/ jueves 29 de diciembre de 2016

2016, fantástico para Pericos; se coronaron campeones de LMB

Cuando el estadunidense Chad Gaudin dejó con la carabina alhombro a Juan Apodaca con un pitcheo por el centro, rubricó lajoya de dos hits que lanzó el australiano zurdo Travis Blackleydurante ocho episodios, y los Pericos habían coronado una campañade ensueño, dejando de manifiesto que “equipo que estrenagana”, en alusión al renovado parque Hermanos Serdán.

Sí, esa noche del 14 de septiembre en Tijuana, primera hora del15 en el centro del país, los Pericos se levantaban con elbanderín de la temporada 2016 de la Liga Mexicana , acabando conun ayuno de 30 años sin que Puebla se consagrara monarca delcircuito de verano, y 53 bajo el ilustre nombre de Pericos.

Terminó así la tristeza, la amargura y el mal recuerdo que sequedó en la mente de miles de aficionados, que dos días antesabarrotaron el parque Hermanos Serdán para ser testigos de lacoronación de los verdes, pero cuya ilusión  se desvaneció enel noveno episodio donde los Toros aprovecharon una serie dedesconciertos en la novena entrada para sacarle el juego de labolsa, y regresar la batalla a la ciudad fronteriza.

GRANDES DECISIONES

La historia comenzó el jueves 31 de marzo cuando durante lapresentación, el gobernador del estado Rafael Moreno Valle hizoentrega del renovado estadio Hermanos Serdán y recordó la promesaque le hizo el presidente del equipo, Gerardo Benavides, de armarun verdadero trabuco.

“Espero no me fallen”, señaló Moreno Valle.

Benavides apostilló “venimos por la revancha y haremos hastalo posible por ser protagonistas”.

Dos días después se abrió el fuego con el pie derecho enOaxaca, y un día después, el domingo 3 de abril con RonnieCamacho como padrino de lujo comenzó a escribirse la historia enel escenario poblano.

Poco a poco el equipo comenzó a caminar, bajo la mirada delpropio Benavides quien antes de cumplirse el primer mes comenzó atomar decisiones importantes.

Se deshizo de su presidente Juan Villarreal y dejó todo enmanos de su director deportivo José Meléndez, que horas despuésconvenció a Willy Taveras para regresar a los Pericos.

Con Willy ya en el equipo y con Nyjer Morgan desde el inicio decampaña se logró contar con dos patrulleros de lujo y unacombinación de primero y segundo en el orden de verdaderolujo.

Siguieron las adhesiones del veterano Rubén Rivera, IssmaelSalas, Luis Mauricio Suárez y el mismo Travis Blackley que dieronsolidez tanto a la defensiva como a la ofensiva y el pitcheo.

A la pausa del Juego de estrellas se llegó con una marcaimpresionante de 38 triunfos y 15 derrotas, con una racha de 10series ganadas consecutivas y con una ventaja cómoda de cuatrojuegos y medio en el liderato del Sur sobre los Leones deYucatán.

OTRA SORPRESA

Aquellos primeros días de junio, Matías Carrillo preparaba asus zurdos –Travis Blackley, Orlando Lara y Mauricio Lara- parareanudar la batalla contra Sultanes en el parque Hermanos Serdán,cuando la directiva sorprendió con la noticia. “Matías dejó deser manager del equipo”.

Una noticia que sacudió al medio beisbolero y que se conociómomentos antes de la cena de gala de la Liga Mexicana, previa alJuego de Estrellas.

Gerardo Benavides fue claro. “Todo se hace pensando en el biendel equipo, y tengo la fe depositada en Cory Snyder”.

Cory fungía como coach de bateo, pero aceptó gustoso elresto.

Su debut fue contra Sultanes, que se llevó la serie dos juegosa uno y quebró la racha que había dejado Matías.

