/ viernes 30 de octubre de 2020

El significado de la muerte practicando deporte | Competir para ganar

En estos días dedicados a la muerte, vale la pena hacer una reflexión acerca de lo que significa esta condición humana al momento de estar practicando alguna disciplina.

La vida y la muerte forman un binomio inseparable, los sueños de vida eterna corresponden a visiones religiosas o supersticiones que son muy comunes y respetables, sin embargo, la idea de una vida sin fin puede ser verdaderamente funesta, además de biológicamente imposible.

Ahora bien, ante este ineluctable destino puede haber una especie de elección, pero sobre todo, una actitud ante el final de la existencia.

Un deportista tiene como axioma la práctica de esa actividad, ya sea de forma profesional o amateur, siempre hay una creencia férrea acerca de realizar las cosas de mejor manera.

Hay casos donde un famoso atleta muere trágicamente, como es el caso de Kobe Bryant o el avionazo del Chapecoense al ir a disputar la final de la Copa Sudamericana, pero hay que ver el caso de quien fallece dentro del terreno de juego o en el área de su práctica. El primer caso podría ser el de Filípides, aquel griego que inspiró el Maratón y que falleció después de haber corrido extraordinariamente para dar un aviso militar.

Actualmente los deportes no implican un riesgo mortal en su mayoría, pero hay algunos que sí implican un gran peligro, tales como el automovilismo y el alpinismo, tomando la afirmación de Hemingway en relación a que esos eran los únicos deportes verdaderos. También el Nobel de Literatura mencionó a las corridas de toros, sin embargo, estas no son propiamente un deporte, aunque cabe decir que las características del matador indudablemente obedecen a una disciplina física propia de cualquier atleta.

Pensemos el caso de Ayrton Senna, el brasileño que estaba buscando el tetracampeonato y falleció en una curva, así como muchos otros pilotos que han dado la vida por buscar la gloria del pódium.

Tenemos muchos alpinistas que se han muerto por las bajas temperaturas o accidente, inclusive muchos de ellos se conservan congelados por años sin que nadie los mueva, como muestra de las agallas que los impulsan a conquistar una cumbre.

Qué decir de los toreros, esos héroes contemporáneos que se juegan la vida en una danza que tiene profundos significados, la cual nos recuerda muchos aspectos de la condición humana y la forma de mostrarlos sofisticada y estéticamente.

Estos y otros atletas que han muerto por algún factor, dentro del terreno de juego, ofrendaron su vida, por así decirlo, a algo que les apasionaba, situación que siempre será plausible, ya que precisamente una vida se considera exitosa cuando se le da un sentido y este es buscado afanosamente, inclusive a costa de la propia existencia.

Personalmente mi admiración máxima está en aquellos que se visten de luces y afrontan a la muerte cara a cara, buscando crear arte y alcanzar la trascendencia. Morir puede resultar negativo, pero morir en el ruedo es un honor y un privilegio con el que sueñan muchos toreros.

Estos días recordemos a nuestros fallecidos y el mejor honor que podemos darle es cuidándonos del covid-19, para así alcanzarlos por el envejecimiento y no por la imprudencia. Hasta la próxima.

  • Vicente_leopoldo@hotmail.com; @vicente_aven

En estos días dedicados a la muerte, vale la pena hacer una reflexión acerca de lo que significa esta condición humana al momento de estar practicando alguna disciplina.

La vida y la muerte forman un binomio inseparable, los sueños de vida eterna corresponden a visiones religiosas o supersticiones que son muy comunes y respetables, sin embargo, la idea de una vida sin fin puede ser verdaderamente funesta, además de biológicamente imposible.

Ahora bien, ante este ineluctable destino puede haber una especie de elección, pero sobre todo, una actitud ante el final de la existencia.

Un deportista tiene como axioma la práctica de esa actividad, ya sea de forma profesional o amateur, siempre hay una creencia férrea acerca de realizar las cosas de mejor manera.

