/ martes 17 de julio de 2018

Fake News en Astronomía | Parte II

Para que nuestro Sol muera, faltan unos 5 mil millones de años. Tiempo suficiente para cumplir sus sueños.

Parte dos/ Artículo No. 1133

EL OJO DE DIOS

Durante años ha circulado en internet la imagen de la Nebulosa de la Hélice (NGC 7293), con el siguiente mensaje: «Esta foto es muy rara, fue tomada por la NASA. Este tipo de evento ocurre una vez cada 3,000 años. Esta foto ha hecho milagros en muchas vidas. Haz un deseo… estas viendo el ojo de Dios. Seguramente veras los cambios en tu vida durante el día. Créelo o no, no guardes este e-mail contigo. Pásalo al menos a 7 personas. Esta foto fue tomada por la NASA con el telescopio Hubble. Es llamada: “El ojo de Dios. Demasiado increíble para borrarla. Compártela. Durante los próximos 60 segundos, para lo que estés haciendo y ten la oportunidad (literalmente es un minuto). Envía esta foto a tus amigos y ve que pasa. No rompas esto, por favor.» (sic).

Después de sufrir por la mala redacción y la faltas de ortografía, la imagen corresponde a la Nebulosa de la Hélice, una nebulosa planetaria en la constelación de Acuario, a 680 años luz de distancia de nosotros. Su nombre es Nebulosa de la Hélice, no ‘el ojo de Dios’; nadie la llama así; no ocurre cada 3 mil años y no hace milagros.

Las estrellas medianamente masivas se convertirán al morir en nebulosas planetarias. Resulta que, dependiendo de la cantidad de masa que tenga una estrella al nacer, determina cómo morirá la estrella. Por ejemplo, las estrellas muy masivas terminarán en agujeros negros, las medianas – como el Sol – en nebulosas planetarias.

Sucede así: al acercarse su fin, la estrella crecerá hasta convertirse en una estrella gigante roja; en el caso del Sol, su tamaño alcanzará la órbita de Mercurio, Venus y tal vez la de la Tierra. Llegará el momento que el núcleo de la estrella no pueda mantener toda la estructura estelar, los vientos internos harán que las capas altas de la estrella se separen y formen una nube de gas y polvo alrededor del núcleo, llamado ahora, estrella enana blanca. Formada la nebulosa, se expandirá durante miles de millones de años.

Por si se lo pregunta, para que nuestro Sol muera, faltan unos 5 mil millones de años. Tiempo suficiente para cumplir sus sueños.

El nombre de nebulosa planetaria es confuso, nada tiene que ver con planetas; resulta que en el siglo XVIII cuando se descubrieron, los telescopios de la época las mostraban borrosas, los astrónomos creían observar una estrella con planetas; lo que en realidad veían era la estrella enana blanca con un anillo o una masa de polvo a su alrededor. El nombre sobrevivió a los nuevos conocimientos de este tipo de nebulosas.

Existen muchas nebulosas planetarias conocidas: la del Anillo, la de la Mariposa, la del Cubo, o la del Ojo de Gato, entre muchas otras.

Lo único cierto en el mensaje es que la fotografía si la tomó el Telescopio Espacial Hubble.

LAS PIRÁMIDES

Existe una imagen en internet de las tres pirámides de Giza y arriba de cada una de ellas un planeta: Mercurio, Venus y Saturno. La imagen dice que no había sucedido en 2,737 años, habiendo ocurrido el 3 de diciembre de 2012.

Todo lo relacionado con 2012 tenía un velo de misterio, y si le sumamos las pirámides de Egipto, se logra un efecto muy alto.

Ese día, Mercurio, Venus y Saturno si estuvieron en el cielo y alineados, pero no tan inclinados como en la imagen, más bien, uno arriba del otro. Los planetas no tenían la posición para calzar sobre cada pirámide; y nunca lo harán. Además, la imagen es hacia el norte (el fotógrafo estaba al sur de las pirámides), y ese día los planetas se observaban al amanecer, al este (jamás los planetas se van al norte). Si se observan las pirámides viendo hacia el este, cambia la posición de ellos, y los planetas aparecen un poco al sur, no sobre las pirámides. La imagen es un montaje. Por si fuera poco, Mercurio jamás brillará como Saturno y menos como Venus, tal y como leímos sobre el porcentaje de reflexión de cada planeta, el albedo, en el artículo anterior.

MARTE

En 2003 Marte disminuyó su distancia respecto a la Tierra, en aquel año se encontró a una mínima distancia no vista en décadas; a 56 millones de km.

