/ domingo 5 de septiembre de 2021

San Andrés Cholula, refugio de la devoción católica

Hasta 150 mil pesos destinan para adordar con flores sus templos  

El repique de campanas, acompañado de los arcos florales, alfombras y el estallido de cohetes al aire, es el principal elemento que anuncia en San Andrés Cholula la celebración de fiestas religiosas en honor a varias de las imágenes que datan desde la Época de la Colonia y fueron heredadas por los españoles a este pueblo, cuando el 9 de octubre de 1557, otorgaron la Real Cédula al Ex convento Franciscano, ahora Parroquia, donde el primer santo patrono fue San Diego de Alcalá.

Actualmente es incierto el número de festividades de esta índole que se desarrollan en este Pueblo Mágico, pero de acuerdo a la historiadora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y además cronista municipal, Refugio Gallegos, se tiene el estimado de que, al año, los sanandreseños realizan 35 principales o patronales, pero la cifra tiende a triplicarse, porque en el mismo número de templos católicos, no sólo éstas tienen lugar, sino hay otras que se suman a la lista.

“El primer registro que tenemos de celebración es del año 1591, hay un documento que narra que los pueblos indios de San Andrés, que fueron Cuaco, Colomoxco y Xicotenco, se reunieron en el atrio de lo que ahora es el de la Parroquia y todos querían danzar como era costumbre, pero tuvo que intervenir el gobernador de la ciudad, que era de San Pedro Cholula, para meter orden y desde ahí surgió lo que ahora se le conoce como la circular que identifica a los barrios de este municipio”, externó la investigadora.

También en este periodo –Colonia- apareció la figura del fiscal o mayordomo, mismos que debían brindar una comida, específicamente pavo asado, al pueblo como una forma de tributo, pero la historia relata que uno de ellos, una vez incumplió con esta responsabilidad y tardó más de 15 días en sanar sus heridas, porque fue golpeado públicamente.

Cholula es una ciudad antigua, con mucha historia y costumbres, pero la fiesta religiosa más importante para el 80 por ciento de los sanandreseños que profesan la religión católica, es la Bajada de la Virgen de los Remedios, que tiene junio, pues esta imagen, desde hace más de 300 años es la santa patrona de este municipio.

La historiadora externó que “las bajadas” de esta efigie son más representativas que la fiesta patronal en honor a San Andrés Apóstol, cuyo festejo es el 30 de noviembre.

En San Andrés Cholula, tres veces al año la Virgen de los Remedios visita este territorio, pero los antecedentes de éstas guardan antecedentes importantes, pues la más antigua tiene lugar en junio y suma más de tres siglos, posteriormente fue la ocurrida en 1918, cuando en España azotaba la pandemia de la influenza y en el barrio de Santiago Xicotenco se hizo presente esta contingencia en apoyo a los enfermos, y la tercera, tuvo registro en marzo del año 1975, cuando surgió un conflicto político, pues en una elección ganó el PAN, pero el pueblo impuso al PRI, y entonces se llevó a cabo una peregrinación para apagarlo.

Hay otras “bajadas” marcadas en el calendario religioso de San Andrés Cholula, como la ocurrida en 1940 al pueblo de San Luis Tehuiloyocan, por un tema político, pero también la tradición de la visita de la Virgen abarcaba los 42 pueblos de la antigua Cholula.

TRANSFORMACIÓN DE LAS FIESTAS RELIGIOSAS

San Andrés Cholula es uno de los municipios más importantes de Puebla, tanto por su vocación económica como turística, sin embargo, en el apartado de sus tradiciones religiosas, hay transformaciones visibles que se resumen en la desaparición de cargos en algunos templos religiosos, como los topiles o diputados, así como la incorporación de nuevos elementos, como los bailes populares.

“Se han ido transformando las festividades, pero la identidad es la misma, porque el territorio, los apellidos y la organización social no han cambiado, los barrios siguen predominando y éstos siguen regidos por sus santos patronos”, sostiene la cronista, Refugio Gallegos, quien por lo menos, ha plasmado datos de sus investigaciones en dos libros dedicados a la historia de San Andrés, Identidad y El Catálogo de Fiestas Religiosas.

“En la época Colonial, la comida era en el atrio, se servía en cajetes y había pulque y participaba el Cabildo, ahora la comida es en las casas de los mayordomos, hay arcos florales, alfombras, hay velada y bailes, pero las autoridades siguen participando y resaltando esta ciudad étnica, que después de 1714, cuando se separa de San Pedro, perfecciona su organización social y tradiciones, así como la circular en sus barrios”, concluyó.

