/ jueves 26 de noviembre de 2020

La primera vez que Diego pisó la angelópolis... en primera persona

Grabadora en mano quise sacar la exclusiva. Caminé a su lado, pero Diego me respondió “todo en la conferencia de prensa”

Aquella noche del 16 de noviembre de 1985 la orden de José Luis Martínez, jefe de deportes de El Sol de Puebla, fue clara. “Te toca, profesor”.

Así nos comunicábamos en aquellos tiempos en la sección.

“Te vas al Mesón del Ángel y cubres la rueda de prensa de Argentina. Hablarán Maradona y Bilardo”, me dijo el profesor Martínez Fajardo.

Acompañado de Juanito Herrera, nuestro fotógrafo estrella, emprendimos el camino.

Esa noche llegaba la selección argentina a Puebla para su duelo amistoso del día siguiente contra México en el estadio Cuauhtémoc, como preparación para el Mundial, en plena construcción de las rampas Oriente-Poniente que aumentaría la capacidad del Coloso poblano para la máxima justa futbolera del año siguiente.

El gol de Maradona, que cruza a Tancredi ante la marca de Bagni. Fue el 1-1. Foto: Archivo El Sol de Puebla

La tarea era arrancarle la alineación a Bilardo, con quien logré caminar a su lado, pero no quiso soltar prenda.

Después apareció el genio. Vestido de mezclilla con una camisa gris con manchas azules. Acababa de cumplir sus 25 años y ya estaba convertido en la máxima figura del Nápoli en Italia.

Grabadora en mano quise sacar la exclusiva. Caminé a su lado, pero Diego me respondió “todo en la conferencia de prensa”.

Juanito Herrera se avivó y tomó la foto anhelada, que 35 años después, logré sacar del baúl de los recuerdos.

Inolvidable, una foto con Diego, el más grande de aquellos tiempos, y quien un año después comenzaría en la misma angelópolis, a acrecentar su historia.

El Sol de Puebla dejó plasmada la historia del 1-1 entre Argentina e Italia en el Cuauhtémoc en el Mundial México 86. Foto: Archivo El Sol de Puebla

En la rueda de prensa habló del partido contra México, y el deseo de Argentina de ganar el Mundial al año siguiente.

Su voz fue de profeta. El sueño se le cumplió y con él como máxima figura.

EN EL MUNDIAL

Después me tocó verlo en acción aquel 5 de junio de 1986 en el primer partido del Mundial en el estadio Cuauhtémoc frente a Italia.

Su duelo con su compañero de equipo en el Nápoli, Salvatore Bagni, y como en el minuto 34 hace alarde su velocidad, para desprenderse de su marca, meterse al área y cruzar su disparo sobre la salida de Giovanni Gali para marcar el 1-1 en el estadio Cuauhtémoc.

Once días después regresó al Cuauhtémoc para su última actuación en el dos veces mundialista, esta vez ya, en los octavos de final contra Uruguay en el clásico de Río de la Plata.

Los himnos nacionales. Foto: Archivo El Sol de Puebla

Fue un partido cerrado donde Argentina, con el gol de Pasculli, selló su pase a los cuartos de final y comenzó su camino rumbo a la conquista de su segundo mundial.

Después sólo lo vi por televisión. Ese gol con la “Mano de Dios” y su golazo saliendo desde media cancha, contra Inglaterra.

Más tarde su triunfo sobre Bélgica, y finalmente lo vi levantar la Copa tras vencer 3-2 a Alemania en la gran final.

Fue un deleite tenerlo cerca, verlo jugar y deleitarse con su indiscutible talento sobre la cancha... ¡Grande Diego! DEP.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Aquella noche del 16 de noviembre de 1985 la orden de José Luis Martínez, jefe de deportes de El Sol de Puebla, fue clara. “Te toca, profesor”.

Así nos comunicábamos en aquellos tiempos en la sección.

“Te vas al Mesón del Ángel y cubres la rueda de prensa de Argentina. Hablarán Maradona y Bilardo”, me dijo el profesor Martínez Fajardo.

Acompañado de Juanito Herrera, nuestro fotógrafo estrella, emprendimos el camino.

Esa noche llegaba la selección argentina a Puebla para su duelo amistoso del día siguiente contra México en el estadio Cuauhtémoc, como preparación para el Mundial, en plena construcción de las rampas Oriente-Poniente que aumentaría la capacidad del Coloso poblano para la máxima justa futbolera del año siguiente.

