/ lunes 23 de diciembre de 2019

2020, el año de la Estrella de Belén

El fenómeno sucede cada 20 años, aunque no siempre de noche y no siempre puede apreciarse

Artículo No. 1204

El fenómeno astronómico de la Estrella de Belén, bien conocido por los astrónomos, es el resultado del movimiento de los planetas alrededor del Sol, se trata de la llamada conjunción de Júpiter y Saturno. Circunstancias naturales que se repetirán en la navidad de 2020 y de la cuales seremos testigos.

KEPLER

En los fríos amaneceres del 15, 16 y 17 de diciembre de 1603, el gran matemático de vida trágica Johannes Kepler, observaba desde la terraza de Hradschine en Praga, minutos antes de la salida del Sol, faltaban 7 años para que Galileo Galilei estrenara su cañón cristalino o telescopio. Aquellos días, Johannes Kepler observaba la aproximación de los más grandes planetas del Sistema Solar, el gigante Júpiter y el anillado Saturno.

El fenómeno astronómico del acercamiento de dos astros en el cielo de la Tierra, es llamado conjunción. Es un acercamiento irreal, por ejemplo en la conjunción de la Luna con Saturno, el planeta está miles de veces más lejos que la Luna, aunque desde la Tierra parezcan unirse, es nuestra perspectiva que ve el acercamiento entre dos astros y es la imaginación malinterpretada la que genera las predicciones y sentencias.

Foto: Johannes Kepler. 1610

A la conjunción entre Júpiter y Saturno se le llama la gran conjunción. Cuando ambos astros cualesquiera parecen formar uno solo, se le llama aproximación.

Kepler, siendo un extraordinario matemático, calculó cuando más había sucedido la gran conjunción y encontró que en los años 7 y 6 a. C. los dos grandes planetas se encontraron primero en la constelación del Escorpión y luego en la de los Peces.

Foto: Júpiter y Saturno. NASA/JPL-Caltech/ESA

EL ERROR

Mil años antes de Johannes Kepler, en el 533 de nuestra era, el monje escita Dionisio el Exiguo contabilizó los años de los emperadores romanos y sus gobernadores, para establecer el calendario de la era cristiana, conocer cuanto había pasado desde el nacimiento de Jesús. Por error no contó cuatro años del reinado de César Augusto (Octavio), ni los años del protector Cirilo o los de vida del Rey Herodes. No añadió el año cero, que debe intercalarse entre el año -1 y el año 1, ya que por entonces no existía el concepto de cero en Europa.

Se escogió el 25 diciembre para el nacimiento de Jesús, para concordar con la festividad romana Dies Natacie Invicti, el día del jamás vencido. Así, en el 554, en el reinado del emperador Justiniano se celebró por primera vez la navidad.

El calendario presenta un error de 6 o 7 años respecto a la fecha buscada en la tradición cristiana. Lo que se demuestra con la fecha de muerte del rey Herodes, ocurrida en el año 4 a. C. y según San Mateo: “… nacido Jesús en Belén de la Judea en los días de Herodes el Rey”.

En la tradición cristiana se celebra la navidad bajo una estrella, la estrella de Belén.

Solo el evangelista Mateo menciona a la estrella, refiriéndose a los reyes magos, y dice: “… y vimos su estrella en el oriente y venimos a adorarle”. Es probable que los reyes magos hayan sido astrólogos judíos de la prestigiosa escuela de Sippar en la antigua Babilonia. En aquellos años se encontraban miles de judíos en cautiverio, quienes guardaban la esperanza de regresar a su tierra. Los astrólogos o reyes magos observaron tras la puesta de Sol, la aproximación de los dos grandes planetas, Júpiter y Saturno, formando un solo astro. Pocas horas después el aparente astro se sumergió en el horizonte oeste, en donde el Sol lo había hecho antes, desde Babilonia esa dirección es rumbo a la antigua Palestina. Los astrólogos interpretaron de forma positiva a la brillante estrella y les dio esperanza de la llegada de un salvador y del pronto retorno del pueblo judío a la tierra de sus ancestros, a la tierra de Israel.

