/ domingo 27 de junio de 2021

Antonio Artuño dedica novela a la memoria de su amigo Rigo Mora

Antonio Ortuño publicó hace 10 años Ánima, tras la muerte de Rigo Mora, reeditada recientemente

A diez años de su lanzamiento, se reedita Ánima (Planeta, 2021), la ácida novela con la que el escritor tapatío Antonio Ortuño recuerda a su amigo y mentor, el fallecido productor y animador Rigo Mora. Aparece casi simultáneamente a la publicación en España de su nuevo libro de relatos, Esbirros (Páginas de Espuma), descrito como "una exploración del lado humano más oscuro".

En Ánima, el Gato Vera pasa de ser un utilero a un director de culto en crisis ante la muerte de su guía, el Animal Romo. El medio cinematográfico es el telón de fondo de una trama sobre la ambición, que también es un elogio de la amistad.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

"Desde luego la literatura no es la vida real y tampoco trato de que Ánima sea una recreación de mi vida o de la de nadie, sino recuperar y evocar experiencias", dice en entrevista Antonio Ortuño, que define su relación con Rigo Mora, "quien de todas las maneras fue la inspiración del Animal Romo", el personaje que detona la trama de la novela como de un alumno y su maestro, pero sobre todo, como "el encuentro de dos amigos".

De Rigo Mora, quien murió a los 44 años el 6 de mayo de 2009, dice, "aprendí sobre la creación, sobre el trabajo, para mí fue importantísimo en mi formación como creador. En ese sentido, Ánima es confesamente desde la primera vez que apareció, un homenaje público".

La literatura permitió aliviar "la sensación terrible de vacío", que deja la muerte de un ser querido, y le brindó al autor la posibilidad de retener la presencia de su amigo, "como un eco". En su novela además, hace un severo juicio al medio cinematográfico en el que el protagonista se desenvuelve, entre traiciones de colegas y descalificaciones de sus críticos.

"El campo de la creación, aunque esté dominado por un espíritu industrial, porque de algo tenemos que vivir los creadores, no está motivado por ganar dinero", aclara el autor de La fila india, que también se reeditó este año.

"Uno se está jugando un poco el pescuezo, se está poniendo en un sitio vulnerable. Hay tantas cosas amargas relacionadas a la creación: Competencia, empujones para ver quién llega antes, quién sube más alto. Pero al margen de eso, también hay aspectos que son absolutamente lúdicos, sin otro interés que el de la creación misma, creo que es lo que vale la pena, esos espacios de libertad, aunque lo extra artístico te termine llevando por delante, pero en algún momento hay siempre algo de libre y evocador en crear".

La figura de la crítica es feroz en su novela, aunque en la realidad en su caso ha sido mayormente favorable. "De alguna forma, somos críticos de otros creadores y somos los críticos de nosotros mismos. En Ánima queda claro ese forcejeo que empieza con uno mismo, con la autocrítica y las dudas a veces muy razonadas y otras casi incapacitantes que tiene uno".

Ortuño admite que el papel de los críticos se ha transformado. "Lo mismo que la industria pone un poco contra la pared a los creadores, a los críticos los ha casi exterminado, o los ha arrinconado. Hace 10 años uno veía crítica en los medios y ahora está concentrada en pequeños espacios que resisten en publicaciones culturales y en tuitazos, la crítica se ha reducido a 'me gusta' o 'no me gusta', es una pérdida absoluta, un crítico tiene que razonar, justificar lo que dice y en las redes eso es casi imposible".

En esta novela de hace una década, aparecen dos personajes: el Apache y el Gato Vera, que ilustran lo que vendría después con las redes sociales. El primero acosa al cineasta con mensajes vía email desde el anonimato.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

A diez años de su lanzamiento, se reedita Ánima (Planeta, 2021), la ácida novela con la que el escritor tapatío Antonio Ortuño recuerda a su amigo y mentor, el fallecido productor y animador Rigo Mora. Aparece casi simultáneamente a la publicación en España de su nuevo libro de relatos, Esbirros (Páginas de Espuma), descrito como "una exploración del lado humano más oscuro".

En Ánima, el Gato Vera pasa de ser un utilero a un director de culto en crisis ante la muerte de su guía, el Animal Romo. El medio cinematográfico es el telón de fondo de una trama sobre la ambición, que también es un elogio de la amistad.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

"Desde luego la literatura no es la vida real y tampoco trato de que Ánima sea una recreación de mi vida o de la de nadie, sino recuperar y evocar experiencias", dice en entrevista Antonio Ortuño, que define su relación con Rigo Mora, "quien de todas las maneras fue la inspiración del Animal Romo", el personaje que detona la trama de la novela como de un alumno y su maestro, pero sobre todo, como "el encuentro de dos amigos".

