/ lunes 10 de diciembre de 2018

¡Observe esta semana una lluvia de estrellas y un cometa!

Sorprenda a tus amigos mostrándoles el cometa Wirtanen y la lluvia de estrellas gemínidas

Artículo No. 1154

El cielo estrellado más hermoso del año se adorna con un cometa y una espectacular lluvia de estrellas. No necesitará de telescopio o binoculares. Ubicando a las tres estrellas del cinturón de Orión, las llamadas en México “Los Tres Reyes Magos”, podrá encontrar ambos hermosos eventos astronómicos.

LAS GEMÍNIDAS

Las lluvias de estrellas -o mejor dicho, de meteoros- se originan en las partículas dejadas por los cometas o asteroides al pasar sobre la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Año con año, cuando la Tierra pasa por esa zona, dicho material choca con nuestro planeta y por su alta velocidad se rozan con las capas superiores de la atmósfera, se encienden y explotan, dándonos un hermoso espectáculo de estrellas fugaces o lluvias de meteoros.

Las lluvias de meteoros reciben el nombre del lugar de donde parecen provenir y cabe destacar que ese lugar está determinado por una constelación en nuestra bóveda celeste, por lo que las lluvias de meteoros toman el nombre de la constelación, como las Perseidas, de la constelación de Perseo; las Tauridas, del Toro; o las Leonidas, del León. Sin embargo, no existe ninguna relación entre la constelación y la lluvia de meteros. Las estrellas de las constelaciones están a millones de kilómetros o a varios años luz de distancia de nosotros y los meteoros son un fenómeno atmosférico de la Tierra. Además, son inofensivos: las piedrecitas que brillan en el cielo como estrella fugaz son del tamaño de una canica más o menos.

La lluvia de meteoros Gemínidas sobre el radiotelescopio de la estación astronómica Mingantu, en Mongolia interior, China. Arriba del radiotelescopio brilla la estrella Sirio, arriba a la derecha está Orión y más arriba a la derecha, la estrella roja Aldebarán del Toro y el cúmulo las Hyades. Más arriba, el cúmulo estelar las Pléyades. Por Yin Hao.


No todas las lluvias de meteoros son espectaculares (aunque muchos medios lo anuncien mes a mes), algunas son de 5 a 10 meteoros a observar por hora, otras de 10 a 20. Al observarlas desde la ciudad muchos meteoros de brillo débil pasarán desapercibidos por la contaminación lumínica citadina. Las mejores son aquellas con más meteoros a observar por hora, arriba de 60 u 80. En particular, la lluvia de meteoros de diciembre, llamada Gemínidas, por la constelación de los Gemelos o Gemini (sin la s), muy cerca de Orión, tendrá de 100 a 120 meteoros por hora, ¡al menos una estrella fugaz cada minuto!

Las Gemínidas iniciarán el 4 de diciembre y terminarán el 17 del mismo mes. La noche de más meteoros a observar será del jueves 13 al viernes 14, aunque las noches del viernes al sábado o al domingo aún serán ideales.

Las Gemínidas son una lluvia de meteoros descubierta en 1862, ocasionada por el asteroide rocoso 3200 Phaetón, que también ocasiona la espectacular lluvia de meteoros de enero, las Quadrantidas, de 50 a 100 meteoros por hora, siendo su mejor noche del 3 al 4 de enero. Las Quadrantidas parecen provenir de una constelación ya inexistente, Quadrans muralis.

En la década del 20 del siglo XX los astrónomos reorganizaron las constelaciones. Recordemos que las constelaciones son figuras creadas por el hombre, no existen como tal entre las estrellas, es solo nuestra percepción e interpretación basadas en mitos o religiones: es similar a observar un oso en las nubes, el rápido movimiento de las nubes hace que desaparezca pronto la figura y en el caso de las estrellas, por su enorme distancia, tarda miles de años en que notemos un cambio y, por lo tanto, las constelaciones perduran generación tras generación.

Imagen del cometa 46P Wirtanen del 7 de noviembre desde Australia. Por Alex Cherney


EL COMETA

Si ya encontró a Orión, arriba de él pasará en la primera quincena de diciembre el cometa 46P Wirtanen.

Este cometa se acerca al Sol cada 5.44 años para luego alejarse y retornar años después. En 2018, cuando el cometa se acerque al Sol, la Tierra no estará lejos y parece ser que lo podremos observar a simple vista.

Aunque los gases dentro del cometa y el aumento de temperatura al acercarse al Sol puedan provocar que el cometa explote y desaparezca, es una opción a tener en cuenta, pero por el momento se calcula que podremos observarlo, siendo el 12 de diciembre el día en que presente su brillo máximo.

