/ jueves 5 de marzo de 2020

¿Cuál es la diferencia entre un asteroide, meteoro o meteorito?

Por ahora no hay tecnología para rastrear los objetos en el espacio de menos de 50 metros, es decir, los meteoroides.

Artículo No. 1213

Es común llamarle meteorito a los bólidos que surcan el cielo, como el de febrero 2020 o mayo 2016 en México. Sin embargo, decir meteorito alude a la caída del objeto a tierra, hecho que en ambos casos no ocurrió.

Conozcamos cuando debemos llamarle meteorito y cuando no.

EL ESPACIO

Hace 5 mil millones de años nació el Sol y luego los planetas. El material sobrante formó a los asteroides, cometas y polvo, que tarde o temprano chocará con los planetas y lunas.

Leer más: ¿Mauricio Ochmann confiesa crisis matrimonial con Aislinn Derbez?

La traza humeante del meteorito de Chelyabinsk. Presentó varias explosiones en la atmósfera terrestre y parte sobrevivió para caer. | Foto: NASA / Alex Alishevskikh

POLVO CÓSMICO

También llamado micrometeoroide, es aquello natural en el espacio del tamaño de algunas moléculas hasta 100 μm micras, es decir, del tamaño de la décima parte de un milímetro.

Según el estudio de 2014 agupubs.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/2014JA020383, en nuestro planeta caen 60 toneladas de polvo cósmico cada día.

METEOROIDE

Según la International Meteor Organization, IMO (imo.net), es meteoroide aquello mayor al polvo cósmico y menor a un asteroide.

Sin embargo, la definición es ambigua, pues no define el tamaño de los asteroides. Para la Royal Society, el meteoroide es superior al polvo cósmico y menor a 10 metros. Otros lo definen menor a 30 o 50 metros.

Seguir leyendo: [Video] ¡Se vuelve viral! Erika Buenfil es la nueva reina de Tik Tok

ASTEROIDE

Son objetos naturales de silicatos o metal mayor a un meteoroide e inferior a un planeta enano. La mayoría se encuentra en el Cinturón de Asteroides, entre las órbitas de los planetas Marte y Júpiter. Otros están fuera del Cinturón de Asteroides, tienen sus propias órbitas, algunos se acercan a la Tierra y otros cruzan la órbita de l aTierra, lo que los hace peligrosos, son llamados NEO, Near Earth Object y hay serios estudios científicos para estudiarlos y calcular sus trayectorias.

COMETA

Como los asteroides, los cometas también son restos de la formación del Sistema Solar, compuestos de hielo y polvo cósmico, es decir, hielo sucio. La mayoría se encuentran en el Cinturón de Kuiper, lugar ubicado en las cercanías de la órbita de Plutón. O en la hipotética Nube de Oort, alrededor del Sistema Solar, una región más alejada.

Cuando una de estas rocas de hielo sale de su órbita y avanza rumbo al Sol, las partículas del viento solar y el calor hacen que del hielo emanen gases y vapores, que forman una cola, es cuando un cometa ha nacido

BÓLIDO

Es un meteoroide que entra o roza la atmósfera terrestre, puede ser natural o un fragmento de un asteroide o cometa. Está en ignición o por estallar. Si brilla más que el Sol, es un superbólido.

METEORO

Es la luz que brilla al explotar un bólido en la atmósfera terrestre.

La alta velocidad del bólido hace que se roce con la atmósfera, aumente la temperatura y explote. A veces es posible escuchar el estallido, aunque por lo general tenue. Las estrellas fugaces y las lluvias de estrellas son meteoros, de bólidos de unos pocos centímetros.

Por lo general, observamos los meteoros que brillan de noche, ya que de día, el Sol impide observarlos, a menos que sea deslumbrante, como el de Chelyabinsk.

Los cráteres de la Luna. En obscuro, los mares. En la parte inferior, el cráter Tycho, para observar con telescopio. | Foto: Marc Pascual | Pixabay


METEORITO

También llamado aerolito, es un asteroide o meteoroide que entra en la atmósfera terrestre y cae al suelo, dejando un cráter. Puede generar un meteoro y explotar en la atmósfera pero no desintegrarse y sobrevivir para caer al suelo, completo o en fragmentos.

