/ miércoles 19 de enero de 2022

"El padre del corrido mexicano", un poblano por adopción que nunca fue reconocido

Samuelito Lozano fue también conocido como el “Trovador de la Revolución” y vivió la mayor parte de su vida en Puebla

Enfundado en traje de charro y con su inseparable guitarra al hombro, era como solía andar por la calles de la ciudad Samuelito Lozano, conocido como "El padre del corrido mexicano”, quien muy joven dejó su natal Cuernavaca para venir a radicar a Puebla, donde falleció a los 86 años de edad.

Llegó a la Angelópolis a inicios del siglo XX y se ganó la vida vendiendo dulces típicos poblanos al tiempo que pregonaba sus populares corridos, coplas, versos y cuartetos. Poco después comenzó a vender sus letras, plasmadas en papel colorido, en las que criticaba a Porfirio Díaz y su gobierno.


Samuel compartía los ideales de Francisco Villa, pero no solo eso, por azares del destino se integró a la División del Norte y fue entonces que, con su ingenio nato, comenzó a narrar sus andanzas a lado de Villa a través de historias contadas en corridos que se divulgaron de boca en boca. Dicen que en una ocasión, el general le regaló algunos pesos de oro con los que compró su primera guitarra y de esta manera se convirtió en voz de la Revolución.

Con su morral lleno de partituras y su guitarra colgada recorría barrios como el de La Luz, El Alto, Analco o Los Sapos, en los que visitaba sus cantinas, mercados, plazas públicas, fondas y las pulquerías que eran su mejor escenario, en donde interpretaba sus coplas y corridos que daban voz a caudillos, rieleros, juanes y adelitas.

Samuelito Lozano compuso “La vida infausta”, “Zenaida”, “Alta y delgadita”, “Los combates de Celaya”, “El cuartelazo felicista”, “La muerte del general Francisco Villa”, y muchas canciones más como: “Una Noche Serena y Oscura”, reconocida dentro y fuera de las fronteras; “Tampico Hermoso”, que hace vibrar a todo un estado; y “La Rielera”, que se convirtió en un himno para los ferrocarrileros y por la cual el compositor recibió un premio.

UNA PRECARIA Y LARGA VIDA

A pesar de su ingenio y de su talento, parece que la vida no fue justa con él, porque nunca recibió regalías por el uso de sus canciones en discos y películas, y vivió precariamente toda su vida, tanto que de mayor se le llegó a ver por los mercados de la ciudad vendiendo plumas.

En entrevista exclusiva con Samuelito Lozano, publicada en 1972 por La Voz de Puebla (edición vespertina de esta casa editorial), se dice que el compositor vivió lleno de complejos y se sentía rodeado de gente envidiosa.

Entre sus quejas estaba la de haber recibido sólo quinientos pesos para que “La Rielera” se utilizara como fondo musical de la película “Viento negro”. Protestaba por las alteraciones a la letra y música de sus canciones, dijo que “Antonio Aguilar cambió la de ´Caballo Bayo´. En Cambio Lola Beltrán grabó tal como escribí "La Rielera”.

En 1972, Samuelito Lozano concedió una entrevista exclusiva a La Voz de Puebla, que era la edición vespertina de esta casa editorial. Foto: Hemeroteca El Sol de Puebla



En una carta que Samuelito escribió al diario se lee: “Ganas me dan de llorar al ver que con raras excepciones reconocen mis méritos. Donde quiera se me humilla y se me cierran las puertas, viéndome obligado a vender plumas y repuestos por las calles para ganarme el pan de cada día. Suplico se le dé cabida a la presente para que los dueños de centros de espectáculos se enteren que el nombre de Samuel M. Lozano es desperdiciado en Puebla, pero fuera se le reconoce como ´El Trovador de la Revolución´, uno de los pocos compositores que producen auténtica música mexicana”.

