/ viernes 12 de febrero de 2021

Se fue todo un personaje, hasta siempre “Pepe Grillo”

Marcó toda una época dentro de los grupos de animación en la ciudad de Puebla

“Pepe Grillo” marcó toda una época dentro de los grupos de animación en la ciudad de Puebla, desde el apoyo que brindó siempre desde las tribunas a su querido Puebla de La Franja, como a las diferentes franquicias de beisbol que han jugado en la entidad.

José Valverde, como era su nombre, tenía su grupo de animación que domingo a domingo, cada vez que el Puebla jugaba en casa, asistía al estadio Cuauhtémoc para apoyar a su equipo.

No sólo eso. Cuando el equipo jugaba fuera de casa, organizaba sus caravanas para impulsar en carretera a su equipo.

Nunca tuvo problemas con la afición rival. Sabía que había estadios donde la gente era dura, pero era cuando él recurría a su inteligencia. Se proveía de una buena dotación de dulces típicos, concretamente camotes, y cuando se colocaba en las tribunas, los repartía entre los seguidores del equipo oponente.

Así, nadie se metía con ellos. “Al contrario hasta nos cuidaban”, nos platicaba Pepe en las múltiples ocasiones que dialogamos con él.

Con el beisbol era igual. “En Córdoba eran duros. La gente se metía fuerte con el equipo contrario, y también con nosotros, pero con “camotitos” calmábamos los ánimos”, recordaba.

La historia de “Pepe Grillo” como animador se remonta a los años 40 's, cuando desde pequeño acompañaba a su tío a los viejos estadios poblanos. Tanto al Mirador como al parque Puebla, para apoyar a La Franja y a sus Pericos.

“Eran ambientazos”, decía cuando recordaba a los Pericos de final de los 40. “Cuando alguien tiraba un juegazo, lo cargaban en hombros desde la 11 Sur y la 47 -más o menos- hasta el zócalo”, platicaba.

Pepe Grillo era todo un personaje en Puebla. Foto: Archivo El Sol de Puebla

Cuando el Ascenso del Puebla en 1970, Pepe ya estaba allí, desde entonces acompañó al equipo en su aventura por primera División y ya no los dejó. Ni en los años del descenso.

Lo mejor que le tocó vivir como porrista oficial fueron esos dos títulos de liga en las campañas 82-83 y 89-90. “Se nos hizo, al fin”, rememoraba Pepe en las comidas que ofrecía al departamento de deportes.

Con el beisbol también fue fiel, a la par de otras porras. No asistía todos los días al estadio, pero siempre a la hora cero estaba para apoyar a los equipos.

Lo hizo con los Ángeles, campeones de 1979, a los que acompañó hasta Ciudad Juárez; y lo repitió en 1986 con los Ángeles Negros.

Pepe Grillo era todo un personaje en Puebla. Foto: Archivo El Sol de Puebla

Aquella vez fue a Monterrey y apoyó a la escuadra de Rudy Sandoval con su porra familiar cuando se coronó en cinco juegos en el viejo parque “Cuauhtémoc y Famosas”

En los últimos años, ya cansado, y después de la aparición de infinidad de porras, Pepe se fue alejando del estadio Cuauhtémoc.

Al beisbol también asistió en contadas ocasiones, principalmente cuando regresó Pericos en el año 2000.

Lo hacía a manera personal. Pedro llevaba su campana y de buenas a primera emergía desde las tribunas el grito de “Pericos, Pericos”, con su inconfundible voz, ya un tanto afónica, por tantos años de impulsar a sus equipos.

Donde había espectáculo allí estaba “Pepe Grillo” con su famosa porra familiar.

Hace 15 días sufrió un infarto cerebral, según informó una de sus hijas. Luchó hasta el final, pero ayer a los 86 años lanzó su porra final.

Ese grito que seguirá retumbando en todos los estadios poblanos, porque personajes como “Pepe Grillo” terminan convirtiéndose en leyendas y alcanzando la inmortalidad cuando ya no están.

DEP

“Pepe Grillo” marcó toda una época dentro de los grupos de animación en la ciudad de Puebla, desde el apoyo que brindó siempre desde las tribunas a su querido Puebla de La Franja, como a las diferentes franquicias de beisbol que han jugado en la entidad.

José Valverde, como era su nombre, tenía su grupo de animación que domingo a domingo, cada vez que el Puebla jugaba en casa, asistía al estadio Cuauhtémoc para apoyar a su equipo.

No sólo eso. Cuando el equipo jugaba fuera de casa, organizaba sus caravanas para impulsar en carretera a su equipo.

