/ sábado 13 de marzo de 2021

A 35 años de la gran aventura espacial de la Soyuz T-15

La tragedia del Challenger acaparó los titulares mundiales y se relegó al olvido una gran misión soviética, única en la historia de la exploración espacial

A inicios de 1986, las dos potencias espaciales, la Unión Soviética y los Estados Unidos estaban por vivir dos eventos muy distintos, el éxito y la tragedia.

En enero de 1986 el Transbordador Challenger de los Estados Unidos explotó tras despegar, en donde siete astronautas murieron. En abril estalló el cohete Titan en la rampa de lanzamiento, llevaría al espacio un satélite militar. En mayo un cohete Delta con un satélite meteorológico se estrelló en el mar. La tragedia del Challenger acaparó los titulares mundiales, y se relegó al olvido una gran misión soviética, única en la historia de la exploración espacial.

SOYUZ T-15

Veintidos días después, el 20 de febrero, la Unión Soviética llevó al espacio a su octava estación espacial, el Complejo Orbital Mir.

Tres semanas después, el 13 de marzo, despegó desde el cosmódromo de Baikonur, la nave espacial Soyuz T-15, con la primera tripulación de la Mir, los cosmonautas: Leonid Denisovich Kizim y Vladimir Alexevich Solovyov, ambos laureados como Héroes de la Unión Soviética.

Dos días después, la Soyuz T-15 alcanzó a la Mir, ubicada a 350 km de altura. Todos los satélites, naves y estaciones espaciales, se mueven alrededor de la Tierra a 8 km/s, las naves espaciales aceleran o desaceleran para acercase o alejarse de las estaciones. Kizim dijo después, que la Mir le pareció como una gaviota blanca con sus alas extendidas volando sobre la Tierra.

El Complejo Orbital Mir y la Estación Espacial Salyut 7. Ambas tienen una nave Soyuz acoplada | Foto: Archivo | URSS

Al atracar la Soyuz en la Mir, los cosmonautas esperaron más de una hora al cese de las vibraciones causadas al acoplarse y verificaron que la atmósfera en la Mir sea respirable para poder entrar.

Una vez abordo, Kizim y Solovyov encendieron las computadoras, revisaron la seguridad, orientación, electricidad y descargaron equipo que transportaban. Además recibieron dos cargueros espaciales Progress con más equipo, combustible y alimentos.

En 51 días abordo prepararon a la Mir para los futuros habitantes. Acto seguido, cuando todo lo que debían hacer se había hecho, abordaron la nave espacial Soyuz T-15, cerraron la escotilla y se separaron de la Mir. Pero no emprendieron el regreso a la Tierra, su misión estaba lejos de terminar, muy lejos, tenían otro destino.

Esquema de vuelo, del Complejo Orbital Mir a la Estación Espacial Salyut 7. | Foto: Especial

En una maniobra sin precedentes, la nave Soyuz encendió sus motores y tomó ruta hacia la antigua Estación Espacial Salyut 7, aún en órbita.

Kizim y Solovyov la habían tripulado durante 237 días en 1984, la conocían bien.

La Salyut 7 tenia acoplada la nave Kosmos 1686, la cual había funcionado como módulo, remolcador y carguero. La Salyut estaba abandonada, con varios experimentos inconclusos, necesarios para las actividades en la Mir.

Resulta que meses antes, en noviembre de 1985, el comandante de la Salyut 7, Vladimir Vasyutin enfermó de gravedad. Los cosmonautas partieron en la Soyuz T-14, en un dramático regreso de emergencia para que Vasyutin recibiera la atención médica en la Tierra. La emergencia suspendió el vuelo original de la Soyuz T-15C, con una tripulación exclusiva de mujeres cosmonautas, sería la primera misión de la historia compuesta de mujeres en su totalidad, estaría comandada por la excepcional Svetlana Savitskaya.

Leanid Kizim y Vladimir Solovyov abordo de la Salyut 7, 1984. | Foto: Novosti Kosmonabtiki

Entonces, por el regreso de la tripulación, se hizo necesario enviar una misión a la Salyut 7 y concluir los experimentos y actividades, pero solo había una Soyuz, la T-15, ya que la próxima generación de naves espaciales, la Soyuz TM, le faltaba un año para recibir su certificado de seguridad, y los responsables de los vuelos tripulados no lo apresurarían, la vida de los cosmonautas se pondría en riesgo.

