/ sábado 26 de junio de 2021

Un buen número para empezar: 300 | TURISTEANDO CON EL BARÓN ROJO

Una larga aventura que inició por casualidad, con el objetivo de conocer casa por casa el Centro Histórico de Puebla

Muy buenos días querido público lector, como cada sábado les agradezco el favor de abrirme las puertas de su hogar para recibirme con mis artículos, siempre con el deseo de que sean de su interés. En esta ocasión les quiero compartir la alegría que estoy manifestando de una manera muy especial, pues la semana pasada publiqué mi escrito número trescientos, motivo por el cual esta nota la hago para festejarlo junto con todos ustedes, acompáñenme.

¿QUIÉN ES EL BARÓN ROJO?

Queridos amigos, soy su servidor Jorge Eduardo Zamora Martínez, ¿y por qué ese sobrenombre?, lo elegí por un motivo especial: toda mi vida fui y sigo siendo aficionado de las tiras cómicas de Snoopy y Charlie Brown, un clásico niño que representa a la infancia americana de los años sesenta, que cuenta con una mascota única, un perro de la raza beagle que tiene vida y consciencia propias.

Este perrito toda su vida a disfrutado dentro de su imaginación del combatir en el campo aéreo contra el as de la Primera Guerra Mundial, Manfred Von Richtstoffen, el afamado Barón Rojo, quien se llamó así por utilizar un avión Fokker con motor centrífugo de siete pistones, característico por ser un triplano pintado de rojo, color que lo hacía fácil de identificar en el aire y ser por esto mismo la carnada para sus adversarios.

Al verse perseguido, daba una vuelta vertical completa de 360 grados y los atacaba por la retaguardia, acción que le funcionó por 88 veces, para convertirse en el piloto aéreo con más derribos en la historia de las batallas libradas en el aire… pues este perrito siempre sueña con batirse a duelo con el Barón Rojo, utilizando un biplano Sopwhite Cammel.

¿CÓMO NACE TURISTEANDO CON EL BARÓN ROJO?

Nace de la casualidad. Hace más de cuarenta años, en mi primer empleo, en la recién inaugurada Casa de la Cultura, me dediqué a administrar la hemeroteca y una de mis actividades era recibir y acomodar todos los periódicos del día, así como escribirle un resumen al director Pedro Ángel Palou; de ahí me nace el amor por la historia de Puebla. Esta actividad me orilló a adentrarme en el diario caminar por estas calles de Dios.

En el año del 2015, cursando un diplomado de guías de turistas en la Buap, una de mis compañeras, Guadalupe Gálvez, que en ese entonces era editora de Viajeros de El Sol de Puebla nos invita a todos los participantes en el diplomado a escribir un artículo complementario para la sección. De entre más de 160 compañeros en el diplomado solamente yo me aventuré a que me dejara participar como colaborador y es así como, en junio del 2015, sale publicado mi primer escrito, Las fuentes mellizas de San Miguel.

Hoy en día mi actual editora en jefe, Erika Albisúa, a la cual le agradezco el permitirme seguir colaborando con esta casa editorial, me ha apoyado con esta labor y es aquí donde veo el resultado, trescientos artículos publicados ininterrumpidamente.

AGRADECIMIENTOS

Son muchas las personas a las que tengo el compromiso de agradecer el favor de haber obtenido esta marca récord: cientos de lectores, colaboradores, amigos, familia, parientes, personas que me han manifestado su cariño recibiéndome en sus casas, las que me piden que investigue un tema, las que me piden realizar una plática, escuelas y universidades que me han contratado para una conferencia, invitaciones a sus hogares a compartir el pan y la sal, llamadas a mi celular, regalos de revistas, libros y fotografías antiguas, sin olvidar a don Celso Padilla, gran amigo y administrador de la hemeroteca de El Sol de Puebla.

Muchas gracias al apoyo de mi familia, mis hermanos Ruth, Martha (qepd), Pedro y Pepe, mis sobrinos, mis nietos, mis hijos peludos por su apoyo, pero sobre todo te agradezco a ti, María Esther, mi compañera de la vida, quien siempre está a mi lado cuando escribo estas líneas, incluso a altas horas de la noche, con sus valiosos consejos, apoyo, compañía y, sobre todo, sus regaños, siempre con mucho cariño. Treinta y tres años nos unen, más los que Dios nos conceda.

Es mucho lo que he aprendido y mucho lo que me falta, como ya lo escribí hace muchos meses, espero que llegue el día en que diga con orgullo que el Centro Histórico de Puebla no lo conozco calle por calle, sino casa por casa.

Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, el Barón Rojo. Nos leemos el próximo sábado.

  • WhatsApp: 22 14 15 85 38
  • Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Muy buenos días querido público lector, como cada sábado les agradezco el favor de abrirme las puertas de su hogar para recibirme con mis artículos, siempre con el deseo de que sean de su interés. En esta ocasión les quiero compartir la alegría que estoy manifestando de una manera muy especial, pues la semana pasada publiqué mi escrito número trescientos, motivo por el cual esta nota la hago para festejarlo junto con todos ustedes, acompáñenme.

¿QUIÉN ES EL BARÓN ROJO?