Foto: La estrella de Belén guiando a los Reyes Magos. Pixabay/Angeles Balaguer

LA GRAN CONJUNCIÓN

El error en el calendario cristiano aún se mantiene, deberíamos estar en el año 2025 o 2026. La aproximación de los dos grandes planetas en los años reales que debió contabilizar Dionisio, sugiere que la estrella de Belén fue la aproximación de los planetas Júpiter y Saturno. Coincide con las fechas, la historia y las interpretaciones, además Saturno era considerado protector.

La aproximación de Júpiter y Saturno es un fenómeno que sucede cada 20 años, aunque no siempre de noche, no siempre puede apreciarse. Ocurrió en 1961, 1981, 2000 y ocurrirá en 2020, 2040, 2080 y 2100, en meses diferentes a diciembre.

EL AÑO 2020

En diciembre de 2020 seremos testigos de la aproximación de los planetas Júpiter y Saturno. El 21 de diciembre, el día del solsticio de invierno en el hemisferio norte o de verano en el sur, sucederá la Gran Conjunción, los planetas Júpiter y Saturno tendrán una separación de 0.06’, una medida menor a la del diámetro del disco de la Luna visto en el cielo de la Tierra.

Ambos planetas se verán en el oeste, tras la puesta de Sol y próximos a sumergirse en el horizonte. En la navidad de 2020 brillará de nuevo la “estrella de Belén”. ¡Felices fiestas! german@astropuebla.org

Artículo No. 1204

El fenómeno astronómico de la Estrella de Belén, bien conocido por los astrónomos, es el resultado del movimiento de los planetas alrededor del Sol, se trata de la llamada conjunción de Júpiter y Saturno. Circunstancias naturales que se repetirán en la navidad de 2020 y de la cuales seremos testigos.

KEPLER

En los fríos amaneceres del 15, 16 y 17 de diciembre de 1603, el gran matemático de vida trágica Johannes Kepler, observaba desde la terraza de Hradschine en Praga, minutos antes de la salida del Sol, faltaban 7 años para que Galileo Galilei estrenara su cañón cristalino o telescopio. Aquellos días, Johannes Kepler observaba la aproximación de los más grandes planetas del Sistema Solar, el gigante Júpiter y el anillado Saturno.

El fenómeno astronómico del acercamiento de dos astros en el cielo de la Tierra, es llamado conjunción. Es un acercamiento irreal, por ejemplo en la conjunción de la Luna con Saturno, el planeta está miles de veces más lejos que la Luna, aunque desde la Tierra parezcan unirse, es nuestra perspectiva que ve el acercamiento entre dos astros y es la imaginación malinterpretada la que genera las predicciones y sentencias.

Foto: Johannes Kepler. 1610

A la conjunción entre Júpiter y Saturno se le llama la gran conjunción. Cuando ambos astros cualesquiera parecen formar uno solo, se le llama aproximación.

Kepler, siendo un extraordinario matemático, calculó cuando más había sucedido la gran conjunción y encontró que en los años 7 y 6 a. C. los dos grandes planetas se encontraron primero en la constelación del Escorpión y luego en la de los Peces.

Foto: Júpiter y Saturno. NASA/JPL-Caltech/ESA

EL ERROR

Mil años antes de Johannes Kepler, en el 533 de nuestra era, el monje escita Dionisio el Exiguo contabilizó los años de los emperadores romanos y sus gobernadores, para establecer el calendario de la era cristiana, conocer cuanto había pasado desde el nacimiento de Jesús. Por error no contó cuatro años del reinado de César Augusto (Octavio), ni los años del protector Cirilo o los de vida del Rey Herodes. No añadió el año cero, que debe intercalarse entre el año -1 y el año 1, ya que por entonces no existía el concepto de cero en Europa.

Se escogió el 25 diciembre para el nacimiento de Jesús, para concordar con la festividad romana Dies Natacie Invicti, el día del jamás vencido. Así, en el 554, en el reinado del emperador Justiniano se celebró por primera vez la navidad.

El calendario presenta un error de 6 o 7 años respecto a la fecha buscada en la tradición cristiana. Lo que se demuestra con la fecha de muerte del rey Herodes, ocurrida en el año 4 a. C. y según San Mateo: “… nacido Jesús en Belén de la Judea en los días de Herodes el Rey”.

