/ viernes 1 de octubre de 2021

Alimentos que debilitan nuestras defensas

Una dieta sana y balanceada es indispensable para mantener nuestro organismo en óptimas condiciones para defendernos de enfermedades.

Todos sabemos que existen muchos nutrientes que nos ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico, el cual nos protege de los microorganismos causantes de enfermedades; asimismo, mucho de lo que comemos o dejamos de ingerir en la dieta, puede hacer todo lo contrario: debilitarlo y volverlo vulnerable.

Respecto a este tema Lourdes Meza Jiménez, licenciada en nutrición, maestra en ciencias biológicas y doctora en ciencias en alimentos, catedrática en la UPAEP, advierte que la alimentación es un factor importante para el fortalecimiento del sistema inmunológico.

“Se requiere consumir una variedad de alimentos ricos en vitaminas, minerales, proteínas, grasas buenas, que se encuentran en alimentos de origen vegetal y algunos de origen animal y todo este combo de nutrientes van a ayudarnos a fortalecer el sistema inmunológico, por ejemplo, la vitamina C, ahora que viene la temporada de cítricos, como naranja, lima, mandarina”, comenta.

Te recomendamos leer Tu sonrisa es la mayor inspiración, 5 beneficios de sonreír

Menciona también otros vegetales que la contienen, como los espárragos, tejocotes, guayabas o kiwis, que son buena fuente de estos nutrientes y pueden contribuir a generar esas defensas que nuestro cuerpo requiere para hacer frente a las agresiones generadas por agentes extraños, microorganismos, virus o aquellos elementos biológicos que generan alguna enfermedad.

LO QUE DAÑA EL SISTEMA INMUNE

La especialista afirma que en general todos los malos hábitos de alimentación pueden perjudicar las defensas naturales de nuestro organismo, pero nos explica cuáles son los 10 principales que debemos tomar en cuenta:

1. No consumir vegetales. Una alimentación baja o nula en frutas y verduras vuelve vulnerables a nuestras defensas; muchas personas los colocan solamente como ingredientes, pero no como un componente principal de la dieta; si no se consumen todos estos nutrientes, no tendremos lo necesario para proteger y fortalecer al sistema inmunológico.

2. No tomar el sol diariamente. Otro elemento importante es la luz solar, que nos ayuda a producir vitamina D, la cual se ha observado que es importante también en cuestiones de inmunidad.

3. Comer sal en exceso. Además de contribuir a presentar problemas en la presión arterial, la sal puede favorecer el debilitamiento del sistema inmunológico, pero no por una vía directa, sino por otras vías de acción que alteran la eliminación de bacterias por parte del organismo.

Tomar suficiente agua es importante para el cuerpo. Imagen: jannoon028

4. No tomar suficiente agua. Cuando el cuerpo recibe la cantidad adecuada de este elemento natural tan importante, mejora el sistema inmunológico y genera mejores defensas contra las infecciones.

5. Consumo alto de grasas saturadas o reutilizadas. El ingerir alimentos que se encuentran principalmente en negocios informales, como memelas, alimentos fritos, empanizados y todos los antojitos que contienen lípidos en altas cantidades, contribuyen a debilitar el sistema inmunológico, porque la mala alimentación en general provoca un incremento del peso corporal.

6. Comer carbohidratos en exceso. Aunque estos no son en sí malos para la salud, pues son fuente principal de energía, su consumo abundante produce efectos dañinos al promover un incremento del peso corporal.

Los carbohidratos de tipo simple, presentes en pasteles, donas, postres, cualquier tipo de pan o alimentos a base de trigo en exceso, evitan que el cuerpo funcione adecuadamente y eso nos da como resultado que el sistema inmunológico pueda verse vulnerable.

7. Ingesta de carnes rojas altas en grasa. Las carnes rojas que vengan acompañadas de altas cantidades de grasa podrían causar alteración en el sistema inmunológico. Si no tienen grasa, entonces la calidad del alimento es mejor.

8. El consumo de embutidos. Estos causan daño importante a la salud, pueden debilitar el sistema inmune y dañar al organismo en general, porque tienen exceso de sal y realmente no contienen carne, sino que son procesados con otros componentes.

9. Baja cantidad de proteínas. El muy bajo consumo de alimentos con proteínas también puede contribuir a que se encuentre débil el sistema inmunológico, porque en general la dieta para muchas personas se basa en alimentos como tortilla o harina y una cantidad muy pequeña de alimentos con proteína, como leche, huevo o queso.

10. Beber alcohol en exceso. Las bebidas alcohólicas propician una vulnerabilidad en el organismo humano de manera general, puesto que cuando existe un estado de embriaguez, el cuerpo no se va a encontrar en condiciones suficientes para defenderse ya que está ocupado en regular todos esos mecanismos que han sido alterados por el alcohol.

