/ jueves 30 de septiembre de 2021

Diego Neumaier, nació con Microtia-atresia, ahora representará a México

El poblano que irá al Mundial de Japón, nació con Microtia-atresia, pero gracias a sus éxitos en un deporte que requería de equilibrio, su caso llamó la atención y fue operado en Estados Unidos

Más de 20 medallas ganadas en Olimpiada Nacional, seleccionado nacional desde sus épocas juveniles, su participación en su primer mundial a la vista, pero sobre todo el superar un mal congénito gracias a sus logros deportivos, convierten a Diego Neumaier Ortiz, poblano que irá al Mundial de Kitakyushu, en un verdadero triunfador en la vida, en la gimnasia y un ejemplo de disciplina, perseverancia, superación y éxito.

Con 23 años de edad, ya con su boleto para representar a México en el Mundial de Kitakyushu, Japón en la bolsa, Diego tiene otro objetivo principal: estar en los Juegos Olímpicos de París 2024.

"Es el sueño más grande de todo atleta y llegó el tiempo de conseguirlo", confiesa Diego.

SUPERACIÓN TOTAL

Su camino no ha sido fácil, pero la gimnasia, una disciplina que abrazó a los cinco años de edad siguiendo los pasos de su hermano mayor y donde sus logros desde corta edad, lo ayudaron para superar el mal congénito con que nació y que hoy aparece como un recuerdo ejemplar de superación.

Sí, porque este atleta que desde pequeño puso a Puebla en la palestra nacional dentro de la gimnasia, nació con Microtia-atresia, una malformación congénita del oído externo. En pocas palabras, Diego nació sin orejas y con escasa audición.

Nunca fue un obstáculo para mí. De hecho, cuando comencé entrenaba como cualquier niño. Me colocaba una diadema, no para ocultar mi problema, sino para poder escuchar mejor, y hacía lo mío.

“A los ocho años -2007- participé en mi primera Olimpiada Nacional. Era el más pequeño de todos, los uniformes de la selección de Puebla me quedaban grande, y se admiraban que siendo el oído nuestro punto de equilibrio pudiera estar dentro de la gimnasia”.

Diego nació sin orejas y con escasa audición. Foto: Cortesía Neumaier

LA GIMNASIA CAMBIÓ TODO

Recuerda que sus primeros años en una escuela pública “fueron los más felices de mi vida. Tuve muchos amigos, jugaba futbol y se peleaban para que jugara con su equipo, porque era goleador”, dice con humildad.

“Nunca recibí una burla de mis compañeros, y con mis hermanos mayores (dos), jugaba normal, sin reparar en mi malformación”.

Para Neumaier Ortiz todo cambió en 2009 cuando después de sus triunfos en Olimpiada Nacional recibió el Premio Municipal del Deporte y Televisa-Puebla le hizo una entrevista que habló de cómo un atleta con Microtia-atresia había logrado ser exitoso.

“Allí un médico poblano se enteró y me recomendó en Estados Unidos con dos médicos que se interesaron en mi caso. Se les hacía increíble que hiciera gimnasia con ese problema.

“El caso lo atrajo la fundación Small Wonder, y se hizo la gran noticia. Fue así como los doctores John Rennie y John Robinson, hicieron realidad mi sueño, con una cirugía reconstructiva, donde abrieron los conductos auditivos y me colocaron mis orejas.

“La primera cirugía duró 12 horas y seis meses después me hicieron la segunda para quedar como un niño normal. Fue algo milagroso, que agradeceré siempre, y que debe ser tomado en cuenta por los niños que nacen con el mismo problema como yo, que buscando apoyo pueden encontrar una solución”, agregó Diego quien fue el primer caso tratado y es miembro de la misma Fundación.

“Desde entonces a quienes se acercan a mí por el mismo padecimiento, trato de ayudarlos, para encontrar una solución”, acepta.