En la tradición cristiana se celebra la navidad bajo una estrella, la estrella de Belén.

Solo el evangelista Mateo menciona a la estrella, refiriéndose a los reyes magos, y dice: “… y vimos su estrella en el oriente y venimos a adorarle”. Es probable que los reyes magos hayan sido astrólogos judíos de la prestigiosa escuela de Sippar en la antigua Babilonia. En aquellos años se encontraban miles de judíos en cautiverio, quienes guardaban la esperanza de regresar a su tierra. Los astrólogos o reyes magos observaron tras la puesta de Sol, la aproximación de los dos grandes planetas, Júpiter y Saturno, formando un solo astro. Pocas horas después el aparente astro se sumergió en el horizonte oeste, en donde el Sol lo había hecho antes, desde Babilonia esa dirección es rumbo a la antigua Palestina. Los astrólogos interpretaron de forma positiva a la brillante estrella y les dio esperanza de la llegada de un salvador y del pronto retorno del pueblo judío a la tierra de sus ancestros, a la tierra de Israel.

Foto: La estrella de Belén guiando a los Reyes Magos. Pixabay/Angeles Balaguer

LA GRAN CONJUNCIÓN

El error en el calendario cristiano aún se mantiene, deberíamos estar en el año 2025 o 2026. La aproximación de los dos grandes planetas en los años reales que debió contabilizar Dionisio, sugiere que la estrella de Belén fue la aproximación de los planetas Júpiter y Saturno. Coincide con las fechas, la historia y las interpretaciones, además Saturno era considerado protector.

La aproximación de Júpiter y Saturno es un fenómeno que sucede cada 20 años, aunque no siempre de noche, no siempre puede apreciarse. Ocurrió en 1961, 1981, 2000 y ocurrirá en 2020, 2040, 2080 y 2100, en meses diferentes a diciembre.

EL AÑO 2020

En diciembre de 2020 seremos testigos de la aproximación de los planetas Júpiter y Saturno. El 21 de diciembre, el día del solsticio de invierno en el hemisferio norte o de verano en el sur, sucederá la Gran Conjunción, los planetas Júpiter y Saturno tendrán una separación de 0.06’, una medida menor a la del diámetro del disco de la Luna visto en el cielo de la Tierra.

Ambos planetas se verán en el oeste, tras la puesta de Sol y próximos a sumergirse en el horizonte. En la navidad de 2020 brillará de nuevo la “estrella de Belén”. ¡Felices fiestas! german@astropuebla.org

Local

Derecho de Alumbrado Público se ha pagado desde hace décadas, defiende alcalde

Eduardo Rivera aseveró que no es un impuesto más, sino un concepto que se ha pagado con anterioridad

Local

Morena crea frente contra impuesto por alumbrado público

Aristóteles Belmont dijo que los Ayuntamientos gobernados por Morena deberán abstenerse de cobrar este derecho

Estado

[Fotos] Cinco estallidos cimbraron a Felipe Ángeles por explosión de polvorín

Fueron al menos cinco los estallidos los que propiciaron el siniestro la noche de este lunes 6 de diciembre

Gossip

Ingrid Coronado denunció a Charly y a Gustavo Adolfo Infante

A través del escrito, Coronado reveló los motivos por los que emprendió una demanda en contra de ambos personajes

Local

Seis mujeres avanzan a la etapa final para ser comisionadas del ITAIPUE

Adolfo López Badillo, quien fuera expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, quedó fuera del proceso

Tecnología

Conoce Sarco, una cápsula inventada para tener una muerte digna y sin dolor

Este invento se desarrolló en Suiza, donde el suicidio asistido es legal

Estado

Locatarios de Tehuacán acusan bloqueo y falta de visibilidad de sus negocios

En la avenida Héroes de la Independencia, locatarios y habitantes exigen no ser bloqueados por los stands de Valle Iluminado

Tecnología

¿Por qué la caída de Amazon afectó a tantos sitios y aplicaciones?

Tan solo en el segundo trimestre de este año, el servicio reportó ganancias por 14.8 mil millones de dólares

Deportes

Pablo Luna, nuevo director técnico del Puebla Femenil

El conjunto blanquiazul refresca la dirección técnica en el afán de volver a los primeros planos