/ martes 12 de enero de 2021

Examinan restos óseos de 80 individuos que habitaron en el Atlixco prehispánico

Este hallazgo es el más grande que se ha dado en el pueblo mágico

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) estudian con precisión quirúrgica los restos óseos de 80 individuos que habitaron en territorio poblano en tiempos prehispánicos. Los especialistas realizan la investigación en los salones y espacios del antiguo Hospital de San Juan de Dios, uno de los más longevos sanatorios de nuestro país, el cual estuvo en funciones desde el siglo XVIII y hasta el pasado 2015.

Con apoyo de tesistas de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), especializados en antropología física, los investigadores de la institución continúan el estudio de este conjunto de restos humanos, el más grande localizado, arqueológicamente, en Atlixco.

El investigador de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH, Miguel Medina Jaen, detalla que este importante osario fue localizado en campo entre finales de 2018 e inicios de 2019, en un área de aproximadamente 35 metros cuadrados.

Dado el acotado tiempo del proyecto de salvamento, los expertos procedieron a recuperar los vestigios ‘en bloque’, es decir, con el sustrato de tierra que los cubría. Posteriormente, y en diálogo con el ayuntamiento, se habilitó una sección del antiguo Hospital de San Juan de Dios, donde avanzan en la rigurosa microexcavación de los entierros.

Hasta el momento, se ha llegado a determinar que si bien existen evidencias de 80 individuos, el desgaste causado por las condiciones naturales o, incluso, desde tiempos precortesianos, cuando un entierro era fragmentado o empujado para inhumar sobre él a otra persona, “el número de cuerpos completos o en posición primaria, se reduce aproximadamente a la mitad”, señala Medina Jaen.

La arqueóloga Adriana Sáenz Serdio, quien labora por contrato en este proyecto, añade que otros datos revelados por la antropología física son, por ejemplo, que la mayoría de los individuos eran adultos, de entre 20 y 50 años de edad al momento de su muerte natural, dato que coincide con la esperanza de vida en la época prehispánica.

También que casi la mitad de los restos en el osario pertenecen a mujeres y que no hay presencia de infantes. Esto último resalta el hecho de que los niños, quizá, eran inhumados en otra sección de la población antigua, o recibían tratamientos mortuorios distintos a los de los adultos.

Hasta ahora no se ha encontrado evidencia de sacrificio ritual, aunque los especialistas sí han reconocido deformaciones craneales en casi todos los individuos; patologías como caries o problemas óseos; así como dos casos particulares, cuyos canales auditivos estaban cerrados, “rasgo común en nadadores o buceadores”.

Tras destacar la necesidad de mayores exámenes a los individuos, la arqueóloga coincide con Miguel Medina Jaen al evocar como cada uno de los personajes debió haber sido colocado en posición sedente, con las manos flexionadas sobre las rodillas, y orientado en dirección al norte, el rumbo del Mictlan, el inframundo nahua.

Cabe destacar que en muchos de los entierros se localizaron ofrendas cerámicas, como malacates, figurillas, platos o cajetes trípodes con elaboradas decoraciones zoomorfas o antropomorfas.

Estos elementos, cuya temporalidad se remonta a los periodos Posclásico Temprano y Medio, entre los años 1100 y 1300 d.C., dan pistas a los investigadores sobre el alto estatus que debieron tener los individuos, a la vez que les hacen suponer que aquellos pudieron haber sido colocados dentro de petates, cuyo material orgánico se desintegró con el tiempo, a manera de bultos mortuorios.

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) estudian con precisión quirúrgica los restos óseos de 80 individuos que habitaron en territorio poblano en tiempos prehispánicos. Los especialistas realizan la investigación en los salones y espacios del antiguo Hospital de San Juan de Dios, uno de los más longevos sanatorios de nuestro país, el cual estuvo en funciones desde el siglo XVIII y hasta el pasado 2015.

Con apoyo de tesistas de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), especializados en antropología física, los investigadores de la institución continúan el estudio de este conjunto de restos humanos, el más grande localizado, arqueológicamente, en Atlixco.

El investigador de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH, Miguel Medina Jaen, detalla que este importante osario fue localizado en campo entre finales de 2018 e inicios de 2019, en un área de aproximadamente 35 metros cuadrados.