Como que a los jugadores todavía no le caía el veinte, pero elestadunidense los fue convenciendo poco a poco hasta ganarse suconfianza y la nave verde comenzó a carburar, apoyado en elpitcheo de los Lara – Orlando y Mauricio- y en una ofensivaencabezada por César Tapia, que a la postre se convirtió en elprimer cátcher mexicano en ganar el título de bateo, con supoderosos .383, sus 21 jonrones y 94 impulsadas, para al final serdistinguido como el Jugador Más Valioso de la campaña, yapuntalada por José Manuel Rodríguez, que llegó como la grancontratación de la temporada; el inicialista Daric Barton, RubénRivera, entre muchos más.

Pero a pesar de todo, Pericos que le ganó todos los juegos aOaxaca, ya relajado en la parte final, perdió la cima del Sur ycon su marca de 74 triunfos y 34 derrotas terminó en el segundolugar a cuatro juegos y medio de Yucatán (77-33), que con sucierre espectacular se había convertido en el gran favorito paraceñirse la corona.

TODO EN PATIO AJENO

Ya en la postemporada, sin el ex bigleaguer Carlos Quentin quellegó como refuerzo en el último mes y que prefirió regresar asu país al darse cuenta que no podía ser de gran ayuda, a pesarde haber sacudido cinco jonrones en los 71 turnos al bate que tomóen los 21 partidos que participó, los verdes se encontraron conlos campeones Tigres,  a los que liquidó en cuatro juegos paraencontrarse en la final del Sur contra Yucatán que había hecho lopropio sobre Campeche.

Ya en la batalla que comenzó en tierras yucatecas, Pericos setrajo un saldo de un triunfo y una derrota, y puso a los líderesdel circuito en jaque cuando le metió los dos primeros en elSerdán, con el espectáculo extra de aquel torrencial aguacero quecayó en el tercero de la serie, que dejó inundado el parquepoblano.

Los Pericos tenían todo para liquidar en casa, pero los Leonesreaccionaron para ganar el quinto juego y regresar la batalla aMérida, donde los verdes volvieron a liquidar en patio ajeno.

Así, en seis juegos volvían a eliminar a Leones en lapostemporada y avanzaron a la gran final, su tercera en lasúltimas siete campañas, frente a Toros de Tijuana, en una serieentre los dos equipos que más peloteros de doble nacionalidadutilizaron en la temporada aprovechando la nueva regla que habíasido aceptada por todos los directivos de la Liga Mexicana.

Pericos se trajo la serie empatada a un triunfo del Gasmart yllegó al parque hermanos Serdán decidido a acabar la sequía detítulos.

Ganó los juegos tres y cuatro por pizarras de 8-5 y 5-1 conserpentinas primero de Mauricio Lara y después de Héctor Galván,apoyado por el relevo de Wes Torrez, Carlos Bustamante y DanteHeath.

Así se colocó a uno de la gloria.

El panorama estaba listo para que ese lunes 12 de septiembre,los Pericos se coronaran ante su gente.

El Hermanos Serdán fue insuficiente porque todos, aficionados yquienes iban por primera vez al estadio, querían ser testigos dela historia.

Fue un juegazo, donde Orlando Lara se trenzó en un duelazo dezurdos con Horacio Ramírez, y donde los Pericos llegaron a  lanovena tanda con ventaja de 2-1 y se colocaron a tres outs derubricar la obra.

Pero aparecieron los imponderables del beisbol y los breakes quenecesitaba Tijuana para volver a la vida.

Le cayeron encima al cerrador Chad Gaudin y con ocho carreras enesa tanda le dieron la espectacular voltereta al partido, paradesilusión de los miles de fanáticos que salieron echando rayosporque querían ver campeones a sus Pericos aquí en Puebla.

Incluso hasta Plinio Escalante, el presidente de la LigaMexicana, que ya estaba en el túnel listo para encabezar lapremiación, tuvo que emprender el gracioso regreso al palco dedirectivos y preparar maletas para hacer el viaje a la ciudad“donde comienza la patria” –Tijuana- como diría el cronistaen español de los Padres de San Diego, Eduardo Ortega.

