/ viernes 18 de octubre de 2019

¿Qué significa el amuleto del Santo Niño de Atocha que portaba Ovidio Guzmán?

La imagen de origen español, también era venerada por el narcotraficante colombiano Pablo Escobar

Tras la presunta detención de Ovidio Guzmán, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, circuló en redes sociales su foto, la cual mostraba cómo portaba un amuleto del Santo Niño de Atocha, una imagen religiosa de origen español.

De acuerdo a su historia, el santo es venerado en Zacatecas, Chiapas, Aguascalientes y San Luis Potosí donde existen hermosas iglesias erigidas en su honor.

En todos estos lugares, la imagen es representada según la tradición española con un sombrero de ala y capa de peregrino; lleva también un bastón, un recipiente para agua y una cesta para el pan.

El atuendo responde a una tradición oral nacida en Atocha, España, en la época en que los moros invadieron y tomaron a muchos cristianos como prisioneros. Los conquistadores prohibieron a todas las personas, salvo a los niños, entrar a la prisión. Ni siquiera los sacerdotes podían ingresar para consolar a los enfermos y moribundos, quienes carecían de comida y agua.

Se cuenta que los prisioneros oraban intensamente por alivio, cuando entró un niño quien, tras bendecirlos, les dio del agua y del pan que llevaba; los prisioneros, comieron y bebieron hasta quedar satisfechos, y al final, para sorpresa de todos, se percataron de que la canasta y el recipiente del niño seguían llenos a rebosar.

La llegada de esta imagen a México tiene distintas versiones: Por un lado, se cuenta que el Marqués de San Miguel de Aguayo de España regaló a la Iglesia zacatecana de Plateros una imagen de la Virgen de Atocha, y a partir de entonces los fieles comenzaron a venerar al Santo Niño, que aparecía en los brazos de su Madre.

Otra versión asegura que la estatua fue encontrada por unos mineros dentro de una peculiar pieza de hierro. De esta gran pieza –se dice– extrajeron una pieza menor, en la que, después de limpiarla y pulirla, descubrieron la imagen del Niño Jesús; posteriormente, donaron esta imagen a la Iglesia de Nuestra Señora de Atocha, en Plateros, de manera que el nombre “Atocha” se aplicó también a la imagen del Niño.

Una forma de honrar a este santo es llevar zapatitos para niños, lo cual parte de la leyenda de que el Niño se desgastaba los zapatos en visitas nocturnas que hacía a la prisión.

PABLO ESCOBAR Y RICARDO MONREAL, FIELES AL NIÑO

Incluso, Mario Vargas Llosa sostiene, en un artículo de opinión en un periódico argentino, que Pablo Escobar, "era católico practicante y muy devoto del Santo Niño de Atocha", como prueba a su devoción, en Medellín en el conocido barrio Pablo Escobar, se encuentra un altar dedicado tanto al narcotraficante colombiano como al Santo Niño de Atocha, su devoción fue heredada por su madre, doña Hermilda, quien le pidió al santo que le salvara la vida en un atentado.

Uno de los seguidores que se suma al santo, es el senador de Morena Ricardo Monreal ya que en varias ocasiones ha demostrado su devoción al Santo Niño. "Dios es grande, y el Santo Niño de Atocha, también", dijo en alguna ocasión, también con su familia asiste a misa en el santuario o participa en peregrinaciones.

Tras la presunta detención de Ovidio Guzmán, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, circuló en redes sociales su foto, la cual mostraba cómo portaba un amuleto del Santo Niño de Atocha, una imagen religiosa de origen español.

De acuerdo a su historia, el santo es venerado en Zacatecas, Chiapas, Aguascalientes y San Luis Potosí donde existen hermosas iglesias erigidas en su honor.

En todos estos lugares, la imagen es representada según la tradición española con un sombrero de ala y capa de peregrino; lleva también un bastón, un recipiente para agua y una cesta para el pan.

El atuendo responde a una tradición oral nacida en Atocha, España, en la época en que los moros invadieron y tomaron a muchos cristianos como prisioneros. Los conquistadores prohibieron a todas las personas, salvo a los niños, entrar a la prisión. Ni siquiera los sacerdotes podían ingresar para consolar a los enfermos y moribundos, quienes carecían de comida y agua.

