/ viernes 25 de agosto de 2023

Japón no se queda atrás: lanzará nueva misión robótica a la Luna tras el éxito de la India

Japón ya había tratado en noviembre de alunizar con una minisonda que viajaba a bordo de la misión estadounidense Artemis 1, pero fracasó debido a que se extravió

Un cohete japonés tiene previsto despegar el lunes con un pequeño módulo para alunizar dentro de cuatro o seis meses, en una nueva misión lunar del país nipón tras varios fracasos y el éxito de India, que ya empezó a explorar el polo sur del satélite terrestre.

El despegue estaba inicialmente previsto para el sábado, pero fue aplazado primero al domingo y luego al lunes por las malas condiciones meteorológicas previstas el fin de semana en la base de lanzamiento espacial de Tanegashima, en el suroeste de Japón.


Te recomendamos: Misión espacial Chandrayaan 3 de la India llega con éxito a la Luna


El programa espacial japonés es uno de los mayores del mundo, pero su primer intento de usar un módulo de alunizaje fracasó en noviembre de 2022. También explotó un nuevo tipo de cohete durante una prueba el mes pasado.

La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (Jaxa) apuesta ahora por una tecnología de alunizaje de alta precisión.

SLIM (acrónimo de Smart Lander for Investigating the Moon), un módulo de aterrizaje lunar de unos 700 kg, mide 2,4 metros de alto, 2,7 metros de ancho y 1,7 metros de largo.



Jaxa pretende alunizarlo a menos de 100 metros de un objetivo específico, mucho menos que el alcance habitual de varios kilómetros.

Para los robots exploradores, "desplazarse por pendientes pronunciadas y terrenos irregulares sigue representando un alto nivel de dificultad. Por eso es importante poder alunizar [naves espaciales] con un alto grado de precisión para permitir una exploración eficaz en el futuro", explicó Jaxa en su página web.

Si el alunizaje se salda con éxito, SLIM también utilizará una cámara multiespectral para analizar la composición de las rocas que se cree proceden del manto lunar, la estructura interna de la Luna, que aún se conoce muy poco.

La carrera por llegar a la Luna cobró un nuevo impulso después de que India lograra el miércoles alunizar con éxito una nave no tripulada.

Hasta ahora, sólo Estados Unidos, la Unión Soviética y China habían logrado descender naves automáticas en el satélite terrestre.

Rusia, por su parte, lanzó su primera misión a la Luna en casi 50 años, pero la sonda chocó contra la superficie lunar el sábado 19 de agosto tras un incidente.


"Smart Lander for Investigating Moon" (SLIM) en el edificio de montaje del carenado del satélite en el Centro Espacial de Tanegashima, prefectura de Kagoshima. Foto: AFP

Fracasos anteriores

Japón ya había tratado en noviembre de hacer alunizar una minisonda, que viajaba a bordo de la misión estadounidense Artemis 1.

Pero la comunicación con "Omotenashi" ("hospitalidad" en japonés) se perdió poco después de ser mandada al espacio debido a un fallo en la batería.

En abril, una empresa privada japonesa llamada ispace también fracasó en su intento de alunizar su módulo Hakuto-R.

"Los alunizajes siguen siendo una tecnología muy difícil" de manejar, subrayó el jueves el responsable del proyecto SLIM, Shinichiro Sakai.

El cohete H2-A de la Jaxa, cuyo lanzamiento está previsto el lunes a las 09:26 hora local, también llevará un satélite XRISM al espacio, una herramienta de imagen y espectroscopia con rayos X.

La misión XRISM es fruto de una colaboración entre la Jaxa, la Nasa estadounidense y la Agencia Espacial Europea (ESA).

"La astronomía de rayos X nos permite estudiar los fenómenos más energéticos del Universo", explicó Matteo Guainazzi, científico del proyecto de la ESA para XRISM.

"Es la clave para responder a importantes cuestiones de la astrofísica moderna: cómo evolucionan las mayores estructuras del Universo, cómo se ha distribuido en el cosmos la materia de la que estamos compuestos en última instancia y cómo las galaxias están formadas por agujeros negros masivos en sus centros", añadió.

La doble misión SLIM/XRISM también podrá estimular la Jaxa, que ha sufrido varios fracasos desde el año pasado.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Tras el fracaso del despegue del pequeño lanzador Epsilon-6 en octubre, Jaxa sufrió otros dos contratiempos en febrero y marzo de este año con el lanzador de nueva generación H3, que aún no ha logrado completar con éxito una primera misión.

Un cohete japonés tiene previsto despegar el lunes con un pequeño módulo para alunizar dentro de cuatro o seis meses, en una nueva misión lunar del país nipón tras varios fracasos y el éxito de India, que ya empezó a explorar el polo sur del satélite terrestre.

El despegue estaba inicialmente previsto para el sábado, pero fue aplazado primero al domingo y luego al lunes por las malas condiciones meteorológicas previstas el fin de semana en la base de lanzamiento espacial de Tanegashima, en el suroeste de Japón.


