imagotipo

Borregos del Tec Puebla enfrentarán a Águilas Blancas del IPN

Los Borregos del Tecnológico de Monterrey en Puebla se declaran listos para su primera prueba formal rumbo a la Temporada 2016 de la Conferencia Premier de Fútbol Americano, perteneciente a la Comisión Nacional Deportiva de Instituciones Privadas, toda vez que realicen junto con las Águilas Blancas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), práctica conjunta este viernes 1 de julio a las 16:00 horas en el “Cráter Azul”.

En dicha práctica, Hugo Israel Lira Hernández, Entrenador en Jefe de los Borregos Puebla espera ver en acción a todos y cada uno de los elementos de su equipo, excepto a aquellos que no tendrán actividad por lesión o por enfermedad. Principales atenciones tendrán los novatos, de quienes se espera respondan a las expectativas puestas en ellos.

La práctica conjunta ante un rival de gran tradición y buen nivel en el fútbol americano universitario mexicano como son las Águilas Blancas tendrá periodos de siete contra siete en la parte aérea; periodos de “inside” o siete contra nueve en la parte terrestre; periodos de competencia para lograr primeros y dieces en situaciones de ofensiva y defensiva, además de dos cuartos en “scrimmage” sin equipos especiales, es decir, sin pateador, como comenta el Coach Lira.

“Para mí en esta etapa es más importante ver el carácter de los chavos, ver qué decisiones toman y que tan rápido lo hacen; ver qué velocidad de juego es el que hemos alcanzado en este momento y ya más adelante, en agosto, esperamos ver una velocidad de juego ya más de temporada regular, con asignaciones más limpias, con más disciplina táctica; pero en este momento es ver cómo está la personalidad del equipo”.

Para el viernes los reflectores los acapararán los seis elementos que llegaron a los Borregos Puebla gracias al reclutamiento procedentes de países como Japón, Italia y Estados Unidos, además de los tres mexicanos que jugaron en el fútbol colegial del último país mencionado.

“Sin lugar a dudas es lo más importante. Ver como estos chicos se acoplan al equipo, qué le están inyectando, qué tanto han absorbido el playbook tanto ofensivo como defensivo, y también verlos en competencia con un poco de presión o condiciones más reales, para ver con quienes debemos trabajar un poco más”.

Posterior a la práctica conjunta los “lanudos” tendrán un par de prácticas más en campo, junto con el ya acostumbrado trabajo de gimnasio. Después el staff de coacheo llevará a cabo unas “pruebas de salida” a los jugadores para ver cómo se encuentra el equipo tras efectuar un verano intenso y lleno de trabajo.

Seguirán dos semanas de vacaciones con “descanso activo”; ahí los jugadores regresarán a casa, pero con la encomienda de seguir una rutina de ejercicio para no perder la forma. Se espera que en ese tiempo sus fibras y músculos se regeneren para estar listos y entrar de lleno al trabajo de pretemporada del mes de julio, con sus respectivos scrimmages previos al juego inaugural.