/ martes 10 de diciembre de 2019

¡Historia de éxito! Paquín Estrada, uno de los consentidos de Puebla

Jugó siete campañas en la angelópolis donde fue campeón con los Ángeles en 1979; como manager dirigió a los Pericos en 1995

Veintiséis temporadas detrás del plato, siete de ellas defendiendo los colores de Puebla; receptor de lujo de aquellos inolvidables Ángeles campeones de 1979, tres campeonatos como manejador en la Liga Mexicana de verano, tres Series del Caribe ganadas –una como jugador y dos como manager- y la entronización al Salón de la Fama en el año 2000, son parte de los logros de Francisco “Paquín” Estrada Soto que nació para ganar dentro del beisbol y quien ayer a los 71 años de edad dejó de existir en su natal Navojoa, Sonora.

El pequeño gigante nacido en Navojoa, Sonora el 12 de febrero de 1948 se la pasó varias semanas en el hospital, donde fue internado por un problema cardíaco que se le combinó con complicaciones renales y pulmonares. Al final perdió el juego de su vida.

“Paquín” fue un ídolo en Puebla, a donde llegó en 1974 después de su debut con Diablos en 1966 y tomarse su tacita café en Grandes Ligas con los Mets de Nueva York en 1971, cuando un 14 de septiembre debutó frente a los Expos de Montreal. Tomó dos turnos y sacudió un imparable.

Fue su único juego, ya que los dos años siguientes los pasó en sucursal.

Llegó a Puebla en aquel 1974 cuando el equipo pertenecía a la sociedad que conformaban William Budib, Emilio Tame y Rafael Moreno Valle, para convertirse en uno de los grandes ídolos de la afición.

Puebla quería a “Paquín” y “Paquín” adoraba a Puebla.

Estuvo siete temporadas en Puebla. Le tocó la venta a los Pérez Avella, donde don Jaime convirtió al equipo en Ángeles de Puebla en 1976.

Con “Paquín” detrás del plato, los Ángeles se convirtieron en protagonistas estelares en el circuito de verano, pero por tres campañas se quedaron como “ya meritos”, hasta que llegó aquella inolvidable campaña de 1979 cuando comandó a esa nave dirigida por Jorge Fitch manejando un staff de pítcheo de lujo que encabezaron Ernesto Azcárraga, Fernando López, César Díaz, Pablo Gutiérrez Delfín, Ramón Munguía, Antonio Pulido, entre muchos más.

Fue una campaña de ensueño, donde los Ángeles liquidaron en siete juegos a los Indios de Ciudad Juárez, en una batalla llena de dramatismo.

En el juego decisivo “Paquín” apareció como cuarto en el orden al bate de Jorge Fitch.

Foto: Archivo El Sol de Puebla

“Era un equipazo”, recordaba con humildad “Paquín”, que volvió a ver a sus compañeros en 2017 en el homenaje que se le rindió a los Ángeles campeones de 1979 durante el choque inaugural entre Bravos de León y Pericos de Puebla. El de Navojoa era el timonel de los guanajuatenses.

Fue la última vez que dirigió, en una carrera que abrazó como manager-jugador en 1983 llevando al trono a los Piratas de Campeche.

Fue uno de los tres títulos que ganó como timonel. Lo repitió con los Bravos en 1990, y el último en uno de sus tantos regresos a Campeche en 2004.

En el invierno acrecentó su historia con seis títulos al frente de Tomateros y uno más con Mexicali, además de sus dos series del Caribe en 1996 y 2002.

Con Puebla permaneció seis campañas y parte de 1980 cuando los Ángeles llevaban un paso impresionante en la División del Sur y apareció la huelga.

“Paquín” fue junto con el “Zamorita” Hernández y otros más de los pocos que se alejó del proyecto y los Pérez Avellá se llevaron lo que les quedó a Campeche para resurgir como el Ave Fénix.

