imagotipo

En Punto

  • En Punto

Leobardo Soto Martínez parece haberse salido con la suya.

Y si no lo ha logrado, está en vías de.

El dirigente estatal de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Leobardo Soto Martínez, que hace unas semanas anunció su interés por crear un sindicato de conductores de taxis ejecutivos, ayer dejó sorprendida a la concurrencia.

El diputado local del PRI dio a conocer que en enero presentará el primer sindicato de choferes de empresas de redes de transporte, como Uber y Cabify, así como del servicio público tradicional, con los primeros 200 agremiados.

“Anunciamos ya la creación del sindicato de choferes y conductores, solo de choferes y conductores, no de socios, los socios que se vayan a las cámaras empresariales para la defensa de sus derechos. Vemos cómo se quejan y no tienen ninguna prestación, como por ejemplo ahorita, en el fin de año, el aguinaldo”, argumentó el líder gremial.

La idea de Soto Martínez es comenzar con el apoyo del Consejo Taxista de Puebla, de tal manera que el nombre que ya ha decidido usar para la nueva representación gremial es el de “Pedro Díaz García”, en memoria del fundador de esa organización de automóviles de transporte.

Será muy interesante seguir de cerca el desarrollo de esta iniciativa.

Pero sobre todo, ver si se concreta.

***

Pese a lo aseado del procedimiento que realizó el Instituto Electoral del Estado (IEE) para la designación de los 26 Consejeros Distritales que funcionarán en las próximas elecciones, y así lo reconocieron incluso los representantes de los partidos  políticos en la sesión del Consejo General celebrada ayer, los consejeros Alejandra Gutiérrez Jaramillo y José Luis Martínez López votaron en contra del acuerdo de su designación.

Ambos argumentaron que se pudieron detectar irregularidades cometidas por cuatro de los 624 aspirantes registrados para la fase final, los que desde luego fueron desechados.

Lo que llamó la atención es que tanto Gutiérrez Jaramillo como Martínez López asumieron que el proceso funcionó a la perfección, y que los que habían fallado eran los aspirantes,  pero aun así votaron en contra.

Cosas raras que se ven y se verán en los meses por venir, todo en el marco de uno de los procesos electorales más reñidos en la historia del estado.

***

Inés Saturnino López Ponce no ha librado los problemas en los que se ha metido por el trato misógino con el que se ha comportado en Tecamachalco, en agravio de las regidoras del ayuntamiento.

Si pensaba que con la disculpa pública que le exigió la comisión permanente del PAN podía librar el conflicto, está equivocado.

Ayer, un día después de que trascendieran los detalles de su encuentro con la cúpula del partido blanquiazul en el estado, los diputados locales que presentaron una iniciativa para removerlo de la presidencia municipal advirtieron que no cambiarán de opinión, ni con la disculpa.

Los legisladores priistas Silvia Tanús Osorio y Sergio Salomón Céspedes expusieron que la sanción impuesta al seno del panismo no liberará al edil del proceso de revocación que pidieron en su contra la propia Tanús, así como Socorro Quezada Tiempo, Geraldine González Cervantes y Julián Peña Hidalgo.

Esa no es una buena señal para López Ponce, que en su favor tiene lo que parece que será la postura mayoritaria de los legisladores del PAN, su partido.

Pablo Rodríguez Regordosa consideró que la disculpa pública solicitada por su partido es suficiente y por ello adelantó que su bancada votará en contra de su destitución.

No lo echarán de la alcaldía, seguro, pero el desprestigio público seguirá.