/ viernes 24 de septiembre de 2021

Puebla y Cruz Azul igualan en el Cuauhtémoc, pero dan un gran espectáculo

Cruz Azul hizo suyo el primer tiempo, pero perdonó; Puebla mereció el gol en el complemento

Puebla salía respondón el viernes en la continuación de la jornada 10, pero Cruz Azul no se cruzó de brazos y le pegó un baile a La Franja por tratar de subírsele a las barbas para salir con la igualada a uno del estadio Cuauhtémoc. Pero el empate, a decir verdad, resultó justo porque si el primer tiempo fue de La Máquina, Puebla hizo suyo el complemento.

El cuadro celeste se puso por fin en modo campeón regalando el mejor primer tiempo de la campaña, pero ni Bryan Angulo o José Ignacio Rivero lo traían derecha el viernes en Puebla.

El ecuatoriano si bien lo empató, acomodó otra opción clara en el poste cuando parecía más fácil embocarla; el uruguayo, por su parte, la tiró por fuera cuando llegaba a cerrar la pinza tras un servicio por derecha de Juan Marcelo Escobar.

Sí, el 1-1 se quedó corto por lo mostrado por uno y otro equipo en el Cuauhtémoc, donde La Franja arrancó a tambor batiente con un parado muy similar al mostrado el domingo pasado en La Comarca Lagunera: sin delanteros centro, a pesar de la vuelta para este compromiso de Fernando Aristeguieta. En cambio, Larcamón, suspendido para el compromiso, apostó por dos puntas llenas de velocidad, pero sobre todo de veneno con la alineación de Christian Tabó y Gustavo Ferrareis.

El brasileño, por cierto, comienza a convencer a la fanaticada del Puebla con sus constantes galopadas por las bandas, pues el viernes una de las mismas generó el 1-0 de su escuadra cuando tomó la pelota por delante del ecuador del medio campo, cambió la marcha y se le lanzó a la yugular al campeón lanzando un tiro cruzado nada más a su ingreso al área, el cual controló a medias Jesús Corona, reapareciendo el viernes.

Pero en esas acciones más de una vez se dan los rebotes y el viernes tampoco fue la excepción. El rechace le quedó a placer a Daniel “El Fideo” Álvarez para pegarle de primera, pero el disparo salió machucado y acabó por ser desviado por la cadera, como si se tratase del juego de pelota azteca, de Pablo Parra… ¡sí, Pablo Parra!; ¡aunque usted no lo crea!

La acción necesitó de la revisión del VAR, ya que ni el juez de línea ni el central Oscar Mejía apreciaron en primera instancia un presunto fuera de juego del chileno. Pero la tecnología, fausta otros días, encontró a un cementero habilitando a Parra a pesar de estar fuero del terreno de juego; por lo tanto, el 1-0 era bueno y debía de subir al marcador del dos veces mundialista.

Sí, la película de hace seis meses cuando Puebla le pegaba 1-0 a La Máquina se le repetía a Juan Reynoso y a su gente. Pero no, el campeón sacó la corona para deslumbrar con su brillo a una franja osada.

Los celestes no dejaban a Puebla salir de su campo, lo atosigaron en cada centímetro del campo para después poner en marcha un monologo.

Cruz Azul vivía sus mejores momentos, pero se topaba con un providencial Antony Silva debajo de los tres palos blanquiazules sacándole un testarazo a La Máquina con el sello de gol. Después José Ignacio Rivero la tuvo, pero la mandó por fuera y cuando menos clara parecía, Angulo remató machucado el balón dentro del área para mandarlo a guardar, 1-1 y a empezar de nuevo.

El conjunto celeste siguió a lo suyo; Puebla buscaba a como dé lugar llegar sin más daño al medio tiempo y ahí el silbatazo del central lo salvó de otro tanto.

Tras la reanudación, Puebla dio el paso al frente, ajustó para atacar otra vez con la velocidad de Ferrareis y Tabó, a quien lo debió de bajar Yoshimar Yotun por detrás cuando el charrúa escapaba solo. La acción no pasó de largo a Mejía, quien ya lo tenía en su cuaderno anotado con amarilla, y sin tentarse el corazón le sacó otra vez el cartón preventivo para mandarlo a las regaderas dejando en inferioridad numérica a Cruz Azul.

La Franja quemó las naves y apostó por Maxi Araújo por Lucas Maia; Pablo Parra por Guillermo Martínez; y acabó de refrescar el frente con Escoto en lugar de Daniel Álvarez, quien perdonó a La Máquina cuando se topó con un rebote con “Chuy” Corona vencido tras sacar éste un remate de cabeza.

La Franja no gana, pero sigue sumando y a pesar de no sacar el resultado por lo menos le regaló el viernes a su gente buen futbol y mucha entrega; Cruz Azul y Juan Reynoso dirán que sumaron con uno menos, cuando 11 contra 11 eran mejores que el rival.


Puebla salía respondón el viernes en la continuación de la jornada 10, pero Cruz Azul no se cruzó de brazos y le pegó un baile a La Franja por tratar de subírsele a las barbas para salir con la igualada a uno del estadio Cuauhtémoc. Pero el empate, a decir verdad, resultó justo porque si el primer tiempo fue de La Máquina, Puebla hizo suyo el complemento.

El cuadro celeste se puso por fin en modo campeón regalando el mejor primer tiempo de la campaña, pero ni Bryan Angulo o José Ignacio Rivero lo traían derecha el viernes en Puebla.

