/ sábado 8 de febrero de 2020

¡Conócelo! Este es el pangolín, el animal relacionado con el coronavirus

Genomas de las secuencias de virus estudiadas en este mamífero eran en 99% idénticos a los de los  infectados en Wuhan

Tras estudiar mil muestras de animales salvajes, científicos determinaron que los genomas de las secuencias de virus estudiadas en el pangolín eran en 99% idénticos a los de los pacientes infectados por el coronavirus de Wuhan, pero, ¿qué es este animal?

También son llamados folidotos y su nombre proviene del griego Pholidota, que significa "cubierto de escamas", aunque su nombre común proviene del malayo peng-guling, que significa "el que se enrolla", son unos mamíferos de los cuales, ocho especies siguen vivas y forman parte la familia de los mánidos.

Tienen grandes escamas en la piel, además de ser los únicos mamíferos que las poseen, viven en regiones tropicales de África y Asia, debido a que no tienen dientes, atrapan hormigas y termitas con una larga lengua pegajosa.

Se caracterizan por ser animales tímidos y solitarios, por lo que son nocturnos y a través de su olfato encuentran los insectos con los que se alimentan, sólo el pangolín de cola larga es activo durante el día, pero los otros grupos pasan la mayor parte de día durmiendo enroscados en forma de bola.

Su tamaño puede variar, el pangolín de cola larga llega a medir entre 30 y 40 centímetros, con una cola de entre 60 y 70 centímetros, mientras el pangolín gigante puede alcanzar los 85 centímetros con una cola de hasta 80 centímetros.

En cuanto a su peso, se tiene registro de un pangolín gigante que alcanzó los 33 kilos, aunque generalmente las hembras son más pequeñas que los machos.

Estos mamíferos tienen un cráneo pequeño, cónico y alargado, aunque sus orejas son muy pequeñas e incluso en algunos casos ausentes, este sentido lo tienen bien desarrollado al igual que el olfato, pero su vista es deficiente.

Se caracterizan por tener grandes escamas endurecidas, compuestas de queratina, en forma de placas que cubren todo su cuerpo a excepción del hocico, la cara, el vientre y la parte interior de los miembros.

Cuando se sienten amenazados, se enrollan en forma de bola y utilizan las placas que lo cubre como un tipo de armadura en la que esconden la cara, pues estas escamas están afiladas y el pangolín puede controlarlas mediante unos músculos especiales, a fin de usarlas para herir a quien intente introducir algo dentro de la coraza.

Una peculiaridad de su lengua es que es extraordinariamente larga y musculosa, surge desde el tórax, en el pecho del animal, por lo que esta y sus músculos asociados son más largos que la cabeza y el cuerpo juntos.

Debido a que carecen de dientes, la zona pilórica de su estómago es gruesa y musculosa, que puede llegar a medir 40 centímetros, además de presentar proyecciones de espinas queratinosas que utiliza para triturar el alimento.

Pese a sus patas cortas, tienen garras afiladas mediante las que excavan en los nidos de termitas y hormigas, además de utilizarlas para subir a los árboles, en algunos casos pueden llegar a correr únicamente con las patas traseras y mantienen el equilibrio mediante la cola.

Como dato extra, se sabe que estos animales pueden liberar un ácido maloliente de unas glándulas cercanas al ano.

Foto: WWF

En cuanto a su comportamiento se sabe que cuando están dentro de su madriguera, la tapan con tierra y a diferencia de otros animales tienden a vagar más por regiones amplias, además de marcar su territorio, además de que las hembras viven solas con sus crías.

Son buenos nadadores y escaladores, pueden llegar a comer hasta 200 000 hormigas diarias, además de tragar pequeñas piedras y granos de arena para moler las presas dentro de su estómago, el cual está blindado para protegerlo de picaduras y veneno.

Los pangolines se pueden reproducir en cualquier época del año, pero sus nacimientos son más frecuentes entre noviembre y marzo, su gestación dura hasta cinco meses y sus crías nacen con una longitud aproximada de 15 centímetros y un peso de 330 gramos.

En todas las regiones donde habitan, actualmente padecen la constante pérdida de su hábitat por la expansión de la agricultura y otras actividades humanas, por lo que se han visto obligados a vivir cerca de nuestra raza.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN por sus siglas en inglés), ha prohibido la exportación de este animal para proteger la especie, pues es clasificada como amenazada, incluso la ley de Hong Kong ha puesto en marcha esfuerzos para conservarla, pero la incapacidad de patrullar las reservas hace que los cazadores furtivos continúen atrapándolos.

Actualmente se conservan ejemplares de diversas especies de pangolines en zoológicos, pero su cría y reproducción de en estos espacios rara vez tiene éxito, pese a ser confiscados a traficantes, el 71% de ellos mueren antes de un año y sólo el resto superan los dos años y medio.