Diego ya no recuerda cuántas medallas ganó. Foto: Cortesía Neumaier

CON SU DIADEMA

Diego recuerda que cada vez que tenía una competencia, a la hora de hacer su rutina en el caballo con arzones, la barra fija o manos libres, sus especialidades en la gimnasia, siempre se quitaba la diadema. “No me molestaba en lo más mínimo que me vieran así. Yo siempre competía en la categoría normal, nunca me sentí inferior, y ya que acababa mi rutina me volvía a poner la diadema, que me ayudaba a escuchar mejor”.

En su carrera en Olimpiadas Nacionales, Diego ya no recuerda cuántas medallas ganó. “Son como 23, más o menos, seis de ellas de oro”, pero siempre en cada competencia su nombre aparecía como la gran figura de Puebla.

Desde entonces estuvo en las diferentes selecciones nacionales, tanto en juvenil y ahora en la mayor, representando a México en eventos internacionales en diversos países de Centroamérica y Sudamérica.

“Nunca he estado en Centroamericanos y Panamericanos, pero son asignaturas pendientes que tengo”, dice Diego que por la gimnasia estuvo cinco años preparándose en Estados Unidos, y quien el semestre pasado se graduó como licenciado en Administración de Empresas Internacionales.

“Prepararme en Estados Unidos, con entrenador de allá, apoyado por el exgimnasta Diego Mercado, me ayudaron mucho para crecer en este deporte”, reconoce.

Neumaier nunca ha estado en Centroamericanos y Panamericanos. Foto: Cortesía Neumaier

EL MUNDIAL Y JO

Neumaier Ortiz, que además del español domina perfectamente el inglés y el francés, siempre ha estado metido en la gimnasia, dice que calificar a su primer Mundial, donde participará en tres de los seis aparatos que conforman esta disciplina, fue extraordinario.

“Cada quien tiene su tiempo en este deporte, me faltaba madurar emocionalmente, y el objetivo siempre ha sido estar en los eventos grandes, como el mundial y unos Juegos Olímpicos.

“Ya logramos el boleto para el Mundial que será en Kitakyushu, Japón del 18 al 24 de octubre, pero nuestro objetivo está en París 2024. Vamos a pelear por estar ahí también, representando a México”, agregó el poblano, quien agradeció a su familia y a todos quienes lo han apoyado para alcanzar el éxito en la vida y en la gimnasia.

Pero antes de ese evento mundial estará en el nacional del 5 al 10 de octubre en Guadalajara, Jalisco, donde aprovechará para saber cómo anda esa lesión en el hombro izquierdo con la que batalla desde mayo pasado, "para probar la rutina y dejar el nervio ahí".

“Traemos una lesión que no nos permite estar al cien, pero ese nacional me servirá para ver cómo estoy realmente, y ensayar la rutina que utilizaré en Japón.

“Créeme que saldré a dar lo mejor que tengo, como siempre, poner mi mejor esfuerzo y a tratar de poner en alto el nombre de mi país”.

Daniel participará en el mundial de Japón del 18 al 24 de octubre. Foto: Cortesía Neumaier

¿Qué es la Microtia-atresia?

Se define como la malformación congénita del oído externo caracterizada por un pabellón auricular pequeño y con alteración en su forma.

Se observa más frecuentemente de manera unilateral de lado derecho y en varones, y puede presentarse como defecto aislado o asociada con otras alteraciones como atresia y estenosis del conducto auditivo.

En nuestro país, el 7.37 por ciento de 10 mil recién nacidos padecen este mal congénito, que es el más alto comparado con otros países.

Más de 20 medallas ganadas en Olimpiada Nacional, seleccionado nacional desde sus épocas juveniles, su participación en su primer mundial a la vista, pero sobre todo el superar un mal congénito gracias a sus logros deportivos, convierten a Diego Neumaier Ortiz, poblano que irá al Mundial de Kitakyushu, en un verdadero triunfador en la vida, en la gimnasia y un ejemplo de disciplina, perseverancia, superación y éxito.

Con 23 años de edad, ya con su boleto para representar a México en el Mundial de Kitakyushu, Japón en la bolsa, Diego tiene otro objetivo principal: estar en los Juegos Olímpicos de París 2024.

"Es el sueño más grande de todo atleta y llegó el tiempo de conseguirlo", confiesa Diego.

