/ sábado 31 de octubre de 2020

Sophie Alexander Katz estrena Coordenadas sutiles

“Se necesita ser muy valiente para hacer un monólogo”, dice la actriz

Primero tuvo miedo y pensó en decir que no, que ella no estaba hecha para pararse sola en un escenario. Sí, Sophie Alexander Katz se sabe el abecedario del teatro al derecho y al revés, pero siempre acompañada de un elenco. Por eso dudó cuando le propusieron que hiciera, por primera vez en su carrera, un monólogo.

“De por sí siempre tengo pánico aun estando acompañada… ahora imagínate ahí arriba yo sola”, dice en entrevista esta actriz mexicana que ha hecho de todo, películas, telenovelas, series y obras de teatro. Sólo le faltaba el monólogo, pero ya no más: a partir de hoy, protagonizará Coordenadas sutiles, el cual narra la historia de Sophie, una mujer que viene de una familia de actrices con una tradición de 300 años, hasta que un día ella sube al escenario y, ante el pánico escénico, no logra actuar.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Le tengo un respeto brutal a las personas que hacen monólogos. Pararse solo en un escenario es una de las cosas más heroicas que existen. Se necesita ser muy valiente para hacer un monólogo”, comenta sobre este género teatral que tanto fascina al público por su transparencia y honestidad.

Escrita por el dramaturgo mexicano Diego del Río, Coordenadas sutiles habla sobre el eterno dilema que planteó Ortega y Gasset acerca del hombre y su circunstancia: ¿Hasta qué punto nuestras creencias, nuestra familia y nuestro entorno nos moldea como personas? Esa es la pregunta que se plantea durante toda la obra hasta que Sophie encuentra la respuesta.

Debido a la pandemia, el monólogo ofrecerá sólo funciones a distancia mediante la plataforma Sala Virtual, todos los sábados, a las 20:30 horas.

El monólogo fue grabado a seis cámaras en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris frente a un espectador.

Diego Del Río escribió el guion inspirado en la historia de la misma Sophie Alexander Katz, quien en la vida real también tiene familiares que se han dedicado a las artes escénicas, como su abuela, Brigitte Alexander, o su tía, la primera actriz Susana Alexander.

“Vengo de una familia judía que escapó de los campos de concentración nazis. Mi abuela huyó de Alemania para asentarse en Francia y luego llegar a México, donde se quedó hasta el día de su muerte. Ella estudiaba leyes en Europa, pero los tiempos turbulentos la hicieron darse cuenta que debía dedicarse a su gran pasión: el teatro. Podría decir que el teatro fue una de las herencias que dejó la guerra en mi familia”, comparte Sophie, quien admite que, igual que en el monólogo, siempre ha tratado de diferenciar su trabajo del que han hecho su abuela y su tía, sus dos grandes ejemplos profesionales.

Cuando comenzó su carrera teatral, recuerda Sophie, se vio obligada a escapar de las historias de vida de su abuela y su tía para encontrarse a sí misma como persona y como actriz. Su objetivo: descubrir si tenía la madera para pararse en un escenario y hacerlo bien. “La actuación es una carrera brutal. Es un trabajo que requiere de mucho corazón. Muy desgastante a nivel emocional. Por eso me tuve que ir al otro lado del mundo, a Londres, la cuna del teatro, para saber si podía aguantar esta carrera”.

Con este monólogo, Sophie ha superado uno de sus retos más temidos. Y confirma una vez más que, en efecto, está hecha para ser actriz.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Primero tuvo miedo y pensó en decir que no, que ella no estaba hecha para pararse sola en un escenario. Sí, Sophie Alexander Katz se sabe el abecedario del teatro al derecho y al revés, pero siempre acompañada de un elenco. Por eso dudó cuando le propusieron que hiciera, por primera vez en su carrera, un monólogo.