El ecuatoriano si bien lo empató, acomodó otra opción clara en el poste cuando parecía más fácil embocarla; el uruguayo, por su parte, la tiró por fuera cuando llegaba a cerrar la pinza tras un servicio por derecha de Juan Marcelo Escobar.

Sí, el 1-1 se quedó corto por lo mostrado por uno y otro equipo en el Cuauhtémoc, donde La Franja arrancó a tambor batiente con un parado muy similar al mostrado el domingo pasado en La Comarca Lagunera: sin delanteros centro, a pesar de la vuelta para este compromiso de Fernando Aristeguieta. En cambio, Larcamón, suspendido para el compromiso, apostó por dos puntas llenas de velocidad, pero sobre todo de veneno con la alineación de Christian Tabó y Gustavo Ferrareis.

El brasileño, por cierto, comienza a convencer a la fanaticada del Puebla con sus constantes galopadas por las bandas, pues el viernes una de las mismas generó el 1-0 de su escuadra cuando tomó la pelota por delante del ecuador del medio campo, cambió la marcha y se le lanzó a la yugular al campeón lanzando un tiro cruzado nada más a su ingreso al área, el cual controló a medias Jesús Corona, reapareciendo el viernes.

Pero en esas acciones más de una vez se dan los rebotes y el viernes tampoco fue la excepción. El rechace le quedó a placer a Daniel “El Fideo” Álvarez para pegarle de primera, pero el disparo salió machucado y acabó por ser desviado por la cadera, como si se tratase del juego de pelota azteca, de Pablo Parra… ¡sí, Pablo Parra!; ¡aunque usted no lo crea!

La acción necesitó de la revisión del VAR, ya que ni el juez de línea ni el central Oscar Mejía apreciaron en primera instancia un presunto fuera de juego del chileno. Pero la tecnología, fausta otros días, encontró a un cementero habilitando a Parra a pesar de estar fuero del terreno de juego; por lo tanto, el 1-0 era bueno y debía de subir al marcador del dos veces mundialista.

Sí, la película de hace seis meses cuando Puebla le pegaba 1-0 a La Máquina se le repetía a Juan Reynoso y a su gente. Pero no, el campeón sacó la corona para deslumbrar con su brillo a una franja osada.

Los celestes no dejaban a Puebla salir de su campo, lo atosigaron en cada centímetro del campo para después poner en marcha un monologo.

Cruz Azul vivía sus mejores momentos, pero se topaba con un providencial Antony Silva debajo de los tres palos blanquiazules sacándole un testarazo a La Máquina con el sello de gol. Después José Ignacio Rivero la tuvo, pero la mandó por fuera y cuando menos clara parecía, Angulo remató machucado el balón dentro del área para mandarlo a guardar, 1-1 y a empezar de nuevo.

El conjunto celeste siguió a lo suyo; Puebla buscaba a como dé lugar llegar sin más daño al medio tiempo y ahí el silbatazo del central lo salvó de otro tanto.

Tras la reanudación, Puebla dio el paso al frente, ajustó para atacar otra vez con la velocidad de Ferrareis y Tabó, a quien lo debió de bajar Yoshimar Yotun por detrás cuando el charrúa escapaba solo. La acción no pasó de largo a Mejía, quien ya lo tenía en su cuaderno anotado con amarilla, y sin tentarse el corazón le sacó otra vez el cartón preventivo para mandarlo a las regaderas dejando en inferioridad numérica a Cruz Azul.

La Franja quemó las naves y apostó por Maxi Araújo por Lucas Maia; Pablo Parra por Guillermo Martínez; y acabó de refrescar el frente con Escoto en lugar de Daniel Álvarez, quien perdonó a La Máquina cuando se topó con un rebote con “Chuy” Corona vencido tras sacar éste un remate de cabeza.

La Franja no gana, pero sigue sumando y a pesar de no sacar el resultado por lo menos le regaló el viernes a su gente buen futbol y mucha entrega; Cruz Azul y Juan Reynoso dirán que sumaron con uno menos, cuando 11 contra 11 eran mejores que el rival.


Local

¡Toma nota! Estos son los puntos de vacunación masiva para los rezagados

La jornada extraordinaria para los habitantes de Puebla capital será del jueves 21 al sábado 23 de octubre

Local

Delito de homicidio reporta baja del 10.7% en la entidad poblana

En contraparte, las denuncias por trata de personas se dispararon en más del 100 por ciento

Local

Pobladores se manifiestan para exigir liberación de Miguel López Vega

Los habitantes de Santa María Zacatepec protestaron frente a la Comisión de Derechos Humanos del estado

Finanzas

Agosto, el mes con mayor empleo en el sector comercial de Puebla

El comercio al por menor reportó un incremento en su personal ocupado del 3.4 por ciento

Local

Apoyarán con 700 pesos a dos mil niños de la capital poblana: Matías Rivero

En e marco del arranque de regularización de estancias infantiles en el municipio de Puebla, se dijo que los beneficiarios serán menores de entre uno y cuatro años

Estado

Paralizado, trámites en Santa Rita Tlahuapan

En este municipio se anularon las elecciones

Finanzas

Sector metalmecánica de Puebla, afectado por paro en Audi y VW

El precio de los insumos ha incrementado un 40 por ciento

Finanzas

SAT sí te puede multar por no inscribirte al RFC; te explicamos

Si eres mayor de 18 años y recibes dinero de tus padres, cerciórate de aclararlo ante Hacienda