AL FIN

“Paquín” jugó su última campaña en 1984 con Minatitlán, equipo al que dirigió durante tres años después de dejar a León en 1991.

Puebla, en dos etapas diferentes lo había buscado, pero no había tenido la fortuna de contar con él.

Foto: Archivo El Sol de Puebla

Fue hasta 1995 cuando llegó como timonel de los Pericos y los tuvo en la pelea durante gran parte de la temporada, pero todo se derrumbó. En esa campaña terminó con marca de 52 triunfos, 63 derrotas y un juego empatado.

Al año siguiente la franquicia se vendió a Cancún y él se fue con el grupo para dirigir durante cuatro años a Cancún.

De ahí siguieron los Leones, regresó a Campeche por tercera vez para hacerlo campeón, y de ahí comandó a Chihuahua, Saltillo y León, entre otros más.

En total dirigió 31 temporadas en el verano y en 2006 fue el primer manager de México en el Clásico Mundial.

Se fue un inmortal del beisbol mexicano que se distinguió siempre por su humildad y don de gente.

Descanse en paz, el inolvidable “Paquín”.

  • 116 PARTIDOS dirigió a los Pericos en la campaña de 1995
  • 830 PARTIDOS defendió las franelas de Pericos y Ángeles
  • 26 TEMPORADAS jugó en Liga Mexicana de Verano

Veintiséis temporadas detrás del plato, siete de ellas defendiendo los colores de Puebla; receptor de lujo de aquellos inolvidables Ángeles campeones de 1979, tres campeonatos como manejador en la Liga Mexicana de verano, tres Series del Caribe ganadas –una como jugador y dos como manager- y la entronización al Salón de la Fama en el año 2000, son parte de los logros de Francisco “Paquín” Estrada Soto que nació para ganar dentro del beisbol y quien ayer a los 71 años de edad dejó de existir en su natal Navojoa, Sonora.

El pequeño gigante nacido en Navojoa, Sonora el 12 de febrero de 1948 se la pasó varias semanas en el hospital, donde fue internado por un problema cardíaco que se le combinó con complicaciones renales y pulmonares. Al final perdió el juego de su vida.

“Paquín” fue un ídolo en Puebla, a donde llegó en 1974 después de su debut con Diablos en 1966 y tomarse su tacita café en Grandes Ligas con los Mets de Nueva York en 1971, cuando un 14 de septiembre debutó frente a los Expos de Montreal. Tomó dos turnos y sacudió un imparable.

Fue su único juego, ya que los dos años siguientes los pasó en sucursal.

Llegó a Puebla en aquel 1974 cuando el equipo pertenecía a la sociedad que conformaban William Budib, Emilio Tame y Rafael Moreno Valle, para convertirse en uno de los grandes ídolos de la afición.

Puebla quería a “Paquín” y “Paquín” adoraba a Puebla.

Estuvo siete temporadas en Puebla. Le tocó la venta a los Pérez Avella, donde don Jaime convirtió al equipo en Ángeles de Puebla en 1976.

Con “Paquín” detrás del plato, los Ángeles se convirtieron en protagonistas estelares en el circuito de verano, pero por tres campañas se quedaron como “ya meritos”, hasta que llegó aquella inolvidable campaña de 1979 cuando comandó a esa nave dirigida por Jorge Fitch manejando un staff de pítcheo de lujo que encabezaron Ernesto Azcárraga, Fernando López, César Díaz, Pablo Gutiérrez Delfín, Ramón Munguía, Antonio Pulido, entre muchos más.

Fue una campaña de ensueño, donde los Ángeles liquidaron en siete juegos a los Indios de Ciudad Juárez, en una batalla llena de dramatismo.

En el juego decisivo “Paquín” apareció como cuarto en el orden al bate de Jorge Fitch.

