/ lunes 4 de octubre de 2021

¡Cuidado! Estas bebidas alcohólicas no son lo que prometen

La Profeco analizó si los productos de esta categoría, con un costo de menos de 130 pesos, cumplían en la composición de ingredientes que prometen

Luego de las Fiestas Patrias prácticamente se comienza a cerrar el año en cuanto a festividades se refiere y no pueden faltar dentro de los eventos las bebidas alcohólicas, pero te cuidado en lo que consumas, pues la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) compartió un estudio de una serie de bebidas que prometen un producto, pero no lo cumplen.

Dentro de su estudio publicado en la Revista del Consumidor del mes de septiembre, la dependencia contempló bebidas de menos de 130 pesos y analizó si cumplían en la composición de sus ingredientes y porcentajes de alcohol.

La dependencia se dio a la tarea de analizar 41 marcas de diferentes productos, a las cuales se les realizaron 343 pruebas en un periodo del 23 de marzo al 15 de julio del año en curso, a fin de verificar si cumple con las normas NOM-002-SCFI-2011 y NOM-142-SSA01/SCFI-2014.

Dentro de los productos estudiados se encuentran seis licores de caña, uno de ginebra, dos destilados de caña, dos charandas, cinco rones, tres brandys, doce licores de agave, seis vodkas, un licor de agave con sabor y tres whiskys.

Dentro de la comparativa que se realizó con el contenido se encuentran la información comercial, el contenido de componentes volátiles, el contenido de azúcares, el contenido energético, el contenido neto y el contenido de alcohol y los resultados que arrojó el estudio fueron los siguientes.

Licores de caña:

  • Jacalito de Tonaya, 960 ml (30 pesos). El producto cumple con lo que vende.
  • El León Dorado, 960 ml (98 pesos). El producto no cumple con el contenido alcohólico que declara y no contiene en mínimo de azúcares para denominarse licor.
  • El Mezcalito de Tonaya, 1.75 ml (39 pesos). El producto presenta el símbolo de ANIDA, así como una imagen de agave, pero es un licor de caña. Además, tuvo 3.4 por ciento menos del contenido neto declarado.
  • No Te Rajes (blanco), 1 L (53 pesos). La información que da al consumidor es completa.
  • No Te Rajes (oro) 1 L (53 pesos). No cumple con el contenido alcohólico que declara.
  • Tonayán, 960 ml (35 pesos). Presenta el símbolo de ANIDA, pero es un licor de caña.
  • Cielo Azteca, 750 ml (63 pesos). El producto cumple con lo que promete en su etiqueta.
  • El Compadre (blanco), 1 L (80 pesos). La forma en que se coloca la leyenda 100 por ciento agave puede inducir al error. Tampoco cumple con el contenido alcohólico que declara, ni tiene el mínimo de azúcares para denominarse licor.
  • El Compadre (oro), 750 ml (68 pesos). Igual que su hermano, la forma en que se coloca la leyenda 100 por ciento agave puede inducir al error. No tiene el mínimo de azúcares para denominarse licor.
  • Enigma, 750 ml (46 pesos). Su información es correcta.
  • Llano Escondido, 750 ml (69 pesos). Tiene 2.4 por ciento menos del contenido neto declarado.
  • Paloma Blanca, 1 L (60 pesos). No contiene el mínimo de azúcares para denominarse licor.
  • Paloma Negra, 1 L (72 pesos). Cumple con su etiquetado.
  • Rancho Escondido 750 ml (oro 65 pesos y plata 78 pesos): Cumple con todo lo que ofrece.
  • San Luis, 750 ml (blanco y oro 120 pesos). Cumple con el etiquetado.
  • Vértigo, 750 ml (60 pesos). No contiene el mínimo de azúcares para denominarse licor.

Licor de agave con sabor:

  • Rancho Escondido de tamarindo, 1 L (91 pesos). No cumple con el contenido alcohólico que declara.

Destilados de caña:

  • Los Reyes, 940 ml (84 pesos). Su información es completa.
  • Valle Viejo 1 L (90 pesos). Presenta la leyenda “los mejores destilados”, la cual no se puede comprobar.
  • Ron:
  • Bahamas 1 L (109 pesos). Su información es completa.
  • Baraima, 700 ml (112 pesos). Tiene información completa.
  • Castillo Cohiba, 1 L (113 pesos). También su información es completa.
  • Castillo Cohiba (blanco) 1 L (88 pesos). Su información es certera.
  • Ron Leyenda,1 L (108 pesos). Lo que ofrece es correcto.

Ginebras:

  • Kerenki, 1 L (87 pesos). Tuvo hasta 2.5 por ciento menos del contenido neto declarado.

