/ jueves 26 de noviembre de 2020

La primera vez que Diego pisó la angelópolis... en primera persona

Grabadora en mano quise sacar la exclusiva. Caminé a su lado, pero Diego me respondió “todo en la conferencia de prensa”

Aquella noche del 16 de noviembre de 1985 la orden de José Luis Martínez, jefe de deportes de El Sol de Puebla, fue clara. “Te toca, profesor”.

Así nos comunicábamos en aquellos tiempos en la sección.

“Te vas al Mesón del Ángel y cubres la rueda de prensa de Argentina. Hablarán Maradona y Bilardo”, me dijo el profesor Martínez Fajardo.

Acompañado de Juanito Herrera, nuestro fotógrafo estrella, emprendimos el camino.

Esa noche llegaba la selección argentina a Puebla para su duelo amistoso del día siguiente contra México en el estadio Cuauhtémoc, como preparación para el Mundial, en plena construcción de las rampas Oriente-Poniente que aumentaría la capacidad del Coloso poblano para la máxima justa futbolera del año siguiente.

El gol de Maradona, que cruza a Tancredi ante la marca de Bagni. Fue el 1-1. Foto: Archivo El Sol de Puebla

La tarea era arrancarle la alineación a Bilardo, con quien logré caminar a su lado, pero no quiso soltar prenda.

Después apareció el genio. Vestido de mezclilla con una camisa gris con manchas azules. Acababa de cumplir sus 25 años y ya estaba convertido en la máxima figura del Nápoli en Italia.

Grabadora en mano quise sacar la exclusiva. Caminé a su lado, pero Diego me respondió “todo en la conferencia de prensa”.

Juanito Herrera se avivó y tomó la foto anhelada, que 35 años después, logré sacar del baúl de los recuerdos.

Inolvidable, una foto con Diego, el más grande de aquellos tiempos, y quien un año después comenzaría en la misma angelópolis, a acrecentar su historia.

El Sol de Puebla dejó plasmada la historia del 1-1 entre Argentina e Italia en el Cuauhtémoc en el Mundial México 86. Foto: Archivo El Sol de Puebla

En la rueda de prensa habló del partido contra México, y el deseo de Argentina de ganar el Mundial al año siguiente.

Su voz fue de profeta. El sueño se le cumplió y con él como máxima figura.

EN EL MUNDIAL

Después me tocó verlo en acción aquel 5 de junio de 1986 en el primer partido del Mundial en el estadio Cuauhtémoc frente a Italia.

Su duelo con su compañero de equipo en el Nápoli, Salvatore Bagni, y como en el minuto 34 hace alarde su velocidad, para desprenderse de su marca, meterse al área y cruzar su disparo sobre la salida de Giovanni Gali para marcar el 1-1 en el estadio Cuauhtémoc.

Once días después regresó al Cuauhtémoc para su última actuación en el dos veces mundialista, esta vez ya, en los octavos de final contra Uruguay en el clásico de Río de la Plata.

Los himnos nacionales. Foto: Archivo El Sol de Puebla

Fue un partido cerrado donde Argentina, con el gol de Pasculli, selló su pase a los cuartos de final y comenzó su camino rumbo a la conquista de su segundo mundial.

Después sólo lo vi por televisión. Ese gol con la “Mano de Dios” y su golazo saliendo desde media cancha, contra Inglaterra.

Más tarde su triunfo sobre Bélgica, y finalmente lo vi levantar la Copa tras vencer 3-2 a Alemania en la gran final.

Fue un deleite tenerlo cerca, verlo jugar y deleitarse con su indiscutible talento sobre la cancha... ¡Grande Diego! DEP.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Aquella noche del 16 de noviembre de 1985 la orden de José Luis Martínez, jefe de deportes de El Sol de Puebla, fue clara. “Te toca, profesor”.

Así nos comunicábamos en aquellos tiempos en la sección.

“Te vas al Mesón del Ángel y cubres la rueda de prensa de Argentina. Hablarán Maradona y Bilardo”, me dijo el profesor Martínez Fajardo.

Acompañado de Juanito Herrera, nuestro fotógrafo estrella, emprendimos el camino.

Esa noche llegaba la selección argentina a Puebla para su duelo amistoso del día siguiente contra México en el estadio Cuauhtémoc, como preparación para el Mundial, en plena construcción de las rampas Oriente-Poniente que aumentaría la capacidad del Coloso poblano para la máxima justa futbolera del año siguiente.