Foto: Archivo El Sol de Puebla

“Era un equipazo”, recordaba con humildad “Paquín”, que volvió a ver a sus compañeros en 2017 en el homenaje que se le rindió a los Ángeles campeones de 1979 durante el choque inaugural entre Bravos de León y Pericos de Puebla. El de Navojoa era el timonel de los guanajuatenses.

Fue la última vez que dirigió, en una carrera que abrazó como manager-jugador en 1983 llevando al trono a los Piratas de Campeche.

Fue uno de los tres títulos que ganó como timonel. Lo repitió con los Bravos en 1990, y el último en uno de sus tantos regresos a Campeche en 2004.

En el invierno acrecentó su historia con seis títulos al frente de Tomateros y uno más con Mexicali, además de sus dos series del Caribe en 1996 y 2002.

Con Puebla permaneció seis campañas y parte de 1980 cuando los Ángeles llevaban un paso impresionante en la División del Sur y apareció la huelga.

“Paquín” fue junto con el “Zamorita” Hernández y otros más de los pocos que se alejó del proyecto y los Pérez Avellá se llevaron lo que les quedó a Campeche para resurgir como el Ave Fénix.

AL FIN

“Paquín” jugó su última campaña en 1984 con Minatitlán, equipo al que dirigió durante tres años después de dejar a León en 1991.

Puebla, en dos etapas diferentes lo había buscado, pero no había tenido la fortuna de contar con él.

Foto: Archivo El Sol de Puebla

Fue hasta 1995 cuando llegó como timonel de los Pericos y los tuvo en la pelea durante gran parte de la temporada, pero todo se derrumbó. En esa campaña terminó con marca de 52 triunfos, 63 derrotas y un juego empatado.

Al año siguiente la franquicia se vendió a Cancún y él se fue con el grupo para dirigir durante cuatro años a Cancún.

De ahí siguieron los Leones, regresó a Campeche por tercera vez para hacerlo campeón, y de ahí comandó a Chihuahua, Saltillo y León, entre otros más.

En total dirigió 31 temporadas en el verano y en 2006 fue el primer manager de México en el Clásico Mundial.

Se fue un inmortal del beisbol mexicano que se distinguió siempre por su humildad y don de gente.

Descanse en paz, el inolvidable “Paquín”.

  • 116 PARTIDOS dirigió a los Pericos en la campaña de 1995
  • 830 PARTIDOS defendió las franelas de Pericos y Ángeles
  • 26 TEMPORADAS jugó en Liga Mexicana de Verano

Estado

Hallan cabeza humana en terrenos de cultivo de Ixtlahuixtla

Este cráneo podría corresponder a un cuerpo desmembrado identificado en un apartamento de Atlixco

Finanzas

Inseguridad le pega a Audi México, revela Canacintra

La armadora ha sufrido algunos atracos tanto de mercancía terminada como de autopartes, señalan 

Finanzas

Sólo 52 peso ha subido el salario mínimo desde el 2015

La cifra apenas alcanza para una comida corrida, tomar un taxi con la distancia mínima o comprar un kilo de manzanas

Deportes

Misión pendiente para el Puebla: hacerse fuerte en el Cuauhtémoc

Puebla quedó a deber el semestre pasado jugando en el Cuauhtémoc con apenas tres triunfos y cuatro derrotas

Deportes

El Taekwondo crece en el Colegio Miguel Hidalgo

Más de 20 chicos presentaron el sábado pasado sus cartas credenciales para cambiar cinta en Taekwondo

Local

Disminuyen delitos 21% en Puebla capital, defiende Secretaria de Seguridad

“Desde el mes de junio el Secretariado ha ido manejando bajas, mes con mes”

Mundo

Virus detectado en China se contagia entre humanos, según experto del gobierno

Este misterioso virus causó un tercer muerto desde su aparición en el centro de China

Círculos

Moda para niños con telas y brillo en Trozmer

La tradicional pasarela presentó inspiración nómada en los atuendos que portaron los pequeños modelos