SUPERACIÓN TOTAL

Su camino no ha sido fácil, pero la gimnasia, una disciplina que abrazó a los cinco años de edad siguiendo los pasos de su hermano mayor y donde sus logros desde corta edad, lo ayudaron para superar el mal congénito con que nació y que hoy aparece como un recuerdo ejemplar de superación.

Sí, porque este atleta que desde pequeño puso a Puebla en la palestra nacional dentro de la gimnasia, nació con Microtia-atresia, una malformación congénita del oído externo. En pocas palabras, Diego nació sin orejas y con escasa audición.

Nunca fue un obstáculo para mí. De hecho, cuando comencé entrenaba como cualquier niño. Me colocaba una diadema, no para ocultar mi problema, sino para poder escuchar mejor, y hacía lo mío.

“A los ocho años -2007- participé en mi primera Olimpiada Nacional. Era el más pequeño de todos, los uniformes de la selección de Puebla me quedaban grande, y se admiraban que siendo el oído nuestro punto de equilibrio pudiera estar dentro de la gimnasia”.

Diego nació sin orejas y con escasa audición. Foto: Cortesía Neumaier

LA GIMNASIA CAMBIÓ TODO

Recuerda que sus primeros años en una escuela pública “fueron los más felices de mi vida. Tuve muchos amigos, jugaba futbol y se peleaban para que jugara con su equipo, porque era goleador”, dice con humildad.

“Nunca recibí una burla de mis compañeros, y con mis hermanos mayores (dos), jugaba normal, sin reparar en mi malformación”.

Para Neumaier Ortiz todo cambió en 2009 cuando después de sus triunfos en Olimpiada Nacional recibió el Premio Municipal del Deporte y Televisa-Puebla le hizo una entrevista que habló de cómo un atleta con Microtia-atresia había logrado ser exitoso.

“Allí un médico poblano se enteró y me recomendó en Estados Unidos con dos médicos que se interesaron en mi caso. Se les hacía increíble que hiciera gimnasia con ese problema.

“El caso lo atrajo la fundación Small Wonder, y se hizo la gran noticia. Fue así como los doctores John Rennie y John Robinson, hicieron realidad mi sueño, con una cirugía reconstructiva, donde abrieron los conductos auditivos y me colocaron mis orejas.

“La primera cirugía duró 12 horas y seis meses después me hicieron la segunda para quedar como un niño normal. Fue algo milagroso, que agradeceré siempre, y que debe ser tomado en cuenta por los niños que nacen con el mismo problema como yo, que buscando apoyo pueden encontrar una solución”, agregó Diego quien fue el primer caso tratado y es miembro de la misma Fundación.

“Desde entonces a quienes se acercan a mí por el mismo padecimiento, trato de ayudarlos, para encontrar una solución”, acepta.

Diego ya no recuerda cuántas medallas ganó. Foto: Cortesía Neumaier

CON SU DIADEMA

Diego recuerda que cada vez que tenía una competencia, a la hora de hacer su rutina en el caballo con arzones, la barra fija o manos libres, sus especialidades en la gimnasia, siempre se quitaba la diadema. “No me molestaba en lo más mínimo que me vieran así. Yo siempre competía en la categoría normal, nunca me sentí inferior, y ya que acababa mi rutina me volvía a poner la diadema, que me ayudaba a escuchar mejor”.

En su carrera en Olimpiadas Nacionales, Diego ya no recuerda cuántas medallas ganó. “Son como 23, más o menos, seis de ellas de oro”, pero siempre en cada competencia su nombre aparecía como la gran figura de Puebla.

Desde entonces estuvo en las diferentes selecciones nacionales, tanto en juvenil y ahora en la mayor, representando a México en eventos internacionales en diversos países de Centroamérica y Sudamérica.

“Nunca he estado en Centroamericanos y Panamericanos, pero son asignaturas pendientes que tengo”, dice Diego que por la gimnasia estuvo cinco años preparándose en Estados Unidos, y quien el semestre pasado se graduó como licenciado en Administración de Empresas Internacionales.