Los cometas vienen del cinturón de Kuiper, cerca de la órbita de Plutón o de la nube de Oort, una esfera a un año luz de distancia del Sol. Ambos lugares están compuestos de rocas de hielo sucio. En algún momento los jalones gravitacionales entre ellos disparan alguno rumbo al Sol y es cuando nace un cometa. Al acercarse al Sol, la temperatura y las partículas solares (viento solar) interaccionan con la roca de hielo y comienza a expulsar gases, formando la cola o cauda y la coma, una especie de atmósfera alrededor de la roca de hielo, ahora llamado el núcleo del cometa.

La humanidad ha observado un sinnúmero de cometas, ignorando que muchos más se encuentran en las cercanías pero invisibles al ojo humano. Fue hasta la invención del telescopio que se observaron más cometas y comenzó su estudio. Aunque el filósofo de la antigüedad Lucio Anneo Séneca (4 a.C.-65 d.C.) había hecho una interesante descripción de los cometas, fue hasta el año 1705, 95 años después de la invención del telescopio y animado por la Teoría de la Gravitación de Isaac Newton, que el astrónomo inglés Edmund Halley predijera la aparición de un cometa para el año de 1758. Halley había estudiado las observaciones históricas de los cometas y realizando cálculos encontró que cada 76 años un cometa aparecía en los registros históricos. Dedujo que era un objeto periódico, que gira en torno al Sol pero con una órbita muy elíptica o muy excéntrica. Lamentablemente Halley murió 16 años antes de su predicción, pero en 1758, en el año predicho, hizo su puntual aparición un cometa, al que desde entonces se le conoce como el cometa de Halley.

Mapa de la posición del cometa 46P Wirtanen en cada día de diciembre y cómo encontrar la constelación de los Gemelos con sus estrellas Castor y Pollux, muy cerca de Orión.


Siga el mapa aquí presentado, reúnase con amigos y familia y observe la lluvia de meteoros Gemínidas a simple vista y el cometa 46P Wirtanen, pero si contara con telescopio o binoculares podrá apreciar el cometa mejor. No olvide abrigarse bien. Que tengamos cielos claros y disfrutemos de los más hermosos espectáculos astronómicos de diciembre. Felices fiestas. german@astropuebla.org

SABÍAS QUE…

--El cometa 46P Wirtanen fue descubierto el 17 de enero de 1948 por el astrónomo Carl A. Wirtanen desde el Observatorio Lichk en California, Estados Unidos.

--El cometa es de 1.2 kilómetros de diámetro, alcanzará su mínima distancia al Sol el 12 de diciembre a 158 573 957.4 km o 1.06 UA y su mínima distancia con la Tierra el 17 de diciembre a 11 668 649.69 km o 078 UA. (UA = Unidad Astronómica, es la distancia Tierra-Sol, de 150 millones de kilómetros).

--La noche de más meteoros por hora (100 a 120) será del 13 al 14 de diciembre.

--Trace una línea recta con las tres estrellas del cinturón de Orión, extiéndala hacia arriba, la línea pasará cerca de la estrella gigante roja Aldebarán del Toro. Con binoculares vea a su alrededor el cúmulo estelar de las Hyades. Siga con la línea más arriba y llegará al cúmulo estelar de las Pléyades, visible a simple vista. Si la línea se extiende hacia abajo de Orión nos dirige a la estrella más brillante del cielo, Sirio, de la constelación del Can Mayor. Cerca del cinturón de Orión se encuentra la nebulosa de Orión, también visible a simple vista, aunque con binoculares o telescopio las Pléyades y la nebulosa serán un hermoso espectáculo.

CURIOSO

--Cuando encuentre las estrellas Castor y Pollux de Orión, recuerde que alrededor de Pollux se ha descubierto un planeta.

--El cometa 46P Wirtanen fue el objetivo inicial de la sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea, sin embargo, un retraso impidió el lanzamiento y se tuvo que cambiar de objetivo, al cometa Churiumov-Gerasimenko, visitado por Rosetta en 2014.

--El cometa Halley apareció en 1910 de manera espectacular, podía observarse de día. A su regreso, en 1986, pasó lejos de la Tierra y no fue espectacular. Regresará para el año 2062.

Artículo No. 1154

El cielo estrellado más hermoso del año se adorna con un cometa y una espectacular lluvia de estrellas. No necesitará de telescopio o binoculares. Ubicando a las tres estrellas del cinturón de Orión, las llamadas en México “Los Tres Reyes Magos”, podrá encontrar ambos hermosos eventos astronómicos.