El gol de Maradona, que cruza a Tancredi ante la marca de Bagni. Fue el 1-1. Foto: Archivo El Sol de Puebla

La tarea era arrancarle la alineación a Bilardo, con quien logré caminar a su lado, pero no quiso soltar prenda.

Después apareció el genio. Vestido de mezclilla con una camisa gris con manchas azules. Acababa de cumplir sus 25 años y ya estaba convertido en la máxima figura del Nápoli en Italia.

Grabadora en mano quise sacar la exclusiva. Caminé a su lado, pero Diego me respondió “todo en la conferencia de prensa”.

Juanito Herrera se avivó y tomó la foto anhelada, que 35 años después, logré sacar del baúl de los recuerdos.

Inolvidable, una foto con Diego, el más grande de aquellos tiempos, y quien un año después comenzaría en la misma angelópolis, a acrecentar su historia.

El Sol de Puebla dejó plasmada la historia del 1-1 entre Argentina e Italia en el Cuauhtémoc en el Mundial México 86. Foto: Archivo El Sol de Puebla

En la rueda de prensa habló del partido contra México, y el deseo de Argentina de ganar el Mundial al año siguiente.

Su voz fue de profeta. El sueño se le cumplió y con él como máxima figura.

EN EL MUNDIAL

Después me tocó verlo en acción aquel 5 de junio de 1986 en el primer partido del Mundial en el estadio Cuauhtémoc frente a Italia.

Su duelo con su compañero de equipo en el Nápoli, Salvatore Bagni, y como en el minuto 34 hace alarde su velocidad, para desprenderse de su marca, meterse al área y cruzar su disparo sobre la salida de Giovanni Gali para marcar el 1-1 en el estadio Cuauhtémoc.

Once días después regresó al Cuauhtémoc para su última actuación en el dos veces mundialista, esta vez ya, en los octavos de final contra Uruguay en el clásico de Río de la Plata.

Los himnos nacionales. Foto: Archivo El Sol de Puebla

Fue un partido cerrado donde Argentina, con el gol de Pasculli, selló su pase a los cuartos de final y comenzó su camino rumbo a la conquista de su segundo mundial.

Después sólo lo vi por televisión. Ese gol con la “Mano de Dios” y su golazo saliendo desde media cancha, contra Inglaterra.

Más tarde su triunfo sobre Bélgica, y finalmente lo vi levantar la Copa tras vencer 3-2 a Alemania en la gran final.

Fue un deleite tenerlo cerca, verlo jugar y deleitarse con su indiscutible talento sobre la cancha... ¡Grande Diego! DEP.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Local

Cobra hospital privado 85 mil pesos a familia por dos horas de atención en área Covid

El nosocomio poblano negó la atención al paciente hasta recibir un anticipo, pese a que estaba por sufrir un paro respiratorio

Estado

Tiran cadáver atrás del Centro Escolar de Zacatlán 

El cuerpo presenta varios impactos de arma de fuego

Local

Envejeció la población del estado siete años entre 2000 y 2020

A pesar de estar por debajo de la media nacional, el estado registró un incremento considerable de adultos mayores 

Local

Gobierno de Barbosa indaga  robo de tanques de Oxígeno en Puebla

“Nosotros estamos dando seguimiento a muchas investigaciones”, señala el mandatario 

Futbol

Juegos de París 2024 se celebrarán sin importar destino de Tokio: Comité francés

El Comité Olímpico se comprometió a celebrar los Juegos de Tokio este año, desmintiendo que el evento sería cancelado

Local

¿Eres docente? Lanza Concytep curso de capacitación tecnológica en Puebla

Los interesados deberán contar con conocimientos básicos en computación

Local

Pide Barbosa a funcionarios públicos no aprovecharse del cargo para vacunarse contra la Covid-19

"Debemos de ajustarnos a los calendarios previstos en el Programa Nacional de Vacunación, no tenemos porque cambiarlo”, afirma

Local

Esto es lo que debes saber sobre las llamadas a adultos mayores sobre la vacuna contra la Covid-19

La Secretaría de Bienestar informó que los Servidores de la Nación solo harán cuatro preguntas con referencia a la aplicación de la dosis

Mundo

Biden planea restringir extracción de hidrocarburos y anuncia cumbre climática

EU también se comprometerá a proteger el 30% de las tierras y aguas federales para 2030, con el fin de detener la pérdida de biodiversidad