/ miércoles 2 de diciembre de 2020

La mini-franja en llamas, doblan 4-2 a Atlas

El conjunto poblano se va en ventaja a Guadalajara, donde el sábado se juega el pase a la final

Como si el espectáculo del domingo en Pachuca hubiese sido insuficiente, la mini-franja se dio el lujo de otro el miércoles en el juego de ida de las semifinales de la categoría Sub-17 ante Atlas en el Cuauhtémoc, imponiéndose 4-2 para irse en ventaja a Guadalajara a rematar la serie el sábado.

A los blanquiazules se les está haciendo costumbre remontar en su liguilla, pues si bien mandaron en los primeros 90 minutos, debieron de sufrir y venir de atrás para ganar tras caer atrás en el marcador en los amaneceres del encuentro gracias a Alberto Chávez, coronando éste una electrizante descolgada. Los Rojinegros venían a Puebla a ganar, neutralizando rápidamente el intento de futbol de posesión blanquiazul; además, ponían a prueba su mentalidad.

Pero el nervio o ese frío que recorre el cuerpo cuando se comete un error o se está bajo la lupa lo manejó y superó bien la mini-franja, al igual y como lo haría un veterano curtido al calor de mil batallas. Sin salirse de su script, La Franja siguió en su idea: juego de conjunto y cambios de ritmo, hallando a través de esto último la manija para la igualada autoría de Dylan Torres.

El delantero, por cierto, sigue en estado de gracia y suma en esta liguilla tres anotaciones.

Con el marcador como al principio, Puebla encontró más motivos para seguir a lo mismo, inclusive para regalar un gol de antología, de gente adulta o propio del descaro de cualquier muchacho de 17 años, según el enfoque que usted guste… y todo, a partir de un robo de Emilio Martínez: mandón en defensa, estelar en el desdoble.

El zaguero tras desarmar el avance tapatío se animó a conducir hasta delante del ecuador del campo, jugando con criterio pasó a Ángel Morales hacia los linderos del área y éste con el traje de genio puesto cuando dos le caían a la marca, asistió atrás a Cristian Mares con un taco.

Los zagueros se quedaron plantados y todo quedó para un mano a mano entre el arquero César Lugo y Mares. Pero Mares, siempre Mares, le rindió un tributo a Maradona a una semana del lamentable deceso del astro cuando gambeteó al portero para quedar con el arco por delante y en lugar de disparar, optó por conducir la pelota hasta la línea de meta.

Dylan Torres (252) se encargó del empate, aquí en el festejo. Foto: Club Puebla

El gol, la confección y el remate, merecían la eliminatoria. Pero aún faltaba mucho y Atlas respondió con otro tanto digo de museo, ahora cortesía de Kevin Madrigal, quien primero elevó el balón en la media luna del área blanquiazul y luego lo empalmó de tijera para el 2-2.

Tras la reanudación, Atlas se lo tomó más en serio y adelantó líneas para incomodar la salida blanquiazul. Puebla sufría y requería de respuestas desde el banco, pero fue a través del balón parado donde descansó y comenzó a abrochar el partido… los cambios vinieron tras el 3-2, y sí, le salieron a Luis Arce porque uno de ellos, Fabrizzio Orozco, selló el marcador de palomita para el 4-2.

Puebla encara la vuelta en ventaja y ahora estará a prueba en ese renglón del juego llamado, gestionar ventajas.

  • 9 Goles en los últimos dos partidos ha marcado el conjunto poblano

Como si el espectáculo del domingo en Pachuca hubiese sido insuficiente, la mini-franja se dio el lujo de otro el miércoles en el juego de ida de las semifinales de la categoría Sub-17 ante Atlas en el Cuauhtémoc, imponiéndose 4-2 para irse en ventaja a Guadalajara a rematar la serie el sábado.