En las fotografías de Mercurio y la Luna observamos muchos cráteres. Con telescopio podemos observar los de la Luna. En la Tierra y en Marte los vientos erosionan el terreno borrándolos, además la vegetación en la Tierra los oculta. Tras la formación del Sol y los planetas, habia aún mucho material disperso volando por todas partes, fue una época violenta, hubo miles de colisiones de asteroides y cometas contra los planetas y lunas. Muchos cráteres aún persisten.

Como vemos, no todos los meteoros son meteoritos. Puede el bólido desintegrarse en la atmósfera o rozarla y seguir de largo en el espacio, solo veríamos el meteoro.

Años después aún era visible el terreno devastado en Tungushka, Rusia. | Foto: Leoni Kulik, 1927 | Academia Soviética de Ciencias

CURIOSIDADES

En 2013 un meteorito explotó sobre Chelyabinsk, Rusia, con una potencia de 20 a 30 bombas atómicas. No causó una destrucción equivalente a 20 o 30 bombas atómicas porque explotó a 20 mil metros de altura, la bomba atómica lo hizo a 600 metros. Minutos después de las explosiones en la atmósfera, la onda de choque llegó a la superficie, con un fuerte estruendo rompió ventanas que causaron 2 mil heridos. Partes del meteorito se utilizaron para adornar las medallas de la Olimpiada de Invierno, Sochi 2014.

Por ahora no hay tecnología para rastrear los objetos en el espacio de menos de 50 metros, es decir, los meteoroides.

En 1908 en Siberia, Rusia, sobre el río Tungushka, una explosión de asteroide o cometa destruyó 2 150 km² de taiga siberiana. Al ser una zona deshabitada, se cree que nadie murió. Hasta Londres, los sismómetros detectaron el golpe. Nunca se ha encontrado el meteorito y se cree explotó en la atmósfera destruyéndose.

Estudios arqueológicos y geológicos delatan una explosión de asteroide sobre el norte del Mar Muerto en 1700 a. C. Destruyó 500 km² y mató al instante de 40 a 65 mil personas. Pasaron 700 años para que la zona fuera repoblada. La datación y ubicación coincide con las narraciones bíblicas de la destrucción de Sodoma y Gomorra.

Asteroides visitados por sondas espaciales. | Gráfico: ESA / Planetary Society / Emily Lakdawalla

Una daga del faraón Tutankamon tiene niveles de níquel y cobalto propio de muchos meteoritos. Niveles imposibles de producir en la época del faraón. También, una roca amarilla en donde se talló un escarabajo para el faraón, es hecha con material procedente de un meteorito.

La roca obscura en el interior de la Kaaba, que los musulmanes visitan en la Meca, Arabia Saudita, es un meteorito.

El meteorito de Chixulub, Península de Yucatán, México, que extinguió a los dinosaurios, era de 10 kilómetros de diámetro.

Gracias a la atmósfera terrestre que destruye la mayoría de los meteoroides y asteroides que entran a la Tierra y al campo magnético que nos protege de las radiaciones del espacio, la vida en la Tierra pudo surgir y evolucionar. Por ello, no debemos esperar que sean los contribuyentes de Europa, Rusia y Estados Unidos los únicos que financien los programas espaciales de estudio de asteroides. La colisión de uno de ellos ocasionaría una catástrofe global, no local. No hay fronteras ni naciones para las colisiones de asteroides o cometas. Los científicos de México y el mundo interesados en la meteorítica, pueden colaborar en los proyectos internacionales y salvar al mundo. german@astropuebla.org

Al interior de la Kaaba (el cubo negro), en una de las esquinas se encuentra una roca que adoran los musulmanes. Al parecer es un meteorito. | Foto: Konevi | Pixabay


Artículo No. 1213

Es común llamarle meteorito a los bólidos que surcan el cielo, como el de febrero 2020 o mayo 2016 en México. Sin embargo, decir meteorito alude a la caída del objeto a tierra, hecho que en ambos casos no ocurrió.

Conozcamos cuando debemos llamarle meteorito y cuando no.

EL ESPACIO

Hace 5 mil millones de años nació el Sol y luego los planetas. El material sobrante formó a los asteroides, cometas y polvo, que tarde o temprano chocará con los planetas y lunas.