La batalla se trasladó a Tijuana. Y allá los verdes, como lohicieron en Cancún y en Mérida frente a Tigres y Leones,repitieron la hazaña y con esa enorme joya de Blackley y esecuadrangular solitario de Daric Barton que rompió el duelo deceros en la sexta tanda contra la serpentina de Barry Enright, losPericos caminaron hacia el triunfo por blanqueada de 2-0 paraalcanzar la consagración.

La algarabía se adueñó de todo Puebla, y el colofón se dioen el zócalo de la ciudad con el desfile del campeón, y conGerardo Benavides acompañado del gobernador Rafael Moreno Valle,volvió a levantar en todo lo alto el envidiable trofeo demonarca.

Un año fantástico, donde Gerardo Benavides y sus Pericoscumplieron con la promesa empeñada.

Cuando el estadunidense Chad Gaudin dejó con la carabina alhombro a Juan Apodaca con un pitcheo por el centro, rubricó lajoya de dos hits que lanzó el australiano zurdo Travis Blackleydurante ocho episodios, y los Pericos habían coronado una campañade ensueño, dejando de manifiesto que “equipo que estrenagana”, en alusión al renovado parque Hermanos Serdán.

Sí, esa noche del 14 de septiembre en Tijuana, primera hora del15 en el centro del país, los Pericos se levantaban con elbanderín de la temporada 2016 de la Liga Mexicana , acabando conun ayuno de 30 años sin que Puebla se consagrara monarca delcircuito de verano, y 53 bajo el ilustre nombre de Pericos.

Terminó así la tristeza, la amargura y el mal recuerdo que sequedó en la mente de miles de aficionados, que dos días antesabarrotaron el parque Hermanos Serdán para ser testigos de lacoronación de los verdes, pero cuya ilusión  se desvaneció enel noveno episodio donde los Toros aprovecharon una serie dedesconciertos en la novena entrada para sacarle el juego de labolsa, y regresar la batalla a la ciudad fronteriza.

GRANDES DECISIONES

La historia comenzó el jueves 31 de marzo cuando durante lapresentación, el gobernador del estado Rafael Moreno Valle hizoentrega del renovado estadio Hermanos Serdán y recordó la promesaque le hizo el presidente del equipo, Gerardo Benavides, de armarun verdadero trabuco.

“Espero no me fallen”, señaló Moreno Valle.

Benavides apostilló “venimos por la revancha y haremos hastalo posible por ser protagonistas”.

Dos días después se abrió el fuego con el pie derecho enOaxaca, y un día después, el domingo 3 de abril con RonnieCamacho como padrino de lujo comenzó a escribirse la historia enel escenario poblano.

Poco a poco el equipo comenzó a caminar, bajo la mirada delpropio Benavides quien antes de cumplirse el primer mes comenzó atomar decisiones importantes.

Se deshizo de su presidente Juan Villarreal y dejó todo enmanos de su director deportivo José Meléndez, que horas despuésconvenció a Willy Taveras para regresar a los Pericos.

Con Willy ya en el equipo y con Nyjer Morgan desde el inicio decampaña se logró contar con dos patrulleros de lujo y unacombinación de primero y segundo en el orden de verdaderolujo.

Siguieron las adhesiones del veterano Rubén Rivera, IssmaelSalas, Luis Mauricio Suárez y el mismo Travis Blackley que dieronsolidez tanto a la defensiva como a la ofensiva y el pitcheo.

A la pausa del Juego de estrellas se llegó con una marcaimpresionante de 38 triunfos y 15 derrotas, con una racha de 10series ganadas consecutivas y con una ventaja cómoda de cuatrojuegos y medio en el liderato del Sur sobre los Leones deYucatán.

