/ jueves 15 de agosto de 2019

Pescadores colaboran en la protección de la fauna al reciclar las artes de plástico

Los hombres del mar colaboran en la protección de la fauna al reciclar las artes de plástico

Gafas y colchas hechas con plásticos recogidos del mar son ejemplos curiosos y reales que ponen de relieve la conciencia que tanto el sector pesquero como la industria están adquiriendo sobre este problema que pone en riesgo la supervivencia de los ecosistemas marinos.

Greenpeace calcula que los mares y océanos reciben cada año hasta 12 millones de toneladas de basura y un porcentaje elevado de ellas contiene plástico, que es el causante de la muerte de más de un millón de aves y más de 100 mil mamíferos marinos; un hecho que, aparte de las consecuencias que tiene para la naturaleza y la biodiversidad, afecta de pleno a los intereses de los pescadores.

Por eso, las cofradías y los armadores son los primeros interesados en atajar este problema del que son en parte causantes, al trabajar en ese medio, pero también parte de la solución, señalan.

Desde las cofradías, el presidente de la Federación Nacional, Basilio Otero, indica la creciente concienciación entre los pescadores que están participando activamente en la colocación de contenedores de reciclaje en los puertos: ya hay 37 de recogida selectiva, según señala. Los pescadores están atentos a reciclar las artes de pesca elaboradas con plástico que ya no utilizarán u otros envases como botellas de aguas o guantes que usan en el mar: “Somos muy sensible con este tema, estamos involucrados”, subraya Otero.

Ese plástico que recogen los marineros en el mar es gestionado posteriormente por Ecoembes y Ecoalf que, por ejemplo, hacen prendas de ropa como chaquetones o impermeables.

Los armadores también están involucrados en diversos proyectos, como Oceanet y NetTag, para reducir la basura en el mar, según señala el gerente adjunto de la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI), Edelmiro Ulloa.

Con Oceanet pretenden crear una herramienta TIC que minimizará la pérdida de redes, hechas a base de plástico, informando a los patrones de zonas del mar donde es fácil que sufran enganches y puedan desprenderse del barco.

NetTag, por su parte, es un proyecto conjunto con Portugal que consiste en colocar localizadores acústicos a las redes para, si se pierden, poder saber dónde cayeron y recogerlas sin que se queden en el mar.

“Nuestro armadores están en el mar, capturan sus peces en ese medio y es una preocupación máxima reducir los niveles de residuos”, indica Ulloa, quien además incide en que el volumen de vertidos procedentes de la pesca es “ínfimo” si se compara con los que llegan de tierra. Una apreciación que también comparte Greenpeace, que estima que el 80 por cieno de los residuos depositados en el mar proviene de actividades en tierra.

“Sea to see” es una iniciativa empresarial que ha conseguido reciclar unas 400 toneladas de plástico en sus tres años de vida para fabricar monturas de gafas cuya demanda crece día tras día, según indica su fundador, François van den Abeele.

Con 150 contenedores distribuidos principalmente en puertos catalanes, el proyecto de Van den Abeele quiere demostrar que la economía circular en la pesca y en la moda es posible.

Para ello, tras la recogida de los residuos, se lleva a un centro de separación para extraer el plástico que se envía en forma de bolitas a Italia donde se fabrican las monturas antes de distribuirlas por mil 500 ópticas de toda la UE.

Gafas y colchas hechas con plásticos recogidos del mar son ejemplos curiosos y reales que ponen de relieve la conciencia que tanto el sector pesquero como la industria están adquiriendo sobre este problema que pone en riesgo la supervivencia de los ecosistemas marinos.

Greenpeace calcula que los mares y océanos reciben cada año hasta 12 millones de toneladas de basura y un porcentaje elevado de ellas contiene plástico, que es el causante de la muerte de más de un millón de aves y más de 100 mil mamíferos marinos; un hecho que, aparte de las consecuencias que tiene para la naturaleza y la biodiversidad, afecta de pleno a los intereses de los pescadores.