Si te interesa el tema ¿Cómo se diagnostica la "enfermedad silenciosa"?

En sujetos que consumen alcohol frecuentemente sí existe mayor susceptibilidad al ataque o proliferación de alguna enfermedad que se pueda desarrollar, porque el cuerpo no va a estar listo para combatir o contraatacar, en este caso el sistema inmunológico, cuando exista una invasión por alguna bacteria, microorganismo o virus.

Las carnes rojas que vengan acompañadas de altas cantidades de grasa. Imagen: Freepik

“Muchas veces he escuchado que dicen: me voy a tomar una copita para que se me quite la gripa, pero realmente no hay una acción terapéutica del alcohol, todo lo contrario, daña nuestra salud y debilita el organismo”, advierte Lourdes Meza Jiménez, doctora en ciencias en alimentos y catedrática en la UPAEP.

De modo que el ayudar a nuestro cuerpo a fortalecer nuestras defensas naturales contra las enfermedades es una más de las razones por las que debemos procurar seguir una dieta sana y balanceada. Lo importante es promover la alimentación natural, el consumo de vegetales, frutas, agua, alimentos con proteínas, grasas buenas como la presente en los cacahuates, el aguacate, almendras, nueces, aceite de olivo, asegura la entrevistada.

Asimismo, enfatiza que debemos basarnos mucho en los alimentos de temporada que van a fortalecer el organismo. Cada época del año la naturaleza nos ofrece un abanico de posibilidades para nutrirnos y evitar poner vulnerable a nuestro sistema inmunológico.


Todos sabemos que existen muchos nutrientes que nos ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico, el cual nos protege de los microorganismos causantes de enfermedades; asimismo, mucho de lo que comemos o dejamos de ingerir en la dieta, puede hacer todo lo contrario: debilitarlo y volverlo vulnerable.

Respecto a este tema Lourdes Meza Jiménez, licenciada en nutrición, maestra en ciencias biológicas y doctora en ciencias en alimentos, catedrática en la UPAEP, advierte que la alimentación es un factor importante para el fortalecimiento del sistema inmunológico.

“Se requiere consumir una variedad de alimentos ricos en vitaminas, minerales, proteínas, grasas buenas, que se encuentran en alimentos de origen vegetal y algunos de origen animal y todo este combo de nutrientes van a ayudarnos a fortalecer el sistema inmunológico, por ejemplo, la vitamina C, ahora que viene la temporada de cítricos, como naranja, lima, mandarina”, comenta.

Te recomendamos leer Tu sonrisa es la mayor inspiración, 5 beneficios de sonreír

Menciona también otros vegetales que la contienen, como los espárragos, tejocotes, guayabas o kiwis, que son buena fuente de estos nutrientes y pueden contribuir a generar esas defensas que nuestro cuerpo requiere para hacer frente a las agresiones generadas por agentes extraños, microorganismos, virus o aquellos elementos biológicos que generan alguna enfermedad.

LO QUE DAÑA EL SISTEMA INMUNE

La especialista afirma que en general todos los malos hábitos de alimentación pueden perjudicar las defensas naturales de nuestro organismo, pero nos explica cuáles son los 10 principales que debemos tomar en cuenta:

1. No consumir vegetales. Una alimentación baja o nula en frutas y verduras vuelve vulnerables a nuestras defensas; muchas personas los colocan solamente como ingredientes, pero no como un componente principal de la dieta; si no se consumen todos estos nutrientes, no tendremos lo necesario para proteger y fortalecer al sistema inmunológico.

2. No tomar el sol diariamente. Otro elemento importante es la luz solar, que nos ayuda a producir vitamina D, la cual se ha observado que es importante también en cuestiones de inmunidad.

3. Comer sal en exceso. Además de contribuir a presentar problemas en la presión arterial, la sal puede favorecer el debilitamiento del sistema inmunológico, pero no por una vía directa, sino por otras vías de acción que alteran la eliminación de bacterias por parte del organismo.

Tomar suficiente agua es importante para el cuerpo. Imagen: jannoon028

4. No tomar suficiente agua. Cuando el cuerpo recibe la cantidad adecuada de este elemento natural tan importante, mejora el sistema inmunológico y genera mejores defensas contra las infecciones.

5. Consumo alto de grasas saturadas o reutilizadas. El ingerir alimentos que se encuentran principalmente en negocios informales, como memelas, alimentos fritos, empanizados y todos los antojitos que contienen lípidos en altas cantidades, contribuyen a debilitar el sistema inmunológico, porque la mala alimentación en general provoca un incremento del peso corporal.

6. Comer carbohidratos en exceso. Aunque estos no son en sí malos para la salud, pues son fuente principal de energía, su consumo abundante produce efectos dañinos al promover un incremento del peso corporal.