Y agregó: “Hace más de 25 años hice una marcha titulada ´Puebla de Los Ángeles´ o ´Relicario de América´ que había designado a Puebla por el cariño que le guardo, aunque muchas gentes enfermas de la lepra del egoísmo, la vanidad y falta de patriotismo, nunca me han tomado en cuenta. Tan pronto hice dicha marcha la propuse a todos los gobernadores y Ayuntamientos que ha tenido Puebla desde hace 25 años. Pero por mi mala suerte, ninguno tomó en cuenta mi generosidad, para que tal pieza fuera grabada en discos. Conmovido con tanta ingratitud, hice pedazos la partitura, pero la melodía la tengo grabada en mi mente, por lo que he resuelto dedicarla al bello Tampico como ´Marcha Tamaulipas´ o ´Marcha Ciudad Victoria´ ya que sus autoridades sí me han estimulado, al grado que en las próximas fiestas patrias ante la presencia de artistas de México, van a poner mi nombre en una calle del puerto”.

El compositor vivó una larga vida y como quiera que haya sido, sus composiciones y corridos forman parte de la historia y la cultura popular de este país, suficiente labor para que su nombre se pronuncie con respeto.

Samuel Margarito Lozano Blancas nació el 10 de junio de 1891, en Cuernavaca, Morelos. Vivió la mayor parte de su vida en Puebla donde murió casi ciego y en la pobreza, el 21 de mayo de 1977. Sus restos descansan en el Panteón Municipal.

Enfundado en traje de charro y con su inseparable guitarra al hombro, era como solía andar por la calles de la ciudad Samuelito Lozano, conocido como "El padre del corrido mexicano”, quien muy joven dejó su natal Cuernavaca para venir a radicar a Puebla, donde falleció a los 86 años de edad.

Llegó a la Angelópolis a inicios del siglo XX y se ganó la vida vendiendo dulces típicos poblanos al tiempo que pregonaba sus populares corridos, coplas, versos y cuartetos. Poco después comenzó a vender sus letras, plasmadas en papel colorido, en las que criticaba a Porfirio Díaz y su gobierno.


Samuel compartía los ideales de Francisco Villa, pero no solo eso, por azares del destino se integró a la División del Norte y fue entonces que, con su ingenio nato, comenzó a narrar sus andanzas a lado de Villa a través de historias contadas en corridos que se divulgaron de boca en boca. Dicen que en una ocasión, el general le regaló algunos pesos de oro con los que compró su primera guitarra y de esta manera se convirtió en voz de la Revolución.

Con su morral lleno de partituras y su guitarra colgada recorría barrios como el de La Luz, El Alto, Analco o Los Sapos, en los que visitaba sus cantinas, mercados, plazas públicas, fondas y las pulquerías que eran su mejor escenario, en donde interpretaba sus coplas y corridos que daban voz a caudillos, rieleros, juanes y adelitas.

Samuelito Lozano compuso “La vida infausta”, “Zenaida”, “Alta y delgadita”, “Los combates de Celaya”, “El cuartelazo felicista”, “La muerte del general Francisco Villa”, y muchas canciones más como: “Una Noche Serena y Oscura”, reconocida dentro y fuera de las fronteras; “Tampico Hermoso”, que hace vibrar a todo un estado; y “La Rielera”, que se convirtió en un himno para los ferrocarrileros y por la cual el compositor recibió un premio.

UNA PRECARIA Y LARGA VIDA

A pesar de su ingenio y de su talento, parece que la vida no fue justa con él, porque nunca recibió regalías por el uso de sus canciones en discos y películas, y vivió precariamente toda su vida, tanto que de mayor se le llegó a ver por los mercados de la ciudad vendiendo plumas.

En entrevista exclusiva con Samuelito Lozano, publicada en 1972 por La Voz de Puebla (edición vespertina de esta casa editorial), se dice que el compositor vivió lleno de complejos y se sentía rodeado de gente envidiosa.

Entre sus quejas estaba la de haber recibido sólo quinientos pesos para que “La Rielera” se utilizara como fondo musical de la película “Viento negro”. Protestaba por las alteraciones a la letra y música de sus canciones, dijo que “Antonio Aguilar cambió la de ´Caballo Bayo´. En Cambio Lola Beltrán grabó tal como escribí "La Rielera”.

