/ viernes 30 de abril de 2021

Niño Doctor, ¿quién es y de dónde viene la devoción?

La angelical y devota imagen permanece en la parroquia de la pequeña ciudad de Tepeaca de Negrete

El santuario de la Parroquia del Niño Doctor de los Enfermos es uno de los más venerados ya que alberga a una de las imágenes más famosas de Puebla. Pero ¿quién es y de dónde viene la devoción por esta imagen? Poco se sabe, la mayoría de lo que se conoce viene de la tradición oral iniciada poco antes de la segunda mitad del siglo XX.

La angelical y devota imagen permanece en la parroquia de la pequeña ciudad de Tepeaca de Negrete, donde miles lo visitan con el anhelo de aliviar sus dolencias. Entre los feligreses, se dice que, cuando el Niño te sana adquiere un tono pálido, y cuando estás recuperado sus mejillas se sonrojan, señal de que ha cumplido con lo encomendado, como si se tratara de un infante travieso de carne y hueso.

“El 30 de abril de cada año, es una fecha que para los habitantes de Tepeaca de Herrera, el tiempo y el espacio se transforman. En ese día, los habitantes de dicha ciudad así como otros grupos provenientes de diferentes poblados y localidades del estado poblano y de otros lugares del país incluso de migrantes radicados en la nación norteamericana, ya han instalado, con días de anticipación, puestos donde venderán una diversidad de productos; otros han preparado sus viviendas y predios para ofrecer diversos servicios a los visitantes que ya están llegando, como los servicios de hospedaje, sanitarios, estacionamiento, entre otros; en general, todos ya están preparados para enfrentar ese día especial en que se conmemora al Niño Doctor”, reseña Luis Arturo Jiménez Medina del Colegio de Antropología Social de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla para la Revista de Ciencias Antropológicas.

LEE MÁS: Ellos son los niños que trabajan en el Mercado Hidalgo y así narran su labor

Santo niño doctor. Foto: José Luis Bravo

Los fieles que deciden ir a rendirle tributo a esta imagen acceden al templo y tienen que formarse para poder estar de cerca de la caja de cristal que lo preserva. Al pasar por atrás de él, pueden tocar su embalaje y verlo, aunque no de frente.

La misa y su veneración en su día es solemne y afuera de esta iglesia, donde antes se encontraba la imagen y ahora lo sustituye una escultura de piedra color gris, la gente aprovecha para dejarle juguetes, flores y notas con la esperanza de que responda a sus súplicas.

¿Cuál es la historia del Santo Niño de los Enfermos? Jiménez Medina reseña lo siguiente:

“En el año de 1942, el presidente municipal en turno de Tepeaca, acondicionó un edificio anexo al palacio municipal para convertirlo en el hospital municipal llevando por nombre “Guadalupe Castillo de Bautista”. Dicho funcionario solicita a la congregación Josefina a cuatro religiosas en calidad de enfermeras para la atención de dicho hospital. Éste se inaugura el 5 de mayo del mismo año. Entre las religiosas que llegaron en esa ocasión para la atención de dicho hospital se encontraba la hermana Carmen Barrios Báez, quien traía consigo la imagen del Niño Jesús. La imagen fue regalada a dicha religiosa por sus padres cuando ésta decidió entrar a la orden. A su vez, los padres de la religiosa mencionada habían adquirido a dicha escultura -de un poco más de 50 cm de altura- en la isla de Cuba”.

Foto: Archivo El Sol de Puebla

La hermana Carmen Barrios es a quien se le atribuye haber comenzado la adoración por esta imagen. Fue ella quien decidió que se le diera culto público y así, poco a poco,a devoción popular se fue acrecentando hasta lo que conocemos hoy en día.

“Es también comentada una anécdota que le sucedió a la misma religiosa Carmen Barrios la cual tiene elementos inexplicables. Se dice que en una ocasión llegó a la capilla donde guardaban al Niño Doctor y vio el nicho vacío.

Luego de dar aviso a todas las religiosas y la comunidad católica, iniciaron la búsqueda por todas partes de dicha escultura, horas más tarde la imagen ya estaba en su vitrina y con los zapatos manchados de lodo”.

