/ viernes 10 de enero de 2020

En Puebla hay 20% de desabasto en medicamentos del INSABI

Autoridades evitan comentar si los pacientes deberán pagar sus tratamiento dentro de los próximos tres meses

A pesar de las denuncias que a diario hacen los pacientes y familiares sobre la falta de medicamento y material de curación en los hospitales y clínicas donde opera el Instituto de Salud Para el Bienestar (INSABI), Oswaldo Acosta Vargas, encargado de despacho de la Dirección de atención a la Salud, aseguró en rueda de prensa que únicamente hay un desabasto del 40 por ciento en material de curación y 20 por ciento en medicamento.

Durante la conferencia de prensa que estuvo encabezada por el Secretario de Salud, Jorge Humberto Uribe Téllez, agregó que será en el primer trimestre del año, es decir, en marzo, cuando haya una cobertura total y gratuita del servicio de salud y de los medicamentos faltantes.

Al cuestionarle si durante estos tres meses los pacientes tendrán que seguir pagando sus propios medicamentos e insumos, el secretario evitó dar una respuesta concreta y comentó que con recursos estatales “paulatinamente” se cubrirá el faltante de los fármacos.

Aseguró que actualmente hay 4 millones 632 mil personas que no cuentan con servicios médicos, las cuales, dijo, serán atendidas en las 636 unidades y hospitales de salud en los que anteriormente operaba el Seguro Popular.

COBRAN SERVICIOS POR “CONFUSIÓN”

A pregunta expresa del por qué en algunas unidades de salud siguen cobrando la atención médica, Uribe Téllez justificó este hecho asegurando que personal que labora en la Secretearía de Salud aún tiene “confusión” y “no han entendido del todo bien” el cambio de la oferta de salud que se está dando durante la transición de Seguro Popular a Insabi.

“La indicación fue que desde el primero de enero ya no se tenía que haber cobrado. Vamos a insistir con los compañeros sobre la claridad de esto… ya estamos estructurando una estrategia”, aseguró.

Sobre la posibilidad de que haya un reembolso para aquellas personas que hayan pagado algún servicio durante estos 10 días en los que empezó a operar el INSABI, negó categóricamente dicha posibilidad.

Bajo esta misma línea discursiva indicó que aquellas personas a las que les soliciten algún pago por el servicio del INSABI deberán denunciarlo al número de teléfono 800 6466 3786, como parte de los derechos de los usuarios.

En cuanto al tiempo de respuesta que recibirán los pacientes o familiares que denuncien alguna anomalía de este tipo, dijo que dependerá de cada caso, pues se deberá realizar una investigación para obtener un criterio.

SUPERVISARÁN A PERSONAL DE SERVICIOS SUBROGADOS

En otro tenor dijo que la Secretaría reforzará la supervisión del desempeño de los trabajadores que ofrezcan sus servicios de empresas subrogadas, ejemplo de ello es la que ofrece los servicios de limpieza, pues a decir de él “deben actuar conforme a las necesidades de la secretaría”.

Reconoció que el 31 de diciembre del 2019 dieron por terminado el contrato con la empresa Runde- la cual ofrecía el servicio de limpieza en las 636 unidades de servicios de salud- debido a que no cumplió con la asistencia prometida. Ante este hecho y “por la urgencia” de conseguir un proveedor, fue que contrataron a Servilim S.A de C.V , empresa que actualmente se encarga de este servicio.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol dePuebla

Regístrate al Whatsapp Noticias


A pesar de las denuncias que a diario hacen los pacientes y familiares sobre la falta de medicamento y material de curación en los hospitales y clínicas donde opera el Instituto de Salud Para el Bienestar (INSABI), Oswaldo Acosta Vargas, encargado de despacho de la Dirección de atención a la Salud, aseguró en rueda de prensa que únicamente hay un desabasto del 40 por ciento en material de curación y 20 por ciento en medicamento.

Durante la conferencia de prensa que estuvo encabezada por el Secretario de Salud, Jorge Humberto Uribe Téllez, agregó que será en el primer trimestre del año, es decir, en marzo, cuando haya una cobertura total y gratuita del servicio de salud y de los medicamentos faltantes.