Queridos amigos, soy su servidor Jorge Eduardo Zamora Martínez, ¿y por qué ese sobrenombre?, lo elegí por un motivo especial: toda mi vida fui y sigo siendo aficionado de las tiras cómicas de Snoopy y Charlie Brown, un clásico niño que representa a la infancia americana de los años sesenta, que cuenta con una mascota única, un perro de la raza beagle que tiene vida y consciencia propias.

Este perrito toda su vida a disfrutado dentro de su imaginación del combatir en el campo aéreo contra el as de la Primera Guerra Mundial, Manfred Von Richtstoffen, el afamado Barón Rojo, quien se llamó así por utilizar un avión Fokker con motor centrífugo de siete pistones, característico por ser un triplano pintado de rojo, color que lo hacía fácil de identificar en el aire y ser por esto mismo la carnada para sus adversarios.

Al verse perseguido, daba una vuelta vertical completa de 360 grados y los atacaba por la retaguardia, acción que le funcionó por 88 veces, para convertirse en el piloto aéreo con más derribos en la historia de las batallas libradas en el aire… pues este perrito siempre sueña con batirse a duelo con el Barón Rojo, utilizando un biplano Sopwhite Cammel.

¿CÓMO NACE TURISTEANDO CON EL BARÓN ROJO?

Nace de la casualidad. Hace más de cuarenta años, en mi primer empleo, en la recién inaugurada Casa de la Cultura, me dediqué a administrar la hemeroteca y una de mis actividades era recibir y acomodar todos los periódicos del día, así como escribirle un resumen al director Pedro Ángel Palou; de ahí me nace el amor por la historia de Puebla. Esta actividad me orilló a adentrarme en el diario caminar por estas calles de Dios.

En el año del 2015, cursando un diplomado de guías de turistas en la Buap, una de mis compañeras, Guadalupe Gálvez, que en ese entonces era editora de Viajeros de El Sol de Puebla nos invita a todos los participantes en el diplomado a escribir un artículo complementario para la sección. De entre más de 160 compañeros en el diplomado solamente yo me aventuré a que me dejara participar como colaborador y es así como, en junio del 2015, sale publicado mi primer escrito, Las fuentes mellizas de San Miguel.

Hoy en día mi actual editora en jefe, Erika Albisúa, a la cual le agradezco el permitirme seguir colaborando con esta casa editorial, me ha apoyado con esta labor y es aquí donde veo el resultado, trescientos artículos publicados ininterrumpidamente.

AGRADECIMIENTOS

Son muchas las personas a las que tengo el compromiso de agradecer el favor de haber obtenido esta marca récord: cientos de lectores, colaboradores, amigos, familia, parientes, personas que me han manifestado su cariño recibiéndome en sus casas, las que me piden que investigue un tema, las que me piden realizar una plática, escuelas y universidades que me han contratado para una conferencia, invitaciones a sus hogares a compartir el pan y la sal, llamadas a mi celular, regalos de revistas, libros y fotografías antiguas, sin olvidar a don Celso Padilla, gran amigo y administrador de la hemeroteca de El Sol de Puebla.

Muchas gracias al apoyo de mi familia, mis hermanos Ruth, Martha (qepd), Pedro y Pepe, mis sobrinos, mis nietos, mis hijos peludos por su apoyo, pero sobre todo te agradezco a ti, María Esther, mi compañera de la vida, quien siempre está a mi lado cuando escribo estas líneas, incluso a altas horas de la noche, con sus valiosos consejos, apoyo, compañía y, sobre todo, sus regaños, siempre con mucho cariño. Treinta y tres años nos unen, más los que Dios nos conceda.

Es mucho lo que he aprendido y mucho lo que me falta, como ya lo escribí hace muchos meses, espero que llegue el día en que diga con orgullo que el Centro Histórico de Puebla no lo conozco calle por calle, sino casa por casa.

Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, el Barón Rojo. Nos leemos el próximo sábado.

  • WhatsApp: 22 14 15 85 38
  • Facebook: Eduardo Zamora Martínez

Local

Puebla, primer lugar con mayor número de asaltos en carreteras

Inegi reportó 176 asaltos en carreteras del estado de enero a diciembre del año pasado

Local

[Fotoreportaje] Taller de piezas navideñas reabre tras pandemia

El taller se mantuvo cerrado por casi dos años, su fundadora doña Margarita perdió la vida a consecuencia de Covid19

Local

Suman 26 denuncias por delitos contra el medio ambiente en Puebla

La capital poblana es la que más registró este tipo de hechos

Sociedad

Envenenan al Río Bravo con aguas negras

El derrame continuará hasta fin de año, cuando se reparen las tuberías, indicó El Paso Water, la empresa responsable del incidente

Finanzas

Precios de autos rebasan a la inflación

Además de los aumentos en insumos también el transporte, la logística misma, encareció: AMIA

Deportes

Larcamón avisa su continuidad, pero pide un mejor equipo

El director técnico del Club Puebla se dijo orgulloso por lo hecho

Doble Vía

Trabajó como "cerrillito" para pagar un préstamo y su historia se vuelve viral

Los usuarios valoraron la honestidad y el gran trabajo para poder pagar

Deportes

Puebla cae ante León en el partido de vuelta

Al igual y como el año pasado, La Franja se volvió a estrellar en El Bajío cayendo 2-0 para quedarse por el camino

Doble Vía

Cine en Perú causa polémica por dividir funciones para vacunados y no vacunados

El Ministerio de Salud del país recomendó el tener las dos dosis de la vacuna para acudir a espacios cerrados