Foto: Twitter @isaacBIOvega

En el zoológico de Orissa surgió el caso de un pangolín que vivió 13 años y el 7 de noviembre de 2006 nació una cría, por lo que el lugar implementó un programa de conservación, especialmente diseñado para la reproducción y más tarde el retorno a la naturaleza de estos seres.

El pangolín del Cabo, el indio, el chino y el malayo son las especies consideradas casi amenazadas, algunos de sus predadores son la serpiente pitón o los félidos, aunque también son víctimas de incendios, especialmente en África, o de la agricultura intensiva y el abuso de los pesticidas.

La amenaza principal de estos mamíferos y razón por la que se les relaciona con el brote de coronavirus, es la caza por parte de los humanos para utilizarlos como alimento por su tipo de carne ya que es considerada un manjar e incluso se cree que sus escamas hacen bajar las inflamaciones, mejoran la circulación de la sangre y ayudan a las mujeres en el periodo de lactancia a producir leche.

Pese a la prohibición de las autoridades, hay restaurantes chinos que continúan ofreciendo este platillo en un precio de entre 50 y 60 euros por kilo.

Algunos chefs han revelado que los mantienen vivos en jaulas hasta que son solicitados por un cliente, primero se les deja inconscientes con golpes de martillo, se les corta el cuello y se les desangra, para posteriormente hervirlos y sacarles las escamas.

Ya que se encuentran limpios son cortados en trozos pequeños, mismos que utilizan platillos como carnes a las brasas o sopas e incluso algunos comensales gustan de llevarse la sangre a sus casas.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol de Puebla

Regístrate al Whatsapp Noticias

Tras estudiar mil muestras de animales salvajes, científicos determinaron que los genomas de las secuencias de virus estudiadas en el pangolín eran en 99% idénticos a los de los pacientes infectados por el coronavirus de Wuhan, pero, ¿qué es este animal?

También son llamados folidotos y su nombre proviene del griego Pholidota, que significa "cubierto de escamas", aunque su nombre común proviene del malayo peng-guling, que significa "el que se enrolla", son unos mamíferos de los cuales, ocho especies siguen vivas y forman parte la familia de los mánidos.

Tienen grandes escamas en la piel, además de ser los únicos mamíferos que las poseen, viven en regiones tropicales de África y Asia, debido a que no tienen dientes, atrapan hormigas y termitas con una larga lengua pegajosa.

Se caracterizan por ser animales tímidos y solitarios, por lo que son nocturnos y a través de su olfato encuentran los insectos con los que se alimentan, sólo el pangolín de cola larga es activo durante el día, pero los otros grupos pasan la mayor parte de día durmiendo enroscados en forma de bola.

Su tamaño puede variar, el pangolín de cola larga llega a medir entre 30 y 40 centímetros, con una cola de entre 60 y 70 centímetros, mientras el pangolín gigante puede alcanzar los 85 centímetros con una cola de hasta 80 centímetros.

En cuanto a su peso, se tiene registro de un pangolín gigante que alcanzó los 33 kilos, aunque generalmente las hembras son más pequeñas que los machos.

Estos mamíferos tienen un cráneo pequeño, cónico y alargado, aunque sus orejas son muy pequeñas e incluso en algunos casos ausentes, este sentido lo tienen bien desarrollado al igual que el olfato, pero su vista es deficiente.

Se caracterizan por tener grandes escamas endurecidas, compuestas de queratina, en forma de placas que cubren todo su cuerpo a excepción del hocico, la cara, el vientre y la parte interior de los miembros.

Cuando se sienten amenazados, se enrollan en forma de bola y utilizan las placas que lo cubre como un tipo de armadura en la que esconden la cara, pues estas escamas están afiladas y el pangolín puede controlarlas mediante unos músculos especiales, a fin de usarlas para herir a quien intente introducir algo dentro de la coraza.

Una peculiaridad de su lengua es que es extraordinariamente larga y musculosa, surge desde el tórax, en el pecho del animal, por lo que esta y sus músculos asociados son más largos que la cabeza y el cuerpo juntos.

Debido a que carecen de dientes, la zona pilórica de su estómago es gruesa y musculosa, que puede llegar a medir 40 centímetros, además de presentar proyecciones de espinas queratinosas que utiliza para triturar el alimento.

Pese a sus patas cortas, tienen garras afiladas mediante las que excavan en los nidos de termitas y hormigas, además de utilizarlas para subir a los árboles, en algunos casos pueden llegar a correr únicamente con las patas traseras y mantienen el equilibrio mediante la cola.