Se cuenta que los prisioneros oraban intensamente por alivio, cuando entró un niño quien, tras bendecirlos, les dio del agua y del pan que llevaba; los prisioneros, comieron y bebieron hasta quedar satisfechos, y al final, para sorpresa de todos, se percataron de que la canasta y el recipiente del niño seguían llenos a rebosar.

La llegada de esta imagen a México tiene distintas versiones: Por un lado, se cuenta que el Marqués de San Miguel de Aguayo de España regaló a la Iglesia zacatecana de Plateros una imagen de la Virgen de Atocha, y a partir de entonces los fieles comenzaron a venerar al Santo Niño, que aparecía en los brazos de su Madre.

Otra versión asegura que la estatua fue encontrada por unos mineros dentro de una peculiar pieza de hierro. De esta gran pieza –se dice– extrajeron una pieza menor, en la que, después de limpiarla y pulirla, descubrieron la imagen del Niño Jesús; posteriormente, donaron esta imagen a la Iglesia de Nuestra Señora de Atocha, en Plateros, de manera que el nombre “Atocha” se aplicó también a la imagen del Niño.

Una forma de honrar a este santo es llevar zapatitos para niños, lo cual parte de la leyenda de que el Niño se desgastaba los zapatos en visitas nocturnas que hacía a la prisión.

PABLO ESCOBAR Y RICARDO MONREAL, FIELES AL NIÑO

Incluso, Mario Vargas Llosa sostiene, en un artículo de opinión en un periódico argentino, que Pablo Escobar, "era católico practicante y muy devoto del Santo Niño de Atocha", como prueba a su devoción, en Medellín en el conocido barrio Pablo Escobar, se encuentra un altar dedicado tanto al narcotraficante colombiano como al Santo Niño de Atocha, su devoción fue heredada por su madre, doña Hermilda, quien le pidió al santo que le salvara la vida en un atentado.

Uno de los seguidores que se suma al santo, es el senador de Morena Ricardo Monreal ya que en varias ocasiones ha demostrado su devoción al Santo Niño. "Dios es grande, y el Santo Niño de Atocha, también", dijo en alguna ocasión, también con su familia asiste a misa en el santuario o participa en peregrinaciones.

Local

Destituyen a Raciel López como secretario de Seguridad Pública en Puebla

El exfuncionario asumió el cargo en febrero de 2020 en donde prometió una limpia al interior de la dependencia

Policiaca

Matan y calcinan a bebé en Puebla

El cuerpo del infante fue abandonado en plena vía pública en calles de la colonia Santa Margarita

Local

Edgar Yamil, el candidato a la presidencia municipal de Puebla de Movimiento Ciudadano

Los perfiles hoy seleccionados no cuentan con ningún antecedente de violencia contra las mujeres, niñas y niños, afirma el dirigente estatal del partido

Deportes

Lomelí, recuperado y listo para buscar su pase a Juegos Olímpicos

El atleta poblano se resintió en el festival de Nuevo León y después de superar la lesión se enfoca en calificar a Tokio en 200 metros y en el relevo 4x100

Mundo

Rusia invoca temor a la catástrofe de Srebrenica

Separatistas prorrusos y Kiev alcanzan el punto más álgido de las tensiones, ambos frentes amagan con ofensivas en la frontera

Política

Verifica INE candidaturas a diputaciones federales

El organismo avaló los registros de los partidos políticos nacionales y coaliciones

Finanzas

Myheritage revive a los que no están

La APP también permite crear un árbol genealógico y hasta ofrece pruebas de ADN

Finanzas

Pandemia abre nuevas puertas a empresas e ilusionan a las bolsas

En el año, los 5 debuts más grandes alcanzan una valoración conjunta de 208 mil mdd

Gossip

Camilo quiere honrar a México con su nuevo disco

El cantante presenta en México Mis manos, su segundo álbum de estudio y con el que se ha posicionado en las principales listas de popularidad de Spotify