/ lunes 24 de mayo de 2021

Aficionados abrazan al Puebla, que falló al tratar de remontar la eliminatoria con Santos

El grito de “sí se puede” de las más de 20 mil almas el domingo en el Cuauhtémoc sólo caló entre el equipo hasta el segundo tiempo

La afición lo entendió, su equipo no: cuando te juegas la vida en una liguilla hay que salir con el cuchillo entre los dientes desde el minuto uno.

Pero el grito de “sí se puede” de las más de 20 mil almas el domingo en el Cuauhtémoc sólo caló entre los XI blanquiazules hasta el segundo tiempo, cuando destaparon la lata, ganaron el partido 1-0, pero no les alcanzó para remontar la eliminatoria que Santos se embolsó por global de 3 por 1.

La Franja se despidió del torneo de forma digna, ilusionando y dando la impresión que aún daba para más. Para los románticos, ayer cayó con la cara al sol, presionando, buscando el gol, como un campeón sin corona con todas sus limitaciones y sus sueños en cada avance capaz de quitarle el aliento a sus seguidores o arrancarles el grito de “¡ay!” porque el balón pasó cerca; sí, como hace 30 años, desde el ascenso o en el 2009 no sucedía.

Y es que la noche del domingo del 23 de mayo del 2021 quedará en la memoria de quienes desempolvaron las banderas del último campeonato de La Franja, las playeras de aquella liguilla contra Pumas del 2009, donde curiosamente Puebla quedó fuera un 23 de mayo... vaya vuelta de tuerca, vaya vuelta al sol.

El domingo todos en el Cuauhtémoc, aunque con sus excepciones como en toda buena fiesta ocurre por aquellos que vistieron de laguneros, todos eran Larcamón.

“Anda, no saques a Tabó. Chuta, tira, por qué haces una de más”, dirigió al Puebla más de un seguidor desde la grada.

El domingo todos fueron Ormeño con ese gol de la esperanza en el segundo tiempo. El domingo todos fueron Puebla en tiempos raros, políticos, de pandemia, misma que en los últimos 15 días se olvidó por esos hombres de corto, enfundados en el azul y blanco sobre el verde; el domingo todos fueron “muchos... más que 11”.

Aunque también hubo quien abandonó al equipo desde 10 minutos antes del final, dejando en claro que también hubo ayer mucho villamelón en el dos veces mundialista. Y quienes se quedaron gritaron al unísono, “¡Puebla, Puebla!”, con su equipo en el centro del campo recibiendo los honores por haber hecho un campeonato de fantasía, digna de una historia de la cenicienta.


La afición lo entendió, su equipo no: cuando te juegas la vida en una liguilla hay que salir con el cuchillo entre los dientes desde el minuto uno.

Pero el grito de “sí se puede” de las más de 20 mil almas el domingo en el Cuauhtémoc sólo caló entre los XI blanquiazules hasta el segundo tiempo, cuando destaparon la lata, ganaron el partido 1-0, pero no les alcanzó para remontar la eliminatoria que Santos se embolsó por global de 3 por 1.

La Franja se despidió del torneo de forma digna, ilusionando y dando la impresión que aún daba para más. Para los románticos, ayer cayó con la cara al sol, presionando, buscando el gol, como un campeón sin corona con todas sus limitaciones y sus sueños en cada avance capaz de quitarle el aliento a sus seguidores o arrancarles el grito de “¡ay!” porque el balón pasó cerca; sí, como hace 30 años, desde el ascenso o en el 2009 no sucedía.

Y es que la noche del domingo del 23 de mayo del 2021 quedará en la memoria de quienes desempolvaron las banderas del último campeonato de La Franja, las playeras de aquella liguilla contra Pumas del 2009, donde curiosamente Puebla quedó fuera un 23 de mayo... vaya vuelta de tuerca, vaya vuelta al sol.

El domingo todos en el Cuauhtémoc, aunque con sus excepciones como en toda buena fiesta ocurre por aquellos que vistieron de laguneros, todos eran Larcamón.

“Anda, no saques a Tabó. Chuta, tira, por qué haces una de más”, dirigió al Puebla más de un seguidor desde la grada.

El domingo todos fueron Ormeño con ese gol de la esperanza en el segundo tiempo. El domingo todos fueron Puebla en tiempos raros, políticos, de pandemia, misma que en los últimos 15 días se olvidó por esos hombres de corto, enfundados en el azul y blanco sobre el verde; el domingo todos fueron “muchos... más que 11”.

Aunque también hubo quien abandonó al equipo desde 10 minutos antes del final, dejando en claro que también hubo ayer mucho villamelón en el dos veces mundialista. Y quienes se quedaron gritaron al unísono, “¡Puebla, Puebla!”, con su equipo en el centro del campo recibiendo los honores por haber hecho un campeonato de fantasía, digna de una historia de la cenicienta.


Policiaca

Sujetos intentan robar una ambulancia particular en el Hospital Humboldt

Elementos policiacos recuperaron la unidad y lograron la captura de uno de los delincuentes

Local

No se pueden regularizar zonas de riesgo de la capital poblana: PC

La dependencia informó que muchas de estas áreas fueron rellenos sanitarios

Estado

Fuerte tromba azota al municipio de Chignahuapan

El fenómeno natural dejó como saldo estructuras metálicas colapsadas, muros afectados, calles inundadas y fallas en el suministro de energía eléctrica

Sociedad

Caravana migrante permanece en Huixtla; centroamericanos se quedan a descansar

Cerca de 3 mil pobladores centroamericanos permanecen en la iglesia de San Francisco de Asís

Local

Estrella de Puebla está rota, denuncia gobernador de Puebla

Se requieren 100 millones de pesos para arreglarse

Cultura

¡Sal de casa! Guía de lugares que recorrer en estos días de muertos

Exposiciones de ofrendas, desfiles, gigantes catrinas y monumentales altares forman parte de la programación que la entidad ha preparado

Local

Carlos Evangelista quiere candidatear a Doger en 2024, opina Barbosa

Consideró que fue una mala idea la reunión entre Doger e Ignacio Mier en la Ciudad de México

Sociedad

Restablecen suministro eléctrico en Michoacán tras paso de Rick

El fenómeno meteorológico provocó que 185 mil 001 usuarios de la CFE, entre Michoacán y Guerrero, quedaran sin luz

Finanzas

Necesario que empresas adopten comercio electrónico: Concanaco Servytur

Presidente nacional de Concanaco Servytur también afirmó que los consumidores están cada vez más dispuestos a utilizar las plataformas de internet