Vodkas:

  • Eristoff, 700 ml (95 pesos). Lo que ofrece es real.
  • Gorloska, 1 L (115 pesos). Su información es completa.
  • Karat, 1 L (130 pesos). Lo que ofrece en su etiqueta es correcto.
  • Kerenki, 1 L (81 pesos). Tuvo hasta dos por ciento menos del contenido neto declarado.
  • Oso Negro, 1.2 L (107 pesos). No demostró ser el “vodka número uno en México”.
  • Zaverich Premium, 1 L (101 pesos). Tuvo hasta 1.9 por ciento menos del contenido neto declarado.

Charandas:

  • El Tarasco, 750 ml (75 pesos). Tuvo hasta 2.7 por ciento menos del contenido neto declarado.
  • Uruapan, 940 ml (55 pesos). Su información al consumidor es completa.

Brandys:

  • Presidente, 700 ml (clásico 123 pesos y solera 110 pesos): Cumplen con lo que ofrece.
  • Al gusto, 1 L (68 pesos). NO es brandy. Además, no es veraz con respecto al cien por ciento de uva, ni cumple con el contenido alcohólico que declara.

Whiskys:

  • 5 Macdowall, 750 ml (109 pesos). Su información es completa.
  • Johncor, 700 ml (104 pesos). La información es completa.
  • McKendall, 700 ml (101 pesos). Su etiquetado es correcto.

Así que ya lo sabes, cuando adquieras alguna bebida alcohólica para tu próxima reunión no olvides verificar lo que estás comprando para que no te den gato por liebre.

Luego de las Fiestas Patrias prácticamente se comienza a cerrar el año en cuanto a festividades se refiere y no pueden faltar dentro de los eventos las bebidas alcohólicas, pero te cuidado en lo que consumas, pues la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) compartió un estudio de una serie de bebidas que prometen un producto, pero no lo cumplen.

Dentro de su estudio publicado en la Revista del Consumidor del mes de septiembre, la dependencia contempló bebidas de menos de 130 pesos y analizó si cumplían en la composición de sus ingredientes y porcentajes de alcohol.

La dependencia se dio a la tarea de analizar 41 marcas de diferentes productos, a las cuales se les realizaron 343 pruebas en un periodo del 23 de marzo al 15 de julio del año en curso, a fin de verificar si cumple con las normas NOM-002-SCFI-2011 y NOM-142-SSA01/SCFI-2014.

Dentro de los productos estudiados se encuentran seis licores de caña, uno de ginebra, dos destilados de caña, dos charandas, cinco rones, tres brandys, doce licores de agave, seis vodkas, un licor de agave con sabor y tres whiskys.

Dentro de la comparativa que se realizó con el contenido se encuentran la información comercial, el contenido de componentes volátiles, el contenido de azúcares, el contenido energético, el contenido neto y el contenido de alcohol y los resultados que arrojó el estudio fueron los siguientes.

Licores de caña:

  • Jacalito de Tonaya, 960 ml (30 pesos). El producto cumple con lo que vende.
  • El León Dorado, 960 ml (98 pesos). El producto no cumple con el contenido alcohólico que declara y no contiene en mínimo de azúcares para denominarse licor.
  • El Mezcalito de Tonaya, 1.75 ml (39 pesos). El producto presenta el símbolo de ANIDA, así como una imagen de agave, pero es un licor de caña. Además, tuvo 3.4 por ciento menos del contenido neto declarado.
  • No Te Rajes (blanco), 1 L (53 pesos). La información que da al consumidor es completa.
  • No Te Rajes (oro) 1 L (53 pesos). No cumple con el contenido alcohólico que declara.
  • Tonayán, 960 ml (35 pesos). Presenta el símbolo de ANIDA, pero es un licor de caña.
  • Cielo Azteca, 750 ml (63 pesos). El producto cumple con lo que promete en su etiqueta.
  • El Compadre (blanco), 1 L (80 pesos). La forma en que se coloca la leyenda 100 por ciento agave puede inducir al error. Tampoco cumple con el contenido alcohólico que declara, ni tiene el mínimo de azúcares para denominarse licor.
  • El Compadre (oro), 750 ml (68 pesos). Igual que su hermano, la forma en que se coloca la leyenda 100 por ciento agave puede inducir al error. No tiene el mínimo de azúcares para denominarse licor.
  • Enigma, 750 ml (46 pesos). Su información es correcta.
  • Llano Escondido, 750 ml (69 pesos). Tiene 2.4 por ciento menos del contenido neto declarado.
  • Paloma Blanca, 1 L (60 pesos). No contiene el mínimo de azúcares para denominarse licor.
  • Paloma Negra, 1 L (72 pesos). Cumple con su etiquetado.
  • Rancho Escondido 750 ml (oro 65 pesos y plata 78 pesos): Cumple con todo lo que ofrece.
  • San Luis, 750 ml (blanco y oro 120 pesos). Cumple con el etiquetado.
  • Vértigo, 750 ml (60 pesos). No contiene el mínimo de azúcares para denominarse licor.

