/ miércoles 3 de junio de 2020

Puebla, insegura para los ciclistas por falta de infraestructura y cultura vial

En su unidad de dos ruedas, algunas ofensas que reciben los automovilistas refieren: “son unos estorbos”

Falta de infraestructura ciclista, baches, coladeras descubiertas, invasión a las ciclovías y hasta robos, son lo que padecen los poblanos que utilizan la bicicleta para ir al trabajo, la escuela o simplemente dar un paseo en el parque y hacer ejercicio.

Este 3 de junio, en el Día Mundial de la Bicicleta, los ciclistas de la capital y la zona limítrofe opinaron que las vialidades no son óptimas para utilizar este sistema de transporte, además de que condenaron la falta de apoyo de las autoridades para mejorar las calles, la creación de nuevos espacios, así como una campaña que promueva la cultura vial.

En su unidad de dos ruedas, algunas ofensas que reciben los automovilistas refieren: “son unos estorbos”. Son pocos los que dan paso o respetan las áreas designadas.

Desde hace 15 años, Patricio Jiménez, usa su triciclo para comprar todo lo que requiere para la elaboración de amales y atole que vende entre Puebla y San Andrés Cholula. Casi siempre, recibe malos tratos de conductores.

Los conductores te dicen que estorbas, que te quites. Ahora, ya con el acotamiento de esta zona te respetan tantito

Además de los autos, los ciclistas también tienen que sortear las condiciones de las vialidades. Carlos Mozo (27 años) dice que por esa situación ha tenido “caídas, torceduras, y raspones”, asimismo, que tiene una frustración cuando obstaculizan la infraestructura de las ciclovías con puestos ambulantes.

“Hay baches, tarjeas abiertas, rotas, todo es un problema para el ciclista (…) Las ciclovías es el único espacio que tenemos los ciclistas y que lo ocupen es frustrante, son los únicos y contados lugares, y no son respetados por los transeúntes, automovilistas o ambulantes, invaden el lugar”.

Aunado a la inseguridad, en su caso, carga una gran cadena para atar a un árbol su bici cuando llega a su trabajo: “no hay ciclo-estaciones”.

Jessy (23 años) conoce que las ciclovías no son seguras, incluso, en su recorrido por Periférico Ecológico no llega hasta la Atlixcáyotl, porque conoce que ahí hay robos: “El uso de la bicicleta me da vida de alguna manera, me ayuda a distraerme un poco. Me gusta, es muy padre, pero a veces no me siento muy segura por los robos. He escuchado muchas cosas y a veces me da miedo ir sola”.

Por la inseguridad, Eduardo (25 años) también inició a usar desde hace tres años “la bici” y abandonar el transporte público. Cotidianamente utiliza la ciclovía de la avenida Nacional, pero en general, relata que las calles están en pésimas condiciones.

“Lo feo es cuando llueve, no ves donde está el bache, el tope, es el pequeño problema”, dice que es un reto.

“Normalmente usaba la bicicleta para hacer ejercicio, ahora por la pandemia de Covid-19 se convirtió en mi modo de trabajo. Yo soy cocinero, pero como cerraron el restaurante ahora hago pedidos en línea. La ciudad no está adecuada, las calles no tienen la inclinación, hay tráfico, y no hay cultura vial. He tenido accidentes pequeños, caídas”, agrega Antonio (28 años).

LAS CALLES, PARA TODOS

Domínguez Fernández, representante de la organización “Cholula en Bici”, señaló que el diseño de las calles para las bicicletas es importante para que la gente se motive a usar de manera segura la bicicleta.

“Muchas veces solo marcar la calle con pintura es suficiente porque existe la delimitación entre un uno (un ciclista) de otro (automovilista)”.

Informó que en muchas ocasiones es más seguro andar en bicicleta que en la calle o el transporte público, asimismo, insistió que la vía pública debe de ser para todos.

“Las calles deben de estar diseñadas para todas las personas con discapacidad, personas de la tercera edad, ciclistas, peatones. Los recursos económicos se van mucho al automóvil privado, los demás pasamos a un segundo término. Un ciclista tiene miles de obstáculos desde baches, alcantarillas, poca iluminación, no hay pavimento, no hay sombra. Nos enfocamos tanto al auto, aunque es un grupo minoría”.

En su opinión, la decena de ciclovías que hay en la capital podrán tener algunas fallas de elevación, de ubicación, pero son un avance representativo para ocupar la calle. “No quiero sonar que con poco me satisfago, pero si es importante. Hay al menos un cambio, por poco que sea”.

LOS BENEFICIOS DE LA BICI

Ricardo Salas Monroy, coordinador de la Clínica de Fisioterapia del Centro de Salud Integral de la UPAEP, señaló que andar en bicicleta tiene varias ventajas, además de que genera beneficios tanto físicos como mentales.