Te recomendamos: Misión espacial Chandrayaan 3 de la India llega con éxito a la Luna


El programa espacial japonés es uno de los mayores del mundo, pero su primer intento de usar un módulo de alunizaje fracasó en noviembre de 2022. También explotó un nuevo tipo de cohete durante una prueba el mes pasado.

La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (Jaxa) apuesta ahora por una tecnología de alunizaje de alta precisión.

SLIM (acrónimo de Smart Lander for Investigating the Moon), un módulo de aterrizaje lunar de unos 700 kg, mide 2,4 metros de alto, 2,7 metros de ancho y 1,7 metros de largo.



Jaxa pretende alunizarlo a menos de 100 metros de un objetivo específico, mucho menos que el alcance habitual de varios kilómetros.

Para los robots exploradores, "desplazarse por pendientes pronunciadas y terrenos irregulares sigue representando un alto nivel de dificultad. Por eso es importante poder alunizar [naves espaciales] con un alto grado de precisión para permitir una exploración eficaz en el futuro", explicó Jaxa en su página web.

Si el alunizaje se salda con éxito, SLIM también utilizará una cámara multiespectral para analizar la composición de las rocas que se cree proceden del manto lunar, la estructura interna de la Luna, que aún se conoce muy poco.

La carrera por llegar a la Luna cobró un nuevo impulso después de que India lograra el miércoles alunizar con éxito una nave no tripulada.

Hasta ahora, sólo Estados Unidos, la Unión Soviética y China habían logrado descender naves automáticas en el satélite terrestre.

Rusia, por su parte, lanzó su primera misión a la Luna en casi 50 años, pero la sonda chocó contra la superficie lunar el sábado 19 de agosto tras un incidente.


"Smart Lander for Investigating Moon" (SLIM) en el edificio de montaje del carenado del satélite en el Centro Espacial de Tanegashima, prefectura de Kagoshima. Foto: AFP

Fracasos anteriores

Japón ya había tratado en noviembre de hacer alunizar una minisonda, que viajaba a bordo de la misión estadounidense Artemis 1.

Pero la comunicación con "Omotenashi" ("hospitalidad" en japonés) se perdió poco después de ser mandada al espacio debido a un fallo en la batería.

En abril, una empresa privada japonesa llamada ispace también fracasó en su intento de alunizar su módulo Hakuto-R.

"Los alunizajes siguen siendo una tecnología muy difícil" de manejar, subrayó el jueves el responsable del proyecto SLIM, Shinichiro Sakai.

El cohete H2-A de la Jaxa, cuyo lanzamiento está previsto el lunes a las 09:26 hora local, también llevará un satélite XRISM al espacio, una herramienta de imagen y espectroscopia con rayos X.

La misión XRISM es fruto de una colaboración entre la Jaxa, la Nasa estadounidense y la Agencia Espacial Europea (ESA).

"La astronomía de rayos X nos permite estudiar los fenómenos más energéticos del Universo", explicó Matteo Guainazzi, científico del proyecto de la ESA para XRISM.

"Es la clave para responder a importantes cuestiones de la astrofísica moderna: cómo evolucionan las mayores estructuras del Universo, cómo se ha distribuido en el cosmos la materia de la que estamos compuestos en última instancia y cómo las galaxias están formadas por agujeros negros masivos en sus centros", añadió.

La doble misión SLIM/XRISM también podrá estimular la Jaxa, que ha sufrido varios fracasos desde el año pasado.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Tras el fracaso del despegue del pequeño lanzador Epsilon-6 en octubre, Jaxa sufrió otros dos contratiempos en febrero y marzo de este año con el lanzador de nueva generación H3, que aún no ha logrado completar con éxito una primera misión.

Policiaca

Catarino entregó 37 mil pesos para recibir 200 mil y tras ser defraudado enfrenta el delito de secuestro

Su defensor legal reveló que las oficinas de CAPTIVA Services están aseguradas por la Fiscalía de Puebla

Local

Negligencia y malos tratos imperan en el RAN Puebla, usuarios esperan horas y gastan lo que no tienen

El Sol de Puebla platicó con varios campesinos de diferentes municipio; la primera había llegado a las 7 de la noche del día anterior

Estado

Suman seis suicidios en Tehuacán en lo que va del año

El tema es una alerta social por lo seguido que se han registrado estos casos

Local

Autos, los más afectados por la tormenta del domingo [Video e imágenes]

Las lluvias del pasado fin de semana dejaron inundaciones en distintas calles de la capital poblana

Estado

En Tochtepec, matan a presunto asaltante que llevaba arma de juguete

El hombre había cometido diversos asaltos con la misma mecánica, pero esta vez no salió bien librado

Local

Entre emoción y nerviosismo BUAP arranca la aplicación del examen de admisión

La BUAP aplicará examen virtual para las licenciaturas e ingenierías que se ofertarán en de Ciudad Universitaria 2