OTRA SORPRESA

Aquellos primeros días de junio, Matías Carrillo preparaba asus zurdos –Travis Blackley, Orlando Lara y Mauricio Lara- parareanudar la batalla contra Sultanes en el parque Hermanos Serdán,cuando la directiva sorprendió con la noticia. “Matías dejó deser manager del equipo”.

Una noticia que sacudió al medio beisbolero y que se conociómomentos antes de la cena de gala de la Liga Mexicana, previa alJuego de Estrellas.

Gerardo Benavides fue claro. “Todo se hace pensando en el biendel equipo, y tengo la fe depositada en Cory Snyder”.

Cory fungía como coach de bateo, pero aceptó gustoso elresto.

Su debut fue contra Sultanes, que se llevó la serie dos juegosa uno y quebró la racha que había dejado Matías.

Como que a los jugadores todavía no le caía el veinte, pero elestadunidense los fue convenciendo poco a poco hasta ganarse suconfianza y la nave verde comenzó a carburar, apoyado en elpitcheo de los Lara – Orlando y Mauricio- y en una ofensivaencabezada por César Tapia, que a la postre se convirtió en elprimer cátcher mexicano en ganar el título de bateo, con supoderosos .383, sus 21 jonrones y 94 impulsadas, para al final serdistinguido como el Jugador Más Valioso de la campaña, yapuntalada por José Manuel Rodríguez, que llegó como la grancontratación de la temporada; el inicialista Daric Barton, RubénRivera, entre muchos más.

Pero a pesar de todo, Pericos que le ganó todos los juegos aOaxaca, ya relajado en la parte final, perdió la cima del Sur ycon su marca de 74 triunfos y 34 derrotas terminó en el segundolugar a cuatro juegos y medio de Yucatán (77-33), que con sucierre espectacular se había convertido en el gran favorito paraceñirse la corona.

TODO EN PATIO AJENO

Ya en la postemporada, sin el ex bigleaguer Carlos Quentin quellegó como refuerzo en el último mes y que prefirió regresar asu país al darse cuenta que no podía ser de gran ayuda, a pesarde haber sacudido cinco jonrones en los 71 turnos al bate que tomóen los 21 partidos que participó, los verdes se encontraron conlos campeones Tigres,  a los que liquidó en cuatro juegos paraencontrarse en la final del Sur contra Yucatán que había hecho lopropio sobre Campeche.

Ya en la batalla que comenzó en tierras yucatecas, Pericos setrajo un saldo de un triunfo y una derrota, y puso a los líderesdel circuito en jaque cuando le metió los dos primeros en elSerdán, con el espectáculo extra de aquel torrencial aguacero quecayó en el tercero de la serie, que dejó inundado el parquepoblano.

Los Pericos tenían todo para liquidar en casa, pero los Leonesreaccionaron para ganar el quinto juego y regresar la batalla aMérida, donde los verdes volvieron a liquidar en patio ajeno.

Así, en seis juegos volvían a eliminar a Leones en lapostemporada y avanzaron a la gran final, su tercera en lasúltimas siete campañas, frente a Toros de Tijuana, en una serieentre los dos equipos que más peloteros de doble nacionalidadutilizaron en la temporada aprovechando la nueva regla que habíasido aceptada por todos los directivos de la Liga Mexicana.

Pericos se trajo la serie empatada a un triunfo del Gasmart yllegó al parque hermanos Serdán decidido a acabar la sequía detítulos.

Ganó los juegos tres y cuatro por pizarras de 8-5 y 5-1 conserpentinas primero de Mauricio Lara y después de Héctor Galván,apoyado por el relevo de Wes Torrez, Carlos Bustamante y DanteHeath.

Así se colocó a uno de la gloria.

El panorama estaba listo para que ese lunes 12 de septiembre,los Pericos se coronaran ante su gente.

El Hermanos Serdán fue insuficiente porque todos, aficionados yquienes iban por primera vez al estadio, querían ser testigos dela historia.

