/ domingo 14 de abril de 2019

Goleada en casa, Tigres le gana 3-0 a Lobos en CU

Con doblete del chileno Edu Vargas y un tanto más de Enner Valencia Tigres se lleva los 3 puntos

Al cántico de “ya lo ves, ya los ves… somos locales otra vez”, Tigres colocó su bandera en el Universitario goleando 3 por 0 a Lobos con doblete del chileno Edu Vargas y un tanto más de Enner Valencia.

De esa forma, los de San Nicolás de los Garza se dijeron listos para buscar el cetro de la Liga de Campeones de la CONCACAF ante su némesis, Rayados de Monterrey. Los felinos, gracias al arsenal en su potestad, se dieron el lujo de no citar a André-Pierre Gignac, a pesar de gozar con el alta médica desde el lunes pasado.

Y si se presentaba una eventualidad, como la lesión a los 35 minutos de Julián Quiñones, los de la Sultana del Norte dejaron en claro les sobran soluciones en el banco con el andino Vargas.El chileno, detonante de la locura en el cubil entre los aficionados norteños, resolvió el asunto en los primeros 10 minutos del complemento.

Vargas remató dentro del área para el 1-0 a los 48 minutos, luego acrecentó la cuenta al 54. El festín lo redondeó Enner Valencia a los 64 minutos, rematando un servicio de Javier Aquino.

Lobos sólo existió -o lo intentó- en los primeros compases del juego, atacando de forma esporádica y a las carreras con subidas por derecha de Félix Crisanto, o jalando la marca con Leo Ramos jugado por el centro.

El hombre de Merlo se volvió en receptor del balón y luego emisor, tratando de establecer una conexión con quienes se movían por fuera. “El Tanque”, así halló a los siete minutos descubierto y entrando al área rival a Michaell Chirinos.

El hondureño, sin pensárselo dos veces, empalmó de primera; pero de su pierna salió un peluche, bien controlado por el arquero Nahuel Guzmán.

Después, el turno de taladrar por Lobos le correspondió a Félix Crisanto. El catracho dejó atrás a sus marcadores y desde la derecha lanzó un centro lleno de intención en búsqueda de Leo Ramos; sin embargo, la zaga felina dejó relamiéndose los bigotes al argentino, al cortar y mandar a tiro de esquina el servicio.

Tigres, tras un arranque prometedor de La Manada, se asentó sobre la grama del Universitario y arropado por el calor de su gente -haciendo buena la invasión norteña al cubil- se adueñó del balón, aunque careció de profundidad.

Pero cuando hallaba el camino hacia el arco de La Manada, justo a 10 del final de primer tiempo, Julián Quiñones cayó dentro del área llevándose las manos a la rodilla cuando trataba de eludir a Francisco “Maza” Rodríguez.

El ariete colombiano, tendido en el césped, pidió el cambio y encendió todas las alertas entre las filas felinas con la final de la Liga Campeones de la CONCACAF en el horizonte.

Ricardo “Tuca” Ferreti mandó al campo a Edu Vargas, a la postre hombre del partido, mientras Quiñones se retiraba por su propio pie, tranquilizando a los universitarios.

Y si los felinos no tomaron la ventaja, se debió al transversal, impactado tras un disparo de Javier Aquino a los 38 minutos. Tigres cumplió en Liga y salió de Puebla aún a tiro del líder León, llegando a 32 puntos en el torneo. La Manada, a pesar del traspié, se mantiene con chances matemáticas de calificación.

EL DATO CUATRO PARTIDOS después en Primera División y Tigres sigue sin conocer la derrota con Lobos.

7GOLES se ha comido Lobos en sus últimos dos partidos como local. 2DERROTAS en fila presume La Manada en el Universitario.

Al cántico de “ya lo ves, ya los ves… somos locales otra vez”, Tigres colocó su bandera en el Universitario goleando 3 por 0 a Lobos con doblete del chileno Edu Vargas y un tanto más de Enner Valencia.

