/ martes 5 de mayo de 2020

¡Otros héroes en la crisis! Recolectores no pueden dejar de trabajar

José María, Mariano, José Alberto, José Luis y Paulino, son sólo algunos de los trabajadores detrás de una calle limpia y en algún momento han tenido miedo

José María, Mariano, José Alberto, José Luis, Paulino, son sólo algunos nombres de las personas que están detrás de una calle limpia, todos son recolectores de basura y aunque en algún momento han tenido miedo de contagiarse de coronavirus por los desechos de las personas, saben que su labor es esencial en la ciudad y que no pueden dejar de hacerlo.

“El Chema”, es como conocen a José María Mendoza, es operador de logística de las unidades terrestres y se dedica a la recolección domiciliaria desde hace un año, pasa casa por casa recogiendo las bolsas de basura. Su trabajo siempre ha tenido un porcentaje alto de riesgo ya que a veces las personas tiran vidrios rotos, así como material médico, pero no les avisan a los recolectores y ellos se pueden pinchar las manos o tener accidentes.

Explicó que la recomendación es que todos los cubrebocas, mascarillas y guantes sean tirados dentro de una bolsa bien cerrada y con un listón rojo de preferencia, pero no deben arrojarse solos. “Lo más difícil durante este año que he trabajado aquí, es lo del Covid-19 porque tuvimos que cambiar la logística y pues también porque ya existe el miedo de contagiarnos. La gente no cumple con el separado de basura, sigue sin entender que nosotros también tenemos familia y si siguen tirando así, podrían contagiarnos”, dijo.

En su casa lo esperan su madre, su esposa y su hija y es por ello que cumple estrictamente con las medidas de sanidad que le instruyeron y trata de limpiarse constantemente.

El señor Mariano Maxil Torres también lleva casi un año laborando en la recolección de basura y en su opinión, su trabajo no es valorada por la ciudadanía, ya que los ven como “pepenadores”, cuando ellos hacen que la ciudad se vea limpia.

Está casado y tiene tres hijos, quienes son el motivo de su esfuerzo y las personas por las que extrema precauciones para recoger basura, pues sabe que el coronavirus es peligroso y no quiere ni contagiarse ni contagiarlos. “Principalmente recolectamos residuos de los restaurantes y lo hacemos a través de contenedores (…) mi familia me dice que siga las normas que nos indica la empresa para cuidarnos y aparte cuando llego a la casa dejo mi ropa de trabajo en un lugar especial, me aseo y también les he pedido que no salgan, que se cuiden mientras yo trabajo”, compartió.

Desde su óptica, los ciudadanos deberían ser más sensibles ante esta profesión ya que todos los que trabajan en la recolección de basura lo hacen para apoyar a sus familias y lo que menos deberían de hacer “es verlos feo porque están en la basura”.

Actualmente, sólo pide que todos sean cuidados al tirar sus cubrebocas o pañuelos, ya que los materiales de protección que son utilizados por la contingencia luego de tirarse a la basura representan un riesgo de infección si no son manejados correctamente.

Por su parte el señor Paulino Ramos comentó que tiene 55 años y lleva 17 años trabajado en la recolección de basura, durante todo este tiempo que lleva en esta labor es la primera vez que ve una situación tal difícil para su empleo.

En los últimos días, las personas no quieren que ellos se acerquen a sus casas y optan por salir a la calle y aventar su propia basura, aceptó que mucha gente es grosera con ellos, por lo que pidió que sean más comprensivos, ya que ellos también tienen una familia que los está esperando en casa.

José Alberto Pérez y José Luis Gómez, tiene 19 y 20 años de edad, respectivamente. Se consideran de los jóvenes en este oficio, pero de igual modo, temen contagiar a sus padres. Saben que son vulnerables al coronavirus, pero no pueden quedarse en su casa ya que en ambos casos ellos llevan recursos económicos a sus hogares.

Al recolectar la basura, saben que pueden encontrarse un pañuelo o cubrebocas de alguna persona infectada, pero son extremadamente cuidadosos y revisan las bolsas antes de tomarlas bien.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

“Con esto de la contingencia muchas personas se han quedado en sus casas y eso genera más basura, pero tenemos bastantes medidas de seguridad y nos cuidamos para proteger nuestra salud y a nuestros seres queridos”, dijo José Luis.

