/ jueves 9 de julio de 2020

Ver, oler y tocar | EL RINCÓN DE ZALACAÍN

Una placentera charla por las modernas plataformas de comunicación permitió asistir a una cata vertical de vino Alidis

Una placentera charla por las modernas plataformas de comunicación permitió a Zalacaín asistir a una cata vertical de vino Alidis, dirigido por la famosa María José Huertas, a quien el aventurero ha conocido y frecuentado en el restaurante de Paco Roncero en Madrid.

Vaya experiencia, una hora escuchando y viendo beber vinos por los especialistas y seguir la charla cibernética con los comentarios escritos por amigos comunes y famosillos del mundo del vino.

Zalacaín se quedó pensando no en el futuro, en el presente. ¿Cuándo iba a imaginar asistir virtualmente a una cata de Ribera del Duero a más de 9 mil kilómetros de distancia, sin moverse de su escritorio?

La vida de confinamiento ha cambiado las formas de convivencia, pero falta algo fundamental. Ver a María José y a Luis hablar de los vinos cuando los probaban, observar con la nitidez de las cámaras HD los brillos del vino en la copa, ayudan mucho a salivar e incluso, como es el caso de Zalacaín poner en valor el recuerdo, la memoria del paladar de los vinos de Viña Mambrilla, descubiertos por Zalacaín hace unos 18 años de la mano de Gil Martínez en una de sus tradicionales Jornadas de la Matanza del Burgo de Osma.

Acudió a la mente del aventurero un conjunto de experiencias en los mercados de aquí y de allá y las frases siempre coincidentes de quienes le acompañan en esas tertulias gastronómicas donde afloran los conceptos de “oler, ver y tocar”.

¿Cómo serán ahora las compras en los mercados ante la complicada situación de contagios del coronavirus?

¿Cómo se hará la compra del abasto para la casa? ¿Dónde quedará la experiencia de pedir la “probadita” del tal o cual alimento antes de adquirirlo?

¿Cómo se suplirá la experiencia de oler las frutas, de pegarle al melón o a la sandía para pronosticar si ya están maduros?

Las plataformas digitales permiten ahora a los compradores entrar en una aplicación para ordenan las compras, se ven fotografías, se leen explicaciones y se obtienen los precios, se hace el pedido se compra en línea, se paga con tarjeta y la mercancía llega al domicilio o se recoge en un punto de encuentro en el estacionamiento del supermercado.

La experiencia de ver los productos “en vivo”, de olerlos, de tocarlos, queda en la historia de vida de cada uno de quienes lo pudieron hacer en el pasado.

Zalacaín pensaba, si esto pasa con la compra, cómo será para el consumo, los restaurantes empiezan a anunciar sus protocolos de ingreso, los menús digitales, la distancia, la forma de comer, los olores de la comida y el vino encubiertos por los sanitizantes.

Tantos cambios en la forma de vida acabaron por abrumar al aventurero Zalacaín quien al final se preguntaba ¿y el amor, cómo será el enamoramiento, el escarceo, el contacto físico, acaso también rodeado de sanitizantes y sana distancia?

Y entonces recordó algún escrito de su amigo el poeta Rodolfo Serrano sobre el cantante y compositor Fran Fernández de quien cita en alguno de sus poemas en las calles de Madrid:

“No te hablo de sexo, te hablo del mar,

de hablarte en la cena,

de confundir el sabor del vino

con el de tu boca”

¿Volverán esos tiempos, o solo nos queda vivir del recuerdo?

Quizá, se dijo Zalacaín, es cuestión de paciencia y de respetar la sana distancia, mientras sólo nos queda pensar, como decía la abuela “lo bailado, lo vivido, lo bebido y lo comido, nadie me lo quita”.

  • www.losperiodistas.com.mx
  • YouTube: El Rincón de Zalacaín

Una placentera charla por las modernas plataformas de comunicación permitió a Zalacaín asistir a una cata vertical de vino Alidis, dirigido por la famosa María José Huertas, a quien el aventurero ha conocido y frecuentado en el restaurante de Paco Roncero en Madrid.

Vaya experiencia, una hora escuchando y viendo beber vinos por los especialistas y seguir la charla cibernética con los comentarios escritos por amigos comunes y famosillos del mundo del vino.

Zalacaín se quedó pensando no en el futuro, en el presente. ¿Cuándo iba a imaginar asistir virtualmente a una cata de Ribera del Duero a más de 9 mil kilómetros de distancia, sin moverse de su escritorio?