“De por sí siempre tengo pánico aun estando acompañada… ahora imagínate ahí arriba yo sola”, dice en entrevista esta actriz mexicana que ha hecho de todo, películas, telenovelas, series y obras de teatro. Sólo le faltaba el monólogo, pero ya no más: a partir de hoy, protagonizará Coordenadas sutiles, el cual narra la historia de Sophie, una mujer que viene de una familia de actrices con una tradición de 300 años, hasta que un día ella sube al escenario y, ante el pánico escénico, no logra actuar.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Le tengo un respeto brutal a las personas que hacen monólogos. Pararse solo en un escenario es una de las cosas más heroicas que existen. Se necesita ser muy valiente para hacer un monólogo”, comenta sobre este género teatral que tanto fascina al público por su transparencia y honestidad.

Escrita por el dramaturgo mexicano Diego del Río, Coordenadas sutiles habla sobre el eterno dilema que planteó Ortega y Gasset acerca del hombre y su circunstancia: ¿Hasta qué punto nuestras creencias, nuestra familia y nuestro entorno nos moldea como personas? Esa es la pregunta que se plantea durante toda la obra hasta que Sophie encuentra la respuesta.

Debido a la pandemia, el monólogo ofrecerá sólo funciones a distancia mediante la plataforma Sala Virtual, todos los sábados, a las 20:30 horas.

El monólogo fue grabado a seis cámaras en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris frente a un espectador.

Diego Del Río escribió el guion inspirado en la historia de la misma Sophie Alexander Katz, quien en la vida real también tiene familiares que se han dedicado a las artes escénicas, como su abuela, Brigitte Alexander, o su tía, la primera actriz Susana Alexander.

“Vengo de una familia judía que escapó de los campos de concentración nazis. Mi abuela huyó de Alemania para asentarse en Francia y luego llegar a México, donde se quedó hasta el día de su muerte. Ella estudiaba leyes en Europa, pero los tiempos turbulentos la hicieron darse cuenta que debía dedicarse a su gran pasión: el teatro. Podría decir que el teatro fue una de las herencias que dejó la guerra en mi familia”, comparte Sophie, quien admite que, igual que en el monólogo, siempre ha tratado de diferenciar su trabajo del que han hecho su abuela y su tía, sus dos grandes ejemplos profesionales.

Cuando comenzó su carrera teatral, recuerda Sophie, se vio obligada a escapar de las historias de vida de su abuela y su tía para encontrarse a sí misma como persona y como actriz. Su objetivo: descubrir si tenía la madera para pararse en un escenario y hacerlo bien. “La actuación es una carrera brutal. Es un trabajo que requiere de mucho corazón. Muy desgastante a nivel emocional. Por eso me tuve que ir al otro lado del mundo, a Londres, la cuna del teatro, para saber si podía aguantar esta carrera”.

Con este monólogo, Sophie ha superado uno de sus retos más temidos. Y confirma una vez más que, en efecto, está hecha para ser actriz.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Local

Muere bebé rescatado de la morgue en el IMSS de La Margarita

Estuvo en el área de neonatales por más de un mes, pero no resistió

Local

[Video] Se instalan ambulantes en el zócalo de Puebla; exigen a Segom respete acuerdos

“Ya nos mandó a la fuerza pública y a todos sus elementos, no se me hace justo”, refirieron

Estado

Ricardo de 3 años de edad desapareció en Atzitzihuacan

Brigadas realizan la búsqueda pero aún no hay respuesta

Local

Aplazan discusión sobre el aborto; feministas acusan que buscan cansar al movimiento

“Tal parece que esta propuesta de parlamento quiere alzar la voz de quienes se oponen a nosotras”, declararon

Estado

Diana Leal, Miss Puebla 2016, gana demanda a Lupita Jones por "discriminación"

El retiro de su título le causó no solo hubo daño moral o emocional, sino económico

Local

[Video] Ambulantes se instalan en la plancha del zócalo y se niegan a retirarse

“Ya nos mandó a la fuerza pública y a todos sus elementos, no se me hace justo”, refirieron