia

¡Terrible descuido! Pequeño corre hacia la calle y es aplastado por un auto

La Fiscalía de la Ciudad de México estaría en busca del conductor tras el accidente del niño

Cultura

Cuestionario Proust: Nataly Michel

Se especializa en esgrima, dominando el arma conocida como florete. Ha obtenido tres medallas de oro, cuatro de plata y cinco de bronce en campeonatos internacionales

Tecnología

El reconocimiento facial también discrimina

Con frecuencia los dispositivos de reconocimiento facial se utilizan para vigilar a las personas de color, más que a las blancas. Irónicamente, esta tecnología es más precisa con los tonos de piel claros que con los oscuros

Cultura

Antibalas: “Medicina musical para estos tiempos”

A propósito del regreso de esta orquesta a nuestro país, platicamos con dos miembros del grupo, quienes adelantan que ya tienen preparados dos discos nuevos, además de muchos conciertos por Norteamérica

Moda

Los looks de verano con los que la realeza rompe el protocolo

La reina Letizia se deja llevar por su espíritu veraniego y muestra sus trabajadas piernas con un short de rayas 

Gossip

Sergio Arau rompe fronteras en el arte con su proyecto “Tocada y fuga”

Sergio Arau combina el rock con el repertorio clásico en su proyecto; también prepara un documental sobre Rockotitlán