La vida de confinamiento ha cambiado las formas de convivencia, pero falta algo fundamental. Ver a María José y a Luis hablar de los vinos cuando los probaban, observar con la nitidez de las cámaras HD los brillos del vino en la copa, ayudan mucho a salivar e incluso, como es el caso de Zalacaín poner en valor el recuerdo, la memoria del paladar de los vinos de Viña Mambrilla, descubiertos por Zalacaín hace unos 18 años de la mano de Gil Martínez en una de sus tradicionales Jornadas de la Matanza del Burgo de Osma.

Acudió a la mente del aventurero un conjunto de experiencias en los mercados de aquí y de allá y las frases siempre coincidentes de quienes le acompañan en esas tertulias gastronómicas donde afloran los conceptos de “oler, ver y tocar”.

¿Cómo serán ahora las compras en los mercados ante la complicada situación de contagios del coronavirus?

¿Cómo se hará la compra del abasto para la casa? ¿Dónde quedará la experiencia de pedir la “probadita” del tal o cual alimento antes de adquirirlo?

¿Cómo se suplirá la experiencia de oler las frutas, de pegarle al melón o a la sandía para pronosticar si ya están maduros?

Las plataformas digitales permiten ahora a los compradores entrar en una aplicación para ordenan las compras, se ven fotografías, se leen explicaciones y se obtienen los precios, se hace el pedido se compra en línea, se paga con tarjeta y la mercancía llega al domicilio o se recoge en un punto de encuentro en el estacionamiento del supermercado.

La experiencia de ver los productos “en vivo”, de olerlos, de tocarlos, queda en la historia de vida de cada uno de quienes lo pudieron hacer en el pasado.

Zalacaín pensaba, si esto pasa con la compra, cómo será para el consumo, los restaurantes empiezan a anunciar sus protocolos de ingreso, los menús digitales, la distancia, la forma de comer, los olores de la comida y el vino encubiertos por los sanitizantes.

Tantos cambios en la forma de vida acabaron por abrumar al aventurero Zalacaín quien al final se preguntaba ¿y el amor, cómo será el enamoramiento, el escarceo, el contacto físico, acaso también rodeado de sanitizantes y sana distancia?

Y entonces recordó algún escrito de su amigo el poeta Rodolfo Serrano sobre el cantante y compositor Fran Fernández de quien cita en alguno de sus poemas en las calles de Madrid:

“No te hablo de sexo, te hablo del mar,

de hablarte en la cena,

de confundir el sabor del vino

con el de tu boca”

¿Volverán esos tiempos, o solo nos queda vivir del recuerdo?

Quizá, se dijo Zalacaín, es cuestión de paciencia y de respetar la sana distancia, mientras sólo nos queda pensar, como decía la abuela “lo bailado, lo vivido, lo bebido y lo comido, nadie me lo quita”.

  • www.losperiodistas.com.mx
  • YouTube: El Rincón de Zalacaín

Estado

El reto de ser maestro en pandemia: tecnología, acercamiento y hasta muertes por Covid-19

Docentes de la región sur del estado señalan que hay comunidades donde no hay telefonía móvil y mucho menos internet

Policiaca

Detienen a magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa por desvío de recursos

Lo señalan de haber avalado el pago de un laudo por 107.2 millones de pesos

Policiaca

Asesinan a siete maestros en un año en Puebla

En uno de los casos, un profesor de preescolar fue víctima de un fuego cruzado entre policías y un grupo de delincuentes

Estado

Candidato del PRD pide alianza con PAN y PRD en Huauchinango

“No los respetó en el PRI, no hay garantía de que ahora sí lo haga”, dijo uno de sus contrincantes

Estado

Cae producción de durazno y cultivos en Chiautzingo

Los agricultores achacan malas cosechas, altos precios de los agroquímicos y fertilizantes, además de la falta de apoyos

Deportes

Fermín y Gerardo con José Mauricio, esta tarde en Apizaco

Este es el primer festejo taurino que se da en el estado cuando el semáforo sanitario ha cambiado para Tlaxcala a color verde

Cultura

Barrio de Analco, la historia del sitio que se estableció a orillas del río San Francisco | Los tiempos idos

Los primeros pobladores fueron indígenas que trabajaron en la edificación de la ciudad y, por siglos, movieron la economía de la misma

Estado

El reto de ser maestro en pandemia: tecnología, acercamiento y hasta muertes por Covid-19

Docentes de la región sur del estado señalan que hay comunidades donde no hay telefonía móvil y mucho menos internet

Finanzas

Informalidad laboral posiciona a la región de Puebla en el segundo lugar a nivel nacional

Las personas que se encuentran en esta modalidad tienen un promedio de 39 años con un ingreso promedio mensual de dos mil 598 pesos