imagotipo

A reventar el Carlos González y González en la final por el ascenso al máximo circuito

  • Alland Jhonnathan López López
  • en Deportes Local

Si en Puebla el Universitario de la BUAP vistió sus mejores galas y sobre todo pesó el sábado pasado; mañana el turno le corresponderá al Carlos González y González de Culiacán Sinaloa.

Y es que desde el pasado 10 de mayo ya no hay boletos para el juego de vuelta por la final de ascenso entre Lobos y Dorados. Por lo que serán 17 mil 898 aficionados los que estarán apoyando al Gran Pez desde las 21.00 horas del sábado en búsqueda de la remontada tras perder 1-0 el juego de ida y retrasarse en la carrera por el billete a Primera.

En la temporada regular la entrada promedio al González y González fue de 8 mil personas.

A ESTRENARSE EN CASA

Dorados, que perdió su último partido en casa durante la semifinal de vuelta del Clausura 2017 contra Bravos de Juárez 2 por 0, sólo ganó en el González y González un partido de tres en finales por la promoción: ante los Panzas Verdes del León en 2004, al superarles 2-1 en la vuelta para llevarse la serie por global de 4-3 y con esto la categoría.

En 2007 ante el Puebla de la Franja igualó a dos en el juego de ida. En 2015 empató en el primer juego de la eliminatoria con Necaxa 1-1; aunque en la vuelta en Aguascalientes dieron cuenta 2-0 de los hidrocálidos a domicilio para llevarse la final de ascenso.

Leer más: Retiran roja a Amaury Escoto, jugará la vuelta ante Dorados

Pero ante Lobos ese estigma llegaría a su fin, ya que no caen con La Manada desde el 2009. El Gran Pez desde entonces liga cinco partidos sin perder contra La Manada de la BUAP, venciéndoles en los últimos dos por pizarra de 4-2 en la Copa del Clausura 2015 y 5-0 durante la fase regular del Apertura 2016.

EL DATO

Este año la mejor entrada de Dorados al Carlos González y González, también conocido como Banorte, se registró en la jornada 14 del torneo con 10 mil 333 fanáticos que presenciaron el empate a uno entre los suyos y los Leones Negros de la UdeG.