imagotipo

El caso Víctor Manuel Giorgana

  • La Entrega | Marco Aurelio Mirón

 

Apoyado en la idea que Enrique Doger Guerrero será el candidato del PRI a la gubernatura, este diputado federal nuevamente ha recobrado ánimos en buscar la nominación a la alcaldía de Puebla.

Según pronósticos de sus allegados, se trata del priista mejor posicionado por el resto de sus competidores como el diputado local José Chedraui, la legisladora federal Citlali Ceja o recientemente ha surgido el nombre de la senadora Lucero Saldaña.

Ninguno de los tres tiene la capacidad, experiencia y apoyo necesario al interior del partido que genere consenso y sea la persona indicada en busca de arrebatarle a la mega coalición encabezada por el PAN, la presidencia municipal.

Según es la visión del grupo de Víctor Manuel Giorgana.

En 2016 e inicios de este año, el legislador bajó su intensidad de promoverse en la ciudad de Puebla aunque fue fortaleciendo un poco sus estructuras en colonias y juntas auxiliares.

Sin embargo, está decidido nuevamente a reforzar su exposición mediática para que el nombre Víctor Manuel Giorgana Jiménez sea reconocido entre los poblanos.

La decisión la ha basado luego de considerar que su más cercano adversario, el actual delegado del IMSS, Enrique Doger Guerrero, ya dejó atrás la idea de meditar en ser candidato al edil, cargo que ya ocupó entre 2005 y 2008, para enfocarse al 100 por ciento en lograr la nominación a Casa Puebla, la cual se le ha negado desde 2010 al recaer la responsabilidad en Javier López Zavala y posteriormente en 2016 con Blanca Alcalá Ruiz.

Es cierto que Giorgana Jiménez no es ningún improvisado en la política ni en la administración pública.

Ha sido dos veces diputado local y actualmente legislador federal, además de formar parte del gabinete municipal de Blanca Alcalá Ruiz como secretario de Desarrollo Social Municipal. Igualmente pasó por la dirección de Carreteras de Cuotas en gobiernos priistas y fue secretario particular en el sexenio de Melquiades Morales Flores.

Sus llegados, además dicen que su mejor carta de presentación está en ganar dos veces a la estructura morenovallista. La primera en la elección local de 2013 y posteriormente en 2015 como aspirante a una curul en San Lázaro.

De ahí que se sienta seguro de lograr ser el candidato a la presidencia municipal.

El valle de las ilusiones tiene a Víctor Manuel Giorgana como su principal protagonista.

Se debe a que un sector importante de los “cuadros distinguidos” lo ven, por ahora, como el priista más avezado para ser su representante en el 2018.

Pese a no contar con estructura sólida ni un nivel de conocimiento importante a diferencia de los contrincantes panistas como Jorge Aguilar Chedraui, David Lomelí o el mismo Luis Banck Serrato, está decidido a incursionar en esta nueva aventura política.

Sin embargo, desde afuera lo ven como una nueva víctima, incapaz de ganar en el 2018.

Se le observa como un personaje débil, sin transmitir emociones a la población producto de su personalidad y discurso acartonado.

Aun así, el PRI lo observa como su mejor carta.

Y en esa misma línea está, curiosamente, el morenovallismo y el grupo en el poder.

Están interesados que les manden a Víctor Manuel Giorgana.

Potenciarían sus posibilidades de triunfo y enfocarían más las pilas hacia la competencia que les pueda generar Morena.

*** 

A Morena le convendría analizar debidamente el caso Alejandro Armenta Mier.

Aunque no lo tiene afiliado, sí lo considera como uno de sus alfiles con la bandera de Andrés Manuel López Obrador.

En consecuencia está en la mira para un cargo de elección popular, como candidato a Senador de la República, e incluso en la sala de espera en caso que Luis Miguel Barbosa Huerta siga generando división interna a su próxima designación como abanderado a la gubernatura.

Sin embargo, tiene en su contra el presunto fraude cometido con los damnificados de los huracanes “Dean” y Lorenzo” en 2007 cuando fue secretario de Desarrollo Social en el sexenio priista de Mario Marín Torres.

Mientras busca desligarse de las acusaciones, la Fiscalía General del Estado (FGE) ya emitió una orden de presentación en su contra por abuso de autoridad cometido hace 10 años.

La imagen de Morena podría verse afectada.

**

El pasado 31 de octubre le di a conocer en este mismo espacio que el director del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de servicios (CBTis) 260, Francisco Javier Rodríguez Alfaro, está empecinado en ignorar las observaciones en materia de protección civil para continuar con los trabajos de construcción de dos aulas mal hechas que resultaron afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre, lo que pondría en riesgo la integridad física de estudiantes y docentes.

Al respecto, la semana pasada llegó al correo de este reportero copia del oficio 3038, dando a conocer que el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal ya está investigando este caso.

 

Comentarios: 

anaconda138@hotmail.com

marcomironc@gmail.com

@Marcomironc