La nueva Soyuz TM incorporaba novedosos sistemas, como el sistema Kurs de aproximación. La Estación Mir detectaba a la Soyuz a 150 km de distancia y sin importar si estaba alineada o no, la conducía a la bahía de atraque de forma automática. La versión actual en la Estación Espacial Internacional detecta a las Soyuz a 300 km.

Entonces, en el Centro de Control decidieron realizar una aventurada misión, volar a la Mir y a la Salyut 7 con una sola nave espacial, la Soyuz T-15, algo jamás hecho ni antes ni después.

El 5 de mayo partieron los cosmonautas de la Mir, la Soyuz T-15 se alejó de la estación y se dirigió a la Salyut 7, ubicada a 4 mil km de distancia y 24 horas de viaje.

Para entonces, la Salyut 7 estaba consumiendo mucha electricidad y no sabían por qué.

Tras acoplarse y esperar al cese de las vibraciones, revisaron la presión y calidad del aire al interior de la estación. Una vez abordo, los cosmonautas buscaron durante días los circuitos dañados que consumían toda la electricidad y no los encontraron, decidieron hacer un puente entre las conexiones, librando varios circuitos y funcionó, la Salyut 7 era operacional de nuevo.

¡Misión cumplida! Vladimir Solovyov y Leonid Kizim a su regreso a la Tierra. | Foto: Especial

No era la primera vez que se rescataba a la Salyut 7. En 1985, en otra emocionante aventura, los cosmonautas de la Soyuz T-13 recuperaron a una errante Salyut 7 que volaba a la deriva espacial en la órbita terrestre. Existe la película “Salyut 7” de aquella aventura.

En la estación, Kizim y Solovyov concluyeron los experimentos, salieron en dos ocasiones al espacio abierto a recuperar experimentos del exterior y cargaron en la Soyuz 400 kg de equipo.

Mientras esto sucedía, la Soyuz TM-1 de prueba y sin tripulantes, arribó de forma automática a la Mir el 23 de mayo y regresó a la Tierra el 29.

El 25 de junio, tras 51 días abordo, los cosmonautas partieron de la Salyut 7, fueron sus últimos tripulantes. Una vez más, no podían regresar a la Tierra el equipo y los experimentos, se necesitaban en la Mir. Entonces, los cosmonautas volaron de vuelta a la Mir, a 2 500 km de distancia, en un viaje espacial de 29 horas.

Desde el Centro de Control maniobraron a la Mir, disminuyendo la distancia a la Salyut 7, para evitar más gasto de combustible de la Soyuz, la cual se les agotaba. Además, consideraron que en los tres meses en el espacio, Kizim y Solovyov habían hecho más que suficiente, y decidieron adelantar su regreso, para darles un merecido descanso.

El 3 de julio, Kizim superó el récord de 362 días acumulados en el espacio de Valery Ryumin y el día 6 es el primer ser humano en acumular un año en el espacio, llegando hasta 374 días. Solovyov acumuló 361 en dos viajes espaciales, se convirtió en el Director de Vuelo de la Estación Mir y luego colaboró en la actual Estación Espacial Internacional.

En los últimos días, Kizim y Solovyov realizaron estudios y observaciones terrestres. El 16 de julio partieron de la Mir, la cual quedó lista para su actividad, que duraría hasta 2001.

El regreso a la Tierra fue sin complicaciones y solo entonces pudieron informar al Centro de Control ¡Misión Cumplida! Habían pasado 125 días en el espacio dando 1 980 vueltas a la Tierra. Es la única misión que ha volado entre Estaciones Espaciales, nunca más se ha realizado semejante aventura. No por nada, la antigua Unión Soviética y la actual Rusia, fue y es líder del vuelo espacial tripulado. german@astropuebla.org

A inicios de 1986, las dos potencias espaciales, la Unión Soviética y los Estados Unidos estaban por vivir dos eventos muy distintos, el éxito y la tragedia.

En enero de 1986 el Transbordador Challenger de los Estados Unidos explotó tras despegar, en donde siete astronautas murieron. En abril estalló el cohete Titan en la rampa de lanzamiento, llevaría al espacio un satélite militar. En mayo un cohete Delta con un satélite meteorológico se estrelló en el mar. La tragedia del Challenger acaparó los titulares mundiales, y se relegó al olvido una gran misión soviética, única en la historia de la exploración espacial.