Un correo falso de aquel año decía que Marte se vería tan brillante y grande como la Luna.

Jamás un planeta se acercará lo suficiente para verse del tamaño de la Luna. Los movimientos de los planetas no son caóticos, existen leyes gravitacionales conocidas, y los planetas no las violan. Es parte de la naturaleza de la gravitación del Sol y los planetas a su alrededor.

Marte se encuentra del Sol de entre 206 millones de km a 249 millones de km; la Tierra lo está a 150 millones de km (en promedio). Marte tarda 686 días en completar una vuelta alrededor del Sol; la Tierra lo hace en 365 días. Es decir, cuando la Tierra ha completado un año, Marte apenas ha dado media vuelta; al siguiente año terrestre, Marte ya completó su vuelta alrededor del Sol y se encontrará a una mínima distancia a la Tierra.

La distancia mínima entre Marte y la Tierra no siempre es la misma. En 2014 Marte estuvo a 92 millones de km; en 2005 a 69; en 2007 a 88; en 2009 a 99; en 2012 a 100; en 2016 a 75; y para el próximo 27 de julio, Marte estará a 57.6 millones de km; algo no visto desde 2003. Para 2020 la distancia será de 62 millones de km. Puede notar que la distancia mínima entre ambos planetas sucede cada dos años, justo cuando Marte ha dado una vuelta al Sol y la Tierra dos. Es el momento ideal para enviar las sondas espaciales a Marte, es cuando recorrerán menos distancia en menos tiempo.

Aunque la mínima distancia sea hasta el 27 de julio, desde ahora ya podemos apreciar a Marte un poco más grande y más brillante de lo habitual. Si el clima lo permite.

Observaremos un punto rojo brillante. Si usted tiene la experiencia de haberlo visto en otras ocasiones, podrá comparar un pequeño aumento de brillo.

Observe a Marte al este, a partir de medianoche; aunque día a día ‘aparecerá’ cada vez más temprano. Arriba de Marte brillará en tono amarillo el planeta Saturno, con telescopio observará sus anillos. Más arriba estará el brillante Júpiter; con telescopio observará sus cuatro de sus 69 lunas: Ío, Europa, Ganimedes y Calisto. Entre Saturno y Júpiter un poco al sur estará una estrella roja, Antares de la constelación del Escorpión. Será interesante tener a Marte y Antares en las noches. Marte es el nombre dado por los romanos, los griegos le llamaban Ares. Al ser la estrella Antares también roja, rivalizaba con Marte; por lo que se le llamó el antagónico de Ares, es decir, Antares. En la cola del escorpión con binoculares o telescopio observará dos cúmulos estelares: M6 y M7. Al norte de Saturno están tres estrellas de tres constelaciones, juntas forman el Triángulo de Verano: Altair del Águila, Vega de la Lyra y Deneb del Cisne. Más arriba en el cielo está la estrella Spica de la constelación de la Virgen, al norte está Arcturus del Boyero y más al norte la Osa Mayor.

Aquel viejo mensaje de 2003 ha resucitado y es posible que lo reciba pronto. De ser así, sabe usted que Marte no se verá ni tan grande ni tan brillante como la Luna, jamás. german@astropuebla.org

SABIAS QUÉ

Cuando observe una imagen de una nebulosa planetaria, busque en el centro a la estrella enana blanca, en la mayoría se logra observar.

Marte tiene un diámetro ecuatorial de 6,794 km, el de la Tierra es de 12,756.2 por lo que Marte es por muy poco, mayor a la mitad de la Tierra.

CURIOSO

En los próximos días (si el clima lo permite) tendrá la oportunidad de observar al este, a los planetas Marte, Saturno y Júpiter después de media noche. Mientras que al anochecer tenemos a Venus al oeste.


Parte dos/ Artículo No. 1133

EL OJO DE DIOS

Durante años ha circulado en internet la imagen de la Nebulosa de la Hélice (NGC 7293), con el siguiente mensaje: «Esta foto es muy rara, fue tomada por la NASA. Este tipo de evento ocurre una vez cada 3,000 años. Esta foto ha hecho milagros en muchas vidas. Haz un deseo… estas viendo el ojo de Dios. Seguramente veras los cambios en tu vida durante el día. Créelo o no, no guardes este e-mail contigo. Pásalo al menos a 7 personas. Esta foto fue tomada por la NASA con el telescopio Hubble. Es llamada: “El ojo de Dios. Demasiado increíble para borrarla. Compártela. Durante los próximos 60 segundos, para lo que estés haciendo y ten la oportunidad (literalmente es un minuto). Envía esta foto a tus amigos y ve que pasa. No rompas esto, por favor.» (sic).