LAS GEMÍNIDAS

Las lluvias de estrellas -o mejor dicho, de meteoros- se originan en las partículas dejadas por los cometas o asteroides al pasar sobre la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Año con año, cuando la Tierra pasa por esa zona, dicho material choca con nuestro planeta y por su alta velocidad se rozan con las capas superiores de la atmósfera, se encienden y explotan, dándonos un hermoso espectáculo de estrellas fugaces o lluvias de meteoros.

Las lluvias de meteoros reciben el nombre del lugar de donde parecen provenir y cabe destacar que ese lugar está determinado por una constelación en nuestra bóveda celeste, por lo que las lluvias de meteoros toman el nombre de la constelación, como las Perseidas, de la constelación de Perseo; las Tauridas, del Toro; o las Leonidas, del León. Sin embargo, no existe ninguna relación entre la constelación y la lluvia de meteros. Las estrellas de las constelaciones están a millones de kilómetros o a varios años luz de distancia de nosotros y los meteoros son un fenómeno atmosférico de la Tierra. Además, son inofensivos: las piedrecitas que brillan en el cielo como estrella fugaz son del tamaño de una canica más o menos.

La lluvia de meteoros Gemínidas sobre el radiotelescopio de la estación astronómica Mingantu, en Mongolia interior, China. Arriba del radiotelescopio brilla la estrella Sirio, arriba a la derecha está Orión y más arriba a la derecha, la estrella roja Aldebarán del Toro y el cúmulo las Hyades. Más arriba, el cúmulo estelar las Pléyades. Por Yin Hao.


No todas las lluvias de meteoros son espectaculares (aunque muchos medios lo anuncien mes a mes), algunas son de 5 a 10 meteoros a observar por hora, otras de 10 a 20. Al observarlas desde la ciudad muchos meteoros de brillo débil pasarán desapercibidos por la contaminación lumínica citadina. Las mejores son aquellas con más meteoros a observar por hora, arriba de 60 u 80. En particular, la lluvia de meteoros de diciembre, llamada Gemínidas, por la constelación de los Gemelos o Gemini (sin la s), muy cerca de Orión, tendrá de 100 a 120 meteoros por hora, ¡al menos una estrella fugaz cada minuto!

Las Gemínidas iniciarán el 4 de diciembre y terminarán el 17 del mismo mes. La noche de más meteoros a observar será del jueves 13 al viernes 14, aunque las noches del viernes al sábado o al domingo aún serán ideales.

Las Gemínidas son una lluvia de meteoros descubierta en 1862, ocasionada por el asteroide rocoso 3200 Phaetón, que también ocasiona la espectacular lluvia de meteoros de enero, las Quadrantidas, de 50 a 100 meteoros por hora, siendo su mejor noche del 3 al 4 de enero. Las Quadrantidas parecen provenir de una constelación ya inexistente, Quadrans muralis.

En la década del 20 del siglo XX los astrónomos reorganizaron las constelaciones. Recordemos que las constelaciones son figuras creadas por el hombre, no existen como tal entre las estrellas, es solo nuestra percepción e interpretación basadas en mitos o religiones: es similar a observar un oso en las nubes, el rápido movimiento de las nubes hace que desaparezca pronto la figura y en el caso de las estrellas, por su enorme distancia, tarda miles de años en que notemos un cambio y, por lo tanto, las constelaciones perduran generación tras generación.

Imagen del cometa 46P Wirtanen del 7 de noviembre desde Australia. Por Alex Cherney


EL COMETA

Si ya encontró a Orión, arriba de él pasará en la primera quincena de diciembre el cometa 46P Wirtanen.

Este cometa se acerca al Sol cada 5.44 años para luego alejarse y retornar años después. En 2018, cuando el cometa se acerque al Sol, la Tierra no estará lejos y parece ser que lo podremos observar a simple vista.

Aunque los gases dentro del cometa y el aumento de temperatura al acercarse al Sol puedan provocar que el cometa explote y desaparezca, es una opción a tener en cuenta, pero por el momento se calcula que podremos observarlo, siendo el 12 de diciembre el día en que presente su brillo máximo.

Los cometas vienen del cinturón de Kuiper, cerca de la órbita de Plutón o de la nube de Oort, una esfera a un año luz de distancia del Sol. Ambos lugares están compuestos de rocas de hielo sucio. En algún momento los jalones gravitacionales entre ellos disparan alguno rumbo al Sol y es cuando nace un cometa. Al acercarse al Sol, la temperatura y las partículas solares (viento solar) interaccionan con la roca de hielo y comienza a expulsar gases, formando la cola o cauda y la coma, una especie de atmósfera alrededor de la roca de hielo, ahora llamado el núcleo del cometa.