A los blanquiazules se les está haciendo costumbre remontar en su liguilla, pues si bien mandaron en los primeros 90 minutos, debieron de sufrir y venir de atrás para ganar tras caer atrás en el marcador en los amaneceres del encuentro gracias a Alberto Chávez, coronando éste una electrizante descolgada. Los Rojinegros venían a Puebla a ganar, neutralizando rápidamente el intento de futbol de posesión blanquiazul; además, ponían a prueba su mentalidad.

Pero el nervio o ese frío que recorre el cuerpo cuando se comete un error o se está bajo la lupa lo manejó y superó bien la mini-franja, al igual y como lo haría un veterano curtido al calor de mil batallas. Sin salirse de su script, La Franja siguió en su idea: juego de conjunto y cambios de ritmo, hallando a través de esto último la manija para la igualada autoría de Dylan Torres.

El delantero, por cierto, sigue en estado de gracia y suma en esta liguilla tres anotaciones.

Con el marcador como al principio, Puebla encontró más motivos para seguir a lo mismo, inclusive para regalar un gol de antología, de gente adulta o propio del descaro de cualquier muchacho de 17 años, según el enfoque que usted guste… y todo, a partir de un robo de Emilio Martínez: mandón en defensa, estelar en el desdoble.

El zaguero tras desarmar el avance tapatío se animó a conducir hasta delante del ecuador del campo, jugando con criterio pasó a Ángel Morales hacia los linderos del área y éste con el traje de genio puesto cuando dos le caían a la marca, asistió atrás a Cristian Mares con un taco.

Los zagueros se quedaron plantados y todo quedó para un mano a mano entre el arquero César Lugo y Mares. Pero Mares, siempre Mares, le rindió un tributo a Maradona a una semana del lamentable deceso del astro cuando gambeteó al portero para quedar con el arco por delante y en lugar de disparar, optó por conducir la pelota hasta la línea de meta.

Dylan Torres (252) se encargó del empate, aquí en el festejo. Foto: Club Puebla

El gol, la confección y el remate, merecían la eliminatoria. Pero aún faltaba mucho y Atlas respondió con otro tanto digo de museo, ahora cortesía de Kevin Madrigal, quien primero elevó el balón en la media luna del área blanquiazul y luego lo empalmó de tijera para el 2-2.

Tras la reanudación, Atlas se lo tomó más en serio y adelantó líneas para incomodar la salida blanquiazul. Puebla sufría y requería de respuestas desde el banco, pero fue a través del balón parado donde descansó y comenzó a abrochar el partido… los cambios vinieron tras el 3-2, y sí, le salieron a Luis Arce porque uno de ellos, Fabrizzio Orozco, selló el marcador de palomita para el 4-2.

Puebla encara la vuelta en ventaja y ahora estará a prueba en ese renglón del juego llamado, gestionar ventajas.

  • 9 Goles en los últimos dos partidos ha marcado el conjunto poblano

Policiaca

"Era mi compañera de vida": abuela de Monse, niña de 12 años asesinada en Izúcar

La menor salió del baño corriendo hacia el patio trasero de la vivienda, en ese instante una bala le perforó el pulmón

Estado

Realizan prueba Covid a poblano que ganó amparo para ser vacunado

El vecino de Zacatlán espera el resultado el lunes para que le definan la viabilidad de la primera dosis

Local

Alzan la mano para vacunas Covid, funerarios de Tehuacán

Trabajadores de 34 empresas de esta ciudad piden ser considerados en la primera etapa de aplicación

Futbol

Se unen a la fiesta, Fernández y Tabó en beneficio de La Franja

El colombiano y uruguayo hacen conexión desde el arranque del campeonato Guardianes 2021

Policiaca

Evade ADO responsabilidad de herido en choque, acusan

Familiares de la victima señalan que el hombre fue sacado del hospital

Local

Destacan alumnos del Programa de Movilidad

Instituciones del país y de 18 naciones fueron testigos de la excelencia académica de los universitarios

Moda

Oleada de cambios, el efecto del Covid que alcanzó la moda

Desde la adopción de un accesorio indispensable hasta el apoyo al consumo local