De Rigo Mora, quien murió a los 44 años el 6 de mayo de 2009, dice, "aprendí sobre la creación, sobre el trabajo, para mí fue importantísimo en mi formación como creador. En ese sentido, Ánima es confesamente desde la primera vez que apareció, un homenaje público".

La literatura permitió aliviar "la sensación terrible de vacío", que deja la muerte de un ser querido, y le brindó al autor la posibilidad de retener la presencia de su amigo, "como un eco". En su novela además, hace un severo juicio al medio cinematográfico en el que el protagonista se desenvuelve, entre traiciones de colegas y descalificaciones de sus críticos.

"El campo de la creación, aunque esté dominado por un espíritu industrial, porque de algo tenemos que vivir los creadores, no está motivado por ganar dinero", aclara el autor de La fila india, que también se reeditó este año.

"Uno se está jugando un poco el pescuezo, se está poniendo en un sitio vulnerable. Hay tantas cosas amargas relacionadas a la creación: Competencia, empujones para ver quién llega antes, quién sube más alto. Pero al margen de eso, también hay aspectos que son absolutamente lúdicos, sin otro interés que el de la creación misma, creo que es lo que vale la pena, esos espacios de libertad, aunque lo extra artístico te termine llevando por delante, pero en algún momento hay siempre algo de libre y evocador en crear".

La figura de la crítica es feroz en su novela, aunque en la realidad en su caso ha sido mayormente favorable. "De alguna forma, somos críticos de otros creadores y somos los críticos de nosotros mismos. En Ánima queda claro ese forcejeo que empieza con uno mismo, con la autocrítica y las dudas a veces muy razonadas y otras casi incapacitantes que tiene uno".

Ortuño admite que el papel de los críticos se ha transformado. "Lo mismo que la industria pone un poco contra la pared a los creadores, a los críticos los ha casi exterminado, o los ha arrinconado. Hace 10 años uno veía crítica en los medios y ahora está concentrada en pequeños espacios que resisten en publicaciones culturales y en tuitazos, la crítica se ha reducido a 'me gusta' o 'no me gusta', es una pérdida absoluta, un crítico tiene que razonar, justificar lo que dice y en las redes eso es casi imposible".

En esta novela de hace una década, aparecen dos personajes: el Apache y el Gato Vera, que ilustran lo que vendría después con las redes sociales. El primero acosa al cineasta con mensajes vía email desde el anonimato.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music

Policiaca

Atacan a tiros a dos mujeres y una menor en Xochimehuacan

Los responsables del ataque aún no han sido localizados; la FGE ya realiza las investigaciones correspondientes

Local

Pedirá SNTE 51 que el 100% de alumnos regresen a clases presenciales en enero

García Roque destacó la necesidad de que los alumnos reciban una atención más personalizada

Local

Sindicato del Ayuntamiento labora afuera del inmueble debido a las investigaciones

Los agremiados no pueden entrar al edificio hasta que se hayan recabado las evidencias correspondientes

Local

Autorizan a Amozoc donar predio para hospital del IMSS

El nosocomio tendrá una inversión federal de 2 mil 133 millones de pesos

Local

Canacintra respalda a la UDLAP para devolución del campus

Luis Espinosa Rueda hizo un llamado para que las autoridades realicen su labor de garantizar el cumplimiento de la ley y se libere la institución

Justicia

Comando Tlahuica asesinó al activista Samir Flores: Fiscalía

La Fiscalía de Morelos, adjudicó al grupo criminal el homicidio cometido en febrero de 2019 en Amilcingo, Temoac

Estado

Pobladores de Ahuehuetitla protestan en Palacio Nacional contra imposición de alcalde

Los inconformes piden que se le otorgue el triunfo al candidato independiente Adán Seth Calixto Guerra

Local

Aprueba Comisión del INE terna para consejerías del IEE

La terna está integrada por Susana Rivas Vera, Juan Carlos Rodríguez López y Miguel Ángel Bonilla Zarrazaga

Moda

Yalitza Aparicio sorprende al ser la nueva embajadora de Cartier

La mexicana será parte de la imagen para la nueva colección de Clash de Cartier