En 1972, Samuelito Lozano concedió una entrevista exclusiva a La Voz de Puebla, que era la edición vespertina de esta casa editorial. Foto: Hemeroteca El Sol de Puebla



En una carta que Samuelito escribió al diario se lee: “Ganas me dan de llorar al ver que con raras excepciones reconocen mis méritos. Donde quiera se me humilla y se me cierran las puertas, viéndome obligado a vender plumas y repuestos por las calles para ganarme el pan de cada día. Suplico se le dé cabida a la presente para que los dueños de centros de espectáculos se enteren que el nombre de Samuel M. Lozano es desperdiciado en Puebla, pero fuera se le reconoce como ´El Trovador de la Revolución´, uno de los pocos compositores que producen auténtica música mexicana”.

Y agregó: “Hace más de 25 años hice una marcha titulada ´Puebla de Los Ángeles´ o ´Relicario de América´ que había designado a Puebla por el cariño que le guardo, aunque muchas gentes enfermas de la lepra del egoísmo, la vanidad y falta de patriotismo, nunca me han tomado en cuenta. Tan pronto hice dicha marcha la propuse a todos los gobernadores y Ayuntamientos que ha tenido Puebla desde hace 25 años. Pero por mi mala suerte, ninguno tomó en cuenta mi generosidad, para que tal pieza fuera grabada en discos. Conmovido con tanta ingratitud, hice pedazos la partitura, pero la melodía la tengo grabada en mi mente, por lo que he resuelto dedicarla al bello Tampico como ´Marcha Tamaulipas´ o ´Marcha Ciudad Victoria´ ya que sus autoridades sí me han estimulado, al grado que en las próximas fiestas patrias ante la presencia de artistas de México, van a poner mi nombre en una calle del puerto”.

El compositor vivó una larga vida y como quiera que haya sido, sus composiciones y corridos forman parte de la historia y la cultura popular de este país, suficiente labor para que su nombre se pronuncie con respeto.

Samuel Margarito Lozano Blancas nació el 10 de junio de 1891, en Cuernavaca, Morelos. Vivió la mayor parte de su vida en Puebla donde murió casi ciego y en la pobreza, el 21 de mayo de 1977. Sus restos descansan en el Panteón Municipal.

Local

Reunión de 'yunquistas' y 'aristócratas', la premiación del CCE: Barbosa

Miguel Barbosa aseguró que la reunión del CCE fue con miras a definir a Eduardo Rivera como candidato en 2024

Local

Casonas del Centro Histórico serán repobladas

Se explicó que las casas tienen dueños, pero se espera que también ellos puedan vender y reactivarlas

Policiaca

Encuentran cadáver de un hombre en el fondo de barranca en Azumiatla

El ahora occiso, de aproximadamente 38 años de edad, no ha podido ser identificado

Virales

Tierno abuelito lleva comida a su nieta al trabajo en su bicicleta: se hace viral en TikTok

Su gran ánimo, el amor hacia su familia y la actitud que demuestra ante las diversas situaciones de la vida han cautivado a los internautas

Gossip

La leyenda regresa: Top Gun Maverick se anticipa este fin de semana

Aunque su estreno en México está programado para el 25 de mayo, habrá funciones de preestreno de Top Gun Maverick

Gossip

Tiktokers inician carrera en la música a través de Raw Music

La disquera Universal Music México y la agencia de influencers Raw Talent unieron fuerzas para impulsar a jóvenes en la industria musical

Gossip

CNCO afina su estilo con La equivocada, el himno de los corazones rotos

El grupo vocal prepara una colaboración con Beéle, en sonido urbano; estrenan el sencillo La equivocada

Finanzas

También hay metaverso económico y transformará al mundo

Un estudio apunta que el entorno digital transformará sectores de la economía

Justicia

Extitular de Salud de SLP saldrá libre al regresar 22 mpd

Mónica N, acusada de daños al erario, aceptó su responsabilidad y reparó el daño al regresar los 22 mdp