Como dato extra, se sabe que estos animales pueden liberar un ácido maloliente de unas glándulas cercanas al ano.

Foto: WWF

En cuanto a su comportamiento se sabe que cuando están dentro de su madriguera, la tapan con tierra y a diferencia de otros animales tienden a vagar más por regiones amplias, además de marcar su territorio, además de que las hembras viven solas con sus crías.

Son buenos nadadores y escaladores, pueden llegar a comer hasta 200 000 hormigas diarias, además de tragar pequeñas piedras y granos de arena para moler las presas dentro de su estómago, el cual está blindado para protegerlo de picaduras y veneno.

Los pangolines se pueden reproducir en cualquier época del año, pero sus nacimientos son más frecuentes entre noviembre y marzo, su gestación dura hasta cinco meses y sus crías nacen con una longitud aproximada de 15 centímetros y un peso de 330 gramos.

En todas las regiones donde habitan, actualmente padecen la constante pérdida de su hábitat por la expansión de la agricultura y otras actividades humanas, por lo que se han visto obligados a vivir cerca de nuestra raza.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN por sus siglas en inglés), ha prohibido la exportación de este animal para proteger la especie, pues es clasificada como amenazada, incluso la ley de Hong Kong ha puesto en marcha esfuerzos para conservarla, pero la incapacidad de patrullar las reservas hace que los cazadores furtivos continúen atrapándolos.

Actualmente se conservan ejemplares de diversas especies de pangolines en zoológicos, pero su cría y reproducción de en estos espacios rara vez tiene éxito, pese a ser confiscados a traficantes, el 71% de ellos mueren antes de un año y sólo el resto superan los dos años y medio.

Foto: Twitter @isaacBIOvega

En el zoológico de Orissa surgió el caso de un pangolín que vivió 13 años y el 7 de noviembre de 2006 nació una cría, por lo que el lugar implementó un programa de conservación, especialmente diseñado para la reproducción y más tarde el retorno a la naturaleza de estos seres.

El pangolín del Cabo, el indio, el chino y el malayo son las especies consideradas casi amenazadas, algunos de sus predadores son la serpiente pitón o los félidos, aunque también son víctimas de incendios, especialmente en África, o de la agricultura intensiva y el abuso de los pesticidas.

La amenaza principal de estos mamíferos y razón por la que se les relaciona con el brote de coronavirus, es la caza por parte de los humanos para utilizarlos como alimento por su tipo de carne ya que es considerada un manjar e incluso se cree que sus escamas hacen bajar las inflamaciones, mejoran la circulación de la sangre y ayudan a las mujeres en el periodo de lactancia a producir leche.

Pese a la prohibición de las autoridades, hay restaurantes chinos que continúan ofreciendo este platillo en un precio de entre 50 y 60 euros por kilo.

Algunos chefs han revelado que los mantienen vivos en jaulas hasta que son solicitados por un cliente, primero se les deja inconscientes con golpes de martillo, se les corta el cuello y se les desangra, para posteriormente hervirlos y sacarles las escamas.

Ya que se encuentran limpios son cortados en trozos pequeños, mismos que utilizan platillos como carnes a las brasas o sopas e incluso algunos comensales gustan de llevarse la sangre a sus casas.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol de Puebla

Regístrate al Whatsapp Noticias

Local

Retiran estaciones de Cyclo Share tras renuncia a concesión

En vilo el esquema que reemplazará a este sistema de transporte

Policiaca

Intimida a poblana, lo exhiben en redes y ahora está detenido 

El sujeto es primo de un presunto feminicida de otra mujer de Puebla

Automotriz

Checo Pérez termina cuarentena; espera salir negativo en nueva prueba de Covid

El piloto tapatío se someterá a una nueva prueba de la Covid-19, en la que necesitará un negativo verificado

Gossip

¿Tom Hanks será Geppetto? Disney negocia con el actor para nueva versión de Pinocho

Hanks ya habría mostrado interés por encarnar a este personaje desde que leyó el borrador del proyecto en 2018

Local

Comercio de Atlixco informa que reabrirán este viernes 7 de agosto

En redes sociales y con carteles anuncian el retorno con apego a los protocolos de seguridad

Estado

Se negó a detenerse en la federal México-Tuxpan y lo asesinan

Familiares de la víctima dijeron que presuntos asaltantes intentaron que la unidad se frenara

Aderezo

Quesos y cervezas, un maridaje de diez

Dos productos que pueden complementarse para enaltecer los sabores de cada uno

Moda

¡Sin medidas sanitarias! Louis Vuitton da su primer desfile con público en Shanghái

Lo que llamó la atención del desfile es que no hubo sana distancia entre la audiencia, ni el uso de cubrebocas a pesar de la pandemia