Las celebraciones de la imagen comenzaron el 30 de abril de 1961, justo el Día del Niño. La festividad fue fomentada por el Sr. Raymundo Fortiz Castillo, oriundo del lugar.

El Niño de los Enfermos en un principio se encontraba en el hospital municipal a cargo de las religiosas, luego en casa de la señorita Trinidad Fuentes Flores, donde fue venerado hasta la muerte de la propietaria el 5 de julio de 1963.

Con el transcurso de los años, la imagen se fue dejando de llamar Niño del Hospital por el de Santo Niño Doctor de los Enfermos, mote que hoy día conserva.

La pequeña imagen fue finalmente trasladada al templo parroquial de San Francisco de Asís, su lugar actual de residencia.

“El párroco de aquellas épocas, Rafael Espinoza Rojas, le mandó construir una pequeña capilla lateral, al norte de templo parroquial, para dedicarla al Niño Doctor. En dicha capilla, el 12 de enero de 1991 los restos de la religiosa Carmen Barrios fueron trasladados y depositados a la entrada de la capilla, donde actualmente existe una placa que da cuenta de ello”.

El 31 de agosto de 1991 se entronizó a la imagen en su nuevo nicho en la capilla y el 6 de octubre de ese mismo año se bendijo la capilla.

“Con la llegada del actual párroco, Salomón Mora González, éste mandó colocar en el altar mayor del templo, en plena nave central del recinto, la imagen del Niño Doctor, entronizada el 30 de abril del año 2011”.

El santuario de la Parroquia del Niño Doctor de los Enfermos es uno de los más venerados ya que alberga a una de las imágenes más famosas de Puebla. Pero ¿quién es y de dónde viene la devoción por esta imagen? Poco se sabe, la mayoría de lo que se conoce viene de la tradición oral iniciada poco antes de la segunda mitad del siglo XX.

La angelical y devota imagen permanece en la parroquia de la pequeña ciudad de Tepeaca de Negrete, donde miles lo visitan con el anhelo de aliviar sus dolencias. Entre los feligreses, se dice que, cuando el Niño te sana adquiere un tono pálido, y cuando estás recuperado sus mejillas se sonrojan, señal de que ha cumplido con lo encomendado, como si se tratara de un infante travieso de carne y hueso.

“El 30 de abril de cada año, es una fecha que para los habitantes de Tepeaca de Herrera, el tiempo y el espacio se transforman. En ese día, los habitantes de dicha ciudad así como otros grupos provenientes de diferentes poblados y localidades del estado poblano y de otros lugares del país incluso de migrantes radicados en la nación norteamericana, ya han instalado, con días de anticipación, puestos donde venderán una diversidad de productos; otros han preparado sus viviendas y predios para ofrecer diversos servicios a los visitantes que ya están llegando, como los servicios de hospedaje, sanitarios, estacionamiento, entre otros; en general, todos ya están preparados para enfrentar ese día especial en que se conmemora al Niño Doctor”, reseña Luis Arturo Jiménez Medina del Colegio de Antropología Social de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla para la Revista de Ciencias Antropológicas.

LEE MÁS: Ellos son los niños que trabajan en el Mercado Hidalgo y así narran su labor

Santo niño doctor. Foto: José Luis Bravo

Los fieles que deciden ir a rendirle tributo a esta imagen acceden al templo y tienen que formarse para poder estar de cerca de la caja de cristal que lo preserva. Al pasar por atrás de él, pueden tocar su embalaje y verlo, aunque no de frente.

La misa y su veneración en su día es solemne y afuera de esta iglesia, donde antes se encontraba la imagen y ahora lo sustituye una escultura de piedra color gris, la gente aprovecha para dejarle juguetes, flores y notas con la esperanza de que responda a sus súplicas.

¿Cuál es la historia del Santo Niño de los Enfermos? Jiménez Medina reseña lo siguiente:

“En el año de 1942, el presidente municipal en turno de Tepeaca, acondicionó un edificio anexo al palacio municipal para convertirlo en el hospital municipal llevando por nombre “Guadalupe Castillo de Bautista”. Dicho funcionario solicita a la congregación Josefina a cuatro religiosas en calidad de enfermeras para la atención de dicho hospital. Éste se inaugura el 5 de mayo del mismo año. Entre las religiosas que llegaron en esa ocasión para la atención de dicho hospital se encontraba la hermana Carmen Barrios Báez, quien traía consigo la imagen del Niño Jesús. La imagen fue regalada a dicha religiosa por sus padres cuando ésta decidió entrar a la orden. A su vez, los padres de la religiosa mencionada habían adquirido a dicha escultura -de un poco más de 50 cm de altura- en la isla de Cuba”.