“Una persona que realiza un ejercicio de 20 a 25 kilómetros por hora, en un ritmo constante, puede quemar 500 calorías por hora, siempre y cuando se tenga esa velocidad constante, también puede bajar de peso, colesterol y generar resistencia cardiovascular”, destacó.

Adicionalmente, ayuda a tonificar músculos, como los cuádriceps, pantorrillas y el glúteo; incluso, mantener fuerte la musculatura de la espalda y la zona lumbar.

En lo emocional, comentó que se liberan endorfinas, sustancia que genera la felicidad y bienestar. Mientras, en el tema social se aumentan la creación de grupos y convivencias.

“Esta convivencia social favorece el tema mental: nos llegamos a motivar, a ser solidarios; cuando hay una cuesta importante nos animamos. También impacta en el tema económico y es más rápido porque no se atora uno en el tráfico”.

LAS RECOMENDACIONES

Salas Monroy señaló que lo adecuado para usar na bicicleta es que el sillín esté en la altura adecuada, pues así, al hacer ejercicio no va a generar un impacto en las rodillas.

“Si nos ponemos de pie, junto a la bicicleta, el sillín debe llegar a la altura de la cadera, el hueso debe de dar a la altura del sillín, cuando estemos montados en la bicicleta, al momento de dar el pedaleo, la pierna que queda estirada debe de quedar de manera recta”.

Ahora, para el impulso, lo ideal, dijo es que sea con la punta del pie, porque regularmente se pone el pie sobre el pedal a la altura de la parte media. “La punta del pie genera mayor propulsión y no genere un daño”.

También, se debe de vigilar el sillón, ya que si está duro puede generar un desbalance del pelvis o comprensión nerviosa.

Falta de infraestructura ciclista, baches, coladeras descubiertas, invasión a las ciclovías y hasta robos, son lo que padecen los poblanos que utilizan la bicicleta para ir al trabajo, la escuela o simplemente dar un paseo en el parque y hacer ejercicio.

Este 3 de junio, en el Día Mundial de la Bicicleta, los ciclistas de la capital y la zona limítrofe opinaron que las vialidades no son óptimas para utilizar este sistema de transporte, además de que condenaron la falta de apoyo de las autoridades para mejorar las calles, la creación de nuevos espacios, así como una campaña que promueva la cultura vial.

En su unidad de dos ruedas, algunas ofensas que reciben los automovilistas refieren: “son unos estorbos”. Son pocos los que dan paso o respetan las áreas designadas.

Desde hace 15 años, Patricio Jiménez, usa su triciclo para comprar todo lo que requiere para la elaboración de amales y atole que vende entre Puebla y San Andrés Cholula. Casi siempre, recibe malos tratos de conductores.

Los conductores te dicen que estorbas, que te quites. Ahora, ya con el acotamiento de esta zona te respetan tantito

Además de los autos, los ciclistas también tienen que sortear las condiciones de las vialidades. Carlos Mozo (27 años) dice que por esa situación ha tenido “caídas, torceduras, y raspones”, asimismo, que tiene una frustración cuando obstaculizan la infraestructura de las ciclovías con puestos ambulantes.

“Hay baches, tarjeas abiertas, rotas, todo es un problema para el ciclista (…) Las ciclovías es el único espacio que tenemos los ciclistas y que lo ocupen es frustrante, son los únicos y contados lugares, y no son respetados por los transeúntes, automovilistas o ambulantes, invaden el lugar”.

Aunado a la inseguridad, en su caso, carga una gran cadena para atar a un árbol su bici cuando llega a su trabajo: “no hay ciclo-estaciones”.

Jessy (23 años) conoce que las ciclovías no son seguras, incluso, en su recorrido por Periférico Ecológico no llega hasta la Atlixcáyotl, porque conoce que ahí hay robos: “El uso de la bicicleta me da vida de alguna manera, me ayuda a distraerme un poco. Me gusta, es muy padre, pero a veces no me siento muy segura por los robos. He escuchado muchas cosas y a veces me da miedo ir sola”.

Por la inseguridad, Eduardo (25 años) también inició a usar desde hace tres años “la bici” y abandonar el transporte público. Cotidianamente utiliza la ciclovía de la avenida Nacional, pero en general, relata que las calles están en pésimas condiciones.

“Lo feo es cuando llueve, no ves donde está el bache, el tope, es el pequeño problema”, dice que es un reto.

“Normalmente usaba la bicicleta para hacer ejercicio, ahora por la pandemia de Covid-19 se convirtió en mi modo de trabajo. Yo soy cocinero, pero como cerraron el restaurante ahora hago pedidos en línea. La ciudad no está adecuada, las calles no tienen la inclinación, hay tráfico, y no hay cultura vial. He tenido accidentes pequeños, caídas”, agrega Antonio (28 años).