Por eso, las cofradías y los armadores son los primeros interesados en atajar este problema del que son en parte causantes, al trabajar en ese medio, pero también parte de la solución, señalan.

Desde las cofradías, el presidente de la Federación Nacional, Basilio Otero, indica la creciente concienciación entre los pescadores que están participando activamente en la colocación de contenedores de reciclaje en los puertos: ya hay 37 de recogida selectiva, según señala. Los pescadores están atentos a reciclar las artes de pesca elaboradas con plástico que ya no utilizarán u otros envases como botellas de aguas o guantes que usan en el mar: “Somos muy sensible con este tema, estamos involucrados”, subraya Otero.

Ese plástico que recogen los marineros en el mar es gestionado posteriormente por Ecoembes y Ecoalf que, por ejemplo, hacen prendas de ropa como chaquetones o impermeables.

Los armadores también están involucrados en diversos proyectos, como Oceanet y NetTag, para reducir la basura en el mar, según señala el gerente adjunto de la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI), Edelmiro Ulloa.

Con Oceanet pretenden crear una herramienta TIC que minimizará la pérdida de redes, hechas a base de plástico, informando a los patrones de zonas del mar donde es fácil que sufran enganches y puedan desprenderse del barco.

NetTag, por su parte, es un proyecto conjunto con Portugal que consiste en colocar localizadores acústicos a las redes para, si se pierden, poder saber dónde cayeron y recogerlas sin que se queden en el mar.

“Nuestro armadores están en el mar, capturan sus peces en ese medio y es una preocupación máxima reducir los niveles de residuos”, indica Ulloa, quien además incide en que el volumen de vertidos procedentes de la pesca es “ínfimo” si se compara con los que llegan de tierra. Una apreciación que también comparte Greenpeace, que estima que el 80 por cieno de los residuos depositados en el mar proviene de actividades en tierra.

“Sea to see” es una iniciativa empresarial que ha conseguido reciclar unas 400 toneladas de plástico en sus tres años de vida para fabricar monturas de gafas cuya demanda crece día tras día, según indica su fundador, François van den Abeele.

Con 150 contenedores distribuidos principalmente en puertos catalanes, el proyecto de Van den Abeele quiere demostrar que la economía circular en la pesca y en la moda es posible.

Para ello, tras la recogida de los residuos, se lleva a un centro de separación para extraer el plástico que se envía en forma de bolitas a Italia donde se fabrican las monturas antes de distribuirlas por mil 500 ópticas de toda la UE.

Finanzas

México y su impresionante adopción de las criptomonedas

México aparece como uno de los líderes latinos a la hora de pensar en la popularidad de las criptomonedas. Te contamos un poco más sobre esta situación.

Local

Pedro Bolaños: la quinta víctima mortal de la explosión de Xochimehuacan

A la par, fue dado de alta a otros dos pacientes que también estaban hospitalizados

Local

Con déficit, presencia de la Guardia Nacional en Puebla

El estado ocupa la posición 12 con mayor número de elementos desplegados

Deportes

Rafa Moreno Valle, un personaje inolvidable en el beisbol

Un promotor que le entró a todo. En 1970 dio a Puebla futbol de Primera División, y vivió tres etapas diferentes como dueño de Pericos

Local

Analiza AMLO segunda dosis Cansino para maestros en México

Se van a reforzar las que sean necesarias, dijo en su rueda de prensa

Local

En Tehuacán, bloquean accesos a rancho usado como basurero clandestino

Desde las 8 horas, habitantes permanecen en el lugar para exigir que la basura generada en este municipio se lleve a otro lugar

Mundo

Advierte presidente de Bolivia sobre reagrupamiento de la derecha en AL

Luis Arce indicó que esta situación está propiciando condiciones similares a las que se presentaron previo al golpe de estado

Virales

Son influencers y comparten sus “secretos” para triunfar en redes sociales

Las plataformas más utilizadas son Facebook, Instagram y TikTok; le siguen Twitter y Twitch

Mundo

Condena a Emma Coronel a 3 años de prisión en EU

Emma Coronel Aispuro, de 32 años, se declaró en junio culpable de tres cargos