“Prepararme en Estados Unidos, con entrenador de allá, apoyado por el exgimnasta Diego Mercado, me ayudaron mucho para crecer en este deporte”, reconoce.

Neumaier nunca ha estado en Centroamericanos y Panamericanos. Foto: Cortesía Neumaier

EL MUNDIAL Y JO

Neumaier Ortiz, que además del español domina perfectamente el inglés y el francés, siempre ha estado metido en la gimnasia, dice que calificar a su primer Mundial, donde participará en tres de los seis aparatos que conforman esta disciplina, fue extraordinario.

“Cada quien tiene su tiempo en este deporte, me faltaba madurar emocionalmente, y el objetivo siempre ha sido estar en los eventos grandes, como el mundial y unos Juegos Olímpicos.

“Ya logramos el boleto para el Mundial que será en Kitakyushu, Japón del 18 al 24 de octubre, pero nuestro objetivo está en París 2024. Vamos a pelear por estar ahí también, representando a México”, agregó el poblano, quien agradeció a su familia y a todos quienes lo han apoyado para alcanzar el éxito en la vida y en la gimnasia.

Pero antes de ese evento mundial estará en el nacional del 5 al 10 de octubre en Guadalajara, Jalisco, donde aprovechará para saber cómo anda esa lesión en el hombro izquierdo con la que batalla desde mayo pasado, "para probar la rutina y dejar el nervio ahí".

“Traemos una lesión que no nos permite estar al cien, pero ese nacional me servirá para ver cómo estoy realmente, y ensayar la rutina que utilizaré en Japón.

“Créeme que saldré a dar lo mejor que tengo, como siempre, poner mi mejor esfuerzo y a tratar de poner en alto el nombre de mi país”.

Daniel participará en el mundial de Japón del 18 al 24 de octubre. Foto: Cortesía Neumaier

¿Qué es la Microtia-atresia?

Se define como la malformación congénita del oído externo caracterizada por un pabellón auricular pequeño y con alteración en su forma.

Se observa más frecuentemente de manera unilateral de lado derecho y en varones, y puede presentarse como defecto aislado o asociada con otras alteraciones como atresia y estenosis del conducto auditivo.

En nuestro país, el 7.37 por ciento de 10 mil recién nacidos padecen este mal congénito, que es el más alto comparado con otros países.

Finanzas

México y su impresionante adopción de las criptomonedas

México aparece como uno de los líderes latinos a la hora de pensar en la popularidad de las criptomonedas. Te contamos un poco más sobre esta situación.

Local

Estudiantes UDLAP exigen regreso a clases presenciales y uso de laboratorios

Los universitarios realizaron “El siluetazo” que consistió en dibujar las siluetas de sus compañeros en papel y colocarlas en el acceso a lateral al campus

Local

"Puebla York" o “PueVegas”, en Estados Unidos se aferran a sus tradiciones

De todos los poblanos que se van al país vecino del norte, el 50 por ciento decide asentarse en Nueva York y Los Ángeles

Salud

Si te la vives con acidez estomacal, deberías conocer el omeprazol

Este medicamento de venta libre en las farmacias alivia el malestar causado por la acidez

Salud

Frutas y verduras ricas en vitamina C para prevenir los resfriados

Esta vitamina es vital para el sistema inmunológico, el tejido conectivo y la salud del corazón

Local

¿Por federal o por pista? Estas son las dos rutas de los peregrinos para ir a la Basílica

Quienes acuden caminando, prefieren la ruta por la que pueden acortar tiempos

Tecnología

WhatsApp: Ya podrás responder a mensajes con reacciones, te decimos cómo activarlas

La aplicación es la última de la compañía Meta en implementar esta función, pues el resto ya contaban con ella

Tecnología

¿Zuckerberg se quedará con Giphy? Todo lo que se sabe de la adquisición

Un organismo internacional podría bloquear el plan de Meta para conservar la compañía de GIFs animados

Local

Estudiantes UDLAP exigen regreso a clases presenciales y uso de laboratorios

Los universitarios realizaron “El siluetazo” que consistió en dibujar las siluetas de sus compañeros en papel y colocarlas en el acceso a lateral al campus