Foto: Archivo El Sol de Puebla

La hermana Carmen Barrios es a quien se le atribuye haber comenzado la adoración por esta imagen. Fue ella quien decidió que se le diera culto público y así, poco a poco,a devoción popular se fue acrecentando hasta lo que conocemos hoy en día.

“Es también comentada una anécdota que le sucedió a la misma religiosa Carmen Barrios la cual tiene elementos inexplicables. Se dice que en una ocasión llegó a la capilla donde guardaban al Niño Doctor y vio el nicho vacío.

Luego de dar aviso a todas las religiosas y la comunidad católica, iniciaron la búsqueda por todas partes de dicha escultura, horas más tarde la imagen ya estaba en su vitrina y con los zapatos manchados de lodo”.

Las celebraciones de la imagen comenzaron el 30 de abril de 1961, justo el Día del Niño. La festividad fue fomentada por el Sr. Raymundo Fortiz Castillo, oriundo del lugar.

El Niño de los Enfermos en un principio se encontraba en el hospital municipal a cargo de las religiosas, luego en casa de la señorita Trinidad Fuentes Flores, donde fue venerado hasta la muerte de la propietaria el 5 de julio de 1963.

Con el transcurso de los años, la imagen se fue dejando de llamar Niño del Hospital por el de Santo Niño Doctor de los Enfermos, mote que hoy día conserva.

La pequeña imagen fue finalmente trasladada al templo parroquial de San Francisco de Asís, su lugar actual de residencia.

“El párroco de aquellas épocas, Rafael Espinoza Rojas, le mandó construir una pequeña capilla lateral, al norte de templo parroquial, para dedicarla al Niño Doctor. En dicha capilla, el 12 de enero de 1991 los restos de la religiosa Carmen Barrios fueron trasladados y depositados a la entrada de la capilla, donde actualmente existe una placa que da cuenta de ello”.

El 31 de agosto de 1991 se entronizó a la imagen en su nuevo nicho en la capilla y el 6 de octubre de ese mismo año se bendijo la capilla.

“Con la llegada del actual párroco, Salomón Mora González, éste mandó colocar en el altar mayor del templo, en plena nave central del recinto, la imagen del Niño Doctor, entronizada el 30 de abril del año 2011”.

Local

URSVA: 9 años rescatando peluditos en Puebla

Esta institución rescata y brinda atención veterinaria a perritos en situación de calle

Estado

José Luis Márquez rinde protesta en Zacatlán, afirma que no tolerará la corrupción

"Estoy encontrando finanzas sanas en los municipios", señaló el gobernador del estado durante su mensaje en el evento

Sociales

Queen, los campeones del rock en Puebla

México estaba regresado a los primeros planos de los grandes conciertos

Policiaca

Mueren once indigentes en Puebla en los últimos dos meses

La mayoría de las víctimas fallecieron en plena vía pública donde construyeron su improvisado refugio

Local

Logró sobrevivir después de ser intubado por Covid19

Edgar Geovanny Cuellar logró sobrevivir a la Covid-19 y, hoy en día, tiene la oportunidad de seguir con su vida.

Sociales

¿Playback en Bohemian Rhapsody?

Octavio recuerda el lío que se armó por el playback de la famosa canción Bohemia Rhapsody

Sociales

Paty, la joven que mintió para ir al concierto de Queen en Puebla

Paty desconocía el peso de aquel concierto en la historia reciente de Puebla.

Policiaca

Detienen a vendedor de droga que operaba en San Francisco Totimehuacan

La Secretaría de Seguridad Pública Estatal dio a conocer que se encontraron 39 bolsas de droga en posesión del sujeto detenido

Policiaca

Termina con su vida en una vivienda de Mayorazgo

En las primeras horas del sábado un joven decidió terminar con su vida en su hogar.