El gol de Maradona, que cruza a Tancredi ante la marca de Bagni. Fue el 1-1. Foto: Archivo El Sol de Puebla

La tarea era arrancarle la alineación a Bilardo, con quien logré caminar a su lado, pero no quiso soltar prenda.

Después apareció el genio. Vestido de mezclilla con una camisa gris con manchas azules. Acababa de cumplir sus 25 años y ya estaba convertido en la máxima figura del Nápoli en Italia.

Grabadora en mano quise sacar la exclusiva. Caminé a su lado, pero Diego me respondió “todo en la conferencia de prensa”.

Juanito Herrera se avivó y tomó la foto anhelada, que 35 años después, logré sacar del baúl de los recuerdos.

Inolvidable, una foto con Diego, el más grande de aquellos tiempos, y quien un año después comenzaría en la misma angelópolis, a acrecentar su historia.

El Sol de Puebla dejó plasmada la historia del 1-1 entre Argentina e Italia en el Cuauhtémoc en el Mundial México 86. Foto: Archivo El Sol de Puebla

En la rueda de prensa habló del partido contra México, y el deseo de Argentina de ganar el Mundial al año siguiente.

Su voz fue de profeta. El sueño se le cumplió y con él como máxima figura.

EN EL MUNDIAL

Después me tocó verlo en acción aquel 5 de junio de 1986 en el primer partido del Mundial en el estadio Cuauhtémoc frente a Italia.

Su duelo con su compañero de equipo en el Nápoli, Salvatore Bagni, y como en el minuto 34 hace alarde su velocidad, para desprenderse de su marca, meterse al área y cruzar su disparo sobre la salida de Giovanni Gali para marcar el 1-1 en el estadio Cuauhtémoc.

Once días después regresó al Cuauhtémoc para su última actuación en el dos veces mundialista, esta vez ya, en los octavos de final contra Uruguay en el clásico de Río de la Plata.

Los himnos nacionales. Foto: Archivo El Sol de Puebla

Fue un partido cerrado donde Argentina, con el gol de Pasculli, selló su pase a los cuartos de final y comenzó su camino rumbo a la conquista de su segundo mundial.

Después sólo lo vi por televisión. Ese gol con la “Mano de Dios” y su golazo saliendo desde media cancha, contra Inglaterra.

Más tarde su triunfo sobre Bélgica, y finalmente lo vi levantar la Copa tras vencer 3-2 a Alemania en la gran final.

Fue un deleite tenerlo cerca, verlo jugar y deleitarse con su indiscutible talento sobre la cancha... ¡Grande Diego! DEP.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Local

Uber condena agresión contra Beberly "N", detenida por haber herido a un conductor

La empresa de transporte informó que ya fue inhabilitada la cuenta del operador, en tanto se resuelve su situación legal

Local

Presenta Ayuntamiento de Puebla controversia constitucional por DAP

Eduardo Rivera dijo que esperan una resolución apegada a derecho, sin tintes políticos

Policiaca

Detienen a Facundo Rosas Rosas, exsecretario de Seguridad Pública con Moreno Valle

Los reportes indica que atropelló y mató a una mujer en calles de la Ciudad de México

Ciencia

Universidad de Oxford busca voluntarios para que se contagien de Covid-19

El virus que se utilizará será la cepa original de Wuhan y los voluntarios estarán 17 días bajo cuidado

Ecología

Recientes granizadas evidencian efectos del cambio climático: especialista

José Juan Zamorano señaló que el granizo o agua nieve impacta directamente en la producción agrícola

Doble Vía

Antes de elegir un tatuaje con tinta roja, debes conocer una de las 'secuelas' que puede dejarte

Sin importar el material con el que se haya creado el pigmento, todos los pacientes han presentado la misma sintomatología

Local

Vía Recreativa aumenta trayecto y se convierte en el Gran Paseo de Puebla

La vía implementada para que las familias puedan recorrer las calles en bicicleta pasará de 6 a 9 kilómetros

OMG!

Belinda fue cómplice de una pedida de matrimonio; la historia es hermosa

La cantante participó en el emotivo evento de una forma muy especial, que hizo feliz a la pareja

Local

La prioridad es rescatar a las víctimas antes de pensar en acciones legales: Eduardo Rivera

El alcalde realizó una visita de supervisión en el barrio de San Matías, donde se derrumbó un edificio a causa de la explosión de un tanque de gas