SOLO UN TRABAJADOR SE HA HECHO UNA PRUEBA PARA DETECTAR SI TENÍA CORONAVIRUS, PERO FUE NEGATIVA

Jesús Ramírez es gerente de capital humano de la empresa PASA en Puebla, que se dedica al manejo de residuos y aseguró que todos los trabajadores mayores de 60 años dejaron de laborar y están cuidándose en sus hogares con goce de sueldo.

Además, a todos los trabajadores se les checa la temperatura al ingreso y la indicación es que no deje entrar a nadie con temperatura, hasta el momento no se ha registrado un caso de este tipo, pero si llega a detectarse en un futuro, el recolector será canalizado con el área de salud correspondiente.

Sólo un trabajador se hizo una prueba particular para confirmar si tenía coronavirus porque tenía síntomas parecidos, pero fue negativa.

Por su parte, Denise Castillo, encargada de calidad ambiental, seguridad y salud, explicó que las medidas de seguridad que han adoptado desde que se anunció la emergencia sanitaria son las siguientes: dotar de cubrebocas tanto desechables como de tela, brindar atomizadores con formula sanitizadora para cabinas, gel antibacterial, botas de seguridad y guantes con capa especial.

Para finalizar, Jesús Murillo, gerente del área de logística compartió que, al término de cada ruta, todos los recolectores ingresan al área de lavado para desinfectarse y los vehículos se sanitizan todos los días luego de que se concluyan los trayectos de recolección.

José María, Mariano, José Alberto, José Luis, Paulino, son sólo algunos nombres de las personas que están detrás de una calle limpia, todos son recolectores de basura y aunque en algún momento han tenido miedo de contagiarse de coronavirus por los desechos de las personas, saben que su labor es esencial en la ciudad y que no pueden dejar de hacerlo.

“El Chema”, es como conocen a José María Mendoza, es operador de logística de las unidades terrestres y se dedica a la recolección domiciliaria desde hace un año, pasa casa por casa recogiendo las bolsas de basura. Su trabajo siempre ha tenido un porcentaje alto de riesgo ya que a veces las personas tiran vidrios rotos, así como material médico, pero no les avisan a los recolectores y ellos se pueden pinchar las manos o tener accidentes.

Explicó que la recomendación es que todos los cubrebocas, mascarillas y guantes sean tirados dentro de una bolsa bien cerrada y con un listón rojo de preferencia, pero no deben arrojarse solos. “Lo más difícil durante este año que he trabajado aquí, es lo del Covid-19 porque tuvimos que cambiar la logística y pues también porque ya existe el miedo de contagiarnos. La gente no cumple con el separado de basura, sigue sin entender que nosotros también tenemos familia y si siguen tirando así, podrían contagiarnos”, dijo.

En su casa lo esperan su madre, su esposa y su hija y es por ello que cumple estrictamente con las medidas de sanidad que le instruyeron y trata de limpiarse constantemente.

El señor Mariano Maxil Torres también lleva casi un año laborando en la recolección de basura y en su opinión, su trabajo no es valorada por la ciudadanía, ya que los ven como “pepenadores”, cuando ellos hacen que la ciudad se vea limpia.

Está casado y tiene tres hijos, quienes son el motivo de su esfuerzo y las personas por las que extrema precauciones para recoger basura, pues sabe que el coronavirus es peligroso y no quiere ni contagiarse ni contagiarlos. “Principalmente recolectamos residuos de los restaurantes y lo hacemos a través de contenedores (…) mi familia me dice que siga las normas que nos indica la empresa para cuidarnos y aparte cuando llego a la casa dejo mi ropa de trabajo en un lugar especial, me aseo y también les he pedido que no salgan, que se cuiden mientras yo trabajo”, compartió.

Desde su óptica, los ciudadanos deberían ser más sensibles ante esta profesión ya que todos los que trabajan en la recolección de basura lo hacen para apoyar a sus familias y lo que menos deberían de hacer “es verlos feo porque están en la basura”.

Actualmente, sólo pide que todos sean cuidados al tirar sus cubrebocas o pañuelos, ya que los materiales de protección que son utilizados por la contingencia luego de tirarse a la basura representan un riesgo de infección si no son manejados correctamente.