SOYUZ T-15

Veintidos días después, el 20 de febrero, la Unión Soviética llevó al espacio a su octava estación espacial, el Complejo Orbital Mir.

Tres semanas después, el 13 de marzo, despegó desde el cosmódromo de Baikonur, la nave espacial Soyuz T-15, con la primera tripulación de la Mir, los cosmonautas: Leonid Denisovich Kizim y Vladimir Alexevich Solovyov, ambos laureados como Héroes de la Unión Soviética.

Dos días después, la Soyuz T-15 alcanzó a la Mir, ubicada a 350 km de altura. Todos los satélites, naves y estaciones espaciales, se mueven alrededor de la Tierra a 8 km/s, las naves espaciales aceleran o desaceleran para acercase o alejarse de las estaciones. Kizim dijo después, que la Mir le pareció como una gaviota blanca con sus alas extendidas volando sobre la Tierra.

El Complejo Orbital Mir y la Estación Espacial Salyut 7. Ambas tienen una nave Soyuz acoplada | Foto: Archivo | URSS

Al atracar la Soyuz en la Mir, los cosmonautas esperaron más de una hora al cese de las vibraciones causadas al acoplarse y verificaron que la atmósfera en la Mir sea respirable para poder entrar.

Una vez abordo, Kizim y Solovyov encendieron las computadoras, revisaron la seguridad, orientación, electricidad y descargaron equipo que transportaban. Además recibieron dos cargueros espaciales Progress con más equipo, combustible y alimentos.

En 51 días abordo prepararon a la Mir para los futuros habitantes. Acto seguido, cuando todo lo que debían hacer se había hecho, abordaron la nave espacial Soyuz T-15, cerraron la escotilla y se separaron de la Mir. Pero no emprendieron el regreso a la Tierra, su misión estaba lejos de terminar, muy lejos, tenían otro destino.

Esquema de vuelo, del Complejo Orbital Mir a la Estación Espacial Salyut 7. | Foto: Especial

En una maniobra sin precedentes, la nave Soyuz encendió sus motores y tomó ruta hacia la antigua Estación Espacial Salyut 7, aún en órbita.

Kizim y Solovyov la habían tripulado durante 237 días en 1984, la conocían bien.

La Salyut 7 tenia acoplada la nave Kosmos 1686, la cual había funcionado como módulo, remolcador y carguero. La Salyut estaba abandonada, con varios experimentos inconclusos, necesarios para las actividades en la Mir.

Resulta que meses antes, en noviembre de 1985, el comandante de la Salyut 7, Vladimir Vasyutin enfermó de gravedad. Los cosmonautas partieron en la Soyuz T-14, en un dramático regreso de emergencia para que Vasyutin recibiera la atención médica en la Tierra. La emergencia suspendió el vuelo original de la Soyuz T-15C, con una tripulación exclusiva de mujeres cosmonautas, sería la primera misión de la historia compuesta de mujeres en su totalidad, estaría comandada por la excepcional Svetlana Savitskaya.

Leanid Kizim y Vladimir Solovyov abordo de la Salyut 7, 1984. | Foto: Novosti Kosmonabtiki

Entonces, por el regreso de la tripulación, se hizo necesario enviar una misión a la Salyut 7 y concluir los experimentos y actividades, pero solo había una Soyuz, la T-15, ya que la próxima generación de naves espaciales, la Soyuz TM, le faltaba un año para recibir su certificado de seguridad, y los responsables de los vuelos tripulados no lo apresurarían, la vida de los cosmonautas se pondría en riesgo.

La nueva Soyuz TM incorporaba novedosos sistemas, como el sistema Kurs de aproximación. La Estación Mir detectaba a la Soyuz a 150 km de distancia y sin importar si estaba alineada o no, la conducía a la bahía de atraque de forma automática. La versión actual en la Estación Espacial Internacional detecta a las Soyuz a 300 km.

Entonces, en el Centro de Control decidieron realizar una aventurada misión, volar a la Mir y a la Salyut 7 con una sola nave espacial, la Soyuz T-15, algo jamás hecho ni antes ni después.

El 5 de mayo partieron los cosmonautas de la Mir, la Soyuz T-15 se alejó de la estación y se dirigió a la Salyut 7, ubicada a 4 mil km de distancia y 24 horas de viaje.

Para entonces, la Salyut 7 estaba consumiendo mucha electricidad y no sabían por qué.

