/ jueves 12 de agosto de 2021

Xamues, un manjar hidalguense para degustar asado

La temporada de lluvias es cuando abundan, es común encontrarlos en los árboles de guaje

Un manjar propio del México prehispánico son los xamues, insectos poco conocidos por los habitantes del sur mexiquense. De no más de tres centímetros de largo, estos insectos son de color negro con manchas naranja y blanco en su cuerpo.

Los xamues de seis patas y dos antenas habitan en la vegetación de los municipios de Valle de Bravo, Santo Tomás de los Plátanos y Otzoloapan, y solamente se pueden recolectar en la temporada de lluvias.

Identifica entre hongos comestibles y tóxicos.

Es cuando la reproducción de estos insectos es propicia debido a que la vegetación es más abundante y se pueden reproducir.

Como solo se da en temporada de lluvias, se cree que es la principal razón del desconocimiento de este platillo entre los habitantes de esta región.

“Yo soy de Otzoloapan y allá mi papá me enseñó a comerlos, luego me vine a Valle (de Bravo) y aquí los vi en la carretera que va para Colorines, pero casi nadie los conoce”, explicó Lorenzo Hernández, degustador de estos insectos.

¿Cómo se pueden preparar?

Los xamues se comen asados, aunque no es la única presentación para poder saborearlos, también se guisan con nopales en escabeche, fritos, en salsa, o vivos (aunque no es recomendable).

Sea cual sea su presentación, estos insectos son ricos en proteínas, minerales y fibra, por lo que comerlos también ayuda a tener una alimentación sana, pues se asegura ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre.

Una vez recolectados se vierten en una bandeja con agua para “desflemarlos”. Foto: Cortesía | Arturo Aguilar B.

¿Cómo se comen?

Una vez recolectados se vierten en una bandeja con agua para “desflemarlos”, es decir, para que se les quite el “mal olor” que tienen por el líquido tipo orina que emiten al sentirse amenazados.

Posterior a esto, y una vez muertos, son colocados en un comal con sal para que terminen asándose a fuego lento. Siendo la forma más común de consumo en la región.

Los xamues asados son acompañados con una salsa roja elaborada con chile de árbol y se colocan en un taco de tortilla de maíz.

Se recomienda que ni las patas, alas o antenas se coman, pues si bien no dan un mal sabor, la textura de estas partes de su cuerpo de los xamues no es agradable para la sensibilidad de la boca.

El platillo se convierte en una práctica ancestral desde la recolección de los insectos. Foto: Cortesía | Arturo Aguilar B.

¿Cómo los recolectan?

El platillo se convierte en una práctica ancestral desde la recolección de los insectos, pues emiten un líquido amarillento de olor penetrante poco agradable que se impregna en las manos y ropa de quien los captura.

A decir de los degustadores de este manjar, el líquido lanzado es un tipo de orina que emiten cuando se sienten amenazados por los depredadores que hay en su hábitat como roedores y reptiles.

Por ello, es recomendable llevar guantes y una bolsa de plástico para depositarlos conforme se van recolectando.

“Yo ya sé, llevo año con año yendo al monte a buscarlos, por lo que sé por dónde les sale la orina, entonces sólo los agarro de la pancita y si me manchan es poquito a que si los agarran con toda la mano, como cuando empecé”, explicó Lorenzo Hernández sobre la técnica de capturarlos.

Estos insectos se encuentran en árboles y arbustos de hoja verde, principalmente, en los árboles de guaje, pues son las hierbas más tiernas y de buen sabor que hay en el ecosistema de la región.

Su recolección es complicada, pues una vez que comen las hierbas más tiernas de estos árboles, caminan o vuelan a otro árbol cercano, por lo que no se quedan a anidar y no dejan descendencia en algún lugar en específico.

“Aquí hay que venir a caminar, a buscarlos. En un palito puedes encontrar como 10, pero no más, por eso, hay que andarle buscando, no es como que ya llegamos a un lugar dónde está una parvada de insectos”, explicó Lorenzo Hernández.

Estos insectos sólo son comestibles antes de que les salgan alas, pues después de un mes de nacimiento, el sabor se hace amargo y ya no producen la misma sensación en el paladar.

Los insectos que pertenecen al orden de los hemípteros se consumen en las zonas semidesérticas del Valle del Mezquital. Foto: Cortesía | Arturo Aguilar B.

¿Dónde más se comen los xamues?

Los insectos que pertenecen al orden de los hemípteros se consumen en las zonas semidesérticas del Valle del Mezquital, en el estado de Hidalgo, desde la época prehispánica.

También son conocidos como tantarria, shawis, xamuis, shashues, chinche de mezquite, chumil (en el estado de Guerrero por el sabor parecido que tienen con los chumiles) o Ya Xa ́Ue.

En el sur del Estado de México aparecen principalmente entre los meses de junio y agosto. Mientras que en Hidalgo, la temporada en la cual abundan es entre mayo y septiembre.

Un manjar propio del México prehispánico son los xamues, insectos poco conocidos por los habitantes del sur mexiquense. De no más de tres centímetros de largo, estos insectos son de color negro con manchas naranja y blanco en su cuerpo.

Los xamues de seis patas y dos antenas habitan en la vegetación de los municipios de Valle de Bravo, Santo Tomás de los Plátanos y Otzoloapan, y solamente se pueden recolectar en la temporada de lluvias.

Identifica entre hongos comestibles y tóxicos.

Es cuando la reproducción de estos insectos es propicia debido a que la vegetación es más abundante y se pueden reproducir.

Como solo se da en temporada de lluvias, se cree que es la principal razón del desconocimiento de este platillo entre los habitantes de esta región.

