/ martes 20 de julio de 2021

Par de banderillas como regalo de cumpleaños con dedicatoria de “El Poli” de Puebla

Apolinar Mendoza es la historia de tantos mexicanos que han debido de capotearla en medio de la pandemia

Apizaco, Tlaxcala.- El banderillero Apolinar Mendoza, conocido como “El Poli” de Puebla, ha sido un mexicano más muy castigado en su economía por esta pandemia. A sus 61 años, escasean los contratos taurinos para ir a trabajar, la contingencia sanitaria le provocó un parón en seco de su fuente de ingreso y como tantos otros ha debido de ingeniárselas para llevar el pan a casa ante la falta de fiesta.

Siendo cabeza de familia no queda más que, como dicen los taurinos, “echar Pa’lante”.

Él trabaja en un taxi todos los días para llevar el pan a casa, entrena en los horarios que le permite el auto empleo, pues su hija le ayuda vendiendo paletas de hielo, además de que ella también estudia la licenciatura en comunicaciones, mientras que, en casa, la esposa de Apolinar Mendoza apoya en las labores domésticas y prepara elotes y esquites que venden los tres por las noches.

El ingreso no es mucho, pero todo sirve en esta pandemia.

En su trayectoria profesional a partir de 1989, “El Poli” ha sido peón de confianza de figuras mundiales como Pablo Hermoso de Mendoza, Diego Ventura, de rejoneadores mexicanos de gran nivel como Rodrigo Santos; pero el COVID-19 provocó que su principal fuente de ingresos se viera seriamente afectada. Él sabe que a su edad es mejor el auto empleo.

BANDERILLAS DE REGALO

En la novillada de Apizaco, “El Poli” fue contratado por la empresa Feria Toro para actuar con el caballista Javi Fountanet, pero decidió llevarse a su hija pues cumplía años y no tenía algo qué obsequiarle. Sin decirle más, Apolinar consideró que pondría un par de banderillas y se lo dedicaría a su hija como único regalo. Y así lo hizo. Salió el de Zacatepec por la puerta de toriles, un ejemplar serio, con edad, de imponente lámina, Rodrigo Ortiz, novillero en turno estuvo solvente con la capa. El toro peleó con fuerza en el caballo y llegó el momento de las banderillas.

Apolinar sabía que no tendría otra oportunidad y pidió el par de “rehiletes” a los monosabios. Se fue corriendo a donde estaba su hija y le dijo, “mijita, es tu cumpleaños y sabes que, si tuviera dinero, te daría cualquier buen regalo. Pero hoy, solo quiero dedicarte este par de banderillas”.

El regordete subalterno se fue a los medios de la plaza, con sus 61 años encima y toda una trayectoria profesional. Con la economía golpeada por la pandemia, pero con el valor y el amor propio por delante.

El toro de Zacatepec de nombre Alberjón con 412 kilos no. 8 chorreado de pinta, se arrancó de largo, con ese par de pitones imponentes, el silencio del público fue sepulcral. Apolinar dejó en todo lo alto el par y salió de un giro como si fuera Madrid. Entonces la plaza estalló en palmas y Mendoza, el querido maestro, “El Poli de Puebla” salió al tercio a recibir la cariñosa ovación.

Por la noche, ya en casa, feliz con su esposa y su hija, vendieron elotes y esquites platicando las incidencias de tan único regalo de cumpleaños.

Apizaco, Tlaxcala.- El banderillero Apolinar Mendoza, conocido como “El Poli” de Puebla, ha sido un mexicano más muy castigado en su economía por esta pandemia. A sus 61 años, escasean los contratos taurinos para ir a trabajar, la contingencia sanitaria le provocó un parón en seco de su fuente de ingreso y como tantos otros ha debido de ingeniárselas para llevar el pan a casa ante la falta de fiesta.

Siendo cabeza de familia no queda más que, como dicen los taurinos, “echar Pa’lante”.