Tras acoplarse y esperar al cese de las vibraciones, revisaron la presión y calidad del aire al interior de la estación. Una vez abordo, los cosmonautas buscaron durante días los circuitos dañados que consumían toda la electricidad y no los encontraron, decidieron hacer un puente entre las conexiones, librando varios circuitos y funcionó, la Salyut 7 era operacional de nuevo.

¡Misión cumplida! Vladimir Solovyov y Leonid Kizim a su regreso a la Tierra. | Foto: Especial

No era la primera vez que se rescataba a la Salyut 7. En 1985, en otra emocionante aventura, los cosmonautas de la Soyuz T-13 recuperaron a una errante Salyut 7 que volaba a la deriva espacial en la órbita terrestre. Existe la película “Salyut 7” de aquella aventura.

En la estación, Kizim y Solovyov concluyeron los experimentos, salieron en dos ocasiones al espacio abierto a recuperar experimentos del exterior y cargaron en la Soyuz 400 kg de equipo.

Mientras esto sucedía, la Soyuz TM-1 de prueba y sin tripulantes, arribó de forma automática a la Mir el 23 de mayo y regresó a la Tierra el 29.

El 25 de junio, tras 51 días abordo, los cosmonautas partieron de la Salyut 7, fueron sus últimos tripulantes. Una vez más, no podían regresar a la Tierra el equipo y los experimentos, se necesitaban en la Mir. Entonces, los cosmonautas volaron de vuelta a la Mir, a 2 500 km de distancia, en un viaje espacial de 29 horas.

Desde el Centro de Control maniobraron a la Mir, disminuyendo la distancia a la Salyut 7, para evitar más gasto de combustible de la Soyuz, la cual se les agotaba. Además, consideraron que en los tres meses en el espacio, Kizim y Solovyov habían hecho más que suficiente, y decidieron adelantar su regreso, para darles un merecido descanso.

El 3 de julio, Kizim superó el récord de 362 días acumulados en el espacio de Valery Ryumin y el día 6 es el primer ser humano en acumular un año en el espacio, llegando hasta 374 días. Solovyov acumuló 361 en dos viajes espaciales, se convirtió en el Director de Vuelo de la Estación Mir y luego colaboró en la actual Estación Espacial Internacional.

En los últimos días, Kizim y Solovyov realizaron estudios y observaciones terrestres. El 16 de julio partieron de la Mir, la cual quedó lista para su actividad, que duraría hasta 2001.

El regreso a la Tierra fue sin complicaciones y solo entonces pudieron informar al Centro de Control ¡Misión Cumplida! Habían pasado 125 días en el espacio dando 1 980 vueltas a la Tierra. Es la única misión que ha volado entre Estaciones Espaciales, nunca más se ha realizado semejante aventura. No por nada, la antigua Unión Soviética y la actual Rusia, fue y es líder del vuelo espacial tripulado. german@astropuebla.org

Estado

En Tehuacán, Tepole dijo que resolvería problema de basura en una semana y nada

El munícipe ofreció limpiar la basura en una semana, pero hasta este viernes las calles de la ciudad lucen con montoneras de desechos sólidos

Estado

Pese a "oposición" al fracking, AMLO destina 13.6 mil mdp para Chicontepec

A pesar de los bajos niveles de extracción logrados en la zona y del discurso en contra de esta actividad, el proyecto sigue recibiendo inversión

Automotriz

A subasta el último Golf GTI producido en México

Para los amantes del icónico hatchback, la firma alemana pondrá en subasta el último vehículo ensamblado en su planta de Puebla

Local

Exige Chidiac la reconstrucción del hospital San Alejandro

Los poblanos exigimos y requerimos que se demuela y se reconstruya, dijo

Deportes

Puebla vs León en el Cuauhtémoc

Una victoria este sábado ante La Fiera y La Franja comenzaría a asegurar sus opciones de repesca

Local

Han muerto 192 médicos de Puebla por Covid-19

Familias de 58 enfermeras poblanas vieron partir a sus seres queridos

Finanzas

Compra un pancakes en IHOP y ayuda a niños con cáncer

IHOP anuncia la 8va edición del National Pancake Day para recaudar fondos a favor de los niños con Cáncer

Mundo

Talibanes le cortan la cabeza a capitana de voleibol de Afganistán

Mahjabin Hakimi fue asesinada por el nuevo régimen, luego de que intentará escapar del país sin éxito; su familia ocultó la noticia por ser amenazados