Por su parte el señor Paulino Ramos comentó que tiene 55 años y lleva 17 años trabajado en la recolección de basura, durante todo este tiempo que lleva en esta labor es la primera vez que ve una situación tal difícil para su empleo.

En los últimos días, las personas no quieren que ellos se acerquen a sus casas y optan por salir a la calle y aventar su propia basura, aceptó que mucha gente es grosera con ellos, por lo que pidió que sean más comprensivos, ya que ellos también tienen una familia que los está esperando en casa.

José Alberto Pérez y José Luis Gómez, tiene 19 y 20 años de edad, respectivamente. Se consideran de los jóvenes en este oficio, pero de igual modo, temen contagiar a sus padres. Saben que son vulnerables al coronavirus, pero no pueden quedarse en su casa ya que en ambos casos ellos llevan recursos económicos a sus hogares.

Al recolectar la basura, saben que pueden encontrarse un pañuelo o cubrebocas de alguna persona infectada, pero son extremadamente cuidadosos y revisan las bolsas antes de tomarlas bien.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

“Con esto de la contingencia muchas personas se han quedado en sus casas y eso genera más basura, pero tenemos bastantes medidas de seguridad y nos cuidamos para proteger nuestra salud y a nuestros seres queridos”, dijo José Luis.

SOLO UN TRABAJADOR SE HA HECHO UNA PRUEBA PARA DETECTAR SI TENÍA CORONAVIRUS, PERO FUE NEGATIVA

Jesús Ramírez es gerente de capital humano de la empresa PASA en Puebla, que se dedica al manejo de residuos y aseguró que todos los trabajadores mayores de 60 años dejaron de laborar y están cuidándose en sus hogares con goce de sueldo.

Además, a todos los trabajadores se les checa la temperatura al ingreso y la indicación es que no deje entrar a nadie con temperatura, hasta el momento no se ha registrado un caso de este tipo, pero si llega a detectarse en un futuro, el recolector será canalizado con el área de salud correspondiente.

Sólo un trabajador se hizo una prueba particular para confirmar si tenía coronavirus porque tenía síntomas parecidos, pero fue negativa.

Por su parte, Denise Castillo, encargada de calidad ambiental, seguridad y salud, explicó que las medidas de seguridad que han adoptado desde que se anunció la emergencia sanitaria son las siguientes: dotar de cubrebocas tanto desechables como de tela, brindar atomizadores con formula sanitizadora para cabinas, gel antibacterial, botas de seguridad y guantes con capa especial.

Para finalizar, Jesús Murillo, gerente del área de logística compartió que, al término de cada ruta, todos los recolectores ingresan al área de lavado para desinfectarse y los vehículos se sanitizan todos los días luego de que se concluyan los trayectos de recolección.

Policiaca

Localizan cadáver de segunda víctima de explosión en edificio

Personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana confirmó que el cuerpo encontrado corresponde a una mujer

Local

SEDATU analiza retomar el proyecto del Mercado de Amalucan

Román Meyer aseguró que continúan desarrollándose varias de las doce obras etiquetadas para Puebla

Policiaca

Descarta SSP estatal motín en el interior del Cereso de Puebla

La suspensión de visitas fue debido a que se están realizando operativos permanentes para regular la operatividad del penal

Ciencia

Con software, científicos descubren más de 130 mil virus y podrían predecir pandemias

Esta herramienta utiliza un grupo de 22,500 procesadores de computadora

Doble Vía

Roban sus AirPods durante viaje y aparecen en otro continente

La usuaria prefirió reírse junto al resto de las personas de su desgracia

Cultura

¿Conoces al nuevo director de la Orquesta Sinfónica de la BUAP?

Inició su carrera desde pequeño, lleva la música en la sangre y ha destacado desde entonces

Automotriz

Conoce las ventajas y desventajas de los autos eléctricos

De un tiempo a la fecha, este tipo de unidades han tomado mayor relevancia en el gusto de los consumidores

Finanzas

¿Cómo ahorrar energía mientras realizas home office?

Ante la llegada de la variante Ómicron, en diversas partes del mundo los trabajadores han optado por volver al confinamiento

Mundo

América vive su peor semana de contagios Covid

Registra más de 8 millones y 37% más muertes: OPS; se triplican los casos de Covid-19 en sur de México