Nunca tuvo problemas con la afición rival. Sabía que había estadios donde la gente era dura, pero era cuando él recurría a su inteligencia. Se proveía de una buena dotación de dulces típicos, concretamente camotes, y cuando se colocaba en las tribunas, los repartía entre los seguidores del equipo oponente.

Así, nadie se metía con ellos. “Al contrario hasta nos cuidaban”, nos platicaba Pepe en las múltiples ocasiones que dialogamos con él.

Con el beisbol era igual. “En Córdoba eran duros. La gente se metía fuerte con el equipo contrario, y también con nosotros, pero con “camotitos” calmábamos los ánimos”, recordaba.

La historia de “Pepe Grillo” como animador se remonta a los años 40 's, cuando desde pequeño acompañaba a su tío a los viejos estadios poblanos. Tanto al Mirador como al parque Puebla, para apoyar a La Franja y a sus Pericos.

“Eran ambientazos”, decía cuando recordaba a los Pericos de final de los 40. “Cuando alguien tiraba un juegazo, lo cargaban en hombros desde la 11 Sur y la 47 -más o menos- hasta el zócalo”, platicaba.

Pepe Grillo era todo un personaje en Puebla. Foto: Archivo El Sol de Puebla

Cuando el Ascenso del Puebla en 1970, Pepe ya estaba allí, desde entonces acompañó al equipo en su aventura por primera División y ya no los dejó. Ni en los años del descenso.

Lo mejor que le tocó vivir como porrista oficial fueron esos dos títulos de liga en las campañas 82-83 y 89-90. “Se nos hizo, al fin”, rememoraba Pepe en las comidas que ofrecía al departamento de deportes.

Con el beisbol también fue fiel, a la par de otras porras. No asistía todos los días al estadio, pero siempre a la hora cero estaba para apoyar a los equipos.

Lo hizo con los Ángeles, campeones de 1979, a los que acompañó hasta Ciudad Juárez; y lo repitió en 1986 con los Ángeles Negros.

Pepe Grillo era todo un personaje en Puebla. Foto: Archivo El Sol de Puebla

Aquella vez fue a Monterrey y apoyó a la escuadra de Rudy Sandoval con su porra familiar cuando se coronó en cinco juegos en el viejo parque “Cuauhtémoc y Famosas”

En los últimos años, ya cansado, y después de la aparición de infinidad de porras, Pepe se fue alejando del estadio Cuauhtémoc.

Al beisbol también asistió en contadas ocasiones, principalmente cuando regresó Pericos en el año 2000.

Lo hacía a manera personal. Pedro llevaba su campana y de buenas a primera emergía desde las tribunas el grito de “Pericos, Pericos”, con su inconfundible voz, ya un tanto afónica, por tantos años de impulsar a sus equipos.

Donde había espectáculo allí estaba “Pepe Grillo” con su famosa porra familiar.

Hace 15 días sufrió un infarto cerebral, según informó una de sus hijas. Luchó hasta el final, pero ayer a los 86 años lanzó su porra final.

Ese grito que seguirá retumbando en todos los estadios poblanos, porque personajes como “Pepe Grillo” terminan convirtiéndose en leyendas y alcanzando la inmortalidad cuando ya no están.

DEP

Finanzas

México y su impresionante adopción de las criptomonedas

México aparece como uno de los líderes latinos a la hora de pensar en la popularidad de las criptomonedas. Te contamos un poco más sobre esta situación.

Local

"Un engaño" el Programa de Estancias Infantiles, dicen regidores morenistas

Los cabildantes señalaron que necesitan una intervención a fondo y no solo un “brochazo”

Estado

Grupo armado acribilla a exregidor de Guadalupe Victoria

Trascendió que pudo tratarse de un ataque directo en contra del exfuncionario Jesús "N"

Policiaca

Por disputa de terrenos, asesinan a una mujer en Guadalupe Tecola

La víctima fue hallada en el interior de su vivienda con al menos un disparo en la cabeza

Policiaca

Asesinan a mujer de la tercera edad durante asalto en Huauchinango

La mujer al parecer vivía sola en la casa y la vivienda fue heredada por uno de sus hermanos

Local

Detectan más de 2 mil irregularidades en administración de Claudia Rivera

El equipo de transición tendrá que subsanarlas en un plazo de 30 días hábiles

Estado

Nuevo relleno sanitario de Tehuacán ya tendría zona definida para construirse

El edil explicó que este tema ya urge, pues su administración no podrá seguir “aguantando” el gasto que genera trasladar la basura

Local

Con encendido del árbol navideño, BUAP inicia colecta de juguetes

La universidad invitó a los ciudadanos a donar juguetes nuevos y que no necesiten pilas

Deportes

¡Histórico! Lionel Messi, siete veces ganador del Balón de Oro

“La Pulga” sigue acrecentando su legado para ser considerado como el mejor jugador en la historia