FESTIVIDADES MÁS PRESENTES EN ZONA TRADICIONAL QUE MODERNA

El Sol de Puebla realizó un sondeo con pobladores de este municipio y escuchó varias opiniones en torno a que la zona tradicional, integrada por los barrios de la cabecera local San Juan Aquiahuac, Santiago Xicotenco, Santísima Trinidad, Santo Niño Macuila, San Pedro Colomoxco, Santa María Cuaco, San Andresito y San Miguel Xochimihuacan, así como las juntas auxiliares de San Luis Tehuiloyocan, Santa María Tonantzintla, San Rafael Comac, San Francisco Acatepec, San Antonio Cacalotepec y San Bernardino Tlaxcalancingo, las festividades religiosas forman parte de la organización social del pueblo, a diferencia de lo notado en el polígono nombrado como Reserva Territorial Atlixcáyotl, el cual comprende las zonas de mayor plusvalía, no sólo de este territorio, sino de Puebla, entre ellos los fraccionamientos Lomas de Angelópolis y La Vista Country Club.

Coinciden que, en los últimos puntos, no se observan procesiones, ni fiestas patronales.

HASTA 150 MIL PESOS DESTINAN PARA ADORDAR CON FLORES SUS TEMPLOS

Brenda Itzel Paisano Juárez, en este año, fue la primera florera de la fiesta del 27 de junio, dedicada a la “bajada” de la Virgen de los Remedios, y la cual tiene la peculiaridad de abarrotar con arreglos florales e impresionantes alfombras que conectan los altares de los santos patronos de los ocho barrios de este municipio, con categoría de Pueblo Mágico.

Señala que esta tarea no es fácil y tampoco barata, porque hasta 150 mil pesos se destinan para cumplirla, aunque en este año sólo se juntaron 75 mil pesos por la crisis económica causada por la pandemia y a eso se suman otros gastos como la música, quema de castillos, cohetes y misas.

El repique de campanas, acompañado de los arcos florales, alfombras y el estallido de cohetes al aire, es el principal elemento que anuncia en San Andrés Cholula la celebración de fiestas religiosas en honor a varias de las imágenes que datan desde la Época de la Colonia y fueron heredadas por los españoles a este pueblo, cuando el 9 de octubre de 1557, otorgaron la Real Cédula al Ex convento Franciscano, ahora Parroquia, donde el primer santo patrono fue San Diego de Alcalá.

Actualmente es incierto el número de festividades de esta índole que se desarrollan en este Pueblo Mágico, pero de acuerdo a la historiadora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y además cronista municipal, Refugio Gallegos, se tiene el estimado de que, al año, los sanandreseños realizan 35 principales o patronales, pero la cifra tiende a triplicarse, porque en el mismo número de templos católicos, no sólo éstas tienen lugar, sino hay otras que se suman a la lista.

“El primer registro que tenemos de celebración es del año 1591, hay un documento que narra que los pueblos indios de San Andrés, que fueron Cuaco, Colomoxco y Xicotenco, se reunieron en el atrio de lo que ahora es el de la Parroquia y todos querían danzar como era costumbre, pero tuvo que intervenir el gobernador de la ciudad, que era de San Pedro Cholula, para meter orden y desde ahí surgió lo que ahora se le conoce como la circular que identifica a los barrios de este municipio”, externó la investigadora.

También en este periodo –Colonia- apareció la figura del fiscal o mayordomo, mismos que debían brindar una comida, específicamente pavo asado, al pueblo como una forma de tributo, pero la historia relata que uno de ellos, una vez incumplió con esta responsabilidad y tardó más de 15 días en sanar sus heridas, porque fue golpeado públicamente.

Cholula es una ciudad antigua, con mucha historia y costumbres, pero la fiesta religiosa más importante para el 80 por ciento de los sanandreseños que profesan la religión católica, es la Bajada de la Virgen de los Remedios, que tiene junio, pues esta imagen, desde hace más de 300 años es la santa patrona de este municipio.

La historiadora externó que “las bajadas” de esta efigie son más representativas que la fiesta patronal en honor a San Andrés Apóstol, cuyo festejo es el 30 de noviembre.

En San Andrés Cholula, tres veces al año la Virgen de los Remedios visita este territorio, pero los antecedentes de éstas guardan antecedentes importantes, pues la más antigua tiene lugar en junio y suma más de tres siglos, posteriormente fue la ocurrida en 1918, cuando en España azotaba la pandemia de la influenza y en el barrio de Santiago Xicotenco se hizo presente esta contingencia en apoyo a los enfermos, y la tercera, tuvo registro en marzo del año 1975, cuando surgió un conflicto político, pues en una elección ganó el PAN, pero el pueblo impuso al PRI, y entonces se llevó a cabo una peregrinación para apagarlo.

Hay otras “bajadas” marcadas en el calendario religioso de San Andrés Cholula, como la ocurrida en 1940 al pueblo de San Luis Tehuiloyocan, por un tema político, pero también la tradición de la visita de la Virgen abarcaba los 42 pueblos de la antigua Cholula.