LAS CALLES, PARA TODOS

Domínguez Fernández, representante de la organización “Cholula en Bici”, señaló que el diseño de las calles para las bicicletas es importante para que la gente se motive a usar de manera segura la bicicleta.

“Muchas veces solo marcar la calle con pintura es suficiente porque existe la delimitación entre un uno (un ciclista) de otro (automovilista)”.

Informó que en muchas ocasiones es más seguro andar en bicicleta que en la calle o el transporte público, asimismo, insistió que la vía pública debe de ser para todos.

“Las calles deben de estar diseñadas para todas las personas con discapacidad, personas de la tercera edad, ciclistas, peatones. Los recursos económicos se van mucho al automóvil privado, los demás pasamos a un segundo término. Un ciclista tiene miles de obstáculos desde baches, alcantarillas, poca iluminación, no hay pavimento, no hay sombra. Nos enfocamos tanto al auto, aunque es un grupo minoría”.

En su opinión, la decena de ciclovías que hay en la capital podrán tener algunas fallas de elevación, de ubicación, pero son un avance representativo para ocupar la calle. “No quiero sonar que con poco me satisfago, pero si es importante. Hay al menos un cambio, por poco que sea”.

LOS BENEFICIOS DE LA BICI

Ricardo Salas Monroy, coordinador de la Clínica de Fisioterapia del Centro de Salud Integral de la UPAEP, señaló que andar en bicicleta tiene varias ventajas, además de que genera beneficios tanto físicos como mentales.

“Una persona que realiza un ejercicio de 20 a 25 kilómetros por hora, en un ritmo constante, puede quemar 500 calorías por hora, siempre y cuando se tenga esa velocidad constante, también puede bajar de peso, colesterol y generar resistencia cardiovascular”, destacó.

Adicionalmente, ayuda a tonificar músculos, como los cuádriceps, pantorrillas y el glúteo; incluso, mantener fuerte la musculatura de la espalda y la zona lumbar.

En lo emocional, comentó que se liberan endorfinas, sustancia que genera la felicidad y bienestar. Mientras, en el tema social se aumentan la creación de grupos y convivencias.

“Esta convivencia social favorece el tema mental: nos llegamos a motivar, a ser solidarios; cuando hay una cuesta importante nos animamos. También impacta en el tema económico y es más rápido porque no se atora uno en el tráfico”.

LAS RECOMENDACIONES

Salas Monroy señaló que lo adecuado para usar na bicicleta es que el sillín esté en la altura adecuada, pues así, al hacer ejercicio no va a generar un impacto en las rodillas.

“Si nos ponemos de pie, junto a la bicicleta, el sillín debe llegar a la altura de la cadera, el hueso debe de dar a la altura del sillín, cuando estemos montados en la bicicleta, al momento de dar el pedaleo, la pierna que queda estirada debe de quedar de manera recta”.

Ahora, para el impulso, lo ideal, dijo es que sea con la punta del pie, porque regularmente se pone el pie sobre el pedal a la altura de la parte media. “La punta del pie genera mayor propulsión y no genere un daño”.

También, se debe de vigilar el sillón, ya que si está duro puede generar un desbalance del pelvis o comprensión nerviosa.

Local

De mataderos clandestinos, 60 % de la carne que consumen los poblanos

Comuna apuesta por certificación TSS, dejará de invertir en el TIF

Policiaca

Catean "huachitunel" de Xochimehuacan

La estructura se extiende a lo largo de 20 metros

Local

Disminuyen en 50 % nuevos contagios de Covid-19 en Puebla

En las últimas 72 horas se reportó la muerte de una persona por el virus

Salud

Menores en África recibirán primeros fármacos pediátricos contra VIH en 2021

Se trata de una tableta de la terapia antirretroviral con sabor a fresa que estará disponible incluso para los bebés

Local

En aislamiento reclusas del penal de Cholula

Autoridades buscan descartar posibles contagios de Covid -19

Finanzas

Aumentan en un 2.4% los empleos en la industria manufacturera

El presidente del CCE dijo que han logrado recuperar un cierto porcentaje de los puestos de trabajo perdidos

Celebridades

"Amo lo que soy", Elliot Page, de Juno, se declara trans

"Puedo, finalmente, amar lo que soy lo suficiente como para perseguir mi auténtico yo", indicó el ahora actor de Halifax

Finanzas

Disminuyen 64% las quejas por el Buen Fin ante Profeco

Temas relacionados con la adquisición de juguetes en tiendas de autoservicio como Soriana y Walmart, las principales reclamaciones