Los carbohidratos de tipo simple, presentes en pasteles, donas, postres, cualquier tipo de pan o alimentos a base de trigo en exceso, evitan que el cuerpo funcione adecuadamente y eso nos da como resultado que el sistema inmunológico pueda verse vulnerable.

7. Ingesta de carnes rojas altas en grasa. Las carnes rojas que vengan acompañadas de altas cantidades de grasa podrían causar alteración en el sistema inmunológico. Si no tienen grasa, entonces la calidad del alimento es mejor.

8. El consumo de embutidos. Estos causan daño importante a la salud, pueden debilitar el sistema inmune y dañar al organismo en general, porque tienen exceso de sal y realmente no contienen carne, sino que son procesados con otros componentes.

9. Baja cantidad de proteínas. El muy bajo consumo de alimentos con proteínas también puede contribuir a que se encuentre débil el sistema inmunológico, porque en general la dieta para muchas personas se basa en alimentos como tortilla o harina y una cantidad muy pequeña de alimentos con proteína, como leche, huevo o queso.

10. Beber alcohol en exceso. Las bebidas alcohólicas propician una vulnerabilidad en el organismo humano de manera general, puesto que cuando existe un estado de embriaguez, el cuerpo no se va a encontrar en condiciones suficientes para defenderse ya que está ocupado en regular todos esos mecanismos que han sido alterados por el alcohol.

Si te interesa el tema ¿Cómo se diagnostica la "enfermedad silenciosa"?

En sujetos que consumen alcohol frecuentemente sí existe mayor susceptibilidad al ataque o proliferación de alguna enfermedad que se pueda desarrollar, porque el cuerpo no va a estar listo para combatir o contraatacar, en este caso el sistema inmunológico, cuando exista una invasión por alguna bacteria, microorganismo o virus.

Las carnes rojas que vengan acompañadas de altas cantidades de grasa. Imagen: Freepik

“Muchas veces he escuchado que dicen: me voy a tomar una copita para que se me quite la gripa, pero realmente no hay una acción terapéutica del alcohol, todo lo contrario, daña nuestra salud y debilita el organismo”, advierte Lourdes Meza Jiménez, doctora en ciencias en alimentos y catedrática en la UPAEP.

De modo que el ayudar a nuestro cuerpo a fortalecer nuestras defensas naturales contra las enfermedades es una más de las razones por las que debemos procurar seguir una dieta sana y balanceada. Lo importante es promover la alimentación natural, el consumo de vegetales, frutas, agua, alimentos con proteínas, grasas buenas como la presente en los cacahuates, el aguacate, almendras, nueces, aceite de olivo, asegura la entrevistada.

Asimismo, enfatiza que debemos basarnos mucho en los alimentos de temporada que van a fortalecer el organismo. Cada época del año la naturaleza nos ofrece un abanico de posibilidades para nutrirnos y evitar poner vulnerable a nuestro sistema inmunológico.


Policiaca

Creía que me iban a matar: poblana cuya casa fue cateada por pifia de ministeriales

La joven ha tenido que cambiarse de domicilio tras la invasión que sufrió una noche de diciembre

Local

¡A cuidarte! Contagios Covid-19 rebasan pico de la segunda ola en Puebla

Autoridades informaron que no hubo defunciones en las últimas 24 horas

Estado

Deslave bloquea carretera e incomunica a cuatro comunidades de Tochimilco

Las lluvias del pasado lunes provocaron afectaciones, por lo que pobladores piden ayuda

Local

Existe desinformación en municipios sobre el cobro del DAP, asegura Gobernación

Ana Lucía Hill defendió el DAP al señalar que ya se cobraba y los municipios solo buscaron legalizarlo

Virales

Abuelito intenta entrar a la fuerza a vacunarse y se vuelve viral

El momento que le dio la vuelta a la red sucedió durante la jornada de vacunación del refuerzo para adultos mayores en Tampico

OMG!

Chabelo se fracturó el brazo tras sufrir un accidente

Como era de esperarse, usuarios de redes sociales no perdieron la oportunidad de crear memes en torno a lo sucedido

Policiaca

Por el asesinato de su esposa y el robo de su hijo, detienen a sujeto en Tepexi de Rodríguez

El presunto asesino se refugiaba en un hotel de este municipio, junto con el menor que fue rescatado sano y salvo

Literatura

"México, grandeza y diversidad": el libro de la SEP que dedica un capítulo a AMLO y la 4T

El Gobierno indicó que imprimirán varios ejemplares para distribuirlos en las escuelas públicas

Local

SCJN aplaza discusión sobre amparo interpuesto por indígenas de Ixtacamaxtitlán

La resolución tomada por el máximo tribunal incidiría en la Ley Minera vigente en México