Después de sufrir por la mala redacción y la faltas de ortografía, la imagen corresponde a la Nebulosa de la Hélice, una nebulosa planetaria en la constelación de Acuario, a 680 años luz de distancia de nosotros. Su nombre es Nebulosa de la Hélice, no ‘el ojo de Dios’; nadie la llama así; no ocurre cada 3 mil años y no hace milagros.

Las estrellas medianamente masivas se convertirán al morir en nebulosas planetarias. Resulta que, dependiendo de la cantidad de masa que tenga una estrella al nacer, determina cómo morirá la estrella. Por ejemplo, las estrellas muy masivas terminarán en agujeros negros, las medianas – como el Sol – en nebulosas planetarias.

Sucede así: al acercarse su fin, la estrella crecerá hasta convertirse en una estrella gigante roja; en el caso del Sol, su tamaño alcanzará la órbita de Mercurio, Venus y tal vez la de la Tierra. Llegará el momento que el núcleo de la estrella no pueda mantener toda la estructura estelar, los vientos internos harán que las capas altas de la estrella se separen y formen una nube de gas y polvo alrededor del núcleo, llamado ahora, estrella enana blanca. Formada la nebulosa, se expandirá durante miles de millones de años.

Por si se lo pregunta, para que nuestro Sol muera, faltan unos 5 mil millones de años. Tiempo suficiente para cumplir sus sueños.

El nombre de nebulosa planetaria es confuso, nada tiene que ver con planetas; resulta que en el siglo XVIII cuando se descubrieron, los telescopios de la época las mostraban borrosas, los astrónomos creían observar una estrella con planetas; lo que en realidad veían era la estrella enana blanca con un anillo o una masa de polvo a su alrededor. El nombre sobrevivió a los nuevos conocimientos de este tipo de nebulosas.

Existen muchas nebulosas planetarias conocidas: la del Anillo, la de la Mariposa, la del Cubo, o la del Ojo de Gato, entre muchas otras.

Lo único cierto en el mensaje es que la fotografía si la tomó el Telescopio Espacial Hubble.

LAS PIRÁMIDES

Existe una imagen en internet de las tres pirámides de Giza y arriba de cada una de ellas un planeta: Mercurio, Venus y Saturno. La imagen dice que no había sucedido en 2,737 años, habiendo ocurrido el 3 de diciembre de 2012.

Todo lo relacionado con 2012 tenía un velo de misterio, y si le sumamos las pirámides de Egipto, se logra un efecto muy alto.

Ese día, Mercurio, Venus y Saturno si estuvieron en el cielo y alineados, pero no tan inclinados como en la imagen, más bien, uno arriba del otro. Los planetas no tenían la posición para calzar sobre cada pirámide; y nunca lo harán. Además, la imagen es hacia el norte (el fotógrafo estaba al sur de las pirámides), y ese día los planetas se observaban al amanecer, al este (jamás los planetas se van al norte). Si se observan las pirámides viendo hacia el este, cambia la posición de ellos, y los planetas aparecen un poco al sur, no sobre las pirámides. La imagen es un montaje. Por si fuera poco, Mercurio jamás brillará como Saturno y menos como Venus, tal y como leímos sobre el porcentaje de reflexión de cada planeta, el albedo, en el artículo anterior.

MARTE

En 2003 Marte disminuyó su distancia respecto a la Tierra, en aquel año se encontró a una mínima distancia no vista en décadas; a 56 millones de km.

Un correo falso de aquel año decía que Marte se vería tan brillante y grande como la Luna.

Jamás un planeta se acercará lo suficiente para verse del tamaño de la Luna. Los movimientos de los planetas no son caóticos, existen leyes gravitacionales conocidas, y los planetas no las violan. Es parte de la naturaleza de la gravitación del Sol y los planetas a su alrededor.

Marte se encuentra del Sol de entre 206 millones de km a 249 millones de km; la Tierra lo está a 150 millones de km (en promedio). Marte tarda 686 días en completar una vuelta alrededor del Sol; la Tierra lo hace en 365 días. Es decir, cuando la Tierra ha completado un año, Marte apenas ha dado media vuelta; al siguiente año terrestre, Marte ya completó su vuelta alrededor del Sol y se encontrará a una mínima distancia a la Tierra.