“Yo soy de Otzoloapan y allá mi papá me enseñó a comerlos, luego me vine a Valle (de Bravo) y aquí los vi en la carretera que va para Colorines, pero casi nadie los conoce”, explicó Lorenzo Hernández, degustador de estos insectos.

¿Cómo se pueden preparar?

Los xamues se comen asados, aunque no es la única presentación para poder saborearlos, también se guisan con nopales en escabeche, fritos, en salsa, o vivos (aunque no es recomendable).

Sea cual sea su presentación, estos insectos son ricos en proteínas, minerales y fibra, por lo que comerlos también ayuda a tener una alimentación sana, pues se asegura ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre.

Una vez recolectados se vierten en una bandeja con agua para “desflemarlos”. Foto: Cortesía | Arturo Aguilar B.

¿Cómo se comen?

Una vez recolectados se vierten en una bandeja con agua para “desflemarlos”, es decir, para que se les quite el “mal olor” que tienen por el líquido tipo orina que emiten al sentirse amenazados.

Posterior a esto, y una vez muertos, son colocados en un comal con sal para que terminen asándose a fuego lento. Siendo la forma más común de consumo en la región.

Los xamues asados son acompañados con una salsa roja elaborada con chile de árbol y se colocan en un taco de tortilla de maíz.

Se recomienda que ni las patas, alas o antenas se coman, pues si bien no dan un mal sabor, la textura de estas partes de su cuerpo de los xamues no es agradable para la sensibilidad de la boca.

El platillo se convierte en una práctica ancestral desde la recolección de los insectos. Foto: Cortesía | Arturo Aguilar B.

¿Cómo los recolectan?

El platillo se convierte en una práctica ancestral desde la recolección de los insectos, pues emiten un líquido amarillento de olor penetrante poco agradable que se impregna en las manos y ropa de quien los captura.

A decir de los degustadores de este manjar, el líquido lanzado es un tipo de orina que emiten cuando se sienten amenazados por los depredadores que hay en su hábitat como roedores y reptiles.

Por ello, es recomendable llevar guantes y una bolsa de plástico para depositarlos conforme se van recolectando.

“Yo ya sé, llevo año con año yendo al monte a buscarlos, por lo que sé por dónde les sale la orina, entonces sólo los agarro de la pancita y si me manchan es poquito a que si los agarran con toda la mano, como cuando empecé”, explicó Lorenzo Hernández sobre la técnica de capturarlos.

Estos insectos se encuentran en árboles y arbustos de hoja verde, principalmente, en los árboles de guaje, pues son las hierbas más tiernas y de buen sabor que hay en el ecosistema de la región.

Su recolección es complicada, pues una vez que comen las hierbas más tiernas de estos árboles, caminan o vuelan a otro árbol cercano, por lo que no se quedan a anidar y no dejan descendencia en algún lugar en específico.

“Aquí hay que venir a caminar, a buscarlos. En un palito puedes encontrar como 10, pero no más, por eso, hay que andarle buscando, no es como que ya llegamos a un lugar dónde está una parvada de insectos”, explicó Lorenzo Hernández.

Estos insectos sólo son comestibles antes de que les salgan alas, pues después de un mes de nacimiento, el sabor se hace amargo y ya no producen la misma sensación en el paladar.

Los insectos que pertenecen al orden de los hemípteros se consumen en las zonas semidesérticas del Valle del Mezquital. Foto: Cortesía | Arturo Aguilar B.

¿Dónde más se comen los xamues?

Los insectos que pertenecen al orden de los hemípteros se consumen en las zonas semidesérticas del Valle del Mezquital, en el estado de Hidalgo, desde la época prehispánica.

También son conocidos como tantarria, shawis, xamuis, shashues, chinche de mezquite, chumil (en el estado de Guerrero por el sabor parecido que tienen con los chumiles) o Ya Xa ́Ue.

En el sur del Estado de México aparecen principalmente entre los meses de junio y agosto. Mientras que en Hidalgo, la temporada en la cual abundan es entre mayo y septiembre.

Policiaca

Exdirector de la Policía Municipal de Puebla entre los detenidos por caso Tecamachalco

Él y los otros policías detenidos se mantendrán en el Cereso de Tepexi de Rodríguez

Local

Solicitud de crédito bancario sigue en análisis, señala Eduardo Rivera

Los 14 mdp que solicitó al Estado es para arrancar la rehabilitación del mercado de El Alto el próximo 3 de diciembre

Finanzas

En la informalidad 94% de empleos generados para mujeres en Puebla

La población ocupada femenina ha crecido únicamente en un 0.2 por ciento

Policiaca

Exdirector de la Policía Municipal de Puebla entre los detenidos por caso Tecamachalco

Él y los otros policías detenidos se mantendrán en el Cereso de Tepexi de Rodríguez

Local

Solicitud de crédito bancario sigue en análisis, señala Eduardo Rivera

Los 14 mdp que solicitó al Estado es para arrancar la rehabilitación del mercado de El Alto el próximo 3 de diciembre

Local

No habrá confinamiento en Puebla ante riesgo de Ómicron: Barbosa

Es responsabilidad de todos los ciudadanos cuidarse, vacunarse y seguir con las medidas de sanidad, reiteró el mandatario de Puebla

Finanzas

2.3 millones de mexicanos buscaron empleo en octubre: INE

El Instituto señaló que la tasa de desempleo se ubicó en 3.9%

Sociedad

AMLO descarta restricciones por la nueva variante Ómicron

El presidente López Obrador aseguró que "ante presencia de la cepa Omicron, no debemos espantarnos"

Estado

Tepeaca, el municipio más seguro en octubre

Pese a sr considerado el líder en el robo de hidrocarburo, el municipio registra la incidencia delictiva más baja, según el Semáforo Delictivo