Leer más: ¿Mauricio Ochmann confiesa crisis matrimonial con Aislinn Derbez?

La traza humeante del meteorito de Chelyabinsk. Presentó varias explosiones en la atmósfera terrestre y parte sobrevivió para caer. | Foto: NASA / Alex Alishevskikh

POLVO CÓSMICO

También llamado micrometeoroide, es aquello natural en el espacio del tamaño de algunas moléculas hasta 100 μm micras, es decir, del tamaño de la décima parte de un milímetro.

Según el estudio de 2014 agupubs.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/2014JA020383, en nuestro planeta caen 60 toneladas de polvo cósmico cada día.

METEOROIDE

Según la International Meteor Organization, IMO (imo.net), es meteoroide aquello mayor al polvo cósmico y menor a un asteroide.

Sin embargo, la definición es ambigua, pues no define el tamaño de los asteroides. Para la Royal Society, el meteoroide es superior al polvo cósmico y menor a 10 metros. Otros lo definen menor a 30 o 50 metros.

Seguir leyendo: [Video] ¡Se vuelve viral! Erika Buenfil es la nueva reina de Tik Tok

ASTEROIDE

Son objetos naturales de silicatos o metal mayor a un meteoroide e inferior a un planeta enano. La mayoría se encuentra en el Cinturón de Asteroides, entre las órbitas de los planetas Marte y Júpiter. Otros están fuera del Cinturón de Asteroides, tienen sus propias órbitas, algunos se acercan a la Tierra y otros cruzan la órbita de l aTierra, lo que los hace peligrosos, son llamados NEO, Near Earth Object y hay serios estudios científicos para estudiarlos y calcular sus trayectorias.

COMETA

Como los asteroides, los cometas también son restos de la formación del Sistema Solar, compuestos de hielo y polvo cósmico, es decir, hielo sucio. La mayoría se encuentran en el Cinturón de Kuiper, lugar ubicado en las cercanías de la órbita de Plutón. O en la hipotética Nube de Oort, alrededor del Sistema Solar, una región más alejada.

Cuando una de estas rocas de hielo sale de su órbita y avanza rumbo al Sol, las partículas del viento solar y el calor hacen que del hielo emanen gases y vapores, que forman una cola, es cuando un cometa ha nacido

BÓLIDO

Es un meteoroide que entra o roza la atmósfera terrestre, puede ser natural o un fragmento de un asteroide o cometa. Está en ignición o por estallar. Si brilla más que el Sol, es un superbólido.

METEORO

Es la luz que brilla al explotar un bólido en la atmósfera terrestre.

La alta velocidad del bólido hace que se roce con la atmósfera, aumente la temperatura y explote. A veces es posible escuchar el estallido, aunque por lo general tenue. Las estrellas fugaces y las lluvias de estrellas son meteoros, de bólidos de unos pocos centímetros.

Por lo general, observamos los meteoros que brillan de noche, ya que de día, el Sol impide observarlos, a menos que sea deslumbrante, como el de Chelyabinsk.

Los cráteres de la Luna. En obscuro, los mares. En la parte inferior, el cráter Tycho, para observar con telescopio. | Foto: Marc Pascual | Pixabay


METEORITO

También llamado aerolito, es un asteroide o meteoroide que entra en la atmósfera terrestre y cae al suelo, dejando un cráter. Puede generar un meteoro y explotar en la atmósfera pero no desintegrarse y sobrevivir para caer al suelo, completo o en fragmentos.

En las fotografías de Mercurio y la Luna observamos muchos cráteres. Con telescopio podemos observar los de la Luna. En la Tierra y en Marte los vientos erosionan el terreno borrándolos, además la vegetación en la Tierra los oculta. Tras la formación del Sol y los planetas, habia aún mucho material disperso volando por todas partes, fue una época violenta, hubo miles de colisiones de asteroides y cometas contra los planetas y lunas. Muchos cráteres aún persisten.

Como vemos, no todos los meteoros son meteoritos. Puede el bólido desintegrarse en la atmósfera o rozarla y seguir de largo en el espacio, solo veríamos el meteoro.