La distancia mínima entre Marte y la Tierra no siempre es la misma. En 2014 Marte estuvo a 92 millones de km; en 2005 a 69; en 2007 a 88; en 2009 a 99; en 2012 a 100; en 2016 a 75; y para el próximo 27 de julio, Marte estará a 57.6 millones de km; algo no visto desde 2003. Para 2020 la distancia será de 62 millones de km. Puede notar que la distancia mínima entre ambos planetas sucede cada dos años, justo cuando Marte ha dado una vuelta al Sol y la Tierra dos. Es el momento ideal para enviar las sondas espaciales a Marte, es cuando recorrerán menos distancia en menos tiempo.

Aunque la mínima distancia sea hasta el 27 de julio, desde ahora ya podemos apreciar a Marte un poco más grande y más brillante de lo habitual. Si el clima lo permite.

Observaremos un punto rojo brillante. Si usted tiene la experiencia de haberlo visto en otras ocasiones, podrá comparar un pequeño aumento de brillo.

Observe a Marte al este, a partir de medianoche; aunque día a día ‘aparecerá’ cada vez más temprano. Arriba de Marte brillará en tono amarillo el planeta Saturno, con telescopio observará sus anillos. Más arriba estará el brillante Júpiter; con telescopio observará sus cuatro de sus 69 lunas: Ío, Europa, Ganimedes y Calisto. Entre Saturno y Júpiter un poco al sur estará una estrella roja, Antares de la constelación del Escorpión. Será interesante tener a Marte y Antares en las noches. Marte es el nombre dado por los romanos, los griegos le llamaban Ares. Al ser la estrella Antares también roja, rivalizaba con Marte; por lo que se le llamó el antagónico de Ares, es decir, Antares. En la cola del escorpión con binoculares o telescopio observará dos cúmulos estelares: M6 y M7. Al norte de Saturno están tres estrellas de tres constelaciones, juntas forman el Triángulo de Verano: Altair del Águila, Vega de la Lyra y Deneb del Cisne. Más arriba en el cielo está la estrella Spica de la constelación de la Virgen, al norte está Arcturus del Boyero y más al norte la Osa Mayor.

Aquel viejo mensaje de 2003 ha resucitado y es posible que lo reciba pronto. De ser así, sabe usted que Marte no se verá ni tan grande ni tan brillante como la Luna, jamás. german@astropuebla.org

SABIAS QUÉ

Cuando observe una imagen de una nebulosa planetaria, busque en el centro a la estrella enana blanca, en la mayoría se logra observar.

Marte tiene un diámetro ecuatorial de 6,794 km, el de la Tierra es de 12,756.2 por lo que Marte es por muy poco, mayor a la mitad de la Tierra.

CURIOSO

En los próximos días (si el clima lo permite) tendrá la oportunidad de observar al este, a los planetas Marte, Saturno y Júpiter después de media noche. Mientras que al anochecer tenemos a Venus al oeste.


Policiaca

Reina la impunidad en robo a comercio en Puebla

De 3 mil 686 asaltantes detenidos en 6 años por este delito, sólo el 24 por ciento llegó ante un juez

Estado

"No estamos dispuestos a entregar nuestro territorio ": Frente Defensa de la Tierra

Urgen a garantizar la integridad física y psicológica de activista detenido 

Policiaca

Capturan a presunto traficante de infantes en Puebla

Pretendía llevar a Chiapas a 7 menores; entre las victimas iba su sobrina

Local

Quedarán a resguardo del SEDIF los menores rescatados de un presunto tratante

Israel N, intentara comprar siete boletos de abordaje para tres niñas y cuatros niños con destino a Chiapas

Local

[Video] Explosión del Popocatépetl alerta a poblanos

Algunos usuarios afirman que durante la explosión del coloso se pudo percibir la presencia de un ovni

Estado

Localizan sin vida a policía de Izúcar desaparecido en septiembre

Fue el pasado 12 de octubre del 2019 cuando hallaron su cuerpo pero hasta ahora confirmaron el hecho

Política

Voy a sacar a Morena del marasmo: Ramírez Cuéllar

Gabriel García, jefe de los superdelegados, rechaza estar involucrado en el proceso para boicotear a Yeidckol en la dirigencia

Política

Diputados olvidan austeridad en refrescos y café

Legisladores gastarán 24 millones este año en bebidas y galletas para sus reuniones, cifra similar a 2018

Finanzas

Pega desaceleración a emisión de billetes

De las seis denominaciones distintas que hay, sólo hubo bajas anuales en las piezas emitidas de 50 y 500 pesos en diciembre del año pasado