La humanidad ha observado un sinnúmero de cometas, ignorando que muchos más se encuentran en las cercanías pero invisibles al ojo humano. Fue hasta la invención del telescopio que se observaron más cometas y comenzó su estudio. Aunque el filósofo de la antigüedad Lucio Anneo Séneca (4 a.C.-65 d.C.) había hecho una interesante descripción de los cometas, fue hasta el año 1705, 95 años después de la invención del telescopio y animado por la Teoría de la Gravitación de Isaac Newton, que el astrónomo inglés Edmund Halley predijera la aparición de un cometa para el año de 1758. Halley había estudiado las observaciones históricas de los cometas y realizando cálculos encontró que cada 76 años un cometa aparecía en los registros históricos. Dedujo que era un objeto periódico, que gira en torno al Sol pero con una órbita muy elíptica o muy excéntrica. Lamentablemente Halley murió 16 años antes de su predicción, pero en 1758, en el año predicho, hizo su puntual aparición un cometa, al que desde entonces se le conoce como el cometa de Halley.

Mapa de la posición del cometa 46P Wirtanen en cada día de diciembre y cómo encontrar la constelación de los Gemelos con sus estrellas Castor y Pollux, muy cerca de Orión.


Siga el mapa aquí presentado, reúnase con amigos y familia y observe la lluvia de meteoros Gemínidas a simple vista y el cometa 46P Wirtanen, pero si contara con telescopio o binoculares podrá apreciar el cometa mejor. No olvide abrigarse bien. Que tengamos cielos claros y disfrutemos de los más hermosos espectáculos astronómicos de diciembre. Felices fiestas. german@astropuebla.org

SABÍAS QUE…

--El cometa 46P Wirtanen fue descubierto el 17 de enero de 1948 por el astrónomo Carl A. Wirtanen desde el Observatorio Lichk en California, Estados Unidos.

--El cometa es de 1.2 kilómetros de diámetro, alcanzará su mínima distancia al Sol el 12 de diciembre a 158 573 957.4 km o 1.06 UA y su mínima distancia con la Tierra el 17 de diciembre a 11 668 649.69 km o 078 UA. (UA = Unidad Astronómica, es la distancia Tierra-Sol, de 150 millones de kilómetros).

--La noche de más meteoros por hora (100 a 120) será del 13 al 14 de diciembre.

--Trace una línea recta con las tres estrellas del cinturón de Orión, extiéndala hacia arriba, la línea pasará cerca de la estrella gigante roja Aldebarán del Toro. Con binoculares vea a su alrededor el cúmulo estelar de las Hyades. Siga con la línea más arriba y llegará al cúmulo estelar de las Pléyades, visible a simple vista. Si la línea se extiende hacia abajo de Orión nos dirige a la estrella más brillante del cielo, Sirio, de la constelación del Can Mayor. Cerca del cinturón de Orión se encuentra la nebulosa de Orión, también visible a simple vista, aunque con binoculares o telescopio las Pléyades y la nebulosa serán un hermoso espectáculo.

CURIOSO

--Cuando encuentre las estrellas Castor y Pollux de Orión, recuerde que alrededor de Pollux se ha descubierto un planeta.

--El cometa 46P Wirtanen fue el objetivo inicial de la sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea, sin embargo, un retraso impidió el lanzamiento y se tuvo que cambiar de objetivo, al cometa Churiumov-Gerasimenko, visitado por Rosetta en 2014.

--El cometa Halley apareció en 1910 de manera espectacular, podía observarse de día. A su regreso, en 1986, pasó lejos de la Tierra y no fue espectacular. Regresará para el año 2062.

Policiaca

Lo acribillan de 21 puñaladas y lo tiran en barranca de Xonacatepec

El cuerpo de  la víctima ya era devorado por la fauna del lugar

Local

Cancelan seis asambleas distritales de Morena en Puebla

Entre las irregularidades registradas se encuentran el limitado padrón, el acceso a externos con códigos falsos y la coacción

Estado

Asesinan a un hermano de exalcalde  de Tlacotepec

La víctima fue atacada cuando salía de su negocio de venta de materiales para la construcción

Local

Acusan regidores bloqueo de iniciativas

Concejales de la coalición Por Puebla al Frente presentan informe de actividades

Gossip

[Video] ¡Por fin! Estrenan el tráiler de la tercera temporada de The Crown

La Reina Elizabeth II tendrá un nuevo rostro y nuevos entramados harán vibrar la historia

Estado

“En la escuela ya no la queremos”, piden destituir a docente de Atoyatempan

La profesora es también regidora de educación por lo que la acusan de abuso de autoridad