TRANSFORMACIÓN DE LAS FIESTAS RELIGIOSAS

San Andrés Cholula es uno de los municipios más importantes de Puebla, tanto por su vocación económica como turística, sin embargo, en el apartado de sus tradiciones religiosas, hay transformaciones visibles que se resumen en la desaparición de cargos en algunos templos religiosos, como los topiles o diputados, así como la incorporación de nuevos elementos, como los bailes populares.

“Se han ido transformando las festividades, pero la identidad es la misma, porque el territorio, los apellidos y la organización social no han cambiado, los barrios siguen predominando y éstos siguen regidos por sus santos patronos”, sostiene la cronista, Refugio Gallegos, quien por lo menos, ha plasmado datos de sus investigaciones en dos libros dedicados a la historia de San Andrés, Identidad y El Catálogo de Fiestas Religiosas.

“En la época Colonial, la comida era en el atrio, se servía en cajetes y había pulque y participaba el Cabildo, ahora la comida es en las casas de los mayordomos, hay arcos florales, alfombras, hay velada y bailes, pero las autoridades siguen participando y resaltando esta ciudad étnica, que después de 1714, cuando se separa de San Pedro, perfecciona su organización social y tradiciones, así como la circular en sus barrios”, concluyó.

FESTIVIDADES MÁS PRESENTES EN ZONA TRADICIONAL QUE MODERNA

El Sol de Puebla realizó un sondeo con pobladores de este municipio y escuchó varias opiniones en torno a que la zona tradicional, integrada por los barrios de la cabecera local San Juan Aquiahuac, Santiago Xicotenco, Santísima Trinidad, Santo Niño Macuila, San Pedro Colomoxco, Santa María Cuaco, San Andresito y San Miguel Xochimihuacan, así como las juntas auxiliares de San Luis Tehuiloyocan, Santa María Tonantzintla, San Rafael Comac, San Francisco Acatepec, San Antonio Cacalotepec y San Bernardino Tlaxcalancingo, las festividades religiosas forman parte de la organización social del pueblo, a diferencia de lo notado en el polígono nombrado como Reserva Territorial Atlixcáyotl, el cual comprende las zonas de mayor plusvalía, no sólo de este territorio, sino de Puebla, entre ellos los fraccionamientos Lomas de Angelópolis y La Vista Country Club.

Coinciden que, en los últimos puntos, no se observan procesiones, ni fiestas patronales.

HASTA 150 MIL PESOS DESTINAN PARA ADORDAR CON FLORES SUS TEMPLOS

Brenda Itzel Paisano Juárez, en este año, fue la primera florera de la fiesta del 27 de junio, dedicada a la “bajada” de la Virgen de los Remedios, y la cual tiene la peculiaridad de abarrotar con arreglos florales e impresionantes alfombras que conectan los altares de los santos patronos de los ocho barrios de este municipio, con categoría de Pueblo Mágico.

Señala que esta tarea no es fácil y tampoco barata, porque hasta 150 mil pesos se destinan para cumplirla, aunque en este año sólo se juntaron 75 mil pesos por la crisis económica causada por la pandemia y a eso se suman otros gastos como la música, quema de castillos, cohetes y misas.

Local

Anuncia Barbosa rehabilitación del mercado de El Alto

Las obras son parte del proyecto para el rescate de los barrios originarios

Local

Genoveva Huerta arranca campaña por la dirigencia estatal del PAN

Huerta Villegas y Clemente Gómez trabajarán sobre cinco ejes que fortalezcan la militancia albiazul

Local

Reordenamiento del ambulantaje será un proceso gradual: alcalde

Eduardo Rivera dijo que desde las primeras horas de su gobierno se tomaron medidas para mantener “ordenado, limpio y bonito” el primer cuadro

Estado

Autobús de pasajeros se incendia en la autopista Puebla-Orizaba

El siniestro se atribuye inicialmente a una falla mecánica

Local

Padecen mujeres poblanas violencia en la aulas: INEGI

El 24 por ciento de las mujeres que han asistido al escuela ha sufrido algún tipo de agresión en el ámbito educativo

Doble Vía

Cierra cuenta de twitter Arturo Castagé, político cuyo hijo fue asesinado en Puebla

El empresario llegó a ofrecer en redes sociales hasta 1 mdp, a cambio de información sobre el autor del crimen de su hijo

Deportes

Fallas mecánicas ponen en aprietos al poblano Alejandro Mauro en el Rally RACC2021

El piloto poblano se ubicaba, hasta antes de una ruptura en la horquilla, en la sexta posición dentro del Rally 4

Finanzas

Empresas optan por disminuir personal a causa de la pandemia: INEGI

Según los datos de la Encuesta sobre el Impacto Económico General por la Covid - 19

Deportes

Sin mañana ante San Luis, Puebla se la juega en la liga femenil

Las blanquiazules deben cortar urgentemente su racha de dos meses sin victorias