Licor de agave con sabor:

  • Rancho Escondido de tamarindo, 1 L (91 pesos). No cumple con el contenido alcohólico que declara.

Destilados de caña:

  • Los Reyes, 940 ml (84 pesos). Su información es completa.
  • Valle Viejo 1 L (90 pesos). Presenta la leyenda “los mejores destilados”, la cual no se puede comprobar.
  • Ron:
  • Bahamas 1 L (109 pesos). Su información es completa.
  • Baraima, 700 ml (112 pesos). Tiene información completa.
  • Castillo Cohiba, 1 L (113 pesos). También su información es completa.
  • Castillo Cohiba (blanco) 1 L (88 pesos). Su información es certera.
  • Ron Leyenda,1 L (108 pesos). Lo que ofrece es correcto.

Ginebras:

  • Kerenki, 1 L (87 pesos). Tuvo hasta 2.5 por ciento menos del contenido neto declarado.

Vodkas:

  • Eristoff, 700 ml (95 pesos). Lo que ofrece es real.
  • Gorloska, 1 L (115 pesos). Su información es completa.
  • Karat, 1 L (130 pesos). Lo que ofrece en su etiqueta es correcto.
  • Kerenki, 1 L (81 pesos). Tuvo hasta dos por ciento menos del contenido neto declarado.
  • Oso Negro, 1.2 L (107 pesos). No demostró ser el “vodka número uno en México”.
  • Zaverich Premium, 1 L (101 pesos). Tuvo hasta 1.9 por ciento menos del contenido neto declarado.

Charandas:

  • El Tarasco, 750 ml (75 pesos). Tuvo hasta 2.7 por ciento menos del contenido neto declarado.
  • Uruapan, 940 ml (55 pesos). Su información al consumidor es completa.

Brandys:

  • Presidente, 700 ml (clásico 123 pesos y solera 110 pesos): Cumplen con lo que ofrece.
  • Al gusto, 1 L (68 pesos). NO es brandy. Además, no es veraz con respecto al cien por ciento de uva, ni cumple con el contenido alcohólico que declara.

Whiskys:

  • 5 Macdowall, 750 ml (109 pesos). Su información es completa.
  • Johncor, 700 ml (104 pesos). La información es completa.
  • McKendall, 700 ml (101 pesos). Su etiquetado es correcto.

Así que ya lo sabes, cuando adquieras alguna bebida alcohólica para tu próxima reunión no olvides verificar lo que estás comprando para que no te den gato por liebre.

Local

Falta de oportunidades y de infraestructura, retos de discapacitados visuales

De acuerdo con el Índice de Desarrollo Inclusivo, Puebla se ubica en el lugar 27 en inclusión laboral de personas con alguna discapacidad

Estado

"No nos hagamos tontos, usted nunca corrió", palabras que alentaron al profe Chabelo a seguir

Un accidente automovilístico le provocó gangrena y le tuvieron que amputar la pierna

Policiaca

Familiares de involucrado en caída de helicóptero temen que se obstaculice liberación

La liberación podría retrasarse entre mes y mes y medio, en lo que la posible revisión se resuelve

Virales

Marvel impone moda; papás nombran Thanos a su bebé

Los padres del menor decidieron que sería buena idea que su hijo llevara el nombre del “Titán Loco”

Mundo

Facebook permite que autor de tiroteo en Wisconsin regrese a la plataforma

En agosto de 2020, Kyle Rittenhouse era un adolescente blanco de 17 años acusado de la muerte de dos personas

Círculos

¡Celebra a lo grande! Colores y tendencias para Navidad

Checa esta información y consigue tu atuendo para lucir espectacular en las fiestas decembrinas

Salud

Aprueba Reino Unido tratamiento contra Covid-19 en pacientes de alto riesgo

Es el segundo fármaco contra el coronavirus aprobado en un mes en este país, después del molnupiravir

Policiaca

Adolescente puso fin a su vida en Puebla

El menor presentaba problemas de conducta y había sido regañado por su padrastro

Policiaca

Eran madre e hija, mujeres encobijadas en San Miguel Espejo

De acuerdo con el avance de las investigaciones, habría sido por un ajuste de cuentes y no un crimen pasional