De esa forma, los de San Nicolás de los Garza se dijeron listos para buscar el cetro de la Liga de Campeones de la CONCACAF ante su némesis, Rayados de Monterrey. Los felinos, gracias al arsenal en su potestad, se dieron el lujo de no citar a André-Pierre Gignac, a pesar de gozar con el alta médica desde el lunes pasado.

Y si se presentaba una eventualidad, como la lesión a los 35 minutos de Julián Quiñones, los de la Sultana del Norte dejaron en claro les sobran soluciones en el banco con el andino Vargas.El chileno, detonante de la locura en el cubil entre los aficionados norteños, resolvió el asunto en los primeros 10 minutos del complemento.

Vargas remató dentro del área para el 1-0 a los 48 minutos, luego acrecentó la cuenta al 54. El festín lo redondeó Enner Valencia a los 64 minutos, rematando un servicio de Javier Aquino.

Lobos sólo existió -o lo intentó- en los primeros compases del juego, atacando de forma esporádica y a las carreras con subidas por derecha de Félix Crisanto, o jalando la marca con Leo Ramos jugado por el centro.

El hombre de Merlo se volvió en receptor del balón y luego emisor, tratando de establecer una conexión con quienes se movían por fuera. “El Tanque”, así halló a los siete minutos descubierto y entrando al área rival a Michaell Chirinos.

El hondureño, sin pensárselo dos veces, empalmó de primera; pero de su pierna salió un peluche, bien controlado por el arquero Nahuel Guzmán.

Después, el turno de taladrar por Lobos le correspondió a Félix Crisanto. El catracho dejó atrás a sus marcadores y desde la derecha lanzó un centro lleno de intención en búsqueda de Leo Ramos; sin embargo, la zaga felina dejó relamiéndose los bigotes al argentino, al cortar y mandar a tiro de esquina el servicio.

Tigres, tras un arranque prometedor de La Manada, se asentó sobre la grama del Universitario y arropado por el calor de su gente -haciendo buena la invasión norteña al cubil- se adueñó del balón, aunque careció de profundidad.

Pero cuando hallaba el camino hacia el arco de La Manada, justo a 10 del final de primer tiempo, Julián Quiñones cayó dentro del área llevándose las manos a la rodilla cuando trataba de eludir a Francisco “Maza” Rodríguez.

El ariete colombiano, tendido en el césped, pidió el cambio y encendió todas las alertas entre las filas felinas con la final de la Liga Campeones de la CONCACAF en el horizonte.

Ricardo “Tuca” Ferreti mandó al campo a Edu Vargas, a la postre hombre del partido, mientras Quiñones se retiraba por su propio pie, tranquilizando a los universitarios.

Y si los felinos no tomaron la ventaja, se debió al transversal, impactado tras un disparo de Javier Aquino a los 38 minutos. Tigres cumplió en Liga y salió de Puebla aún a tiro del líder León, llegando a 32 puntos en el torneo. La Manada, a pesar del traspié, se mantiene con chances matemáticas de calificación.

EL DATO CUATRO PARTIDOS después en Primera División y Tigres sigue sin conocer la derrota con Lobos.

7GOLES se ha comido Lobos en sus últimos dos partidos como local. 2DERROTAS en fila presume La Manada en el Universitario.

Policiaca

Con rostro carcomido, encuentran cadáver en Zacachimalpa

El primer reporte señala que la víctima no presentaba lesiones o huellas de violencia

Local

Se reúne Barbosa con Olga Sánchez Cordero

Presenta el gobernador electo, en redes sociales, imagen institucional de su gobierno

Policiaca

[Video] En caravana, llevan a CDMX cuerpo de empresario asesinado en Puebla

Motociclistas del club al que pertenecía Alfredo escoltan el féretro de su amigo

Estado

Atracan el tren en Tepeaca

Saqueadores van sobre bultos de cemento

Estado

La encuentran muerta en casa de su exnovio

Vecinos aseguran que el hombre sacrificaba animales para ofrecerlos a la Santa Muerte

Futbol

Chelís prepara el debut con Cavallini pese a su probable venta

Sánchez Solá echa mano de todos sus hombres a disposición, pues la directiva blanquiazul tampoco le ha dicho no