Hay casos donde un famoso atleta muere trágicamente, como es el caso de Kobe Bryant o el avionazo del Chapecoense al ir a disputar la final de la Copa Sudamericana, pero hay que ver el caso de quien fallece dentro del terreno de juego o en el área de su práctica. El primer caso podría ser el de Filípides, aquel griego que inspiró el Maratón y que falleció después de haber corrido extraordinariamente para dar un aviso militar.

Actualmente los deportes no implican un riesgo mortal en su mayoría, pero hay algunos que sí implican un gran peligro, tales como el automovilismo y el alpinismo, tomando la afirmación de Hemingway en relación a que esos eran los únicos deportes verdaderos. También el Nobel de Literatura mencionó a las corridas de toros, sin embargo, estas no son propiamente un deporte, aunque cabe decir que las características del matador indudablemente obedecen a una disciplina física propia de cualquier atleta.

Pensemos el caso de Ayrton Senna, el brasileño que estaba buscando el tetracampeonato y falleció en una curva, así como muchos otros pilotos que han dado la vida por buscar la gloria del pódium.

Tenemos muchos alpinistas que se han muerto por las bajas temperaturas o accidente, inclusive muchos de ellos se conservan congelados por años sin que nadie los mueva, como muestra de las agallas que los impulsan a conquistar una cumbre.

Qué decir de los toreros, esos héroes contemporáneos que se juegan la vida en una danza que tiene profundos significados, la cual nos recuerda muchos aspectos de la condición humana y la forma de mostrarlos sofisticada y estéticamente.

Estos y otros atletas que han muerto por algún factor, dentro del terreno de juego, ofrendaron su vida, por así decirlo, a algo que les apasionaba, situación que siempre será plausible, ya que precisamente una vida se considera exitosa cuando se le da un sentido y este es buscado afanosamente, inclusive a costa de la propia existencia.

Personalmente mi admiración máxima está en aquellos que se visten de luces y afrontan a la muerte cara a cara, buscando crear arte y alcanzar la trascendencia. Morir puede resultar negativo, pero morir en el ruedo es un honor y un privilegio con el que sueñan muchos toreros.

Estos días recordemos a nuestros fallecidos y el mejor honor que podemos darle es cuidándonos del covid-19, para así alcanzarlos por el envejecimiento y no por la imprudencia. Hasta la próxima.

  • Vicente_leopoldo@hotmail.com; @vicente_aven

Local

Campus de la UDLAP podría volver a manos de la Fundación Mary Street Jenkins

El juez aceptó ejecutar la orden de suspensión provisional que le fue concedida desde julio pasado

Local

Se licitarán 34 verificentros y serán intransferibles, advierte gobierno

Este será el primer paso al público para poner en operación el programa de verificación en Puebla

Policiaca

Dejan embolsado en la colonia Santa María de la capital poblana

Vecinos alertaron de una bolsa negra en el que se veía un cuerpo

Gossip

Enjambre graba "Ambrosía", su primer disco en inglés

Desde el inicio de su carrera el grupo Enjambre ha estado influenciado por cantantes de habla inglesa

Gossip

Chiquis Rivera Sigue su carrera con la mirada hacia el frente

Chiquis regresa a la escena musical, luego de haber obtenido su primer Latin Grammy, y prepara el lanzamiento de su tercer libro

Gossip

Pide Álex de la Iglesia aprovechar el momento apasionante que vive el cine

El cine en el mundo vive actualmente uno de los momentos más apasionantes en la historia

Gossip

"Una película de policías" Se estrena en el Festival Internacional de Cine de Morelia

Una película de policías es la historia real de dos patrulleros en la Ciudad de México; su historia es recreada por los actores Mónica del Carmen y Raúl Briones

Gossip

Tania Libertad hará homenaje a Manzanero en clausura del Cervantino

Tania Libertad ofrecerá el concierto con repertorio del compositor yucateco

Cultura

FICM exhibirá memoria fílmica de Juan Bustillo

La décimo novena edición del festival de cine rendirá homenaje a uno de los directores más importantes de la época de oro del cine mexicano