Años después aún era visible el terreno devastado en Tungushka, Rusia. | Foto: Leoni Kulik, 1927 | Academia Soviética de Ciencias

CURIOSIDADES

En 2013 un meteorito explotó sobre Chelyabinsk, Rusia, con una potencia de 20 a 30 bombas atómicas. No causó una destrucción equivalente a 20 o 30 bombas atómicas porque explotó a 20 mil metros de altura, la bomba atómica lo hizo a 600 metros. Minutos después de las explosiones en la atmósfera, la onda de choque llegó a la superficie, con un fuerte estruendo rompió ventanas que causaron 2 mil heridos. Partes del meteorito se utilizaron para adornar las medallas de la Olimpiada de Invierno, Sochi 2014.

Por ahora no hay tecnología para rastrear los objetos en el espacio de menos de 50 metros, es decir, los meteoroides.

En 1908 en Siberia, Rusia, sobre el río Tungushka, una explosión de asteroide o cometa destruyó 2 150 km² de taiga siberiana. Al ser una zona deshabitada, se cree que nadie murió. Hasta Londres, los sismómetros detectaron el golpe. Nunca se ha encontrado el meteorito y se cree explotó en la atmósfera destruyéndose.

Estudios arqueológicos y geológicos delatan una explosión de asteroide sobre el norte del Mar Muerto en 1700 a. C. Destruyó 500 km² y mató al instante de 40 a 65 mil personas. Pasaron 700 años para que la zona fuera repoblada. La datación y ubicación coincide con las narraciones bíblicas de la destrucción de Sodoma y Gomorra.

Asteroides visitados por sondas espaciales. | Gráfico: ESA / Planetary Society / Emily Lakdawalla

Una daga del faraón Tutankamon tiene niveles de níquel y cobalto propio de muchos meteoritos. Niveles imposibles de producir en la época del faraón. También, una roca amarilla en donde se talló un escarabajo para el faraón, es hecha con material procedente de un meteorito.

La roca obscura en el interior de la Kaaba, que los musulmanes visitan en la Meca, Arabia Saudita, es un meteorito.

El meteorito de Chixulub, Península de Yucatán, México, que extinguió a los dinosaurios, era de 10 kilómetros de diámetro.

Gracias a la atmósfera terrestre que destruye la mayoría de los meteoroides y asteroides que entran a la Tierra y al campo magnético que nos protege de las radiaciones del espacio, la vida en la Tierra pudo surgir y evolucionar. Por ello, no debemos esperar que sean los contribuyentes de Europa, Rusia y Estados Unidos los únicos que financien los programas espaciales de estudio de asteroides. La colisión de uno de ellos ocasionaría una catástrofe global, no local. No hay fronteras ni naciones para las colisiones de asteroides o cometas. Los científicos de México y el mundo interesados en la meteorítica, pueden colaborar en los proyectos internacionales y salvar al mundo. german@astropuebla.org

Al interior de la Kaaba (el cubo negro), en una de las esquinas se encuentra una roca que adoran los musulmanes. Al parecer es un meteorito. | Foto: Konevi | Pixabay


Local

Estas son las 11 medidas para evitar rebrote de Covid-19 en Puebla

Transporte Publico, la mayor fuente de contagios de coronavirus en la entidad

Estado

Trágico accidente, bebé sale proyectado tras aparatosa volcadura y muere

Tres infantes más resultaron lesionados durante el percance

Policiaca

Esto dice la carta de la madre de Yaz, la niña violentada y abusada sexualmente

Con este escrito la mujer pide ver a su hija “un último momento”

Finanzas

Teziutlán, Tehuacán y Puebla tendrá proyectos de inversión pública: SHCP

El titular de la dependencia sostuvo una mesa de trabajo con el mandatario poblano

Local

El 94% de delitos denunciados en Puebla no se resolvieron: México Evalúa

La entidad también está por debajo de la media nacional en cuanto a asesores jurídicos, peritos, policías ministeriales, jueces y fiscales o agentes del MP

Local

Recibe Congreso oficio para analizar desaparición del Cabildo de Nopalucan

Esta petición deriva de haber revocado a Estela Aguilar Caballero, como presidenta de la junta auxiliar de Santa María Ixtiyucan

Local

Relaciones homosexuales no son bienes de interés público y no deben legalizarse: ConFamilia

El término etimológico de la palabra "matrimonio" incluye que éstos sucedan entre iguales y “las personas homosexuales no lo son”