/ sábado 16 de marzo de 2019

Animan historia de Kapuscinski

Adaptan su libro Un día más con vida al cine de animación con tintes de documental

GUADALAJARA.- Una década de trabajo fue lo que invirtió el director español Raúl de la Fuente para llevar al cine el primer libro de Ryszard Kapuscinski, Un día más con vida, en una suerte de fusión entre dos géneros por naturaleza antagónicos: el documental y la animación.

Ganadora del Premio del Público y Premio Goya el año pasado, Un día más con vida relata el viaje que hizo el periodista polaco a Angola para dar cuenta en primera persona de la guerra que se vivía en ese país.

“Elegimos este libro la guionista Amaia Ramírez y yo, porque además de ser nuestro favorito, era el más cercano al guion cinematográfico. Tiene una estructura en tres actos que nos fascinó, además esa historia es clave en la humanidad, al retratar los años setenta cuando África vive su proceso de independencia,” explica Raúl de la Fuente, quien junto al director polaco Damian Nenow realizó esta cinta, que tuvo su estreno en México en la 34 edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

“La animación y el documental son los géneros más antagónicos que existen, para muchos imposibles de combinar, yo tenía mucha ilusión de fusionarlos”, comenta el cineasta vasco, porque ciertamente su experiencia estaba en el cine de documental por eso emprendió la búsqueda de un experto en animación como es el polaco Damian Nenow.

Conseguir el finaciamiento fue uno de los primeros problemas que tuvo que sortear para hacer esta película y por eso optó por levantar una coproducción con Polonia. “Cómo unos españoles querían hacer un película sobre un icono nacional polaco”, se decía, pero Raúl de la Fuente no desistió y se entrevistó con la viuda de Kapuscinski para solicitarle lo derechos de la obra, quien mostró empatía con su proyecto.

Desde el comienzo, De la Fuente tenía claro que querían hacer una gran película de animación que perdurara, porque Kapuscinski merece una película a su altura.

El desarrollo del filme fue complicado, explica, porque primero se escribió la parte animada. “Luego viajamos a Angola, Portugal y Cuba, para encontrarnos con los personajes reales que conoció el escritor.

“La decisión fue seguir las huellas por los que transitó Kapuscinski, 40 años después, la idea fue combinar la animación con escenas documentales. Fue proceso muy vivo”, menciona.

GUADALAJARA.- Una década de trabajo fue lo que invirtió el director español Raúl de la Fuente para llevar al cine el primer libro de Ryszard Kapuscinski, Un día más con vida, en una suerte de fusión entre dos géneros por naturaleza antagónicos: el documental y la animación.

Ganadora del Premio del Público y Premio Goya el año pasado, Un día más con vida relata el viaje que hizo el periodista polaco a Angola para dar cuenta en primera persona de la guerra que se vivía en ese país.

“Elegimos este libro la guionista Amaia Ramírez y yo, porque además de ser nuestro favorito, era el más cercano al guion cinematográfico. Tiene una estructura en tres actos que nos fascinó, además esa historia es clave en la humanidad, al retratar los años setenta cuando África vive su proceso de independencia,” explica Raúl de la Fuente, quien junto al director polaco Damian Nenow realizó esta cinta, que tuvo su estreno en México en la 34 edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

“La animación y el documental son los géneros más antagónicos que existen, para muchos imposibles de combinar, yo tenía mucha ilusión de fusionarlos”, comenta el cineasta vasco, porque ciertamente su experiencia estaba en el cine de documental por eso emprendió la búsqueda de un experto en animación como es el polaco Damian Nenow.

Conseguir el finaciamiento fue uno de los primeros problemas que tuvo que sortear para hacer esta película y por eso optó por levantar una coproducción con Polonia. “Cómo unos españoles querían hacer un película sobre un icono nacional polaco”, se decía, pero Raúl de la Fuente no desistió y se entrevistó con la viuda de Kapuscinski para solicitarle lo derechos de la obra, quien mostró empatía con su proyecto.

Desde el comienzo, De la Fuente tenía claro que querían hacer una gran película de animación que perdurara, porque Kapuscinski merece una película a su altura.

El desarrollo del filme fue complicado, explica, porque primero se escribió la parte animada. “Luego viajamos a Angola, Portugal y Cuba, para encontrarnos con los personajes reales que conoció el escritor.

“La decisión fue seguir las huellas por los que transitó Kapuscinski, 40 años después, la idea fue combinar la animación con escenas documentales. Fue proceso muy vivo”, menciona.

Policiaca

Dinero para leche y pañales, así atrajo adorador de la Santa Muerte a su ex para matarla

“Sí está aquí pero no se va a ir, así que deje de estar chingando"

Cultura

En Vivo  Celebra Oaxaca su Guelaguetza

Fiesta de color y tradición se vive en la Verde Antequera 

Local

Sin castigo el 80 % de los feminicidios en Puebla

Sólo se han emitido 20 sentencias en los últimos ocho años por este delito

Estado

Tras 48 horas, controlan toma clandestina de gas en Palmar de Bravo

Cinco elementos de seguridad pública y dos bomberos resultaron con quemaduras

Sociedad

[Video] Rescatan a alpinista que sufrió fractura tras caída en el Iztaccíhuatl

El rescate duró más de cinco horas debido a que las maniobras se hicieron desde 4 mil metro sobre el nivel del mar

Justicia

Busca Juan Collado la devolución de sus cuentas bancarias

El juez Julio Veredín Sena Velázquez aún no admite a trámite la demanda

Finanzas

S&P ve en Plan de Negocios más riesgos para Pemex

La calificadora advirtió que no está clara cuál sería la respuesta frente a un escenario de sobrecostos o retrasos en la construcción de la refinería Dos Bocas

Estado

Dan último adiós a delegado de la SGG en Huejotzingo

Familiares y amigos acudieron a la misa de cuerpo presente

Local

¿Cuál es la controversia de las cebras peatonales en Puebla?

Las líneas peatonales en disputa han sido pintadas en tres ocasiones en menos de un mes