Él trabaja en un taxi todos los días para llevar el pan a casa, entrena en los horarios que le permite el auto empleo, pues su hija le ayuda vendiendo paletas de hielo, además de que ella también estudia la licenciatura en comunicaciones, mientras que, en casa, la esposa de Apolinar Mendoza apoya en las labores domésticas y prepara elotes y esquites que venden los tres por las noches.

El ingreso no es mucho, pero todo sirve en esta pandemia.

En su trayectoria profesional a partir de 1989, “El Poli” ha sido peón de confianza de figuras mundiales como Pablo Hermoso de Mendoza, Diego Ventura, de rejoneadores mexicanos de gran nivel como Rodrigo Santos; pero el COVID-19 provocó que su principal fuente de ingresos se viera seriamente afectada. Él sabe que a su edad es mejor el auto empleo.

BANDERILLAS DE REGALO

En la novillada de Apizaco, “El Poli” fue contratado por la empresa Feria Toro para actuar con el caballista Javi Fountanet, pero decidió llevarse a su hija pues cumplía años y no tenía algo qué obsequiarle. Sin decirle más, Apolinar consideró que pondría un par de banderillas y se lo dedicaría a su hija como único regalo. Y así lo hizo. Salió el de Zacatepec por la puerta de toriles, un ejemplar serio, con edad, de imponente lámina, Rodrigo Ortiz, novillero en turno estuvo solvente con la capa. El toro peleó con fuerza en el caballo y llegó el momento de las banderillas.

Apolinar sabía que no tendría otra oportunidad y pidió el par de “rehiletes” a los monosabios. Se fue corriendo a donde estaba su hija y le dijo, “mijita, es tu cumpleaños y sabes que, si tuviera dinero, te daría cualquier buen regalo. Pero hoy, solo quiero dedicarte este par de banderillas”.

El regordete subalterno se fue a los medios de la plaza, con sus 61 años encima y toda una trayectoria profesional. Con la economía golpeada por la pandemia, pero con el valor y el amor propio por delante.

El toro de Zacatepec de nombre Alberjón con 412 kilos no. 8 chorreado de pinta, se arrancó de largo, con ese par de pitones imponentes, el silencio del público fue sepulcral. Apolinar dejó en todo lo alto el par y salió de un giro como si fuera Madrid. Entonces la plaza estalló en palmas y Mendoza, el querido maestro, “El Poli de Puebla” salió al tercio a recibir la cariñosa ovación.

Por la noche, ya en casa, feliz con su esposa y su hija, vendieron elotes y esquites platicando las incidencias de tan único regalo de cumpleaños.

Local

Caso UDLAP: nueva resolución enfrenta al patronato y la Fundación Mary Street Jenkins

La Fundación dice que un tribunal deja clara la falta de legitimidad de quienes se ostentan falsamente como nuevas autoridades de la UDLAP

Círculos

Cáncer de mama: factor hereditario, amamantar y autoexploración, especialista responde

Desde el brasier con varillas hasta el factor hereditario, hay mucho que debemos conocer para tener la información correcta

Local

Este 2021, no habrá regreso presencial de la BUAP

Los estudiantes que requieran prácticas de laboratorio podrán asistir

Sociedad

Migrantes pasan a vacunarse contra Covid-19 en Tapachula

De acuerdo al personal de Salud de Tapachula, cerca de 90% de los migrantes se vacunaron en el Parque Bicentenario

Local

Pariente del exedil de Tepeyahualco, Eyerim Espinosa, realizaba obra en Alchichica

“No se vale, a ese encargado de despacho de PROFEPA le vamos a enseñar que en Puebla se cumple con la ley", expresó el gobernador

Finanzas

Autos Mitsubishi debe ir a revisión por defectos: Profeco

Según la alerta se trata de 9 mil 145 consumidores tienen que revisar la unidad

Local

Caso UDLAP: nueva resolución enfrenta al patronato y la Fundación Mary Street Jenkins

La Fundación dice que un tribunal deja clara la falta de legitimidad de quienes se ostentan falsamente como nuevas autoridades de la UDLAP

Local

Sin nuevos impuestos la Ley de Ingresos del municipio: Eduardo Rivera

Seguridad, la reactivación económica y servicios públicos, marcará distribución del presupuesto