Dado el acotado tiempo del proyecto de salvamento, los expertos procedieron a recuperar los vestigios ‘en bloque’, es decir, con el sustrato de tierra que los cubría. Posteriormente, y en diálogo con el ayuntamiento, se habilitó una sección del antiguo Hospital de San Juan de Dios, donde avanzan en la rigurosa microexcavación de los entierros.

Hasta el momento, se ha llegado a determinar que si bien existen evidencias de 80 individuos, el desgaste causado por las condiciones naturales o, incluso, desde tiempos precortesianos, cuando un entierro era fragmentado o empujado para inhumar sobre él a otra persona, “el número de cuerpos completos o en posición primaria, se reduce aproximadamente a la mitad”, señala Medina Jaen.

La arqueóloga Adriana Sáenz Serdio, quien labora por contrato en este proyecto, añade que otros datos revelados por la antropología física son, por ejemplo, que la mayoría de los individuos eran adultos, de entre 20 y 50 años de edad al momento de su muerte natural, dato que coincide con la esperanza de vida en la época prehispánica.

También que casi la mitad de los restos en el osario pertenecen a mujeres y que no hay presencia de infantes. Esto último resalta el hecho de que los niños, quizá, eran inhumados en otra sección de la población antigua, o recibían tratamientos mortuorios distintos a los de los adultos.

Hasta ahora no se ha encontrado evidencia de sacrificio ritual, aunque los especialistas sí han reconocido deformaciones craneales en casi todos los individuos; patologías como caries o problemas óseos; así como dos casos particulares, cuyos canales auditivos estaban cerrados, “rasgo común en nadadores o buceadores”.

Tras destacar la necesidad de mayores exámenes a los individuos, la arqueóloga coincide con Miguel Medina Jaen al evocar como cada uno de los personajes debió haber sido colocado en posición sedente, con las manos flexionadas sobre las rodillas, y orientado en dirección al norte, el rumbo del Mictlan, el inframundo nahua.

Cabe destacar que en muchos de los entierros se localizaron ofrendas cerámicas, como malacates, figurillas, platos o cajetes trípodes con elaboradas decoraciones zoomorfas o antropomorfas.

Estos elementos, cuya temporalidad se remonta a los periodos Posclásico Temprano y Medio, entre los años 1100 y 1300 d.C., dan pistas a los investigadores sobre el alto estatus que debieron tener los individuos, a la vez que les hacen suponer que aquellos pudieron haber sido colocados dentro de petates, cuyo material orgánico se desintegró con el tiempo, a manera de bultos mortuorios.

Estado

Audífonos, el antídoto de treintañeros para ansiedad en vacuna Covid

”Yo traigo a Nirvana y Depeche Mode... tengo dos horas esperando", relata joven que en Atlixco, Puebla buscó la inoculación contra el coronavirus

Local

Existen más de 2 mil 500 ambulantes en Puebla capital

Presencia de comerciantes informales el Centro de la ciudad ha crecido pese a que se aprobó el reordenamiento

Policiaca

¿Qué hacer en caso de la desaparición de un menor de edad?

El tiempo es parte clave para la localización de un infante, por lo que, hay tres formas para reportar el caso a las autoridades, como la Alerta Amber

Exposiciones

Recomendaciones: Qué hacer del 28 de julio al 2 de agosto

Te damos una lista de opciones para que aproveches tu tiempo libre, en especial fin de semana

Local

Da positivo a Covid-19, secretario de Infraestructura del Ayuntamiento de Puebla

Ante el contagio de Israel Román Romano, descartan que la alcaldesa Claudia Rivera sea portadora del virus

Estado

Tlaxcala descarta que secuestro de empresario poblano, haya sido en su territorio

La Procuraduría General del Estado de Tlaxcala argumentó que la víctima fue privada de su libertad en Puebla

Policiaca

Niña de 10 años cae a una zanja en San Jerónimo Caleras

La menor de nombre Estrella, fue rescatada por elementos de emergencia

Local

Confinamiento por COVID-19 bajó tasa de homicidios en Puebla

En 2020 hubo mil 31 asesinatos según cifras preliminares del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI).

Finanzas

¿Casado y en busca de casa? Así puedes solicitar un crédito conyugal del Infonavit

Incluso, sino tienes pareja puedes unir los puntos con un amigo o amiga y con ello obtener una vivienda