Al cuestionarle si durante estos tres meses los pacientes tendrán que seguir pagando sus propios medicamentos e insumos, el secretario evitó dar una respuesta concreta y comentó que con recursos estatales “paulatinamente” se cubrirá el faltante de los fármacos.

Aseguró que actualmente hay 4 millones 632 mil personas que no cuentan con servicios médicos, las cuales, dijo, serán atendidas en las 636 unidades y hospitales de salud en los que anteriormente operaba el Seguro Popular.

COBRAN SERVICIOS POR “CONFUSIÓN”

A pregunta expresa del por qué en algunas unidades de salud siguen cobrando la atención médica, Uribe Téllez justificó este hecho asegurando que personal que labora en la Secretearía de Salud aún tiene “confusión” y “no han entendido del todo bien” el cambio de la oferta de salud que se está dando durante la transición de Seguro Popular a Insabi.

“La indicación fue que desde el primero de enero ya no se tenía que haber cobrado. Vamos a insistir con los compañeros sobre la claridad de esto… ya estamos estructurando una estrategia”, aseguró.

Sobre la posibilidad de que haya un reembolso para aquellas personas que hayan pagado algún servicio durante estos 10 días en los que empezó a operar el INSABI, negó categóricamente dicha posibilidad.

Bajo esta misma línea discursiva indicó que aquellas personas a las que les soliciten algún pago por el servicio del INSABI deberán denunciarlo al número de teléfono 800 6466 3786, como parte de los derechos de los usuarios.

En cuanto al tiempo de respuesta que recibirán los pacientes o familiares que denuncien alguna anomalía de este tipo, dijo que dependerá de cada caso, pues se deberá realizar una investigación para obtener un criterio.

SUPERVISARÁN A PERSONAL DE SERVICIOS SUBROGADOS

En otro tenor dijo que la Secretaría reforzará la supervisión del desempeño de los trabajadores que ofrezcan sus servicios de empresas subrogadas, ejemplo de ello es la que ofrece los servicios de limpieza, pues a decir de él “deben actuar conforme a las necesidades de la secretaría”.

Reconoció que el 31 de diciembre del 2019 dieron por terminado el contrato con la empresa Runde- la cual ofrecía el servicio de limpieza en las 636 unidades de servicios de salud- debido a que no cumplió con la asistencia prometida. Ante este hecho y “por la urgencia” de conseguir un proveedor, fue que contrataron a Servilim S.A de C.V , empresa que actualmente se encarga de este servicio.

Dale ME GUSTA Facebook El Sol dePuebla

Regístrate al Whatsapp Noticias


Local

Incrementa la prostitución en el Centro Histórico de Puebla

En la 14 Poniente comerciantes aseguran que incrementó el número de mujeres ejerciendo esta profesión

Local

Venden bolsas, ropa y películas piratas, invaden ambulantes paraderos de Puebla

El paradero del transporte público que se encuentran en el Bulevar Norte, luce intransitable

Policiaca

¡Sin justicia! Se cumple medio año del crimen de Judith Abigail

Principal sospechoso del asesinato realiza sus actividades de manera normal

Mundo

Piden renuncia de William Barr, fiscal general de EU

La misiva fue firmada por más de mil 100 exfiscales federales y exfuncionarios

Círculos

Inauguran exposición “Instantes entre hilos” en el Museo Casa de los Muñecos

A través de 35 fotografías se muestran los tesoros del patrimonio tangible de México

Local

Los feminicidios son hechos que no deben suceder: arzobispo de Puebla

Víctor Sánchez Espinosa, asegura que la mujer es una figura sagrada en la familia y es símbolo de unidad en cada núcleo

Mundo

Hija de exsecretario de Inteligencia de EU acusada por apuñalar a un sujeto

La joven permanece en el centro de detención del condado de Montgomery

Celebridades

Ottmar de la Rosa celebra como rey de la parodia con más de todo

Festejó con poblanos 23 años de carrera con nuevo show, mismo que presentará por varias ciudades de la república

Moda

¿Debemos evitar o aprovechar el radiopasillo? | Protocolo Empresarial

También conocido como “molino de rumores” proviene de la comparación que se da con un “racimo de uvas”