Fue un juegazo, donde Orlando Lara se trenzó en un duelazo dezurdos con Horacio Ramírez, y donde los Pericos llegaron a  lanovena tanda con ventaja de 2-1 y se colocaron a tres outs derubricar la obra.

Pero aparecieron los imponderables del beisbol y los breakes quenecesitaba Tijuana para volver a la vida.

Le cayeron encima al cerrador Chad Gaudin y con ocho carreras enesa tanda le dieron la espectacular voltereta al partido, paradesilusión de los miles de fanáticos que salieron echando rayosporque querían ver campeones a sus Pericos aquí en Puebla.

Incluso hasta Plinio Escalante, el presidente de la LigaMexicana, que ya estaba en el túnel listo para encabezar lapremiación, tuvo que emprender el gracioso regreso al palco dedirectivos y preparar maletas para hacer el viaje a la ciudad“donde comienza la patria” –Tijuana- como diría el cronistaen español de los Padres de San Diego, Eduardo Ortega.

La batalla se trasladó a Tijuana. Y allá los verdes, como lohicieron en Cancún y en Mérida frente a Tigres y Leones,repitieron la hazaña y con esa enorme joya de Blackley y esecuadrangular solitario de Daric Barton que rompió el duelo deceros en la sexta tanda contra la serpentina de Barry Enright, losPericos caminaron hacia el triunfo por blanqueada de 2-0 paraalcanzar la consagración.

La algarabía se adueñó de todo Puebla, y el colofón se dioen el zócalo de la ciudad con el desfile del campeón, y conGerardo Benavides acompañado del gobernador Rafael Moreno Valle,volvió a levantar en todo lo alto el envidiable trofeo demonarca.

Un año fantástico, donde Gerardo Benavides y sus Pericoscumplieron con la promesa empeñada.

Policiaca

Detiene FGE a 19 funcionarios del Cereso de Puebla por caso del bebé Tadeo

La Fiscalía confirmó que solicitó, obtuvo y cumplió órdenes de aprehensión en contra de personal del Centro Penitenciario

Local

Leslie, la vendedora de calcetines que autoridades de Puebla vinculan con distribución de droga

Autoridades estatales informaron que su detención se dio conjuntamente con seis personas más, presuntas vendedoras de estupefacientes

Local

Piden que CNDH y FGR atraigan investigaciones de Tadeo

Una de las graves acusaciones que se tiene sobre el caso es por qué no se registró que el niño que entró no salió: Saskia Niño de Rivera

Sociedad

Periodistas veracruzanos exigen alto a la violencia contra el gremio

En Xalapa la protesta será a las 18:00 horas en la Plaza Lerdo también conocido como Plaza Regina y en el puerto de Veracruz a las 19:00 horas en el zócalo de la ciudad

OMG!

Esto es lo que dice el fragmento de Yonaguni en japonés

Benito Antonio Martínez Ocasio anunció en Instagram su regreso a los escenarios del mundo y especialmente de México

Gossip

Stranger Things está basado en hechos reales: ¿conocías el Proyecto Montauk?

Muchos de los temas de la serie tienen que ver con algunas de las teorías conspirativas más famosas de Estados Unidos

Local

Confirman remoción del secretario de Seguridad Pública tras hallazgo de bebé en penal

El Gobierno Estatal también informó sobre la remoción del subsecretario de Seguridad de Centros Penitenciarios

Sociedad

¿Quién es Lourdes Maldonado? La segunda periodista asesinada en Tijuana en una semana

Su proyecto más reciente fue la conducción del noticiero Brebaje en la página de Facebook Sintoniza Sin Censura

Deportes

Confirmado: Club Puebla enfrentará este viernes a los Xolos en el Cuauhtémoc

La Liga MX informó que el encuentro Puebla-Tijuana se llevará a cabo a las 21:00 horas